lunes, 15 de julio de 2013

Una exégesis de Mateo

A diferencia de varios críticos de la Biblia que creen que Mateo fue escrito después de la destrucción de Jerusalén en 70 E.C (usando el argumento de  la profecía tardía#), tenemos razones sólidas de que el escritor de Mateo lo hizo antes de la destrucción de Jerusalén y que recoge parcialmente la profecía de Jesús sobre la destrucción de la misma. El escrito de Mateo demuestra que la profecía de Jesús fue real.

# Los críticos declaran que los escritores narraron profecías después del cumplimiento.

Lo podemos probar con algunos pasajes:

Cuando los persigan en una ciudad, huyan a otra; porque en verdad les digo: De ninguna manera completarán el circuito de las ciudades de Israel hasta que llegue el Hijo del hombre. - Mateo 10:23

Aquí el escritor señala la creencia de que antes de que se complete la predicación en Israel retornaría el Maestro a la Tierra. Esto es una prueba de que Mateo se escribió antes de 70 E.C puesto que el Maestro no retornó a Palestina, y por lo tanto la citada expresión representa un anhelo anterior al sitio romano sobre la ciudad. No habría tenido sentido presentar estas palabras después del 70 E.C

En Mateo 24:15-22 claramente se está hablando de la gran tribulación judía en 70 E.C. La expresión "los que estén en judea" (ver. 16) y "Sigan orando que su huida no ocurra en tiempo de invierno, ni en día de sábado; porque entonces habrá gran tribulación" (ver. 20,21) nos demuestra que la gran tribulación se conecta con los judíos. Se habla de que la huida no ocurra en "día de sábado" lo cual nos confirma que la gran tribulación narrada es la que ocurriría en 70 E.C.

Ahora bien, en los versículos del 29-31 se conecta dicha tribulación con la creencia de que la Parausía ocurriría en esos tiempos. Se dice "Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días el sol será oscurecido (...) Y entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del hombre, y entonces todas las tribus de la tierra se golpearán en lamento, y verán al Hijo del hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria" (ver. 29,30).

Si Mateo hubiese sido redactado después del 70 y tras comprobar que el Maestro no retornó a la tierra, éstas palabras habrían quitado autoridad al relato expuesto. Por lo tanto, se hace patente que el redactor de Mateo lo hizo antes del 70 expresando una gran creencia y expectación por el inminente retorno de Jesús o el Mesías. Esto queda patente también en otras partes del Evangelio como cuando se dice "En verdad les digo que de ningún modo pasará esta generación hasta que sucedan todas estas cosas" - Mateo 24:34 . Obviamente Jesús se refería a la generación de sus oyentes que vería la destrucción de Jerusalén.

La idea de mezclar la destrucción de Jerusalén con la Parausía de Cristo vuelve a aparecer en un texto que muchos comentaristas religiosos evaden:

"Pero Jesús se quedó callado. Por eso el sumo sacerdote le dijo: “¡Por el Dios vivo te pongo bajo juramento de que nos digas si tú eres el Cristo el Hijo de Dios!”. Jesús le dijo: “Tú mismo [lo] dijiste. Sin embargo, digo a ustedes: De aquí en adelante verán al Hijo del hombre sentado a la diestra del poder y viniendo sobre las nubes del cielo” Mateo 26:63,64

Aquí Jesús está en su juicio nocturno pocas horas antes de morir y se muestra una declaración casi idéntica a la de Mateo 24:30. Es más, el redactor de Mateo 26:64 da a entender que los judíos que enjuician a Jesús lo "verían viniendo sobre las nubes del cielo". Y esto era una demostración del castigo que sufrirían en la destrucción de Jerusalén en 70. Y aunque Jesús no regresó a la Tierra en 70 E.C para destruir el sistema judío y ser observado por sus enemigos, esto demuestra la firme creencia del escritor de Mateo de asociar su Parausía con la destrucción de Jerusalén. Si Mateo hubiese sido redactado después de 70 E.C, estas frases darían a entender que Jesús se equivocó ya que no regresó.

No obstante, hay evidencia de que algunas partes de Mateo finalmente se añadieron el siglo II creando algunos retoques finales al texto. Y estos elementos hacen suponer a los críticos que todo el Evangelio fue creado en fechas posteriores al siglo II.  

Aunque gran parte de Mateo claramente fue redactado antes de 70 E.C esto no quiere decir que Jesús necesariamente dijo textualmente lo que aparece en Mateo 24: 29-31:

 ”Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días el sol será oscurecido, y la luna no dará su luz, y las estrellas caerán del cielo, y los poderes de los cielos serán sacudidos. Y entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del hombre, y entonces todas las tribus de la tierra se golpearán en lamento, y verán al Hijo del hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria.  Y él enviará sus ángeles con un gran sonido de trompeta, y ellos reunirán a los escogidos de él desde los cuatro vientos, desde un extremo de los cielos hasta su otro extremo".

Claramente ciertas partes de Mateo comenzaron a ser redactadas  después del Pentecostés. Sin embargo, en un periodo anterior a 66 E.C (en esas tres décadas) se insertaron otros elementos que eran más bien comentarios a modo de paráfrasis de lo que se creía que Jesús había dicho. Y finalmente después del siglo II se hicieron otras inserciones y retoques finales dando vida al texto completo que tenemos hoy.

Un ejercicio científico nos demuestra que las frases de Mateo 24:29-31 posiblemente no fueron dichas por Jesús, sino que son una paráfrasis posterior.

Pocas semanas del discurso de Mateo 24 en el Monte de los Olivos, en el día de Pentecostés Pedro utiliza las frases "el sol será oscurecido, y la luna no dará su luz" pero lo hace citando a Joel y no a lo que Jesús hubiese dicho.

"Por el contrario, esto es lo que se dijo por medio del profeta Joel: “Y en los últimos días —dice Dios— derramaré algo de mi espíritu sobre toda clase de carne, y sus hijos y sus hijas profetizarán, y sus jóvenes verán visiones y sus viejos soñarán sueños; y aun sobre mis esclavos y sobre mis esclavas derramaré algo de mi espíritu en aquellos días, y profetizarán. Y daré portentos presagiosos en el cielo arriba y señales en la tierra abajo, sangre y fuego y neblina de humo; el sol será convertido en oscuridad y la luna en sangre antes que llegue el grande e ilustre día de Jehová. Y todo el que invoque el nombre de Jehová será salvo”’-Hechos 2: 16-21

Esto es extraño, ya  que Pedro (que fue testigo de las revelaciones de Jesús en el Monte) hubiese quedado al igual que nosotros inmensamente impactado por el asunto de los fenómenos celestes revelado semanas antes ("el sol será oscurecido") que de forma lógica hubiese presentado la luz más actualizada que habría revelado Jesús sobre el asunto y no citando textualmente  a Joel. Es como si Pedro no hubiese escuchado la última aclaración de Jesús sobre Joel (en relación a vincular a Joel con la Parausía) o claramente Jesús no dijo esas palabras en el Monte y éstas realmente se derivan de las ideas de los apóstoles (incluyendo a Pedro).

Incluso el apóstol Pablo muchos años después de la resurrección de Jesús cita al Maestro como la última actualización de un asunto y no a un escrito del antiguo testamento:

"y tienen que tener presentes las palabras del Señor Jesús, cuando él mismo dijo: ‘Hay más felicidad en dar que en recibir’”

Pablo no cita de los Proverbios que contienen sentencias parecidas a las de Jesús, sino que enfatiza la última actualización de Jesús sobre un asunto. Y esto Pablo lo hace muchos años después e incluso sin haber conocido al Maestro personalmente.

¿Cómo es posible que Pedro no se hubiese referido al hablar de los fenómenos celestes a la última actualización de Jesús, sobre todo si habían pasado pocas semanas? Lo más lógico es que los dichos de Jesús le hubiesen impactado tanto que habría citado al Maestro sobre la aclaración de la profecía de Joel.

Esto nos muestra que la idea de hibridar los dichos de Jesús con las profecías de Joel es algo que se desarrolla en la mente de los apóstoles y que es insertado en el texto en fechas posteriores.

El Libro de Enoc y los profetas

Mateo 24: 29-31
”Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días el sol será oscurecido, y la luna no dará su luz, y las estrellas caerán del cielo, y los poderes de los cielos serán sacudidos. Y entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del hombre, y entonces todas las tribus de la tierra se golpearán en lamento, y verán al Hijo del hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria. Y él enviará sus ángeles con un gran sonido de trompeta, y ellos reunirán a los escogidos de él desde los cuatro vientos, desde un extremo de los cielos hasta su otro extremo.

La literatura judía anterior a Cristo abunda de relatos casi idénticos a los versículos anteriores:

3 "En este día mi Elegido se sentará sobre el trono de gloria y juzgará sus obras; sus sitios de descanso serán innumerables y dentro de ellos sus espíritus se fortalecerán cuando vean a mi Elegido y a aquellos que han apelado a mi nombre glorioso.- Enoc 45:3

3 "Esta es lo que está de acuerdo con mi decisión: Cuando desee atraparlos por manos de los ángeles en el día de la tribulación y el sufrimiento a causa de esto, desataré mi castigo y mi ira sobre ellos", dijo el Señor de los espíritus;

4 "reyes y poderosos que habitáis sobre la tierra, veréis a mi Elegido sentarse sobre el trono de gloria y juzgar a 'Asa'el, sus cómplices y sus tropas, en el nombre del Señor de los espíritus".
(Mc 14:62) - Enoc 55:3,4


5 "En esos días los ángeles regresarán y se lanzarán hacia el oriente, donde los partos y medos y sacudirán a los reyes, tanto que un espíritu de desasosiego los invadirá, y los derrocarán de sus tronos, de manera que huirán como leones de sus guaridas y como lobos hambrientos entre su manada.

6 "Ellos irán y pisarán la tierra de sus elegidos y la tierra de sus elegidos será ante ellos un camino trillado. - Enoc 56:5,6


10 "Él convocará a todas las huestes de los cielos, a todos los santos, a las huestes de Dios, a los Querubines, a los Serafines, a los Ofanines, a todos los ángeles de poder, a todos los ángeles de los principados y al Elegido y a los demás poderes sobre la tierra y sobre el agua.- Enoc 61:10

1 Así ordenó el Señor a los reyes, a los poderosos, a los dignatarios y a todos los que viven sobre la tierra, diciendo: "Abrid los ojos y levantad vuestras frentes por si sois capaces de reconocer al Elegido".

2 El Señor de los espíritus se sentó en su trono de gloria, el espíritu de justicia se esparció sobre Él y la palabra de su boca exterminó a todos los pecadores e injustos y ninguno de ellos subsistirá frente a Él.
(Ap 19:15)

3 Ese día todos los reyes y los poderosos y los que dominan la tierra se levantarán, le verán y le reconocerán cuando se siente sobre el trono de su gloria; la justicia será juzgada ante Él y no se pronunciará palabra vana frente a Él.

4 El dolor vendrá sobre ellos como a una mujer en un parto difícil, cuando su hijo viene por la abertura de la pelvis y sufre para dar a luz.
(Mc 13:8)

5 Se mirarán los unos a los otros aterrorizados, bajarán la mirada y la pena se apoderará de ellos cuando vean a este Hijo de Mujer sentarse sobre el trono de su gloria. (Dn 7:13; Mt 25:31; Mc 14:62)


6 Y los reyes, los poderosos y todos los que dominan la tierra alabarán, bendecirán y ensalzarán a quien reina sobre todo lo que es secreto.

7 Porque desde el principio el Hijo del Hombre fue ocultado y el Más Alto lo preservó en medio de su poder y lo reveló a los elegidos.

8 La asamblea de los elegidos y los santos será sembrada y todos los elegidos se sostendrán en pie en ese día;

9 pero los reyes, los poderosos, los dignatarios y los que dominan la tierra caerán ante Él sobre sus rostros, adorarán y pondrán su esperanza en este Hijo del Hombre, le suplicarán y le pedirán misericordia.

10 Sin embargo, el Señor de los espíritus los apremiará para que se apresuren a salir de su presencia, avergonzará sus caras y las tinieblas se acumularán sobre sus rostros;
(Mt 25:41)

11 Él los entregará a los de castigo para ejecutar la venganza porque han oprimido a sus hijos, a sus elegidos. - Enoc 62


Notamos como el escrito de Mateo 24:29-31 rescata varios elementos que abundan en el libro de Enoc. La idea de que el Hijo del Hombre se sienta en su trono para juzgar y envía a sus ángeles para luego exterminar a los malvados mientras éstos le miran aterrados está claramente manifiesta en los pasajes citados del libro de Enoc que es anterior a la Era Cristiana y es un claro ejemplo de la Apocalíptica Judía en dónde el Mesías Glorioso es crucial.

Y Daniel 7:13 también agrega el elemento de las nubes del cielo: "he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre". También Joel e Isaías agregan los elementos de los fenómenos celestes (la oscuridad del sol, la luna y las estrellas). El redactor que inserta los versículos del 29-31 de Mateo 24 ciertamente conocía los textos anteriores del judaísmo.


15 comentarios:

  1. Y es que esto es lo mas lógico. Que bueno que alguien se tome el tiempo y tenga el valor de escribirlo tan claro en un sitio público de Internet.

    ResponderEliminar
  2. La declaración " De ningún modo pasará esta generación hasta que sucedan estas cosas " es quizás la mas determinante para entender el destino de los dichos de Jesús.

    Un detalle mas:
    Quizás podría argumentarse que los pasajes que hablan de las características de los hombres de los "últimos días" en algunas cartas, apoyarían la doble interpretación de los dichos de Jesús sobre Jerusalén de un Juicio divino por Fuego a todo el mundo asociado a la segunda venida. (Véase 1 Timoteo 4:1,; 2 Timoteo 3. ; 2 Pedor 3:3)

    Pero, ¿Cuándo pensaban ellos realmente que transcurrían esos "últimos días"?

    Los autores bíblicos nunca los llaman “señales” ni los tratan como tales.
    Para ellos, los "últimos días" no estaban a dos mil años de tiempo sino que comenzaron con la resurrección de Cristo. Es sorprendente lo claro que tenía esto Juan en su carta escrita alrededor del año 100:

    "Hijitos, es la última hora, y así como oyeron que el anticristo viene, también ahora han surgido muchos anticristos. Por eso sabemos que es la última hora." (1 Juan : 18 - NBLH)

    Hasta Pablo escribió (aprox. en el año 60):

    "Estas cosas les sucedieron como ejemplo, y fueron escritas como enseñanza para nosotros, para quienes ha llegado el fin de los siglos (fin de este sistema de cosas)." (1 Corintios 10:11 - NBLH)

    Pedro, el mismo que escribió sobre "el Juicio por fuego" escribió:

    " Porque El estaba preparado desde antes de la fundación del mundo, pero se ha manifestado en estos últimos (en el fin de los) tiempos por amor a ustedes." (1 Pedro 1:20 - NBLH)

    El escritor de Hebreos al mismísimo comienzo, estaba de acuerdo en la misma idea:

    " Dios, habiendo hablado hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras a los padres por los profetas, 2 en estos últimos días nos ha hablado por Su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por medio de quien hizo también el universo." 1 Hebreos

    ResponderEliminar
  3. ¿Por qué Pedro tenia que referirse a la última actualización de Jesús? Tal vez Jesús no actualizo nada y simplemente confirmo la profecia de Joél. Jesús contesto 3 preguntas de sus discipulos, que no tenian por que transcurrir seguidas sino espaciadas en el tiempo, pero ellos pensaron que sucederian una tras otra y que ellos podrian ser testigos oculares.
    1 Cuando seria la destrucción del Templo y la ciudad.
    2 Que seria la señal de la presencia nuevamente de Jesús
    3 Cuando seria reemplazado el sistema por el Reino.
    La 1 ya tuvo su cumplimiento en el 70 y las otras 2 se cumpliran en el futuro, tal vez cercano o no. T777

    ResponderEliminar
  4. Una exégesis de Mateo 24:29-31 muestra que Jesús no recita la profecía de Joel. Más bien le añade elementos NUEVOS como la venida del Hijo del Hombre en las nubes con los ángeles. Esto sería una actualización con nuevos elementos añadidos a los fenómenos celestes.

    (Nota: En la entrada he colocado citas del Libro de Enoc que nos demuestran que el escritor de los versículos analizados de Mateo hizo una combinación de Joel + el libro de Enoc y Daniel).

    Esteban aporta con varias citas del Nuevo Testamento que nos demuestra que la Parausía en sus días era un anhelo de los apóstoles (criados con la mentalidad judaica).

    ResponderEliminar
  5. Jesús contesto 3 preguntas de sus discipulos, que no tenian por que transcurrir seguidas sino espaciadas en el tiempo, pero ellos pensaron que sucederian una tras otra y que ellos podrian ser testigos oculares.


    ------------------------------------

    T777

    Eso de las tres preguntas es una inducción mental propuesta por la W.T para justificar el asunto de 1914, pero que no resiste ningún análisis.

    Los apóstoles jamás pensaron ni creyeron que los sucesos serían espaciados. Ellos siempre pensaron en los términos de sus días:

    "Sin embargo, hermanos, tocante a la presencia (PARAUSIA) de nuestro Señor Jesucristo y el ser nosotros reunidos a él, les solicitamos que no se dejen sacudir prontamente de su razón, ni se dejen excitar tampoco mediante una expresión inspirada, ni mediante un mensaje verbal, ni mediante una carta como si fuera de nosotros, en el sentido de que el día de Jehová esté aquí". (2 Tes. 2:1,2)

    Miremos bien el pasaje. La Presencia (Parausía) es durante el Día de Jehová para el apóstol Pablo.

    “Nosotros los vivientes que sobrevivamos hasta la presencia (PARAUSIA) del Señor no precederemos de ninguna manera a los que se han dormido en la muerte; porque el Señor mismo descenderá del cielo con una llamada imperativa, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los que están muertos en unión con Cristo se levantarán primero. Después nosotros los vivientes que sobrevivamos seremos arrebatados, juntamente con ellos, en nubes al encuentro del Señor en el aire; y así siempre estaremos con el Señor” (1 Tesalonicenses 4:15-17).

    Ustedes también ejerzan paciencia, hagan firme su corazón, porque se ha acercado la presencia (PARAUSIA) del Señor - Santiago 5:8

    Claramente para ellos el fin era un todo y esperaban la PARAUSÍA para sus días.

    ResponderEliminar
  6. En el Targum (versión Aramea de la Biblia) encontramos una interpretación muy interesante sobre el Mesías con referencia al pasaje de Daniel. En 1 Crónicas 3:24 que menciona alguno de los descendientes del Rey David siendo el último Ananí el Targum lo tradujo de la siguiente manera:

    "Ananí (el hombre viniendo en las nubes) es el Rey Mesías quien va a ser revelado."

    ResponderEliminar
  7. Hay otro libro llamado el libro IV de Esdras donde se habla sobre el hombre que viene sobre "las nubes del cielo" destruyendo el ejército de los enemigos y formando un ejército pacífico que inaugura la era mesiánica.

    ResponderEliminar
  8. Esdras IV también usa una frase muy conocida:

    Comienzo de los dolores y de muchos gemidos. Comienzo del hambre y muchos perecerán; comienzo de las guerras y las potencias temerán; comienzo de los males y todos temblarán. - CAPÍTULO XVI: 18

    Esto es igual a Mateo 24:7,8

    7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.

    8 Y todo esto será principio de dolores.

    ResponderEliminar
  9. Esto me hace pensar que por alguna gran razón muchos apócrifos judaicos los Padres de la Iglesia los sacaron de circulación del Canon Bíblico.

    No se quería transmitir la idea de que los apóstoles habían reciclado conceptos, frases e ideas del judaísmo en relación al Mesías.

    De esta forma parecía que el movimiento cristiano e incluso el apocalipsis analizaba cosas inéditas.

    ResponderEliminar
  10. Creo que esto solo hará que las personas se relajen y al ver que no hay un castigo para la maldad empiecen a hacer cosas malas. Por eso, es preferible que detengas tu blog. ¡Te ruego que no sigas subiendo entradas!

    ResponderEliminar
  11. Se agradece el aporte del anónimo sobre Esdras IV y los apócrifos. Realmente no había reparado en que los apócrifos fueron separados de los canónicos porque quizás restaban al N.T.

    ResponderEliminar
  12. Ultimo anónimo.

    Realmente encuentro lamentable que las personas rebajen sus principios, valores y normas si es que no tienen encima la amenaza de la espada. Creo que los auténticos seguidores de Jesús no deben basar su fe y lealtad a la moral por la amenaza del castigo. Eso demostraría una gran pobreza espiritual, edificar sobre la arena y no sobre la masa rocosa. También estoy en desacuerdo con que se use la estrategia del temor para mantener una obra en pie. Eso fomenta el egoísmo porque la gente obra en base a una salvación personal. Realmente estos asuntos prueban mediante la realidad el corazón de las personas.

    ResponderEliminar
  13. Jesús enseñó a tener una actitud vigilante. Relacionó esa actitud con tener una condición aprobada ante los ojos del Padre.
    Lucas 21:34: Reina-Valera 1960 (RVR1960): Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día.
    Lucas 21:36: Reina-Valera 1960 (RVR1960): Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.
    Jesús contestó las preguntas de sus discípulos respecto a su futura parusía. Enseñó que el estar alerta es estar consagrado a la voluntad del padre en el cielo.
    Mas tarde, dijo el apóstol pablo enseña la misma actitud:
    1 Tesalonicenses 5:4-5: Reina-Valera 1960 (RVR1960):
    Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón.
    Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas.
    Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios.
    Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan.
    Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo.
    Pablo insta a estar siempre en luz en todo tiempo. Eso es lo que significa estar alertas y despiertos.
    Para mantener una actitud despierta y vigilante hay que estar dedicado al servicio a Dios haciéndolo el centro de nuestra vida que es estar vestido de la coraza de la fe, el amor y con el maravilloso yelmo de la salvación puesta delante de nosotros.
    Recordemos a Jesús: Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día. Lo peor que pudiera pasar es que el fin de la era llegue y sorprenda a muchas personas haciendo lo que no tienen que hacer, desgraciadamente es la condición actual. El Diablo hoy dirige una batalla para enfermar a la humanidad de forma mental y espiritual. Se bombardea a la gente con pensamientos de miedo, temor, preocupación, inferioridad, depresión, etc. De esa forma se hunde a la humanidad y se le hace gobernable. Luego se le entregan formas de evasión como vicios, placer y ambiciones. De esa forma se ha sometido y esclavizado a la humanidad durante siglos. Todo tipo de diversiones estrepitosas que derrumban la espiritualidad (glotonería y embriaguez) y el afán desmedido de la búsqueda de las riquezas como logro primordial en la vida (los afanes de esta vida) para nada garantizan la felicidad verdadera, no dan el verdadero sentido a la vida; y lo peor: No garantiza la “supervivencia del alma”. Qué el deseo sincero de hacer la voluntad divina impregne en el corazón de todo hombre de buena voluntad.






    ResponderEliminar
  14. Estoy totalmente de acuerdo contigo aj, cuando uno ama a nuestro padre celestial y tienes fe en èl no hace falta ninguna religion organizada que te este diciendo lo que esta bien y lo que esta mal, tu aprendes a tener una relacion personal con dios, y aprendes hacer su voluntad por amor a èl y al projimo, no estoy de acuerdo con lo que dice el anonimo 19.23, todo lo contrario desde que me sali de la religion en donde estaba me queda mas tiempo para meditar y hablar con mi padre que esta en los cielos y siempre quiero hacer su voluntad.

    ResponderEliminar