miércoles, 17 de agosto de 2016

La Sal de la Tierra

“Ustedes son la sal de este mundo. Pero si la sal deja de estar salada, ¿cómo podrá recobrar su sabor? Ya no sirve para nada, así que se la tira a la calle y la gente la pisotea.” - Mateo 5:13

En estas palabras Jesús señala la gran misión para sus creyentes auténticos. El gran mensaje no es condenar al mundo ni adoptar medidas pasivas o limitarse a una actividad espiritual formal mecánica, que finalmente es aislacionista pese a predicar lo contrario.

El verdadero evangelio consiste en vivir vidas inspiradoras para los demás hombres que los motiven al bien y se forma una sinergía de amor, como una palanca de sal para hacer grandes cambios en la humanidad.

Los atributos de la sal:  La sal es principalmente un Preservante. Previene la corrupción.  Es un Buen antiséptico. Ahuyenta los microbios. Resalta el sabor. La Sal es una fuerza positiva para transformar el mundo.

La religión verdadera no vuelve al hombre un individuo pasivo e inoperante ante el mundo. Es tremendamente activa y poderosa.

¿Ha dejado de estar salada nuestra sal? ¿Ha perdido su fuerza? Las religiones de la mente se hacen a un lado de los desafíos  humanos, del privilegio de ser la sal de la Tierra. La pasividad, la falta de acción para ayudar y salinizar nuestro entorno y a la humanidad, ha sido nefasto. Debemos volvernos participantes activos para ser la sal del mundo. 

Debemos aprender a conocernos a nosotros mismos para poder ejercer el autodominio que nos ayudará a ser ciudadanos preocupados por el medio ambiente y por todo lo que ocurre en nuestro planeta, porque “el creyente no puede ser insensible al sufrimiento social, ni permanecer indiferente a la injusticia social, ni tampoco está aislado del pensamiento económico”-1088

El mundo sería muy diferente si los cristianos fuésemos lo que Jesús nos pide porque “como hombres mortales y materiales, sois en verdad los ciudadanos de los reinos terrestres, y deberíais ser buenos ciudadanos, mucho mejores, por haberos convertido en los hijos renacidos del espíritu del reino celestial. Como hijos iluminados por la fe y liberados por el espíritu del reino de los cielos, os enfrentáis con la doble responsabilidad, del deber hacia los hombres y del deber hacia Dios, mientras que asumís voluntariamente una tercera obligación sagrada: el servicio a la fraternidad de los creyentes que conocen a Dios.”-1930

Y para que cumplamos esta petición “no basta que no hagamos el mal, debemos aprender a hacer el bien”- 1736 y para ello el vivir en comunidad es indispensable si queremos ser realmente espirituales, porque la espiritualidad no florece en la soledad, porque “el aislamiento tiende a agotar la carga de energía del alma. La asociación con los semejantes es esencial para mantener el entusiasmo por la vida, e indispensable para alimentar la valentía necesaria en las batallas inherentes a la ascensión a los niveles más altos del vivir humano”  -1776.  Es muy fácil el ser pacientes y tolerantes cuando nadie nos contradice, pero otra cosa es estar donde la vida se manifiesta y las pasiones afloran.

La verdadera individualidad, nos debería transformar en personas nuevas, capaces de unificar nuestros yoes, con la ayuda de nuestro guía interior, porque es “necesario establecer buenos cimientos para el crecimiento de un carácter noble con dotes espirituales, pues para dar frutos espirituales, debéis haber nacido del espíritu”-  1738

Como podemos ver la espiritualidad no es algo etéreo, Jesús nos advirtió que no fuésemos “místicos pasivos ni ascetas insulsos”- 1931 él nos quiere buenos ciudadanos, cuidando con esmero las riquezas no renovables,  haciendo todo lo posible por purificar el aire del planeta, y ayudar al prójimo de forma activa en todas las áreas y comunidades en dónde puedas colaborar. Los problemas tienen que ver con nuestras acciones y pensamientos negativos porque ellos también son energía, pero destructiva.

Esforcémonos para “que toda la humanidad se beneficie del desbordamiento de nuestro afectuoso ministerio espiritual, de nuestra comunión intelectual iluminadora, y de nuestro servicio social edificante. Estos grandes servicios son los productos sociales secundarios de los ministerios y transformaciones aun más grandes y sublimes, forjadas en el corazón del creyente, en el reino por el Espíritu viviente de la Verdad y por la comprensión personal de que la fe de un hombre nacido del espíritu, confiere la seguridad de una comunión viviente con el Dios eterno. Siempre podemos empeñarnos por persuadir la mente de los hombres, pero no debéis atreveros nunca a forzarlos. No debéis olvidar la gran ley de la equidad humana que os he enseñado de manera positiva: Todo aquello que queréis que los hombres hagan por vosotros, hacedlo por ellos.”-1930

La religión verdadera exclusivamente es una cuestión íntima y personal, y no es una cuestión política ni social. Y ninguna religión organizada debe mezclarse con esos procesos. Sin embargo, los frutos espirituales que provoca afectan a todos los individuos, al mismo mundo, y los hombres pueden sentirse inspirados para dar gloria a Dios, incluso los políticos, tal como lo logró Daniel el profeta. En el área de esfera de actividad, las acciones inspiradas por una buena comunión con Dios, afectan sin duda de forma secundaria al mundo. Te transformas en la sal del mundo.

Muchos religiosos son indiferentes a las mejoras sociales, pero cínicamente se benefician de éstas. La misma Biblia nos anima a ser buenos ciudadanos, y estar implicados en buenas acciones comunitarias.

Nuestra religión interior puede contagiar a los políticos, a los hombres de negocios, y a todos los hombres, para que esas semillas broten en sus vidas y promuevan los mecanismos materiales para el logro de una plataforma adecuada que permita la fraternidad entre los hombres.


Si puedes participar en grupos ecológicos, en programas comunitarios para tu barrio, en hacer visitas a asilos de ancianos, u hospitales, si logras inspirar y motivar a que los hombres políticos se vuelvan más éticos y mejores, si colaboras con los maestros de la escuela de tus hijos, si deseas hacer miles de cosas positivas y más aún tienes conciencia interior de la gran verdad, hallarás que hay un campo fértil inmenso para sembrar el bien y las enseñanzas de Jesús. Te darás cuenta que los hombres tienen el gran potencial de la bondad y la hermandad.

Resumen

Los creyentes renacidos del Espíritu como grupo no deben integrarse en movimientos políticos o sociales del mundo, pero como individuos perfectamente pueden ser inspiradores de los hombres en la política y social. De esta forma se vuelven una forma preservante de "sal" de los más altos valores y significados en la Humanidad.

lunes, 15 de agosto de 2016

La Cumbre del Desarrollo

55:5.1 (629.10) Las criaturas mortales que viven en un mundo sacudido por el pecado, dominado por el mal, egoísta y aislado, tal como Urantia, difícilmente pueden concebir la perfección física, el logro intelectual, y el desarrollo espiritual que caracterizan a estas épocas avanzadas de evolución en una esfera sin pecado.

Miles de mundos en el universo ya han llegado a la Etapa de Luz y Vida. Estas eras son equivalentes al desarrollo de los mundos moronciales. En otras palabras, ingresaremos a la experiencia de un mundo nuevo y maravilloso al ser resucitados. Los mundos moronciales son similares a los planetas establecidos en luz y vida. 

Cuando los habitantes de los planetas en luz y vida desean seguir progresando, son trasladados sin morir a la sede del universo local. No pasan por los planetas de capacitación morontiales previos. Sin embargo, muchos de ellos regresan a los planetas morontiales para servir en calidad de maestros de los resucitados y así de alguna forma intercambian puntos y opiniones de sus alumnos.

En otras palabras, algunos de nuestros maestros en los mundos de estancia serán individuos de planetas y civilizaciones muy avanzadas que nos instruirán acerca de esa cultura superior que impregna también a la cultura morontial, a la vez que se benefician de la comunicación de nuestras experiencias en este primer mundo dificultoso que hemos tenido. Una especie de compensación interesante se logrará.

Notamos que la meta de un sistema de mundos es volverse semejante al modelo de los mundos sede arquitectónicos y sus planetas moronciales. Es llevar el Reino de Dios a los mundos. Y así de la misma forma los universos siguen el modelo de la perfección establecida en el Universo Central.

Cuando examinamos la historia humana y su impulso, notamos que el progreso es la consigna del universo. Hemos visto como la humanidad cambia su forma de vestir, su tecnología y su mentalidad grupal. El progreso eterno es el camino. Pero no nos alarmemos pensado que nunca veremos un mundo así. Al resucitar seremos llevados a un régimen muy similar a los planetas en luz y vida. Así que en cierto modo, ver el nuevo mundo, está más cerca de lo que imaginamos.

Algún día la Tierra será un mundo en Luz y Vida. Este planeta estará a la altura de un glorioso mundo moroncial. La Tierra será exaltada y honrada porque se le estimará como el escenario de la última donación del Gobernante del Universo Local, Jesús de Nazaret. De hecho, ya es un mundo de gran atención, donde cientos de civilizaciones y planetas, observan con gran cuidado el progreso planetario y sus transformaciones.

lunes, 8 de agosto de 2016

La razón de nuestra existencia

“Existe un gran y glorioso propósito en la marcha de los universos a través del espacio. Todas vuestras luchas mortales no son en vano. Todos nosotros somos parte de un plan inmenso, una empresa gigantesca, y es la vastedad de esa empresa la que convierte en imposible poder ver mucho de ello en un determinado tiempo y durante una vida cualquiera. Majestuosamente la totalidad del mecanismo universal sigue su marcha a través del espacio al compás de la música del pensamiento infinito y el propósito eterno de la Primera Gran Fuente y Centro.” (364.3) 32:5.1

El Terrorismo, las Crisis Financieras y la Delincuencia no son los problemas más grandes de la Humanidad, más bien son los síntomas de Algo más. 

La Crisis más grande de la humanidad es su vacío existencial. Entender la razón de nuestra existencia. Todos los otros problemas se derivan de esta hambre espiritual.

Los Documentos nos enseñan algunos puntos importantes para comprender porque estamos aquí. Animo a los lectores a encontrar aquellas joyas en su propia lectura del Libro y percibirlas como un autodescubrimiento. De todas formas, hago una breve simplificación:

1- No solo somos Creaciones, sino que Colaboramos con Dios en terminar de Perfeccionar su Creación. Los Super Universos del Tiempo y del Espacio son la Misión de los Hijos Creadores para replicar mediante el proceso del crecimiento del tiempo, y el disfrute de cada logro sucesivo, la realidad perfecta del Universo de Havona. Miguel sigue trabajando en ajustar y calibrar el universo en el que vivimos, y nos ha llamado a ser socios de él y del Padre. Y la espiritualidad, no es algo etérico o filosófico, es considerada como el verdadero combustible tras la Alquimia creadora de la realidad que tocamos. El Padre nos ha otorgado el Privilegio de ser sus socios en perfeccionar la realidad, somos su Actualización en el Tiempo, una Prolongación de El mismo cuando nos sintonizamos con su Voluntad mediante nuestros Ajustadores. 

2- Vivimos en el Espacio y Tiempo. Debemos tomar conciencia que estamos en la corriente del tiempo, y que cada acto aquí y en el ahora constituye un ladrillo en la construcción progresiva hacia la perfección. Y estos ladrillos implican el espiritualizarnos a nosotros mismos, y luego en sembrar Amor y compasión en cada lugar, en cada persona, en cada circunstancia. A esto se le llama Bondad, Belleza y Verdad.  Incluso en lo árido y difícil del día a día, al trabajar agotadoramente, al cuidar a los enfermos, al simplemente vivir. El Amor constituye la herramienta transformadora de nosotros mismos y de nuestro entorno. Cuando revestimos todas las acciones cotidianas de amor, ternura y compasión, todo se ennoblece y se genera un ambiente espiritual que cambia las cosas, las reconfigura a la verdadera realidad, y es un paso a la perfección. Una empresa difícil se vuelve más suave y valiosa. Cambiar nuestro enfoque ese esencial. Pero es imprescindible estar unidos a la Fuente del Amor, al Padre Universal que mora en nosotros como Ajustador del Pensamiento.

3- Debemos aumentar nuestro grado de trabajo en esta realidad para mejorarla y llenarla de valores espirituales. Los Hijos de Dios conscientes de su Padre se vuelven una prolongación de Él mismo al llegar a Ser creadores de la realidad. Trabajan incansablemente por expandir el Reino de Dios en la Tierra. Cada día debe ser consagrado a esta misión. Presta atención a la forma en que realizas cada acción, luego, al llenarte de Amor, Compasión y Perdón, vuelve a hacerla con otro enfoque. Piensa que al hacerlo ayudas a que otros también emprendan el camino de la perfección.

¿Pero acaso lo anterior No es lo que predican las religiones? Hasta cierto punto, pero las religiones cometen el grave error de centrarse en una recompensa futura olvidando el regalo del presente.  Es cierto que los Hijos de Dios tendrán una aventura gloriosa de crecimiento y peregrinaje eterno al conocer y recorrer los universos, pero esto no implica descuidar esta misma vida, olvidando los deberes del día a día.

Los Documentos nos enseñan que ésta vida es fundamentalmente importante. Las religiones tienden a hacernos pensar como víctimas esperando una recompensa futura, descuidando nuestras realidades diarias, de ésta forma muchos creyentes tienen vidas llenas de vacío e infelicidad. Una cantidad importante de personas religiosas tienen éstas crisis. La razón es que anhelan un cielo o un paraíso terrenal, mientras se quejan de su suerte en la vida, siguen esperando algo bello y que los llene, sin darse cuenta que lo bello ya ha sido dado por el buen Dios aquí mismo. Al pasar el tiempo se decepcionan de Dios y la vida. La religión de Jesús (la verdadera religión del Espíritu) en cambio, es una manera especial de vivir esta vida con un enfoque lleno de significado y realización.

¡Ésta misma vida ya es interesante! Cada acción puede ser revestida de una nueva perspectiva. Ahora mismo tenemos el privilegio supremo de participar en construir una realidad más espiritual y mejor, en hacer lo máximo por colocar un ladrillo en la Tierra que sirva para la edificación futura de una civilización terrestre que vivirá en Luz y Vida. De ésta forma, con consciencia de nuestro trabajo bien hecho, podremos partir de este mundo hacia las aventuras eternas que nos aguardan.

48:6.37 (555.5) Aprenderás que acrecientas tus cargas y disminuyes la posibilidad del triunfo si te tomas demasiado seriamente. Nada puede tomar precedencia sobre la tarea de la esfera de tu estado —de este mundo o el siguiente. La tarea de preparación para la próxima esfera es muy importante, pero nada iguala la importancia de la tarea del mundo en el cual estás viviendo actualmente. 

Los Documentos señalan que recibimos capacitación al Vivir, desde lo que malamente juzgamos como sencillo hasta lo más sublime. Cambiar los paños a un bebé, hacer tu labor en tu hogar, limpiar tu jardín, son acciones cotidianas del día a día que con motivos sublimes, serán ampliadas en una capacitación más universal, pero que tendrá que efectuarse con las mismas motivaciones. 

Imagina que algún día los Hijos de Dios crearán y administrarán sus propios universos, pero tendrá que hacerse con el mismo amor con el que horneas el pan y trabajas diariamente. 

¡Que hermosa y valiosa es esta vida! 

“Hay en la mente de Dios un plan que involucra a cada criatura de todos sus vastos dominios, y este plan consiste en un propósito eterno de oportunidades ilimitadas, progreso sin límites, y una vida sin fin.” - (365.3) 32:5.7


sábado, 6 de agosto de 2016

La forma del universo

Los Documentos nos sugieren una Cosmología de la estructura de la creación algo circular y plana, como una gran tarta o rosquilla expandida como un plato. Se nos describe al universo central de Havona y a los siete superuniversos exteriores para luego hablarnos de los niveles exteriores. Esta sería la forma de agrupación de la creación.



Aunque parezca sorprendente, los científicos modernos están llegando a esa conclusión de un universo a gran escala como algo plano.  Los estudios de las perturbaciones detectadas en las ondas espaciales y su comparación con la distribución actual de las galaxias han permitido a los cosmólogos estimar cómo es la morfología del universo.

En un espacio curvo o esférico a escala máxima (no confundir con la curvatura a pequeña escala de los cuerpos como planetas y estrellas y su distorsión gravitatoria), la luz se deformaría en su largo viaje desde los grandes sistemas de galaxias, con lo que la imagen captada por los instrumentos espaciales estaría distorsionada, algo que no ocurre en uno plano. Notamos esto porque más o menos se puede calcular a grado razonable la distancia que proviene de las galaxias más lejanas. De lo contrario, incluso la forma de éstas se deformaría al venir de un lejano origen curvo. 

Si el universo a escala máxima sería esférico, sería, en cierta medida, igual que mirarnos sobre la superficie de una bola metálica y ver nuestro rostro completamente deformado. En un espacio plano, sin embargo, esa distorsión no existiría y nos permitiría ver los objetos celestes más o menos tal y como son.

Esto demuestra que más o menos están en el mismo plano horizontal (aunque éste parece más bien ser algo grueso pero aplanado como si fuera una torta, tal como describen los Documentos).

Esto último fue lo que comprobaron un par de físicos franceses hace unos años, cuando analizaron las observaciones de 500 parejas de galaxias (que orbitan una en torno a la otra). Tras medir las distorsiones, trazaron la forma del tejido espacio temporal con una geometría plana.

El satélite Plank de la ESA, en funcionamiento desde 2009, los telescopios de Atacama (en el Polo Sur) y la Dark Energy Survey también aportan evidencias sobre la disposición del universo.


Pero los Documentos no son simplistas en absoluto. Señalan que más que una forma meramente plana, la creación podría asemejarse a la imagen superior (corte transversal), una especie de “planta”, "rosquilla" o "toroide" muy complejo, en la cual los astrónomos humanos solo han explorado una ínfima porción al interior que visualmente tiene una disposición algo aplanada. Los Documentos hablan de la “respiración del espacio”, lo que unido a la confusión visual de la rotación de los superuniversos han creado la ilusión de la teoría del Big-Bang.

viernes, 5 de agosto de 2016

Los inmensos cinturones de cuerpos oscuros

Los Documentos señalan que unos cinturones de cuerpos oscuros que rodean al Universo Central de Havona y que son la frontera que divide nuestros universos exteriores con el universo central y perfecto:

14:1.14 (153.5) En la periferia de este vasto universo central, allá lejos, más allá del séptimo cinturón de los mundos de Havona, gira un increíble número de oscuros cuerpos de gravedad enormes. Estas numerosas masas oscuras son totalmente distintas de otros cuerpos espaciales en muchos aspectos; aun en cuanto a su forma son muy diferentes. Estos cuerpos oscuros de gravedad no reflejan ni absorben la luz; no reaccionan a la luz de la energía física, y rodean y envuelven tan completamente a Havona como para ocultarla de la vista de incluso los universos habitados cercanos del tiempo y el espacio.

14:1.15 (153.6) El gran cinturón de cuerpos oscuros se divide en dos circuitos elípticos iguales por una intrusión espacial única. El cinturón interior gira en sentido contrario a las manecillas del reloj; el exterior, en el sentido de las manecillas. Estas direcciones alternadas de movimiento, combinadas con la extraordinaria masa de los cuerpos oscuros, equilibran tan eficazmente las líneas de la gravedad de Havona como para convertir el universo central en una creación físicamente equilibrada y perfectamente estabilizada.

14:1.16 (153.7) La procesión interior de los cuerpos oscuros de gravedad tiene una disposición tubular, consistente de tres conjuntos circulares. Una sección transversal de este circuito mostraría tres círculos concéntricos de densidad aproximadamente igual. El círculo exterior de los cuerpos oscuros de enorme gravedad está dispuesto perpendicularmente, siendo diez mil veces más alto que el circuito interior. El diámetro vertical del circuito exterior es cincuenta mil veces el del diámetro transversal.

14:1.17 (154.1) El espacio intermedio que existe entre estos dos circuitos de los cuerpos de grave-dad es único puesto que no se encuentra nada que se le asemeje en ninguna otra parte del vasto universo. Esta zona se caracteriza por enormes movimientos en onda en sentido vertical y está llena de gran actividad energética de orden desconocido.

14:1.18 (154.2) En nuestra opinión, nada igual a los cuerpos oscuros de gravedad del universo central caracterizará la evolución futura de los niveles del espacio exterior; consideramos estas procesiones alternadas de maravillosos cuerpos que equilibran la gravedad, como únicos en el universo maestro.


Al parecer nuestros astrónomos han detectado a algunos de estos gigantescos cuerpos oscuros, tan grandes como la Vía Láctea y podrían ser las llamadas  galaxias ultradifusas o galaxias oscuras.

lunes, 1 de agosto de 2016

Los ecos de Dalamatia


Platón describe a la Atlántida como "una Ciudad con círculos concéntricos y muros que estaban hechos de roca roja, blanca y negra sacada de los fosos, y recubiertos de latón, estaño y oricalco. Poseidón dividió la ciudad en 10 reinos". Lo anterior parece ser una referencia a la antigua Dalamatia:

(743.5) 66:3.4 La ciudad se trazó en diez subdivisiones, con las sedes centrales de los diez consejos del séquito corpóreo situadas en el centro de cada una de estas subdivisiones. En el centro de la ciudad estaba el templo del Padre invisible. La sede central administrativa del Príncipe y sus asociados estaba dispuesta en doce cámaras agrupadas contiguamente en torno al templo mismo.

Dalamatia tuvo alumnos de todas las razas que estudiaron en sus escuelas y fueron a todos los rincones del mundo a enseñar su cultura. Esto ocurrió desde hace casi 500.000 años y se prolongó por mucho tiempo la efusión de esos conceptos.

Tenemos vestigios en todas partes del mundo de lo que podrían ser dibujos de Dalamatia. Círculos concéntricos parecen ser ecos de esas eras antiguas. Aparecen en zonas de todas partes del mundo y diferentes culturas.

¿Es posible que algunas de estas representaciones también aludan al emblema de Melquisedek? Es posible, pero algunas parecen ser más antiguas de las fechas en que Melquisedek apareció en nuestro mundo. Además se nos dice:

93:2.5 (1015.5) En su aspecto personal, Melquisedek se asemejaba a los pueblos por entonces mezclados, nodita y sumerio, teniendo una altura de casi un metro con ochenta y poseyendo un aspecto imponente. Hablaba caldeo y media docena de otros idiomas. Vestía en forma muy semejante a la de los sacerdotes canaanitas, excepto que en su pecho llevaba un emblema de tres círculos concéntricos, el símbolo sataniano de la Trinidad del Paraíso. En el curso de su ministerio, esta insignia de tres círculos concéntricos se llegó a considerar tan sagrada que sus seguidores nunca se atrevieron a utilizarla, y fue olvidada muy pronto con el paso de unas pocas generaciones.

Así que parece más bien que la proliferación de éstas figuras, algunas mas antiguas que la era de Melquisedek, son procedencia de un recuerdo, un eco de Dalamatia.


domingo, 24 de julio de 2016

La Providencia Verdadera

4:1.1 (54.4) Por muchas épocas los habitantes de Urantia han interpretado erróneamente la providencia de Dios. Hay una providencia divina trabajando en vuestro mundo, pero no se trata del ministerio infantil, arbitrario y material que muchos mortales han concebido. La providencia de Dios consiste en las actividades entrelazadas de los seres celestiales y de los espíritus divinos que, de acuerdo con las leyes cósmicas, laboran incesantemente por el honor de Dios y para el desarrollo espiritual de sus hijos en el universo.

Notamos que la Providencia más que actuar en el ámbito físico, trabaja en aspectos relacionados con nuestro interior. Cuando los israelitas salieron de Egipto, pudieron observar grandes fenómenos de un aparente poder divino. Sin embargo, la misma Biblia admite que aquello no les sirvió para corregir su corazón. La Providencia verdadera, no es por lo tanto, el vehículo externo de demostración sobrenatural de Dios, para obligar a mentes infantiles a servirle.

El trabajo de la Providencia es más bien una obra que nos ilumina desde el interior, para lograr nuestro auténtico progreso espiritual.

4:1.2 (54.5) ¿No podéis vosotros acaso desarrollar vuestro concepto sobre el trato de Dios con el hombre hasta el punto de reconocer que la consigna del universo es progreso? A través de prolongadas edades la raza humana ha luchado para llegar a su estado actual. A lo largo de todos estos milenios la Providencia ha estado laborando en el plan de la evolución progresiva. Estas dos ideas no son opuestas en la práctica, sino tan sólo en los conceptos erróneos del hombre. La providencia divina no se enlista jamás en oposición al verdadero progreso humano, tanto temporal como espiritual. La providencia está siempre de acuerdo con la naturaleza inmutable y perfecta del supremo Legislador.

4:1.4 (55.2) No hay límites a las fuerzas y personalidades que el Padre puede utilizar para mantener su propósito y sostener a sus criaturas. «El Dios eterno es nuestro refugio, y abajo están sus brazos sempiternos». «El que habita en el lugar secreto del Altísimo morará bajo la sombra del Todopoderoso». «Mirad, el que nos guarda no se adormecerá ni se dormirá». «Sabemos que todas las cosas cooperan para bien de los que aman a Dios», «porque los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos, atentos a sus oraciones».

A veces tenemos la conciencia de que ocurren hechos externos-internos  muy íntimos que provocan un crecimiento en nuestro ser. Tomamos conciencia de que Dios responde nuestras oraciones, no tanto para librarnos de circunstancias externas desagradables, sino para otorgarnos cualidades internas que nos hacen crecer interiormente y enfrentar sabiamente las mismas. 

¿Podemos entender que somos semillas que aún no demuestran lo que realmente somos? Por eso, la consigna del universo es el progreso. Todos debemos seguir progresando sin fin, y la Providencia nos ayuda en esa dirección.

4:0.3 (54.3) El asombroso plan de perfeccionar a los mortales evolutivos y, una vez que alcanzan el Paraíso y los Cuerpos de la Finalidad, el proporcionar capacitación ulterior para alguna tarea futura no revelada, parece ser, al actualmente, una de las ocupaciones principales de los siete superuniversos y sus muchas subdivisiones.

Una de las formas en como la Providencia verdadera actúa es mediante los serafines:

113:4.1 (1245.1) Los serafines son estimuladores de la mente; intentan continuamente promover en la mente humana las decisiones que cumplen los círculos. Lo hacen, no de la manera en que lo hace el Ajustador, operando desde adentro y a través del alma, sino más bien desde afuera hacia adentro, trabajando a través del medio ambiente social, ético y moral de los seres humanos.

113:4.4 (1245.4) El impulso a la adoración se origina en gran parte en las estimulaciones espirituales de los ayudantes de la mente más elevados, reforzadas por la guía del Ajustador. Pero el impulso a la oración tan frecuentemente experimentado por los mortales conscientes de Dios surge muy frecuentemente como resultado de la influencia seráfica. El serafín guardián está manipulando constantemente el medio ambiente mortal para el propósito de aumentar el discernimiento cósmico del ascendente humano con el fin de que dicho candidato para la supervivencia pueda adquirir una realización enaltecida de la presencia del Ajustador residente y de esta manera pueda dar una mayor cooperación a la misión espiritual de la presencia divina.

Hay circunstancias externas manipuladas por los serafines y otras agencias espirituales al servicio de Dios, pero éstas son muy sutiles y no estruendosas. De pronto, ciertas circunstancias se dan para que podamos madurar, hacer nuestros ajustes internos, orar, y crecer. Cuando el medio ambiente externo se vuelve favorable, podemos hablar de la verdadera Providencia, la mano de Dios en nuestros asuntos.

viernes, 22 de julio de 2016

El detalle de Dan: Otro despiste de los escribas

En uno de los relatos más terribles de masacre hacia gente pacífica, los danitas reconstruyeron la ciudad de Lais que habían destruido y la llamaron “Dan, según el nombre de su padre, Dan”. (Jue 18:28, 29.) Sin embargo, en un despiste del redactor de Génesis,  supuestamente unos cuatro siglos antes, ya se llama a la ciudad por este nombre, cuando se dice que Abrahán persiguió a Kedorlaomer y sus aliados “hasta Dan”. (Gé 14:14.). ¡Sin embargo, en la época de Abrahán aún no nacía Dan!

Esto al igual que otros ejemplos que hemos analizado ampliamente en este sitio, demuestra que el Génesis no fue escrito ni por Moisés ni en su época. La Obra Perspicacia para explicar éste despiste (que es uno de varios que hemos encontrado) declara de forma un poco inverosímil: “El hecho de que esta antigua ciudad tuviese el mismo nombre que el antepasado de la tribu de Dan puede haber sido una simple coincidencia o tal vez dirección divina”. Lo evidente es que el escritor del Génesis lo hacia en una época en que ese territorio de la tribu de Dan ya estaba establecido.

Recordando otros despistes:

“Y Abrán siguió a través de la tierra hasta la ubicación de Siquem, cerca de los árboles grandes de Moré; y en aquel tiempo el cananeo estaba en la tierra” – Génesis 12:6.

Las palabras anteriores, por lo tanto, fueron escritas cuando el cananeo ya no estaba en la tierra, una época muy posterior al reinado de David inclusive. El escritor del Génesis tiene claro en que tiempo histórico él se encuentra, y que, por lo tanto, está describiendo una historia del pasado remoto.

“Pero nunca desde entonces se ha levantado en Israel un profeta como Moisés, a quien Jehová conoció cara a cara,  tocante a todas las señales y los milagros que Jehová lo envió a hacer en la tierra de Egipto, a Faraón y a todos sus siervos y a toda su tierra,  y en cuanto a toda la mano fuerte y todo el grande e imponente respeto que Moisés ejerció ante los ojos de todo Israel” - Deut. 34:10-12

Claramente este libro no pudo haberlo escrito Moisés. El redactor menciona que desde la época de Moisés nunca había sido levantado un profeta como él, lo cual indica que ya habían pasado suficientes profetas para hacer comparaciones con el difunto Moisés, el cual llego a ser el mas grande profeta antes de Cristo (Hechos 6:14; 21:21).

"Pero a los Jebuseos, habitantes de Jerusalén, los hijos de Judá no pudieron expulsarlos; por tanto, los Jebuseos habitan hasta hoy en Jerusalén con los hijos de Judá" - Josué 15:63.

Lo anterior demuestra que los Jebuseos aún seguían viviendo mucho después de los relatos de las batallas narradas en Josué. Es más, los jebuseos seguían viviendo en las inmediaciones de Jerusalén hasta la época del retorno tras el destierro. La Obra Perspicacia admite:


"De la última referencia a los jebuseos aprendemos que, como grupo étnico, todavía estaban presentes y podían contaminar la adoración de los israelitas cuando estos regresaron del exilio en Babilonia. (Esd 9:1, 2.)" -Perspicacia

Es evidente, por ende, que las palabras escritas en Josué 15:63 fueron escritas tras el exilio de Babilonia. Y es sumamente impresionante que se diga que ¡¡"habitan hasta hoy en Jerusalén con los hijos de Judá"¡¡¡¡


Jerusalén fué conquistada por David mucho después de la época de Josué, así que ¿cómo es posible que los hijos de Judá habitasen Jerusalén? La explicación es obvia: El relato es una construcción posterior.

Sin embargo, una de las pruebas más contundentes están en este pasaje:

"Después de aquello los hijos de Dan pusieron de pie para sí la imagen tallada; y Jonatán hijo de Guersom,  hijo de Moisés,  él y sus hijos llegaron a ser sacerdotes para la tribu de los danitas hasta el día en que el país  fue llevado al destierro" - Jueces 18:30

Esta prueba indica que la redacción del texto fué después que la nación fuera llevada al destierro (posiblemente el destierro del reino norteño de Israel).

Algunos han tratado de explicar que aquí existe un error de traducción y que la palabra "país" significa "arca", y que el asunto se refiere al hurto del Arca de la Alianza por los filisteos, pero dicha explicación es inverosímil por el contexto, y también porque el arca no fué desterrada sino capturada. Tampoco hay evidencia de error en la palabra.

En mi opinión, el redactor y compilador de éstos libros del Antiguo Testamento jamás tuvo en mente hacer creer que los escritos eran autoría de Moisés, Josué o Samuel. Esa idea es creada por las Iglesias modernas para crear una especie de sacralidad de los textos y obtener un beneficio de autoridad, pero no estaba en la mente de los compiladores de los escritos Hebreos.

Esdras o los sacerdotes solamente están narrando los asuntos desde su respectiva época durante su cautividad y tras el retorno de lo judíos exiliados en Babilonia (cuando ya habían ocurrido los destierros del reino norteño y posteriormente de Judá). No existía ninguna intención en crear un halo místico atribuido a Moisés y a los otros profetas.

"Por tanto se dice en el libro de las batallas de Jehová: Lo que hizo en el Mar Rojo, y en los arroyos de Arnón" - Números 21:14

Es interesante que supuestamente en la vida de Moisés ya había un libro que narraba el suceso del Mar Rojo. Por lo tanto, es improbable que Números fuera escrito por Moisés, puesto que el primero en hablar del suceso del Mar Rojo habría sido Moisés en el Éxodo y no un libro anterior a él. Esto es una prueba que Números fué escrito mucho después, cuando la historia del Mar Rojo era ya legendaria.

"Ese día en que el Señor entregó a los amorreos en manos de los israelitas, Josué le dijo al Señor en presencia de todo el pueblo:
«Sol, deténte en Gabaón,
    luna, párate sobre Ayalón.»
 El sol se detuvo
    y la luna se paró,
hasta que Israel
    se vengó de sus adversarios.
Esto está escrito en el libro de Jaser. Y, en efecto, el sol se detuvo en el cenit y no se movió de allí por casi un día entero". - Josué 10:12,13

Esto también nos demuestra que no fué Josué el escritor de "Josué", puesto que lo narrado ya había sido declarado antes en otro libro llamado el "libro de Jaser". Y nos volvemos a encontrar con este libro supuestamente mucho después de Josué:

"Y endechó David a Saúl y a Jonatán su hijo con esta endecha, y dijo que debía enseñarse a los hijos de Judá. He aquí que está escrito en el libro de Jaser". - 2 Samuel 1:17,18 

Notamos como el libro de Jaser menciona un asunto supuestamente de la época posterior de David y Saúl. 

¡Esto nos demuestra que el citado libro de Jaser recogía la historia de Josué hasta David y que por lo tanto el llamado libro de Josué como los libros de Samuel son muy posteriores y fueron escritos por el mismo personaje que tenía a su mano el ya existente "Libro de Jaser"!

miércoles, 20 de julio de 2016

Los Hijos del Edén

A uno de los escribas del texto bíblico se le fue un detalle que nos demuestra la existencia de los descendientes de los adanitas, como un pueblo aparte:

“¿Acaso los dioses de las naciones que mis antepasados arruinaron las han librado, aun a Gozán y a Harán y a Rézef y a los hijos de Edén que estaban en Tel-asar?” – 2 Reyes 19:12

¿Los hijos de Edén? Es muy interesante que los Asirios conocían a un pueblo que subyugaron llamados “los hijos de Edén” que vivían en Tel-asar. Esto claramente indica que no todos los pueblos eran hijos del Edén o Adanitas.

Parece ser que un reducido grupo de anditas descendientes de los adanitas siguió viviendo muy cerca del segundo Jardín. Tel-asar tiene que ver con el pequeño reino de Bit-Adini, junto al cauce superior del Éufrates. Parece que los Asirios redujeron a un último reducto de los antiguos anditas.

76:3.8 (850.4) Los adanitas aventajaron sobremanera a los pueblos circunvecinos en logros culturales y desarrollo intelectual. Produjeron el tercer alfabeto y, por otro lado, sentaron los cimientos de gran parte de lo que fue precursor del arte moderno, las ciencias y la literatura. Aquí en las tierras entre el Tigris y el Eufrates, mantuvieron las artes de la escritura, la siderurgia, la alfarería y la tejeduría, y produjeron una especie de arquitectura que no fue superada durante miles de años.

La Biblia contiene varias salpicaduras que demuestran una existencia de la humanidad antes que Adán y ya lo hemos tratado en este sitio (aquellos que matarían a Caín en otra tierra, la mujer que encontró en esos lugares, la Tierra de Nod, etc) . Ahora bien es interesante este detalle:

“A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera tus dolores y tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él señoreará sobre ti” - Gén. 3:16

Lo anterior indica que Eva había tenido embarazos anteriores. Si hubiera tenido cero embarazos y cero dolores seria imposible la multiplicación. 

martes, 19 de julio de 2016

Conclusiones sobre el asunto de los Milagros Antiguos

“Y Jehová endureció el corazón de Faraón rey de Egipto, y siguió a los hijos de Israel; pero los hijos de Israel habían salido con mano poderosa” – Exodo 14:8.

“‘No es extraño que hagas estas preguntas, puesto que estás comenzando a conocer al Padre así como yo lo conozco, y no como los profetas hebreos tan nebulosamente le veían. Bien sabes que nuestros antepasados estaban dispuestos a ver a Dios en casi todas las cosas que sucedían. Buscaban la mano de Dios en todas los acontecimientos naturales y en cada episodio poco común de la experiencia humana. Relacionaban a Dios tanto con el bien como con el mal. Pensaban que había ablandado el corazón de Moisés y endurecido el corazón del faraón. Si el hombre sentía un fuerte impulso por hacer algo, bueno o malo que fuera, tenía por costumbre considerar estas emociones inusitadas diciendo: `el Señor me habló y me dijo, haz esto y aquello, o ve aquí o allí'. Así pues, ya que los hombres tan a menudo y tan violentamente caen en la tentación, se tornó costumbre de nuestros antepasados creer que Dios los conducía a la tentación para probarlos, castigarlos o fortalecerlos. Pero ya sabes que no es así. Sabes que los hombres demasiado frecuentemente son conducidos a la tentación por el ímpetu de su propio egoísmo y los impulsos de su naturaleza animal.” (1738.3) 156:5.4

Cómo hemos analizado en varias entradas, muchas veces en tiempos pasados se cargaba a Dios de los desastres de la naturaleza, e incluso las tácticas y victorias militares. Esto era porque muchos sucesos eran achacados a la Providencia.

Asi, fue Dios quien envió las serpientes venenosas que mordieron a los israelitas cuando estaban en el desierto (Num 21: 6); quien mando la peste a Israel, en la que murieron 70.000 hombres (2 Sam 24: 15); y quien provoco una sequía de tres años en todo el pais (1 Rey 17:1).

“Y al día siguiente aconteció que el espíritu malo de Dios entró en operación sobre Saúl, de modo que él se portó como profeta dentro de la casa, mientras David estaba tocando música con la mano, como en días anteriores; y la lanza estaba en la mano de Saúl” – 1 Samuel 18:10.

“un espíritu malo de parte de Jehová lo aterrorizaba” – 1 Samuel 16:14.

Era común en la creencia judía primitiva que Dios enviaba los espíritus que atormentaban al hombre o le inducían por el mal camino. Hoy los grupos religiosos han intentado explicar éstos textos incómodos aludiendo a la explicación obvia de los propios impulsos del hombre, pero los pasajes aludidos son claros al expresar esas tradiciones de los genios o espíritus que afectaban al hombre para el mal. Es más, todo aspecto desgraciado era achacado a Dios, sobre todo las enfermedades:

“Jehová te herirá con tuberculosis y fiebre ardiente e inflamación y calor febril y la espada y abrasamiento y tizón, y estos ciertamente te perseguirán hasta que hayas perecido” – Deut. 28:22

Quiénes tuvieran estas afecciones claramente estarían demostrando ante el pueblo que eran pecadores y que Dios los estaba afligiendo. Ser contagiado con éstos males demostraba un castigo divino.

“Jehová te herirá con locura y pérdida de la vista y aturdimiento de corazón. Y realmente llegarás a ser uno que anda a tientas al mediodía, tal como anda a tientas un ciego en las tinieblas, y no lograrás éxito en tus caminos; y tendrás que llegar a ser tan solo uno que siempre anda defraudado y robado, sin que nadie te salve” – Deut. 28:28,29

Las enfermedades mentales e incluso la ceguera eran males de Dios.

“Jehová te herirá con un divieso maligno sobre ambas rodillas y ambas piernas, del cual no podrás ser sanado, desde la planta de tu pie hasta la coronilla de tu cabeza” - Deut. 28:35

Cómo notamos en éstos pasajes, quiénes tuvieran estas afecciones claramente estarían demostrando ante el pueblo que eran pecadores y que Dios los estaba afligiendo. Todo lo que significaba mala salud y con defectos era considerado indigno de Dios, con una especie de castigo de parte de éste, era sinónimo de alguien indigno espiritualmente. Incluso eran discriminados quiénes participaban en el sistema de adoración al no poderse acercarse a Dios:

“Y Jehová continuó hablando a Moisés, y dijo: “Habla a Aarón, y di: ‘Ningún hombre de tu descendencia durante todas sus generaciones en quien resulte haber un defecto podrá acercarse para presentar el pan de su Dios. En caso de que haya hombre alguno en quien haya defecto, no podrá acercarse: un hombre ciego o cojo o con su nariz hendida o con un miembro demasiado largo,  o un hombre en quien resulte haber una fractura del pie o una fractura de la mano,  o jorobado o delgado o enfermo de los ojos o costroso o que tenga culebrilla o que tenga quebrados los testículos.  Ningún hombre de la descendencia de Aarón el sacerdote en quien haya defecto podrá acercarse para presentar las ofrendas de Jehová hechas por fuego. Hay defecto en él. No podrá acercarse para presentar el pan de su Dios”. – Levítico 21:16-21

Notamos que las personas discapacitadas o con defectos y mala salud quedaban fuera del servicio a Dios, la razón estriba en que parecían ser personas sin la bendición de Dios. Los anteriores son pasajes incómodos que rara vez actualmente son usados en los sermones o discursos semanales, pero eran bien refregados en las comunidades hebreas ya que la enfermedad es una cuestión siempre presente en la humanidad.

 “No obstante, no podrá entrar cerca de la cortina, y no podrá acercarse al altar, porque hay defecto en él; y no debe él profanar mi santuario, porque yo soy Jehová que los está santificando a ellos”. – Levítico 21:23

Estas ideas eran generadas en parte por la ignorancia. Durante mucho tiempo, la situación cultural de este pueblo de origen pastoril había sido desarrollada dentro de una estructura tribal, donde todo era de todos, donde cada uno participaba del destino de los demás, donde todos eran o pobres o ricos, donde no habían diferencias, donde había un gran sentido de solidaridad tanto en el bien como en el mal. Dentro de este nivel cultural creian que era perfectamente natural que uno sufriera por el mal de otros (Jos 7: 1-26). Había incluso un proverbio que decía: "Los padres comieron agraces y los hijos sufren la dentera" (Ez 18: 2). Viviendo dentro de esta cultura, el pueblo intento dar una expresión a su fe en un Dios tribal y justo, que castiga a los malos y recompensa a los buenos: todos los males que ocurren tienen que considerarse como un castigo inflingido por Dios. Si uno sufre, aunque sea justo, su sufrimiento es un castigo por los pecados y transgresiones que otros han cometido. Si uno lo pasa bien, su felicidad es una recompensa de Dios por su justicia o la de los demás. Y si sumamos a esto el desconocimiento de las leyes de la naturaleza, de la causa de las enfermedades, y porque suceden los fenómenos ambientales, el cóctel estaba servido. La misma psicología era bastante elemental, y los conceptos de libertad y responsabilidad humanas estaban muy poco desarrollados. Esto hizo que muchos de los fenómenos que hoy llamamos naturales, en aquella época se consideraran sobrenaturales, y por lo tanto, venidos directamente de Dios. De modo que cualquier cosa que ocurría, buena o mala, linda o fea, feliz o desgraciada, era obra de Dios.  Un israelita no podía jamás imaginar que sucediera algo en este mundo sin que Dios lo quisiera o lo provocara. El era el dueño de todo y, por lo tanto, el autor de todo.

La grandeza de Jesús de Nazaret
He aquí una de las grandes reflexiones en las que poco hemos profundizado. Es en este ambiente social asfixiante que Jesús hace una de las cosas más inéditas y revolucionarias. De todos los llamados milagros del Antiguo Testamento, la inmensa mayoría son de índole destructiva o de castigos negativos, como las enfermedades y plagas.

Muchos han hablado que Jesús realizó milagros para demostrar lo que haría con su poder real a “gran escala” en un futuro milenarista, etc. Sin embargo, él nunca realizó ni un solo milagro de naturaleza sobrenatural violenta y destructiva de malvados que ejemplificara en “pequeña escala” lo que haría al inaugurar su reino.  No, sin duda, hay una razón más hermosa, superlativa y sublime que solo la demostración de poder.

Además de su amor y compasión, Jesús demostró la verdadera naturaleza y carácter de Dios al hacer los llamados milagros. Puesto que Dios supuestamente enviaba los males y enfermedades,  Jesús demostró que aquello no era verdad. Y para hacerlo hizo sus magníficas curaciones. Con ésta razón echaba por tierra siglos de teología errónea y comenzamos a comprender la dinámica del conflicto con los líderes religiosos de Israel que empezaron a verlo como una amenaza.

Jesús enseña superlativamente que Dios solo envía el bien para desterrar siglos de ideas erróneas sobre el Dios Padre. Y deliberadamente sana a los cojos, ciegos, enfermos de angustias y males diversos, ¡aquellos mismos que eran condenados por las maldiciones de Dios! ¡Aquellos impuros que no podían acercarse al Tabernáculo eran tocados y acogidos en su reino por el mismo Hijo Creador del vasto universo!

El concepto del Dios tribal y encadenado a la naturaleza imperfecta queda atrás con el concepto sublime del Yaveh glorificado y exaltado como un Padre Universal amoroso y bondadoso.

Al concluir esta apasionante entrada que me ha sido toda una epifanía, el punto final no es la imposibilidad de que Dios actuase con sus milagros en el Antiguo Testamento, es más bien que aquellos hechos devastadores y de enfermedad no corresponden con la magnífica Revelación que hizo Jesús de Dios.  No rechazamos esos milagros como venidos de Dios porque sean imposibles, sino finalmente porque no armonizan con el Dios Padre revelado por Jesús.

Hoy, la religión ha evolucionado, aunque muchos siguen creyendo en que esas palabras tan duras fueron “palabra de Dios”, no obstante en su fuero interno, saben que lo que Jesús enseñó es la verdad. Por esa razón, prácticamente ya no son consideradas y recordadas en las enseñanzas modernas de la religión.

Entonces, Abre tu mente y corazón a la verdad.