domingo, 1 de marzo de 2015

¿Sin pecado es perfecto?

Una de las preguntas que me han planteado y que tiene relación con la entrada pasada es si las palabras en relación a que Jesús estaba "sin pecado" (Hebreos 4:15) indican que él era perfecto.

Cómo se analizó en las entradas pasadas, la expresión clara "perfección" aparece vinculada a un proceso futuro en desarrollo. Por otra parte, no hay expresiones directas y claras en torno a una perfección presente en cuanto a Jesús en la carne. Pasa con demasiada frecuencia que el razonamiento deductivo puede quedar influenciado por ideas subjetivas o suposiciones. En lugar de eso, más bien que asignar una limitación deductiva a Dios y a su propósito, parece que sería más respetuoso y razonable ver estas expresiones claras como una representación de la expresión de Su voluntad y propósito.


Notemos que alguien sin pecado no necesariamente es perfecto:


“Ustedes saben también que aquel fue manifestado para quitar [nuestros] pecados, y no hay pecado en él.  Todo el que permanece en unión con él no practica el pecado; nadie que practica el pecado lo ha visto ni ha llegado a conocerlo.

Todo el que ha nacido de Dios no se ocupa en el pecado, porque la semilla [reproductiva] de Él permanece en el tal, y no puede practicar el pecado, porque ha nacido de Dios”. – 1 Juan 3:5,6, 9

Notemos que las personas que "nacen otra vez"  "no pueden practicar el pecado" sin importar que su condición sea perfecta e imperfecta. De la misma forma como también en otras partes se les llama "santos" (Hebreos 2:11).


Así que el quid de la cuestión no es la imperfección y perfección, sino la santidad en los nacidos del Espíritu que logra que no vivan con pecado.


El pecado es un acto deliberado contra las leyes de Dios, y no es necesario ser "imperfecto" (como suele entenderse) para pecar. Así lo demuestran los casos de los ángeles rebeldes. De la misma forma,  un no pecador no significa  que forzosamente deba ser "perfecto".


Cómo analizaremos en una próxima entrada, realmente no nacemos pecadores, sino que el pecado es un acto volitivo deliberado.


jueves, 26 de febrero de 2015

La perfección es la meta, no el origen

Uno de los conceptos más mal entendidos es el asunto de la "perfección". Esta palabra ha sido muy mal utilizada y se han hechos grandes abusos de la misma, creando paradigmas mentales que no se ajustan a la realidad.

Por lo general la expresión que entendemos como “perfección” es equivalente a algo sin mella o defecto, que posee todas las cualidades deseables, etc. Sin embargo, la Biblia no entrega este sentido básico de esta expresión.

“El concepto de perfección se expresa en hebreo con términos derivados de verbos tales como ka·lál (perfeccionar; compárese con Eze 27:4), scha·lám (quedar completo; compárese con Isa 60:20) y ta·mám (completar; llegar a la perfección; compárese con Sl 102:27; Isa 18:5). En las Escrituras Griegas Cristianas se emplean las palabras té·lei·os (adjetivo), te·lei·ó·tēs (nombre) y te·lei·ó·ō (verbo) para comunicar ideas como: llevar a la perfección o alcanzar la plenitud (Lu 8:14; 2Co 12:9; Snt 1:4); ser una persona desarrollada físicamente, adulta o madura (1Co 14:20; Heb 5:14), y haber alcanzado el objetivo, propósito o meta conveniente o señalada. (Jn 19:28; Flp 3:12.)” - Perspicacia para Comprender las Escrituras.

Cómo notamos, el término tiene que ver con completar y alcanzar la plenitud como objetivo. Perfección es la meta, no es el origen. Observamos un crecimiento en una sola dirección progresiva, nunca un estado absoluto de inmovilidad. Es algo en desarrollo.

“Porque antes de la siega, cuando la flor llega a la perfección y lo florecido llega a ser una uva que va madurándose, uno también tiene que cortar los tallitos con podaderas y tiene que quitar los zarcillos, [los] tiene que escamondar”.- Isaías 18:5

Observamos la idea del crecimiento hacia la plenitud. Nunca de inmovilidad. Una semilla o flor no aparece en estado de perfección, no es creada así. Más bien, llega a la perfección como meta. No es el origen.

Lo mismo ocurre con nuestra creación. Esta acción progresiva se manifiesta en el Génesis cuando se dice que el día Sábado es un proceso de acción continúa. La Traducción del Nuevo Mundo reconoce que hay más de 40 casos en el capítulo 1 de Génesis en que la acción progresiva se indica mediante un verbo hebreo en el estado imperfecto. Los procesos de pensamiento hebreos eran diferentes a los nuestros. La palabra descansar  no tiene que ver con el término del trabajo  asociado el cansancio.  En realidad tiene que ver con “cesar, detener, desistir, llegar al final”.

Solo el Padre Celestial puede definirse realmente como "perfecto". Solo su morada celestial que excede al universo material es realmente perfecta. Sin embargo, el Génesis y todas las referencias bíblicas indican una acción  progresiva como meta en torno a su creación.

Esto tiene grandes repercusiones en la cuestión del origen de la vida. Tal como hemos dicho muchas veces, los religiosos a menudo solo se centran en el aspecto de la belleza de una supuesta perfección en la creación, lo cual demuestra la existencia de Dios. Por otra parte los naturalistas han encontrado grandes cabos sueltos en torno a extinciones masivas, deformaciones en la vida animal, vegetal, terremotos, etc. Y esto es usado como argumento contra la existencia de un Dios Todopoderoso puesto que la premisa de ellos es que él (si fuera real) no permitiría estos accidentes.

 Ambas posiciones son extremas y tuertas. Es cierto que la creación es producto de un gran diseño y no es fruto del azar. Sin embargo, la creación está adaptada al espacio-tiempo, a realidades incompletas que aún se calibran y que provocan los fenómenos accidentales.

Esto de alguna forma es lamentable porque se ha inducido a millones a esperar una vida ideal, un Dios que debe intervenir para evitar accidentes, en anhelar una vida perfecta en poco tiempo, en circunstancias perfectas, etc. Esto provoca decepción y agotamiento ya que no se enseña que aún en las penosas dificultades actuales podemos obtener felicidad, una existencia realizada y llena de paz.

La Biblia está llena de mensajes que recalcan esta realidad. En ninguna parte se habla de un Adán y Eva perfectos. Es más, ellos tenían que trabajar hacia la perfección como meta, transformado la  Tierra en un bello parque, lo cual demuestra que la Tierra no era perfecta, era inhóspita y salvaje, y que el Edén era una pequeña creación artificial en medio de un planeta aún imperfecto.


Véase entrada con los siguientes enlaces:

La naturaleza progresiva

http://estudiosdelasescrituras.blogspot.com/2013/10/la-naturaleza-progresiva.html

Posteriormente la Biblia dice sin rodeos que el hombre está sujeto al paso del tiempo y al suceso imprevisto (Ecle. 9:11).

Y en las Escrituras Cristianas se indica que incluso Jesús aún no era perfecto:


“Aunque era Hijo, aprendió la obediencia por las cosas que sufrió;  y después de haber sido perfeccionado vino a ser responsable de la salvación eterna” – Hebreos 5:8


Como iremos notando, solo al ser resucitado Cristo adquiere su perfección. Incluso estaba sometido a la degradación (corrupción) antes de morir. La misma obra Perspicacia (tal como lo comentamos en una entrada que hablaba de la Incorrupción) admite:

 "Incluso los cuerpos humanos perfectos son corruptibles, es decir, pueden deteriorarse o ser destruidos. Por este motivo, el apóstol Pablo pudo decir que Jesús, después de su resurrección, estuvo “destinado a nunca más volver a la corrupción” (Hch 13:34), o no volver a vivir nunca en un cuerpo humano corruptible" - Perspicacia.

Lo que debe admitir Perspicacia es que la expresión "corrupción" de alguna forma está relacionada con la imperfección corporal, por lo tanto Jesús envejecía y era imperfecto. 

Intentar utilizar e insertar la expresión "perfección" en otra dirección es meramente un punto de vista extrabíblico que lleva a razonamientos errados que se repiten miles de veces.

Véase:  

Inmortalidad e Incorrupción

http://estudiosdelasescrituras.blogspot.com/2014/08/inmortalidad-e-incorrupcion.html

Otro problema es confundir pecado con imperfección. Este lío implica creer que un pecador debe ser imperfecto, o que alguien que no tiene pecado es porque es perfecto, pero sabemos que hasta los seres como los ángeles pueden pecar. 

Tal como leímos en Hebreos 5:8 Jesús después de completar su carrera terrestre es perfeccionado (alcanza la perfección). También se declara aquí:

"Porque le fue propio a aquel por cuya causa todas las cosas son y mediante el cual todas las cosas son, al llevar a la gloria a muchos hijos, perfeccionar mediante sufrimientos al Agente Principal de su salvación" - Hebreos 2:10.

Y notemos que eso también ocurre con los humanos en su carrera ascendente por los cielos u otras moradas:

“a fin de conocerlo a él y el poder de su resurrección y una participación en sus sufrimientos, sometiéndome a una muerte como la de él,  [para ver] si de algún modo puedo alcanzar la resurrección más temprana de entre los muertos.  No que lo haya recibido ya, ni que ya haya sido perfeccionado, sino que prosigo para ver si también puedo asir aquello para lo cual yo también he sido asido por Cristo Jesús” – Filipenses 3:10-12.

Y en Hebreos se declara que es en las otras moradas donde alcanzamos la perfección:

 “Y, no obstante, todos estos, aunque recibieron testimonio por su fe, no obtuvieron [el cumplimiento de] la promesa,  puesto que Dios previó algo mejor para nosotros, para que ellos no fueran perfeccionados aparte de nosotros”. – Hebreos 11:39,40

“Mas ustedes se han acercado a un monte Sión y a una ciudad de[l] Dios vivo, a Jerusalén celestial, y a miríadas de ángeles,  en asamblea general, y a la congregación de los primogénitos que han sido matriculados en los cielos, y a Dios el Juez de todos, y a las vidas espirituales de justos que han sido perfeccionados” – Hebreos 12:22,23

La cuestión es clara, las únicas referencias a la perfección con claridad se refieren a que en la vida celestial alcanzamos la perfección. Esta no es posible en la materia ya que "carne y sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni tampoco la corrupción hereda la incorrupción" (1 Corintios 15:50).

La perfección es la meta, no es nuestro origen. Todas las referencias y palabras claras con respecto a la perfección así lo demuestran. El resto son puras especulaciones, teorías extrabíblicas con el mismo mal fundamento de los tipos y antitipos y la cronología, asuntos que pueden ser fascinantes, pero que finalmente son fábulas de gran imaginería (tal como el asunto de los potenciales descendientes perfectos de Jesús aclarado en una Atalaya de junio de 2011).

En realidad el cristianismo no se basa en la escapatoria de los males humanos, sino en que en esta vida podemos caminar con éxito y hacerles frente. Pero no lo hacemos como una ilusión evasiva de la mente para anclarnos aquí en la Tierra por la eternidad. 

Si se enseñara que realmente en sentido verdadero somos residentes temporales y que estamos de paso en la Tierra, la ansiedad desaparecería en muchos y se esforzarían por producir frutos espirituales en esta vida, y tampoco en postergar los deberes trascendentales de la existencia. 

Es cierto que existirá una civilización maravillosa en el futuro, pero nuestro llamado durante esta dispensación es para contribuir a establecer los cimientos para ese mundo. 

Notad que la Biblia indica que la esperanza clara para los lectores individuales de la misma es la esperanza celestial. Y notad que cuando se refiere a la vida en la Tierra en mejores condiciones habla de la especie humana en general.




viernes, 20 de febrero de 2015

¿Animales homosexuales?


Recientemente las últimas investigaciones científicas han comenzado a derrumbar la idea preconcebida forzosamente para intentar dar un halo de "normalidad" biológica a la homosexualidad humana más basado en la opinión popular que en la objetividad de los hechos. 

Tengamos presente que hay una especie de histeria social cuando se "toca" a los homosexuales, y ellos se sienten inmediatamente  agredidos cuando se analiza su condición de forma objetiva. Esto hasta cierto grado es comprensible debido a la anterior época en la que ellos se sentían represivos. Pero los homosexuales también deberán avanzar en madurez al entender y comprender que el análisis científico de la homosexualidad no tiene nada que ver con una agresión hacia ellos. No deben mezclar sus sentimientos de valoración como individuos con una condición biológica, cultural o psicológica. Por ejemplo, podemos hablar del problema de la infertilidad masculina o femenina, pero esto de ninguna forma es un ataque u ofensa personal para aquellos que sufren esta condición (la cual les ha traído penas y discriminación social a lo largo de la historia, sobre todo en culturas como en donde la maternidad es la norma).

Ahora bien, ¿hay casos de homosexuales en los animales? En la polémica entrada: "la homosexualidad y la opinión de Urantia Book" comenté lo siguiente sobre los animales:

Algunos han argumentado que en el reino animal hay ciertas conductas homosexuales, pero eso es manipular cierta evidencia. Tanto los animales como los seres humanos tienen grados de imperfección genética, es cierto que la naturaleza no es perfecta, pero eso no significa que sea algo "normal".#

# Nota: Los animales también experimentan enfermedades y fallas genéticas, nacen crias muertas, bicéfalas, etc.

La “homosexualidad”, “filicidio” y “canibalismo” en los animales son excepciones al comportamiento animal normal. En consecuencia, no pueden ser llamados instintos animales "normales". En todas las especies el instinto sexual de procreación ha sido dispuesto favorablemente para la conservación de la especieno para la extinción de la misma, por lo tanto, tanto las conductas homosexuales como las matanzas hacia las crias en realidad obedecen a factores anormales producto de errores ambientales o leves predisposiciones genéticas no hacía las prácticas referidas, sino a la confusión mental-hormonal-corporal. Recordemos que los animales poseen cerebro físico.

Para explicar esta conducta anormal, la primera observación debe ser el hecho de que los instintos animales no están delimitados por el determinismo absoluto de las leyes físicas que gobiernan el mundo mineral. En diferentes grados, todos los seres vivientes pueden adaptarse a las circunstancias. Ellos responden a estímulos internos o externos. Y pueden existir ciertos desequilibrios hormonales que pueden hacer proclive algunas confusiones.

Además, la cognición animal es puramente sensorial, limitada al sonido, olor, tacto, sabor e imagen. Así, los animales carecen de la precisión y claridad de la percepción intelectual humana. Por consiguiente, algunos animales  confunden frecuentemente una sensación con otra o un objeto con otro. Además, los instintos de un animal lo conducen hacía su fin y están en concordancia con su naturaleza. De cualquier modo, el empuje espontáneo del impulso instintivo puede sufrir modificaciones en su curso. Otras imágenes sensoriales, percepciones o memorias pueden actuar como nuevos estímulos que afectan la conducta animal. Más aún, el conflicto entre dos o más instintos pueden modificar en ocasiones el impulso original. #

# Nota: Sarah Hartwell explica que los gatos machos matan a sus crías después de recibir “señales mezcladas” de sus instintos: La mayoría de los gatos hembras pueden cambiar entre el “modo de juego” y el “modo de caza” para no dañar a sus crías. En los gatos machos este apagar del “modo de caza” podría estar incompleto y, cuando se encuentran altamente estimulados mediante el juego, el instinto “cazador” adquiere fuerza y ellos pueden llegar a matar a sus crías. El instinto de caza es muy fuerte, y muy difícil de apagar cuando la presa está presente, que los gatos pueden llegar a desmembrar e incluso comer a los gatitos… Compare el tamaño, sonido y actividad de los gatitos con el tamaño, sonido y actividad de la presa. Ambos son pequeños, tienen voces agudas y se trasladan con movimientos rápidos y erráticos. Todos estos factores detonan la conducta cazadora. En el gato macho, la conducta maternal no siempre puede anular la conducta cazadora y trata a los gatitos de la misma manera en que trataría a una presa pequeña.
Sus instintos se ven confundidos (Sarah Hartwell, Cats that kill kittens) .

En el hombre, cuando dos reacciones instintivas chocan, el intelecto  y su nivel espiritual determina el mejor curso a seguir, y entonces la voluntad retiene a uno de los instintos bajo control mientras que anima al otro. Con los animales que carecen de intelecto y voluntad, cuando dos impulsos instintivos chocan, el que es más favorecido por las circunstancias, prevalece.

En ocasiones, estos estímulos internos o externos que afectan los impulsos instintivos de un animal resultan en casos de “filicidio”, “canibalismo” y “homosexualidad” animal.

Por lo tanto, la línea de razonamiento que pretende justificar la homosexualidad como parte de la naturaleza es insostenible. Si aparentemente los actos “homosexuales” entre los animales están en concordancia con la conducta animal, entonces la matanza de los padres por su descendencia y el devorar miembros de su misma especie están también en concordancia con la naturaleza animal. Poner al hombre dentro de la ecuación complica mucho más las cosas. ¿Hemos de concluir que el filicidio o infanticidio, y el canibalismo están en concordancia con la naturaleza humana?” – Cita de la referida entrada (
http://estudiosdelasescrituras.blogspot.com/2012/06/la-homosexualidad-y-la-opinion-de.html). Debo recalcar que no se coloca de ninguna forma en igualdad la conducta homosexual que el infanticidio animal. Sin embargo, la comparación sirve para explicar aparentes actos erráticos de confusión de "instintos" y que no son considerados naturales durante una gran generación de tiempo por muchos siglos.

Hace poco la BBC realizó el siguiente reportaje que comenzaremos a analizar objetivamente: "¿Existen realmente los animales homosexuales?"  (http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2015/02/150211_animales_homosexuales_lp)

Al principio el reportaje parte con el típico temor de no ofender a los homosexuales y utiliza las frases:

"Esto se debe a que, en algunas poblaciones, el comportamiento homosexual de las hembras no es sólo común sino que es la norma. Es sabido que esta modalidad es extremadamente común en el reino animal.  Entonces, ¿podemos decir que hay animales homosexuales?"

La retórica de BBC es primero "relajar" a los homosexuales dando a entender que la homosexualidad es "común" en los animales. Esta introducción está sumamente influida por una línea de pensamiento que se ha impuesto en los últimos años sobre que es una verdadera afrenta criticar o cuestionar la homosexualidad como una anomalía. Hay una especie de histeria extrema que se ha confundido con el asunto de los homosexuales. Pero esta reacción es puramente social, no tiene nada de científica ni menos es objetiva. Y es lamentable que la prensa o los comunicadores sucumban a la opinión popular más que a la objetividad de los asuntos. 

Los homosexuales deben ser respetados y no deben ser agredidos ni menos odiados. Pero esto debe ocurrir no porque son homosexuales, sino porque son seres humanos. Cuando la Sociedad humana segrega a la mujer del hombre, al blanco del negro, al que sufre un trastorno genético del que no lo tiene,  o al discapacitado del ser humano sin discapacidades, resaltando como si hubiesen derechos superiores o diferentes de los unos sobre otros, se comete un gran error.

 En realidad se deben respetar y amar a todos los hombres no por su raza, sexo o condición, sino porque son seres humanos. Por lo tanto, es distorsionar el asunto el que tanto se hable de los derechos homosexuales, porque en realidad ellos deben estar sujetos a los mismos derechos humanos, ya que son humanos. Los  homosexuales no entienden que al hacer proselitismo de esos derechos, ellos mismos se colocan como una especie humana diferente. Esto provoca un fenómeno de disonancia cognitiva social.

Cerrando éste paréntesis, la BBC posteriormente pasa a declarar las investigaciones científicas que contradicen abrumadoramente sus palabras relajantes de introducción.

Incluso la homosexualidad estaría en desacuerdo con la teoría de la evolución:

"La teoría de la evolución por selección natural de Darwin implica que los genes deben transmitirse a la siguiente generación para no desaparecer.

Cualquier gen que haga que un animal sea más proclive a relacionarse sexualmente con otro del mismo sexo tendrá menos posibilidades de pasar a la próxima generación, en comparación con los que favorecen la heterosexualidad".

Luego el reportaje continúa haciendo un par de afirmaciones diciendo que la homosexualidad es común en las especies animales, pero luego llega a la evidencia de los científicos.
No son verdaderamente homosexuales

Por ejemplo, en el caso de los monos macacos japoneses, el experto Paul Vasey explicó que las hembras tenían una aparente conducta homosexuales para excitar a los machos a que se aparearan con ellas. El reportaje de BBC dice:
"Según Vasey, no son verdaderamente homosexuales, porque el que una hembra monte a otra no significa que no le interesen los machos.
Las hembras copulan con frecuencia con machos para alentarlos a aparearse más. Una vez que desarrollaron este comportamiento, es sencillo aplicarlo a otras hembras".
Ahora se comenta sobre ciertos escarabajos que habían sido calificados de homosexuales:
"Por ejemplo, en un tipo de escarabajo (Tribolium o Tenebrio), los machos se montan entre sí y depositan su esperma. Si un macho con el esperma de otro copula más tarde con una hembra, puede llegar a transferírselo.
Así, un macho logra reproducirse sin necesidad de cortejar a la hembra: aprovecha un comportamiento homosexual para fertilizar a más hembras.
Es decir, tienen esta conducta pero no son estrictamente homosexuales".
Vemos como la evidencia demuestra que los escarabajos no eran en realidad homosexuales sino que depositan su esperma en la mayor cantidad posible de sus pares para favorecer la reproducción ya que otras hembras podrían recibir esos espermas.
Veamos ahora el caso del albatros de Laysan:
"Estas enormes aves forman parejas de por vida. Se necesitan dos progenitores para criar con éxito a los polluelos y al hacerlo muchas veces, perfeccionan sus técnicas juntos.
Sin embargo, en una población de la isla de Oahu, el 31% de los pares está hecho de dos hembras.
Estas crían polluelos engendrados por un padre que está apareado con otra hembra.
La pareja de hembras no es tan buena como una de los dos sexos para las crías, pero es mejor que si la hembra estuviese sola. Por esta razón, tiene sentido que formen una pareja con otra hembra, explica Marlene Zuk de la Universidad de Minnesota, Estados Unidos.
Pero tampoco podemos calificarlas de homosexuales. La población de Oahu tiene un excedente de hembras como resultado de la inmigración.
Estudios sobre otras aves muestran que las parejas del mismo sexo son una respuesta a la falta de machos".
Notamos que dos parejas del mismo sexo de estas parejas lo hacen para criar hijos a falta de compañeros del otro sexo.
Sobre los simios bonobos también se admite que "tampoco pueden describirse estrictamente como homosexuales". 
Ahora notemos que BBC después de dar a entender al inicio de la nota que el comportamiento homosexual es común en las especies animales admite:
Sólo se han observado dos especies que prefieren a un individuo del mismo sexo de por vida, aunque haya disponibles individuos del sexo opuesto: los humanos, por supuesto, y las ovejas domesticadas.
En los rebaños, hasta un 8% de los machos prefiere a otro macho aunque haya disponibilidad de hembras fértiles.
Este caso es diferente a los demás, porque no resulta evidente cómo esta preferencia puede beneficiar a los machos.
Solo un 8% de las ovejas domesticadas presentaban esa conducta. Luego se intenta dar una explicación a esta anormalidad dando a entender que estimularía la fertilidad de las ovejas hembras, pero tampoco es una explicación suficiente (porque se intenta forzar el razonamiento que la homosexualidad animal es normal y tendría que tener un objetivo, más que admitir la evidencia que indica una confusión o error genético). Por eso el reportaje admite que incluso esto solo podría darse en un ambiente artificial en el que vive la oveja doméstica y no ocurre con oveja silvestre:
"No obstante, estas preferencias de por vida se han observado solamente en las ovejas domesticadas. No está claro si esto mismo ocurre en ovejas silvestres, pero si la teoría de LeVay es correcta, probablemente no ocurra.
Las ovejas domesticadas están criadas para producir hembras que se reproduzcan con la mayor frecuencia posible, lo cual puede haber dado lugar al aumento de machos homosexuales.
LeVay concluye que solo los seres humanos son los únicos casos en los que se ha documentado homosexualidad "verdadera".
Notamos como las mismas afirmaciones positivas vigorosas al principio del artículo de la BBC se desmoronan. De "ser la norma" y "extremadamente común" en las especies animales, ¡ahora al final del artículo  se reconoce bajo la lupa científica que solo los seres humanos son los únicos casos en los que se ha documentado homosexualidad "verdadera"!

Y  BBC admite ante la opinión final de los expertos: "Puede que nunca encontremos un animal salvaje que sea estrictamente homosexual como ocurre con los seres humanos".

Pero para mantener una opinión aceptable a los homosexuales BBC lanza la frase: "Pero podremos encontrar muchos que no conforman con las categorías tradicionales de orientación sexual".

Pero a la luz de la misma evidencia presentada, esta última declaración no le hace justicia a los hechos, porque en el caso de los escarabajos o aves e incluso los simios su conducta no tiene que ver con su orientación sexual sino con ayudar a la procreación de la especie. En condiciones normales, esos animales prefieren aparearse con los machos o hembras disponibles. Los simios como verdaderos actores simularían actos sexuales para fomentar el apareamiento entre machos y hembras, los escarabajos actúan como quiénes depositan esperma para la inseminación in vitro. Las aves del mismo sexo funcionan como niñeras que ayudan a una madre, etc. Pero esto de ninguna forma representa la orientación sexual del animal.

Notamos curiosamente que en las ovejas en ambientes artificiales y bajo una comunidad bovina social creada por el hombre en la domesticación, aparece el fenómeno homosexual solo en un porcentaje del 8%.

¿Demuestra esto que la homosexualidad humana es precisamente un fenómeno de conducta humana desarrollado en civilizaciones artificiales en la cual la complejidad y la presión crece? Parece evidente. Y demuestra que la homosexualidad en la vasta mayoría de los casos parece más bien una conducta psicológica aprendida de dislocación subconsciente que un asunto natural. Pero, aún así, en ciertos porcentajes, el cambio genético con variantes en las hormonas como la testosterona podría explicar algunos casos. Para esto es bueno recordar que la naturaleza no es perfecta y que hay algunas anomalías dentro del patrón general.

Algún día las comunidades homosexuales dejarán esta Era de histeria y de sentirse atacados y mirarán con más frialdad la evidencia. Aceptar que la homosexualidad es una anomalía no implica una degradación del alma humana, de la misma forma como son los problemas genéticos en algunas personas.

El gran error de los religiosos, como ciertos Grupos Evangélicos, es considerar que la naturaleza es perfecta, es un exacto reflejo del rostro de Dios. Es cierto que si bien la naturaleza refleja el impulso y la evidencia del Diseñador, debe aceptarse que la naturaleza está adaptada a una realidad incompleta y por lo tanto imperfecta:

(57.3) 4:2.6 La naturaleza, en vuestro mundo, es una cualificación de las leyes de la perfección por los planes evolutivos del universo local. ¡Qué farsa adorar la naturaleza porque en un sentido limitado, cualificado, está penetrada por Dios; por ser una fase del poder universal y por lo tanto divino! La naturaleza también es una manifestación inconclusa e incompleta de las elaboraciones imperfectas del desarrollo, crecimiento y progreso de un experimento universal de evolución cósmica.

(57.5) 4:2.8  No, la naturaleza no es Dios. La naturaleza no es objeto de adoración.


Vivimos en un universo que aún no está terminado. Está en ajuste y evolución progresiva. La naturaleza a nivel general presenta patrones normales o comunes, pero también una serie de algunos asuntos fortuitos pueden cambiarla o alterarla en determinadas circunstancias.


La naturaleza no debe ser adorada tal como lo presentan los grupos Nueva Era o las religiones paganas de la magia que adoraban las fuerzas naturales. E incluso también no debe ser idealizada como un fiel reflejo del Creador tal como lo presentan los grupos religiosos al insistir en una perfección de la creación y declarar que todo lo que se salga de eso es diabólico.

Hay muchas situaciones y realidades imperfectas, incompletas y extrañas en un mundo fascinante como el nuestro. No deben generarse juicios ni obligar a que las realidades sean diferentes (las cuales a veces son anómalas o accidentales), pero tampoco han de exaltarse dichas realidades imperfectas sobre las otras. Recordemos también que la conducta humana puede ser adquirida y cada cual deberá cargar con sus elecciones en materia de vida. Pero cometemos un grave error si declaramos que algo es "natural", "perfecto", la "voluntad de Dios" ya que "aparece o no aparece en la naturaleza", etc:

(57.2) 4:2.5 Dios no está personalmente presente en la naturaleza ni en cualesquiera de las fuerzas de la naturaleza, porque el fenómeno de la naturaleza es la sobreimposición de las imperfecciones de la evolución progresiva y, a veces, de las consecuencias de rebeliones insurreccionales sobre los cimientos paradisiacos de la ley universal de Dios. Tal como aparece en un mundo como Urantia, la naturaleza no puede ser nunca la expresión adecuada ni la representación verdadera ni el fiel retrato de un Dios omnisapiente e infinito.

La sexualidad humana cumple una función limitada y muy temporal en la carrera de todos los seres ascendentes. Lo importante es que la materia no debe eclipsar al desarrollo espiritual de todos los seres. Y no debe identificarse con el mal y la iniquidad, con el egoísmo y autodestrucción.

(383.1) 34:7.7 Aquellos hombres y mujeres que conocen a Dios y que han nacido de la experiencia de Espíritu, no experimentan conflicto con sus naturalezas mortales más de lo que lo hacen los habitantes de los mundos y planetas más normales, que nunca han sido manchados por el pecado ni tocados por la rebelión. Los hijos de fe trabajan en niveles intelectuales y viven en planos espirituales muy por encima de los conflictos producidos por desenfrenados o desnaturalizados deseos físicos. Los estímulos normales de los seres animales y los apetitos e impulsos naturales de la naturaleza física no están en conflicto siquiera con los más altos logros espirituales excepto en la mente de las personas ignorantes, mal instruidas, o desafortunadamente, en extremo escrupulosas.

Y todos los seres humanos que deseen la supervivencia han de trascender la naturaleza imperfecta de origen animal. Esto no se consigue siguiendo reglas externas de conducta, sino en la transformación interior:

(1609.5) 143:2.4 «Por el viejo método buscáis suprimir, obedecer y conformar a las reglas del vivir; por el nuevo camino, primero seréis transformados por el Espíritu de la Verdad y así vuestra alma se verá fortalecida por la constante renovación espiritual de vuestra mente; de este modo estaréis dotados de la fuerza para hacer con seguridad y júbilo la voluntad misericordiosa, aceptable y perfecta de Dios. No olvidéis: es vuestra fe personal en las extraordinariamente grandes y preciosas promesas de Dios, la que os asegura que participaréis de la naturaleza divina. Así pues, mediante vuestra fe y la transformación del espíritu, llegaréis a ser en realidad, templos de Dios, y su espíritu vive verdaderamente dentro de vosotros. Si el espíritu vive dentro de vosotros, ya no seréis esclavos encadenados por la carne, sino hijos del espíritu libres y liberados. La nueva ley del espíritu os dota de la libertad del autodominio, reemplazando la vieja ley del temor.

(1737.5) 156:5.1 Este miércoles por la tarde, durante su discurso, Jesús primero relató a sus seguidores la historia del lirio blanco que levanta su pura cabeza nevada hacia el sol mientras que sus raíces están metidas en el lodo y el barro del suelo tenebroso. «Del mismo modo», dijo él, «el hombre mortal, aunque tenga las raíces de su origen y ser en el suelo animal de la naturaleza humana, puede, por la fe, elevar su naturaleza espiritual al sol de la verdad celestial y dar realmente los nobles frutos del espíritu».


miércoles, 18 de febrero de 2015

Nosotros somos los Fantasmas


Cada generación cree que ha alcanzado el pináculo del pensamiento, la ciencia y la sabiduría.

La larga Edad Media sumió al mundo en unas tinieblas religiosas muy pesadas. Luego la Época de las Luces y la Revolución Industrial provocó la aparición de hombres que se fueron al extremo del escepticismo  y el ateísmo. Esa fue una reacción viseral de una adolescencia humana deslumbrada por un materialismo incipiente.

Desde los años 60 del siglo XX los movimientos del New Age (Nueva Era) trataron de aparecer masivamente como la alternativa libre ante las religiones organizadas. Con su sincretismo de residuos del neopaganismo han capturado a muchos adherentes.

Sin embargo, ninguna de las tres vías anteriores ha demostrado crear una auténtica unidad mundial. Es más, dichas posiciones se han enquistado en bandos.

Para sorpresas de muchos creyentes en el New Age, los Documentos de Urantia no apoyan un renacer y sincretismo del gnosticismo, la magia o los cultos de misterio. Es más, hablan de los fundamentos del New Age como residuos de las antiguas eras de superstición.

 (972.7) 88:6.7 Gradualmente la ciencia está eliminando de la vida el elemento del juego de azar. Pero si los métodos modernos de educación fracasan, habrá una reversión casi inmediata a las creencias primitivas en la magia. Estas supersticiones aún habitan la mente de muchos pueblos así llamados civilizados. El idioma contiene muchos fósiles que atestiguan que la raza por mucho tiempo ha estado impregnada de la superstición mágica, palabras como hechizado, malaventurado, posesiones, inspiración, quitarle a uno el espíritu, ingenio, embelesador, estupefacto y asombrado. Los seres humanos inteligentes aún creen en la buena suerte, el mal de ojo y la astrología.

El peligro con las creencias mágicas: “si los métodos modernos de educación fracasan, habrá una reversión casi inmediata a las creencias primitivas en la magia”.  Esto sin duda nos causaría más atraso.

 Hablando de palabras, algunos lectores de la Revelación han transportado algunas de sus creencias personales, o terminología de algunas de sus ideas para intentar explicar ciertas expresiones de los Documentos

Por ejemplo, una página declara lo siguiente en torno a la expresión “cuerpos morontiales” que aparecen en los Documentos.

“Cuando los seres humanos fallecemos seguimos siendo seres pensantes con un nuevo cuerpo, un poco más sutil que la material

A este cuerpo sutil, más ligero que el material, se le llama moroncial. Y es posiblemente el cuerpo que mucha gente ha visto o fotografiado a un familiar o ser querido ya fallecido”.

“Otro caso de aparición de un ser humano etéreo fue el de mi sobrina que vio, cuando tenía unos 15 años, una silueta humana con pequeñas lucecitas en los perímetros y translúcida en su interior que se desplazaba hacia ella dentro de su habitación. Estas personas que cito son absolutamente normales, sin ninguna patología o hábitos negativos, que cuentan lo que vieron o fotografiaron. ¿Acaso son los cuerpos moronciales que alude el libro de Urantia?”

¿Cuerpos sutiles? ¿Cuerpos etéreos? Si los Reveladores hubiesen querido utilizar esa expresión como equivalente de “moroncial” lo habrían hecho, pero NO había equivalente alguno para dicha expresión (ya que tendería a confusión y a crear un sincretismo con otras creencias), y por lo tanto expresaron esa nueva palabra “moroncial”.  Además, ¿sabía el redactor de dicho foro que los humanos fallecidos NO retornan al mundo de su natividad? ¿Sabe que L.U no apoya la existencia de fantamas y menos el comunicarse con ellos?

Es cierto que no podemos ser dogmáticos, pero cuando estudiamos con rigor una Obra como el Libro de Urantia que afirma ser una nueva Revelación liberadora de las mentes y espíritu humano (que nos trae el cuadro más amplio), debemos extremar el cuidado con las palabras (las palabras pueden ser convertidas en fetiches para el abuso de poder según los mismos Documentos), ya que caemos en el error bienintencionado de Pablo de hacer sincretismos (tal como él lo hizo con los sacrificios judíos de animales asociándolos a la muerte de Jesús; o con el “dios desconocido” lo que derivó en la futura mezcolanza de Cristo con los dioses solares).

 Además, los cuerpos moronciales no son más sutiles que los de carne. La razón es que los seres moronciales y luego los seres espirituales no son entidades etéreas como brumas de niebla o aire en contraste con la materia. De forma sorprendente, el Libro de Urantia dice que eso es algo mal entendido.

(498.6) 44:0.15 Todas estas actividades de los mundos morontiales y espirituales son reales. Para los seres espirituales el mundo espiritual es una realidad. Para nosotros el mundo material es lo más irreal. Las formas de espíritus más elevadas pasan libremente a través de la mate-ria común. Los espíritus elevados no reaccionan a nada material, excepto a algunas de las energías básicas. Para los seres materiales el mundo espiritual es más o menos irreal; para los seres espirituales el mundo material es casi totalmente irreal, siendo tan sólo una sombra de la substancia de las realidades espirituales.

(498.7) 44:0.16 Yo no puedo, con visión exclusivamente espiritual, percibir el edificio en el cual esta narrativa está siendo traducida y registrada. Un Consejero Divino desde Uversa, que al azar se encuentra a mi lado, percibe aún menos de estas creaciones puramente materiales. Discernimos de qué manera se os presentan estas estructuras materiales visualizando una contraparte espiritual presentada a nuestra mente por uno de los transformadores de la energía aquí presentes. Este edificio material no es exactamente real para mí, un ser espiritual, pero es muy real y muy útil para los mortales materiales.

Esto de alguna forma es vuelto a declarar en otros Documentos. Nosotros somos los fantasmas y etéreos para los seres de la auténtica realidad. 

Los seres verdaderamente sólidos son ellos y no nosotros. Es más se declara que los seres más elevados en nivel de existencia espiritual no nos ven, salvo con la ayuda de otras entidades que les prestan servicio para transformar su visión. E incluso pueden pasar por los edificios materiales sin darse cuenta de ellos. Con mucha ayuda ellos quizás (quizás) nos perciban como cuando hay un día de espesa niebla en la ciudad.

Si meditamos bien esto es verdad, ya que la aparente solidez de nuestra vida no es tal. Somos frágiles y fugaces. El paso del tiempo demuestra que estamos en un instante y luego no estamos (y TODAS las cosas insertas en esta realidad espacio-temporal). Somos como una película que vuela. La misma Biblia lo declaró el decir que somos una "neblina", "una sombra de la realidad", una "exhalación".

La verdadera realidad ELLOS la poseen.

Por lo tanto, ahora entendemos que los Reveladores se refieran a los fantasmas como creaciones de mentes primitivas. Hasta los rebeldes de Caligastia eran seres sumamente reales que se adaptaron a esta realidad.

 (973.1) 88:6.8 La magia antigua fue el capullo de la ciencia moderna, indispensable en su tiempo pero ya no útil. Así los fantasmas de la superstición ignorante agitaron las mentes primitivas de los hombres hasta que pudieran nacer los conceptos de la ciencia. Hoy en día, Urantia está en los albores de su evolución intelectual. Una mitad del mundo busca ansiosamente la luz de la verdad y los hechos del descubrimiento científico, mientras que la otra mitad languidece en los brazos de la superstición antigua y de la magia sólo ligeramente disfrazada.

Estamos en los albores, en los comienzos de la evolución mental. La mitad de la humanidad busca la verdad, y la otra mitad aún son cautivos en su misma imaginación humana con fetiches y magia ligeramente disfrazada.

Las generaciones futuras de seres humanos (y así lo declaran los Reveladores) se reirán de muchas de nuestras creencias que aún mantenemos, tal como hoy alguna vez nos causó gracia algunas de las supersticiones de los hombres más primitivos que se rendían a adorar los relámpagos, el fuego y el sol.


sábado, 14 de febrero de 2015

Hacer la voluntad de Dios

Durante siglos las Iglesias han intentado definir “hacer la voluntad de Dios” como una acción religiosa circunscrita a las actividades de dicha comunidad. Por ejemplo, se suele señalar que hacer la voluntad de Dios es predicar o servir a los pobres, dependiendo de la institución.

Los Documentos señalan que hacer la voluntad de Dios es la clave para la vida eterna, y es comentada muchísimas veces como algo fundamental. En esta entrada, trataremos de aportar con algunas de esas citas y las comentaremos. De alguna forma, el trabajo por transformar el mundo parte con el trabajo de transformarnos a nosotros. Para eso, es vital comprender plenamente que es la voluntad de Dios.

(1431.2) 130:2.7 Fue ésta una conversación que duró hasta bien entrada la noche, en el curso de la cual, el joven le pidió a Jesús que le explicara la diferencia entre la voluntad de Dios y ese acto mental humano de elección que también se llama voluntad. En substancia Jesús dijo: la voluntad de Dios es el camino de Dios, el asociarse con la elección de Dios frente a cualquier alternativa potencial. Hacer la voluntad de Dios, por lo tanto, es la experiencia progresiva de llegar a parecerse cada vez más a Dios, y Dios es el origen y el destino de todo lo que es bueno y bello y verdadero. La voluntad del hombre es el camino del hombre, la suma y substancia de lo que el mortal elige ser y hacer. La voluntad es la deliberada elección de un ser autoconsciente que lleva a una decisión conducta basada en una reflexión inteligente.

Notamos que: 

"la voluntad de Dios es el camino de Dios, el asociarse con la elección de Dios frente a cualquier alternativa potencial. Hacer la voluntad de Dios, por lo tanto, es la experiencia progresiva de llegar a parecerse cada vez más a Dios, y Dios es el origen y el destino de todo lo que es bueno y bello y verdadero". 

Pero, ¿involucra esa asociación con Dios solo circunstancias difíciles y situaciones "sagradas"? Jesús dice en los Documentos:

(1732.4) 155:6.11 No olvidéis jamás que hay tan sólo una aventura que es más satisfactoria y emocionante que el intento de descubrir la voluntad del Dios vivo, y ésa es la experiencia suprema de tratar honestamente de hacer la voluntad divina. No dejéis de recordar que la voluntad de Dios puede cumplirse en cualquier ocupación terrenal. No hay unas vocaciones que sean santas y otras que sean seculares. Todas las cosas son sagradas en la vida de los que son conducidos por el espíritu; o sea, subordinados a la verdad, ennoblecidos por el amor, dominados por la misericordia, y controlados por la ecuanimidad —la justicia. El espíritu que mi Padre y yo enviaremos al mundo es no solamente el Espíritu de la Verdad, sino también el espíritu de la belleza idealista.

Hacer la voluntad de Dios impregna cada área de la vida. Incluso cuando cocinamos, trabajamos y nos alimentamos. Cada actividad humana puede tonarse consciente de que en ellas Dios quiere operar y que manifestemos el fruto del Espíritu de cualidades superlativas.

 "No dejéis de recordar que la voluntad de Dios puede cumplirse en cualquier ocupación terrenal. No hay unas vocaciones que sean santas y otras que sean seculares. Todas las cosas son sagradas en la vida de los que son conducidos por el espíritu; o sea, subordinados a la verdad, ennoblecidos por el amor, dominados por la misericordia, y controlados por la ecuanimidad —la justicia".

¿Cómo podemos vivir esta enseñanza del Maestro? ¿Cómo la podemos experimentar? Un saludable ejercicio es:

1- Estar conscientes del acto que realizamos en ese momento presente. Ya sea planchar, caminar, conversar con otro ser humano, etc; tomemos conciencia de esa acción.

2- Enfocarnos y absorbernos en ese momento presente (no dar cabida a pensamientos turbulentos sobre preocupaciones, miedo, etc). 

3- Impregnar con el deseo de Dios, su voluntad, esa actividad. Dios quiere que esos actos estén "conducidos por el espíritu, subordinados a la verdad, ennoblecidos por el amor, dominados por la misericordia, y controlados por la ecuanimidad —la justicia".


Notamos que esta forma de vivir la vida la llena de significado, felicidad y realización. Sin embargo, implica estar conscientes de nuestros pensamientos en todo momento, y  que nuestra voluntad elija voluntariamente la guía de la voluntad Divina. Esta es la "religión verdadera" de Jesús de Nazaret, la más ardua y difícil de todas, porque a diferencia de las religiones humanas evolutivas de la autoridad, esta no diferencia actividades sagradas y otras profanas. No provoca, por lo tanto, la hipocresía religiosa y la doble vida.

Como la voluntad humana entra en línea con la Voluntad de Dios

(1216.5) 111:1.4 La evolución material te ha proveído con una máquina vital, tu cuerpo; el Padre mismo te ha dotado de la realidad espiritual más pura conocida en el universo, tu Ajustador del Pensamiento. Pero en tus manos, sujeta a tu libre albedrío, se te ha dado la mente, y es por la mente por la que vives o mueres. Es dentro de la mente y con la mente que tomas esas decisiones morales que te permiten alcanzar semejanza con el Ajustador, que es semejanza con Dios.

(1217.4) 111:1.9 La mente es tu buque, el Ajustador es tu piloto, la voluntad humana es el capitán. El dueño del barco mortal debería tener la sabiduría de confiar en el piloto divino para guiar a su alma ascendente a los puertos morontiales de la supervivencia eterna. Sólo mediante el egoísmo, la pereza y el pecado puede la voluntad del hombre rechazar la guía de un piloto tan amante y finalmente naufragar su carrera mortal en los acantilados malignos de la misericordia rechazada y contra las rocas del pecado aceptado. Con tu consentimiento, este piloto fiel te conducirá con seguridad a través de las barreras del tiempo y de los obstaculos del espacio a la fuente misma de la mente divina y aun más allá, aun hasta el Padre Paradisiaco de los Ajustadores.

(1221.2) 111:5.1 Hacer la voluntad de Dios es ni más ni menos que una exhibición de la disposición de la criatura a compartir la vida interior con Dios —con el mismo Dios que ha hecho posible esa vida de valor y significado interior para la criatura. Compartir es semejante a Dios —es divino. Dios comparte todo con el Hijo Eterno y el Espíritu Infinito, y ellos a su vez comparten todas las cosas con los Hijos divinos y las Hijas espíritu de los universos.

(1221.3) 111:5.2 La imitación de Dios es la clave para la perfección; hacer su voluntad es el secreto de la sobrevivencia y de la perfección en la supervivencia.

(1221.4) 111:5.3 Los mortales viven en Dios, y así Dios ha querido vivir en los mortales. Así como los hombres se confían en él, del mismo modo él, y en primer término, ha confiado una porción de sí mismo para que esté con los hombres; ha consentido en vivir en los hombres y residir en los hombres sujeto a la voluntad humana.

(1221.5) 111:5.4 La paz en esta vida, la supervivencia en la muerte, la perfección en la vida próxima, el servicio en la eternidad —todos éstos se logran (en el espíritu) ahora cuando la personalidad de la criatura consiente —elige— someter la voluntad de la criatura a la voluntad del Padre. Y el Padre ya ha elegido hacer que un fragmento de sí mismo esté sujeto a la voluntad de la personalidad de la criatura.

(1221.6) 111:5.5 Esta elección de la criatura no es un rendimiento de la voluntad. Es una consagración de la voluntad, una expansión de la voluntad, una glorificación de la voluntad, un perfeccionamiento de la voluntad; tal elección eleva la voluntad de la criatura del nivel de significado temporal a ese estado tanto más elevado en el que la personalidad del hijo criatura comulga con la personalidad del Padre espíritu.

(1221.7) 111:5.6 Esta elección de la voluntad del Padre es el hallazgo espiritual del Padre espíritu por el hombre mortal, aunque deba pasar una edad antes de que el hijo criatura pueda verdaderamente encontrarse de hecho ante la presencia de Dios en el Paraíso. Esta elección no consiste tanto en la negación de la voluntad de la criatura: «Que se haga no mi voluntad sino la tuya»; sino que consiste en la afirmación positiva de la criatura: «Es mi voluntad que se haga tu voluntad». Y si se hace esta elección, tarde o temprano el hijo que eligió a Dios hallará una unión interior (fusión) con el fragmento residente de Dios, mientras que este mismo hijo en perfeccionamiento encontrará suprema satisfacción de la personalidad en la comunión adoradora de la personalidad del hombre y la personalidad de su Hacedor, dos personalidades cuyos atributos creativos se unen eternamente y autovolitivamente en una mutualidad de expresión —el nacimiento de otra unión eterna de la voluntad del hombre y la voluntad de Dios.

Cuando en la carne percibimos a Dios, y al hacer su voluntad dejamos que el gobierne amorosamente nuestro ser, Algo maravilloso sucede. Ocurre una transformación en que Dios y el hombre se hacen socios, y toda la creación está al servicio de ese Hijo liberado. Esa mujer u hombre se convierte en un gigante. Algo difícil de explicar, pero que es tan real como el Amor.

Y nada se vuelve imposible para ese Hijo de Dios nacido del Espíritu. ¡Descubre que ahora es capaz de modificar la realidad de su entorno al entrar en comunión con el Todopoderoso!

(1467.5) 132:7.9 Así fue, y así es, por siempre. Lo que una imaginación humana esclarecida y reflexiva, que ha recibido la enseñanza y la guía espirituales, quiere sincera y altruísticamente ser y hacer, se torna mediblemente creativo según el grado de dedicación del mortal a la ejecución divina de la voluntad del Padre. Cuando el hombre se asocia con Dios, pueden ocurrir, y ocurren, realmente cosas grandiosas.


miércoles, 11 de febrero de 2015

¿Cómo abordar los problemas humanos? ¿Cómo transformar el mundo? Importante

Algunos de los problemas que aún rondan como fantasmas a la humanidad son comentados en los Documentos:

(786.3) 70:2.12 1. La fuerte tendencia al materialismo, la ceguera espiritual.

(786.4) 70:2.13 2. El culto al poder de las riquezas, la deformación de los valores.

(786.5) 70:2.14 3. Los vicios del lujo, la inmadurez cultural.

(786.6) 70:2.15 4. Los cada vez mayores peligros de la indolencia, la insensibilidad al servicio.

(786.7) 70:2.16 5. El desarrollo de una indeseable debilidad racial, el deterioro biológico.

(786.8) 70:2.17 6. La amenaza de la esclavitud industrial generalizada, el estancamiento de la personalidad. El trabajo ennoblece pero la monotonía entorpece.

(942.2) 84:8.1 La gran amenaza de la vida familiar es la marejada de autogratificación en peligroso aumento, la manía moderna por el placer.

(1220.3) 111:4.4 Los mundos interior y exterior tienen un esquema de valores distinto. Cualquier civilización se encuentra en peligro si tres cuartos de su juventud se dedican a profesiones materialistas y al perseguimiento de las actividades sensoriales del mundo exterior.

¿Cómo hemos de abordar estos problemas de la Humanidad?

Al respecto los Documentos nos señalan que hay dos formas:

1- Volvernos partes integrantes de los mecanismos que pretenden reformar a la Sociedad. Es una aspiración legítima querer aportar con ideas a los cambios mundiales. Sin embargo, esto corresponde al camino evolutivo que tiene muchos altibajos, es una senda larga y trabajosa. Y generalmente podemos ser absorbidos por el mismo sistema evolutivo, nos volvemos una parte integrante del mismo sistema que queremos transformar. Esto crea una paradoja y provoca que las transformaciones se vuelvan pesadas y lentas.

(1220.9) 111:4.10 Las ideas pueden originarse en los estímulos del mundo exterior, pero los ideales nacen sólo en los reinos creadores del mundo interior. Actualmente las naciones del mundo son dirigidas por hombres que tienen superabundancia de ideas, pero gran pobreza de ideales. Ésta es la explicación de la pobreza, divorcio, guerra y odios raciales.

Por ejemplo, yo puedo promover ideas para cambiar la economía o proteger el medio ambiente con nuevas tecnologías. Pero estas ideas fracasaran o tendrán un muy lento progreso, a menos que los ideales y motivos de los hombres que deben fomentarlas y mantenerlas en el tiempo cambien.

2- Transformarnos en maestros e inspiradores, sin volvernos parte integrantes de los mecanismos. Esta fue la vía o senda de Jesús de Nazaret. 

(1581.4) 140:8.17 Jesús no tuvo nunca la intención de elaborar teorías económicas; bien sabía que cada época debe desarrollar sus propios remedios para los problemas existentes. Si Jesús estuviera en la tierra hoy día, viviendo su vida en la carne, sería una gran desilusión para la mayoría de los hombres y mujeres buenos, por la sencilla razón de que no tomaría partido en las disputas políticas, sociales o económicas del día corriente. Se mantendría apartado de estas cosas, en cambio os enseñaría cómo perfeccionar vuestra vida espiritual interior para haceros mucho más capaces de solucionar vuestros problemas puramente humanos.

(1581.5) 140:8.18 Jesús haría que todos los hombres fueran semejantes a Dios y luego se apartaría para contemplar con compasión como estos hijos de Dios solucionarían sus propios problemas sociales, políticos y económicos.

En otras palabras, el camino de insertar y sembrar los ideales de la bondad, belleza y verdad que vuelve a los hombres semejantes al Padre, haría que los hombres de cualquier época supiera adaptar esos ideales y generar sus propias soluciones y la implementación de las mismas. Los maestros No entramos en el camino de las técnicas ni en decirles a los hombres que deben hacer y como deben hacerlo, solamente en la vía de los motivos inspiradores. 

(1583.5) 140:8.31 El Maestro no ofrecía soluciones para los problemas no religiosos de su propia época ni de las épocas subsiguientes. Jesús deseaba desarrollar el discernimiento espiritual para captar las realidades eternas y estimular la iniciativa en la originalidad en el vivir; se dedicaba exclusivamente a las necesidades espirituales fundamentales y permanentes de la raza humana. Revelaba una bondad igual a Dios. Exaltaba el amor —la verdad, la belleza y la bondad— como ideal divino y realidad eterna.

Y sorprendentemente cuando se enseñan estas cosas y se siembran en los humanos, de forma secundaria por añadidura, estas semillas espirituales logran provocar transformaciones poderosas en lo económico, político y social.

¿Por que el Reino de Dios no ha podido ser establecido en la Tierra? ¿Por qué ha tardado? Por éstos factores:

1- Desviar el mensaje de Jesús, el cual estaba centrado en sus enseñanzas, y llevarlo a un culto hacia su persona y figura como autoridad: algo que el Maestro nunca quiso.

2- La aparición de una Iglesia exterior y lejana de los hombres que intenta involucrarse y ser parte integral del mismo sistema que supuestamente desea transformar.

3- La aparición de múltiples conceptos e interpretaciones del Reino y del mensaje de Jesús, gastando energías y recursos en no atacar el corazón de los problemas.

4- El separar lo espiritual (no confundir con Iglesia institucional) de lo cotidiano y seglar. Esto ha causado la dislocación humana al no impregnar de valores internos sus actividades políticas, económicas y sociales.

(1220.2) 111:4.3 Todos los avances de la verdadera civilización nacen en este mundo interior de la humanidad. Es tan sólo la vida interior la que es realmente creadora.

Y me atrevería a incluir un 5 factor que de alguna forma se mezclan con el 3 y 4:

5- La actitud negativa y derrotista de los creyentes sobre el potencial del género humano. 

Muchos creyentes durante siglos se han lanzado a la evangelización con una actitud condicionada por una destrucción y salvación, o captadora hacia una Iglesia,  y no por el amor auténtico, transformador y redimidor del hombre.

(2093.3) 196:2.9 Jesús guió a los hombres a que se sintieran en el mundo como en su propia casa; los liberó de la esclavitud de los tabús y les enseñó que el mundo no es fundamentalmente malo. No anhelaba escapar de su vida terrenal; dominó la técnica de hacer la voluntad del Padre aceptablemente mientras estaba en la carne. Alcanzó una vida religiosa idealista en medio de un mundo realista. Jesús no compartía la opinión pesimista de Pablo sobre la humanidad. El Maestro consideraba a los hombres como hijos de Dios y anticipaba un futuro magnífico y eterno para los que eligieran la sobrevivencia. No era un escéptico moral; consideraba al hombre en forma positiva, no negativa. Veía a la mayoría de los hombres más como débiles que como malvados, más confundidos que depravados. Pero fuera cual fuese su estado, ellos eran hijos de Dios y sus hermanos.

(2093.4) 196:2.10 Enseñó a los hombres a que se asignaran un alto valor, en el tiempo y en la eternidad. Como Jesús asignaba a los hombres un alto valor, estaba dispuesto a invertir en un servicio sin pausa a la humanidad. Y fue este valor infinito de lo finito que hizo que la regla de oro fuera un factor vital de su religión. ¿Qué mortal puede dejar de sentirse elevado por la fe extraordinaria que Jesús tiene en él?

(2093.5) 196:2.11 Jesús no ofreció reglas para el avance social; la suya fue una misión religiosa, y la religión es exclusivamente una experiencia individual. El propósito último del alcance más avanzado de la sociedad no trascenderá jamás a la hermandad jesuística de los hombres, basada en el reconocimiento de la paternidad de Dios. El ideal de todo alcance social tan sólo se puede realizar en el advenimiento de este reino divino.

Jesús miraba el potencial de los hombres. No le detenía la aparente corrupción y maldad. Podía derrotar esas sombras de la existencia humana solo con la palanca del amor. Y precisamente entre sus discípulos directos estuvieron un recaudador de impuestos y mujeres de dudosa reputación. Su amor hacia ellos, y la fuerza de su mensaje, los pudo salvar y redimir.

Esta actitud valiente y enérgica para derrotar el mal con el bien no ha sido practicada de forma sistemática por los creyentes durante siglos. Y esto ha provocado un gran estancamiento. En vez de ser una fuerza expansiva que conquista el corazón y el mundo, la Iglesia se transformó en un club cerrado. Por lo tanto, la levadura del Reino ha sido bloqueada, la sal del mundo ha perdido su salinidad.

Por eso, a menos que cambies tu visión y paradigmas mentales sobre la humanidad y la posibilidad de transformación de ellos, si pierdes la Fe en la humanidad, ya habrás partido derrotado en tu trabajo. No serás de mucha ayuda. Serás un esclavo que esconde su talento y no lo desea trabajar.

En cambio, si reformas tus pensamientos, los llenas de amor y simpatía hacia los hombres, darás un paso. Luego haz de consagrar tu relación con el Padre Celestial. Debes nacer otra vez, debes experimentar y vivir lo que estás a punto de enseñar, porque será mediante tu ejemplo, y no tanto por tus palabras, como los hombres sabrán que eres uno con Dios.

Por lo tanto, el auténtico maestro:

- No tiene pensamientos derrotistas y negativos hacia el género humano. Ama a las personas, y ve en cada ser humano un potencial de transformación. Siente gran compasión por las personas que necesitan una guía, una orientación en sus vidas. No actúa como un juez. No las condena. Se ofrece para guiarles.

- El auténtico maestro nace otra vez. Antes de revelar al Padre, tú debes encontrarlo. El maestro Se preocupa del desarrollo de su relación con Dios. Sabe que debe estar conectado al Padre para revelarlo a los hombres. Esto provoca dramáticas transformaciones en el creyente. Y el fruto del Espíritu (Ajustador), se expresa de forma espontánea en esta vida consagrada.

- El maestro con su vida y palabras enseña a otros sobre la realidad de Dios. El maestro no tiene una actitud pesimista ante la vida y los problemas. Transmite en su propia existencia, alegría, gozo, paz, confianza y autodominio. La gente se siente estimulada e inspirada por su actitud. No juzga sino guía. Está listo para hablar del Padre y esa enseñanza parece auténtica, porque el discípulo ve en su maestro la práctica de esa enseñanza.

- El maestro luego inicia la fase de expansión. Su trabajo espiritual busca reunir líderes, profesores, y personas que deseen mejores condiciones en la tierra. El solo los inspira. No les enseña técnicas. Les entrega ideales. También busca crear talleres, dar conferencias y charlas para que los hombres impregnen con valores e ideales ("espiritualidad" si tu prefieres) cada área humana, cada actividad que repercute en otros. Y no desea generar ligas a o asociaciones cerradas. Su actividad no desea encerrar el mensaje ni capturarlo en una sola forma. Sabe que la verdad expulsará al error esté donde esté.

Jesús dijo que los campos están "blancos para la siega" (Juan 4:35). Esto nos muestra que internamente las personas están anhelantes de cambios positivos en la Tierra. Solo falta que sean guiados y enseñados. Pero para eso, los nuevos hombres y mujeres deben renacer para estar dispuestos a la aventura más grande de la Tierra. Una acción heroica e histórica más grande y perdurable que los viajes de descubrimiento y la llegada del hombre a la Luna.

(2082.9) 195:9.4 La religión necesita nuevos líderes, hombres y mujeres espirituales que se atrevan a depender solamente de Jesús y de sus enseñanzas incomparables. Si el cristianismo persiste en desatender su misión espiritual, mientras sigue ocupándose de los problemas sociales y materiales, el renacimiento espiritual deberá esperar el advenimiento de estos nuevos maestros de la religión de Jesús, que se dedicarán exclusivamente a la regeneración espiritual de los hombres. Entonces, estas almas nacidas del espíritu proveerán rápidamente el liderazgo y la inspiración que se requieren para una reorganización social, moral, económica y política del mundo.