viernes, 18 de abril de 2014

El poder del mensaje de Jesús de Nazaret

“Cuando su país y el mío sigan las enseñanzas expuestas por Cristo en el Sermón de la Montaña, se habrán resuelto los problemas no solo de nuestros dos países, sino los de todo el mundo.” - Mahatma Gandhi a Lord Irwin.


Jesús de Nazaret

“Las vidas de todos han sido transformadas por él en algún grado, grande o pequeño, y se han beneficiado de su presencia, sus acciones, y de las palabras de su voz. Jesús dio a la humanidad, en sus enseñanzas y en su vida, la gran meta hacia la cual aspirar”. - Mahatma Gandhi

martes, 15 de abril de 2014

Progreso necesario - parte III

Publicaciones religiosas
Uno de los cambios más significativos que debe implementarse es aún una mayor reducción del material publicado por la W.T. Es recomendable que solo la revista ¡Despertad! (que en latinoamérica debería llamarse ¡Despierta! o ¡Despertar!) sea dirigida al público no testigo tal como ocurre hoy. Mientras que debería existir la revista la Atalaya (que en latinoamérica debería llamarse La Torre del Vigía) solo para las reuniones internas de los testigos. Por lo tanto, tiene que eliminarse la llamada Atalaya edición público. Las razones hoy se hacen evidentes.

El público lee mucho menos así que es acertada la reducción de páginas en las actuales revistas para público. Pero aún así la revista la Atalaya edición público se hace innecesaria en una sociedad humana que se ha divorciado de los conceptos religiosos tradicionales bíblicos por la hipocresía religiosa, mayor secularismo y un cambio en los esquemas de las antiguas tradiciones. 

No es que el hombre esté dejando de ser espiritual, el hombre está dejando ser un religioso clásico oficial o nominal, pero los valores como la solidaridad humana y anhelo de la felicidad están aún muy presentes incluso en el interior de los jóvenes, tal como se ha visto en el deseo de ayudar cuando hay emergencias (como se ha observado tras los incendios en Chile). 

Por lo tanto, la forma en como los hombres y mujeres modernos deben ser atraídos a Cristo y los valores morales no debe ser con las trompetas clásicas de la Edad Media o la Biblia en mano, sino con la masa rocosa de la belleza, bondad y verdad que nos enseñó Jesús de Nazaret.

19 Porque, aunque soy libre respecto de toda persona, me he hecho el esclavo de todos, para ganar el mayor número de personas. 20 Y por eso a los judíos me hice como judío, para ganar a judíos; a los que están bajo ley me hice como bajo ley, aunque yo mismo no estoy bajo ley, para ganar a los que están bajo ley. 21 A los que están sin ley me hice como sin ley, aunque yo no estoy sin ley para con Dios, sino bajo ley para con Cristo, para ganar a los que están sin ley. 22 A los débiles me hice débil, para ganar a los débiles. Me he hecho toda cosa a gente de toda clase, para que de todos modos salve a algunos. 23 Pero hago todas las cosas por causa de las buenas nuevas, para hacerme partícipe de ellas con [otros]. - 1 Corintios 9:19-23

Pablo mismo hizo esto cuando predicó a los atenienses. También adaptó su mensaje a los judíos. Actualmente una revista netamente religiosa es generalmente rechazada y lanzada a la basura por muchas personas. La gente solo desea información que les ayude en su vida práctica en una sociedad compleja y difícil. Son acertados los artículos de la revista ¡Despertad! que hablan del uso del tiempo, la delincuencia o el estrés.

Es recomendable que los esfuerzos, energía y recursos se concentren solo en una revista dirigida al público. La revista ¡Despertad! debería centrarse en números especiales (con mayor número de páginas que hablen sobre el tema, aunque con el mismo número de páginas actuales) concentrados en:

1- Vacaciones (tema para todo el territorio y las familias).

2- Desastres naturales (tema para todo el territorio orientado a preparar a los vecinos y familias sobre la reacción durante un desastre y la actitud posterior). También puede estar dirigido a las juntas y dirigentes de los vecindarios.

3- Empresas (tema principalmente dirigido a las empresas, negocios, trabajadores y empresarios en relación a la aplicación de principios bíblicos y espirituales para mejorar las relaciones interpersonales, orientar con motivos de servicio y altruismo dichas actividades, en lo cual todos en una empresa obtienen verdaderos beneficios).

En el caso de éste último número se puede organizar un mes antes de la campaña (durante el periodo de la revista para todo el territorio), grupos capacitados que al igual que los Coaching puedan abordar a dichas instituciones del territorio. De ésta forma, el material de las revistas cumple su objetivo dirigido al público específico y no termina en manos en las cuales el tema principal no les interesa. Además se cumple con la misión de ser la "sal de la tierra" y la "luz del mundo" (Mateo 5:13,14). Durante el periodo de la revista anterior (mes anterior) los grupos se organizarían con una capacitación y entrenamiento en la misma reunión de Servicio con un tema completo de "Nuestro Ministerio".


4- En la época de la Conmemoración y Semana Santa puede existir un número (un poco más "religioso") especial dedicado a Jesús y su gran mensaje transformador, citando a Gandhi y como este mensaje puede cambiar el mundo. Esta revista puede ser para todo el público.

5- Educación. Puede existir un nuevo número especial dedicado y dirigido a jóvenes en etapa escolar, profesores y padres. Como evitar el boulling o maltrato escolar, la violencia escolar y como mejorar en los estudios.

En el caso de éste último número se puede organizar un mes antes de la campaña (durante el periodo de la revista para todo el territorio), grupos capacitados que al igual que los Coaching puedan abordar a dichas instituciones educacionales del territorio, como escuelas, universidades y profesores con charlas instructivas mientras dejan dichos ejemplares principalmente a los jóvenes, padres y maestros en las escuelas. Durante el periodo de la revista anterior los grupos se organizarían con una capacitación y entrenamiento en la misma reunión de Servicio con un tema completo de "Nuestro Ministerio".

6- Economía familiar. Este puede ser un número especial dedicado a todas las familias del territorio con consejos sobre la planificación financiera (educación financiera), crear un correcto presupuesto familiar, evitar las deudas, como inventar trabajos de emergencia en caso de una crisis económica, etc. Y también como educar a los niños y jóvenes sobre este particular.

7- Políticos. Puede existir un nuevo número especial dedicado y dirigido a políticos, servidores y ministros públicos en las tres áreas del Estado. La revista estará enfocada a como el "servicio público" es esencial que cuente con buenas motivaciones internas, ya que tiene la capacidad de ser un instrumento positivo de Dios o la Providencia (Romanos 13: 1,4, 6) para transformar el entorno. El artículo puede citar los ejemplos de José, Daniel, Mardoqueo, el Funcionario Etíope, Cornelio, y la Casa de César como casos de personas con autoridad que hicieron buenas obras e ideales espirituales. 

En el caso de éste último número se puede organizar un equipo preparado un mes antes de la campaña (durante el periodo de la revista para todo el territorio) para abordar a estas personas y ofrecerles charlas. Durante el periodo de la revista anterior (economía familiar) los grupos se organizarían con una capacitación y entrenamiento en la misma reunión de Servicio con un tema completo de "Nuestro Ministerio".

8- Edad avanzada. Este puede ser un número especial dedicado a todas las familias del territorio con consejos sobre como cuidar a los envejecidos a nivel familiar y de vecindario.

9- SaludPuede existir un nuevo número especial dedicado y dirigido a los médicos, enfermeras, y auxiliares de la salud destacando el valioso papel que tienen. En el caso de éste último número se puede organizar un equipo preparado un mes antes de la campaña (durante el periodo de la revista de "la edad avanzada") para visitar a los médicos y centros de salud.  Los grupos se organizarían con una capacitación y entrenamiento en la misma reunión de Servicio con un tema completo de "Nuestro Ministerio".

10- Cambio climático. Este puede ser un número  dedicado a todas las personas del territorio con consejos sobre como enfrentar el cambio climático (zonas sensibles a desastres) y tomar mayor conciencia de como podemos cuidar nuestro planeta Tierra.

11- PolicíasPuede existir un nuevo número especial dedicado y dirigido a los policías destacando el valioso papel que tienen. En el caso de éste último número se puede organizar un equipo preparado un mes antes de la campaña (durante el periodo de la revista del "cambio climático") para visitar a los policías y ofrecerles mini conferencias o ejemplares de la revista.  Los grupos se organizarían con una capacitación y entrenamiento en la misma reunión de Servicio con un tema completo de "Nuestro Ministerio".

12- Generosidad. Coincidiendo con la Navidad este puede ser un número  dedicado a todas las personas del territorio con consejos sobre como expresar la generosidad todos los días del año, y no solamente en diciembre. Sin criticar directamente a la Navidad, puede alentar más bien a que la generosidad sea una constante en las personas.

13- Bueno vecinos. Este puede ser un número  dedicado a todas las personas del territorio con consejos sobre como mejorar las relaciones entre los vecinos, como cuan importantes son para combatir unidamente las catástrofes, la delincuencia y generar proyectos comunitarios para hermosear los barrios. Este ejemplar estaría enfocado a todos los vecinos y también a las juntas vecinales y sus dirigentes.

14- Voluntarios. Este puede ser un artículo dedicado a los bomberos, rescatistas y todo tipo de voluntarios (como la Cruz Roja, etc). Puede comentar también como los TJ son voluntarios en su obra global de educación espiritual.

Es posible que la revista ¡Despertad! ya haya tocado algunos de estos temas. No obstante, la diferencia ahora estaría en éstos aspectos:

1- La revista tendrá las mismas 16 páginas actuales, pero una cantidad mayor (siendo casi un número especial) de 9 a 10 páginas sobre el tema de portada. La página 1 sería de la portada, la página 2 de los artículos del número y una reseña al sitio de Internet (tal como ocurre hoy). De la página 3 hasta la página 12 estarían dedicadas al artículo central de la portada. La página 13 podría conter la sección "observando el mundo" y la página 14 y 15 un tema de práctico de salud, ciencia, alimentación, fauna, naturaleza, etc. (aunque se tenga que "recliclar" algún buen artículo de una revista antigua). Y la página 16 puede mantener el tema "¿Casualidad o Diseño?".

2- Un mes antes de cada campaña, un par de artículos de "Nuestro Ministerio" deberían preparar en temas de 25 minutos cada uno (en dos reuniones) una capacitación más exhaustiva dirigida a preparar a los publicadores para la campaña del mes siguiente. En el caso de los artículos dirigidos a Escuelas y Políticos, dicha capacitación del mes anterior incluirá más demostraciones de lo acostumbrado. Esto hará que cada número de la revista sea una verdadera campaña concentrada, y no solo una revista de relleno como actualmente sucede en la cual se desperdicia el valioso potencial de la misma al no ser dirigida a los grupos humanos respectivos.

3- Los testigos deben ser animados a manifestar una predicación más positiva y transformadora de la comunidad, y menos negativista. Por lo tanto, debe potenciarse de forma práctica la revista ¡Despertad! Ser la luz del mundo y la sal de la Tierra al actuar como la levadura silenciosa en el pan puede tener repercusiones positivas en la gente, y finalmente la misma organización JW puede ser reivindicada como verdaderamente útil en la sociedad al cumplir su papel salinizador del mundo.

Así, cada número de la revista será bien utilizado y potenciado.

Con respecto a las otras publicaciones, en una entrada posterior analizaremos dichas propuestas.



lunes, 14 de abril de 2014

Lecciones del Gólgota

Citas tomadas de los documentos de Urantia:

(2011.1) 187:5.5 Era poco antes de las tres cuando Jesús clamó a gran voz: «¡Consumado es! Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu». Después de hablar así, bajó la cabeza y abandonó la lucha por la vida. Cuando el centurión romano vio como Jesús había muerto, se golpeó el pecho y dijo: «Éste era realmente un hombre justo; de cierto debe haber sido un Hijo de Dios». Desde ese momento empezó a creer en Jesús.

(2011.2) 187:5.6 Jesús murió majestuosamente —tal como había vivido. Él admitió libremente su realeza y permaneció dueño de la situación durante todo ese día trágico. Él por su propia voluntad pasó por una muerte ignominiosa después de proveer la seguridad de sus apóstoles elegidos. Sabiamente refrenó la violencia peligrosa de Pedro y dispuso de que Juan permaneciera junto a él hasta el fin de su existencia mortal. Reveló su verdadera naturaleza al mortífero sanedrín y recordó a Pilato la fuente de su autoridad soberana como Hijo de Dios. Salió para el Gólgota cargando el travesaño de su cruz y terminó su autootorgamiento amante encomendando su espíritu de adquisición mortal al Padre del Paraíso. Después de semejante vida —y semejante muerte— el Maestro realmente podía decir: «Consumado es».

(2011.7) 187:6.3 Así terminó un día de tragedia y congoja para un vasto universo, cuyas miríadas de inteligencias presenciaron el espectáculo sobrecogedor de la crucifixión de la encarnación humana de su amado Soberano. Estaban anonadados por esta exhibición de maldad mortal y perversidad humana.

(2017.8) 188:4.13 Toda esta idea del rescate de la expiación coloca la salvación en un plano de irrealidad; tal concepto es puramente filosófico. La salvación humana es real; está basada en dos realidades que pueden ser captadas por la fe de la criatura e incorporarse de esa manera a la experiencia humana de cada individuo: el hecho de la paternidad de Dios y su verdad correlacionada, la hermandad del hombre. Es verdad, después de todo, que se os «perdonarán vuestras deudas, aun como vosotros perdonáis a vuestros deudores».

(2017.7) 188:4.12 Lo extraordinario de la muerte de Jesús, tal como se relaciona con el enriquecimiento de la experiencia humana y la expansión del camino de la salvación, no es el hecho de su muerte sino más bien la manera superior y el espíritu incomparable con que se enfrentó a su muerte.

(2017.9) 188:5.1 La cruz de Jesús retrata la medida plena de la devoción suprema del verdadero pastor aun por los miembros de su rebaño que no la merecen. Coloca para siempre todas las relaciones entre Dios y el hombre sobre la base de familia. Dios es el Padre; el hombre es su hijo. El amor, el amor de un padre por su hijo, se torna en la verdad central de las relaciones universales del Creador con la criatura —no la justicia de un rey que busca satisfacción en el sufrimiento y en el castigo de sus súbditos malvados.
 
(2018.1) 188:5.2 La cruz por siempre muestra que la actitud de Jesús hacia los pecadores no fue ni de condenar ni de condonar, sino más bien de salvación eterna y amante. Jesús es en verdad un salvador en el sentido de que su vida y su muerte atraen a los hombres a la bondad y a la sobrevivencia recta. Jesús ama tanto a los hombres que este amor despierta la respuesta amorosa en el corazón humano. El amor es verdaderamente contagioso y eternamente creativo. La muerte de Jesús en la cruz ejemplifica un amor que es lo suficientemente fuerte y divino como para perdonar el pecado y absorber toda maldad. Jesús reveló a este mundo una calidad más alta de rectitud que la justicia —el mero concepto técnico del bien y del mal. El amor divino no solamente perdona las faltas; las absorbe y realmente las destruye. El perdón del amor trasciende enteramente el perdón de la misericordia. La misericordia pone a un lado la culpa del mal; pero el amor destruye para siempre el pecado y toda debilidad que de él resulte. Jesús trajo a Urantia un nuevo método de vivir. Nos enseñó a no resistir al mal sino a encontrar a través de él la bondad que destruye al mal eficazmente. El perdón de Jesús no es condonar; es la salvación de la condenación. La salvación no le resta importancia a la falta; la enmienda. El verdadero amor no transige con el odio ni lo condena, sino lo destruye. El amor de Jesús no está nunca satisfecho con el simple perdón. El amor del Maestro implica rehabilitación, sobrevivencia eterna. Es totalmente propio hablar de salvación como redención, si con eso significáis esta rehabilitación eterna.

(2018.2) 188:5.3 Jesús, por el poder de su amor personal por los hombres, pudo romper la garra del pecado y del mal. De esa manera liberó al hombre para que éste pudiera elegir los mejores caminos del vivir. Jesús ilustró una liberación del pasado que en sí misma prometía el triunfo del futuro. El perdón proveyó así la salvación. La belleza del amor divino, una vez que entra plenamente en el corazón humano, destruye para siempre el encanto del pecado y el poder del mal.

(2018.3) 188:5.4 Los sufrimientos de Jesús no se limitaron a su crucifixión. En realidad, Jesús de Nazaret pasó más de veinticinco años en la cruz de la existencia mortal real e intensa. El verdadero valor de la cruz consiste en el hecho de que fue la expresión suprema y final de su amor, la revelación completa y plena de su misericordia.

(2018.4) 188:5.5 En millones de mundos habitados, incontables billones de criaturas evolutivas que podían haber sido tentadas a abandonar la lucha moral y la buena lucha de la fe, han visto nuevamente a Jesús en la cruz y entonces han procedido hacia adelante, inspirados por la vista de un Dios que da su vida encarnada devotamente al servicio altruista del hombre.

(2018.5) 188:5.6 El triunfo de la muerte en la cruz queda resumido en el espíritu de la actitud de Jesús hacia los que lo atormentaban. Convirtió la cruz en el símbolo eterno del triunfo del amor sobre el odio y de la victoria de la verdad sobre el mal al orar: «Padre, perdónalos, porque no saben qué están haciendo». Esa devoción de amor fue contagiosa en todo un vasto universo; los discípulos se contagiaron de su Maestro. El primer maestro de este evangelio que tuvo que poner su vida al servicio del evangelio, dijo, mientras lo apedreaban a muerte: «No cargues este pecado a su cuenta».

(2018.6) 188:5.7 La cruz hace el llamado supremo a lo mejor que hay en el hombre porque nos re-vela a aquél que estuvo dispuesto a ofrendar su vida al servicio de sus semejantes. El hombre no puede tener mayor amor que éste: estar dispuesto a dar la vida por sus amigos. Y Jesús tenía tal amor que estaba dispuesto a dar la vida por sus enemigos, el más grande amor que se había conocido hasta ese momento en la tierra.

(2019.1) 188:5.8 Este sublime espectáculo de la muerte de Jesús humano en la cruz del Gólgota ha sobrecogido las emociones de los mortales, tanto en Urantia como en otros mundos, y ha producido al mismo tiempo una mayor devoción de los ángeles.

(2019.2) 188:5.9 La cruz es el símbolo elevado del servicio sagrado, la dedicación de la propia vida al bienestar y salvación de los semejantes. La cruz no es el símbolo del sacrificio del Hijo de Dios inocente en sustitución de los pecadores culpables, ni para apaciguar la ira de un Dios ofendido, pero permanece para siempre en la tierra y en todo el vasto universo, como símbolo sagrado de los buenos que se autootorgan para los malos y que, al hacer así, los salvan mediante esta misma devoción de amor. La cruz es el símbolo de la forma más alta de servicio altruista, la devoción suprema del otorgamiento pleno de una vida recta en el servicio de un ministerio incondicionado, aun en la muerte, la muerte en la cruz. La presencia misma de este gran símbolo de la vida autootorgadora de Jesús nos inspira verdaderamente a todos nosotros a ir y hacer lo mismo.

(2019.3) 188:5.10 Cuando los hombres y mujeres pensantes contemplan a Jesús ofreciendo su vida en la cruz, ya no se atreverán a quejarse nuevamente ni siquiera por los sufrimientos más grandes de la vida, y mucho menos por las pequeñas dificultades o por sus muchas penas puramente ficticias. Su vida fue tan gloriosa y su muerte tan triunfal que todos nos sentimos atraídos a querer compartir ambas. Hay un verdadero poder de atracción en todo el autootorgamiento de Micael, desde los días de su juventud hasta el espectáculo sobrecogedor de su muerte en la cruz.

(2019.4) 188:5.11 Aseguraos pues de que cuando contempléis la cruz como revelación de Dios, no miréis con los ojos del hombre primitivo ni con el punto de vista del bárbaro posterior, pues ambos consideraban a Dios como un Soberano severo de dura justicia y rígida ley. Más bien aseguraos de que veis en la cruz la manifestación final del amor y de la devoción de Jesús en su misión de la vida en autootorgamiento a las razas mortales de su vasto universo. Ved en la muerte del Hijo del Hombre la cumbre del amor divino del Padre por sus hijos en las esferas de los mortales. La cruz retrata así la devoción del afecto voluntarioso y el otorgamiento de salvación voluntaria sobre los que están dispuestos a recibir estos dones y esta devoción. No hubo nada en la cruz que el Padre solicitara —sólo lo que Jesús tan voluntariamente dio, negándose a evitarlo.

(2019.5) 188:5.12 Si el hombre no puede de otra manera apreciar a Jesús y comprender el significado de su autootorgamiento en la tierra, por lo menos puede comprender el compañerismo de sus sufrimientos mortales. Ningún hombre debe temer nunca que el Creador no sepa la naturaleza o grado de sus aflicciones temporales.

(2019.6) 188:5.13 Sabemos que la muerte en la cruz no fue para reconciliar al hombre con Dios sino para estimular al hombre a la comprensión del amor eterno del Padre y de la misericordia sin fin de su Hijo, y para difundir estas verdades universales a todo un universo.

Comentario
Es curioso. El Libro de Urantia niega que la muerte de Jesús sea una fría transacción legalista. Y aún así las citas anteriores nos enseñan las lecciones morales y espirituales más grandes y profundas que podemos obtener de la muerte del Hijo del Hombre. La muerte de Jesús tiene una importancia tremenda, realmente es un rescate y redención para nosotros, pero lo es en un sentido inmensamente más superlativo, profundo y bello de lo que podemos imaginar.

martes, 8 de abril de 2014

Progreso necesario - parte II

Estas entradas recogen las inquietudes de lectores JW que me han pedido que enumere algunos cambios que debe realizar la organización W.T en un sentido positivo y no de crítica. A continuación seguiremos comentando dichas recomendaciones:

Programa de Enseñanza

Reuniones
Algunos han comentado que la reunión llamada "La Escuela del Ministerio Teocrático" debe suprimir los llamados Puntos Sobresalientes de la Biblia (la mayoría afirma no alcanzar a leer todos los capítulos de la Biblia en la semana, y puede ser más positivo estudiar la Biblia desde sus enseñanzas más primordiales que establecer un ritual de leerla completa o a la rápida sin un mayor beneficio). 


Para esto algunos sugieren centrarse más en un análisis más sistemático del libro de texto llamado Beneficiése, mientras tras las tres intervenciones hay un mayor espacio para el análisis positivo de éstas basado en dicho texto que habla de los aspectos de la oratoria, y esto podría ser con participación del auditorio, no para evaluar al discursante, sino para resaltar la materia del libro. 

También que la llamada "Reunión de Servicio" toque solo un breve tema de anuncios locales de 5 minutos, y un solo tema de servicio para toda la reunión. 

Algunos JW comentan que las reuniones tienen muchos elementos diversos y que cuesta cada vez más prepararse para ellas, por lo tanto para la llamada reunión de semana, éstos cambios sugieren:

1- Estudio Bíblico de Congregación con una publicación práctica.
2- Escuela del Ministerio Teocrático solo con los tres discursos estudiantiles, pero con mayor espacio de tiempo para el análisis con la congregación de los aspectos de la oratoria, en base a preguntas y respuestas tras los discursos.
3- Reunión de servicio con anuncios locales y lectura de cartas solo de 5 minutos, y luego siempre un solo tema de 20 o 25 minutos para obtener un mayor beneficio (ese tema puede incluir demostraciones).

Esta simplificación permitiría mayor aprendizaje y retención de lo aprendido, más que un desfile de muchos temas que a la semana siguiente son generalmente olvidados. También facilitaría la preparación para dichas reuniones.

También el llamado "Repaso Oral" estaría centrado en los aspectos del Libro de la Escuela, lo que verdaderamente la haría ver como tal en la práctica.


Con respecto al fin de semana, y el llamado estudio de la Torre del Vigía (Atalaya), éste análisis debería incluir aún menos párrafos con más substancia para reflexión y meditación, mientras que el estudio podría mantener dicha hora de duración.

El llamado discurso público (o conferencia) debería ser transformado en una reunión posterior a la Atalaya en forma de una escuela de tres meses dirigida a un público segmentado en: Jóvenes en edad adolescente, esposos y esposas, padres con niños pequeños, como cuidar a los padres envejecidos y enfermos,  etc. Cada escuela podría durar entre tres y cuatro meses y contener material audiovisual complementario a los diversos libros que tocan dichas temáticas.

Algunos testigos me han comentado que falta un espacio de integración  o capacitación especial para los jóvenes. Sabemos que muy pocos JW hacen la llamada "noche de adoración en familia" y sería positivo que a los muchachos se les diera una instrucción especial como "escuela" en cuestiones de noviazgo, familia, matrimonio y deberes (educación financiera), piensen o no en casarse. 

La sociedad humana carece de una capacitación y es menester una "escuela" de tres a cuatro meses todos los fines de semana, dónde los jóvenes puedan ser educados de igual forma en estos asuntos. Esto ahorraría a las congregaciones de muchos problemas y la energía juvenil se podría canalizar de forma positiva y casta,  a dicha capacitación e incluso combinarlo con cuidado a los envejecidos. 

Es posible que algunos objeten a este asunto aludiendo que es un deber de los padres cristianos. Esto es cierto, no obstante, de igual forma al día de hoy terminan interviniendo los ancianos cristianos en cuestiones de disciplina a los jóvenes. Sería más sensato entonces la existencia de una educación preventiva más que una educación disciplinaria y penalista.

El compromiso para "inscribirse" en esas escuelas puede ser más atractivo que pasivas y etéreas reuniones y discursos públicos en dónde muy superficialmente se tocan dichos asuntos. Así los jóvenes, niños, matrimonios y hermanos que deseen aprender algunas aptitudes como cuidados a los envejecidos pueden tener un impacto más significativo en sus vidas que un mero asistir a escuchar sin un compromiso y deseo de aprender y mejorar en la vida cristiana. Anualmente puede existir este programa para reuniones de 30 minutos tras el estudio de la Torre del Vigía (que tocaría temas más espirituales y para toda la congregación):

- tres meses (12 fines de semana) para los jóvenes.

- tres meses (12 fines de semana) para los niños.

- tres meses (12 fines de semana) para los matrimonios.

 - tres meses (12 fines de semana) para aprender cuidados a tercera edad y primeros auxilios, socorro, etc.

Quiénes no se inscriban en estos cursos, por que por ejemplo no son jóvenes, (y tampoco padres), podrían asistir solo al estudio de la Torre del Vigía, y participar (si desean) en cualquiera de los otros tres dentro del año.

Esto cambiaría sensiblemente la capacitación dentro de los JW y reduciría muchos problemas que surgen por descuido de potenciales valiosos que no son cubiertos. Además el que fuese solo media hora los fines de semana y sin añadir otros horarios daría más posibilidades de éxito y participación.

Es digno de reconocimiento que la Iglesia Mormona y Adventista tienen programas semejantes de atención a los jóvenes.

Ahora bien, con respecto a las Asambleas es apropiado la eliminación de los dos días de asamblea por uno solo. Es más, las asambleas deberían solo durar media jornada con temas más concretos y concentrados sin un desfile de temas dispersos. Las asambleas en las tardes de 4 horas pueden ser suficientes. Esto simplifica el tema de los almuerzos, etc. Es interesante que muchos JW no recuerdan la cantidad interminable de discursos ni logran retener la atención durante todas las jornadas por cansancio, etc. Es común ver a muchos en los pasillos, etc. También sería apropiado que en la ausencia de locales cercanos a los habitantes de determinada ciudad las asambleas regionales (llamadas antiguamente de distrito) desaparezcan puesto que muchas familias se sacrifican físicamente y están agotadas tras los viajes diarios. Al respecto es más importante la retención del llamado alimento espiritual que una muestra de sacrificio físico tipo peregrinación que demuestre una supuesta abnegación de santidad al estilo de las caminatas católicas. 

En este sentido, y tal como se ha hecho con la última Reunión Anual de la W.T, una conexión vía Internet puede ser suficiente para de igual forma entregar la información sin la necesidad de sacrificar innecesariamente a las personas haciéndoles viajar largas distancias para luego dormitar durante el programa y olvidar todo a los pocos días.

También un lector me ha comentado que en las llamadas asambleas de circuito o de ciudades debería existir un espacio para que un representante de cada congregación en un tema de 5 minutos narre experiencias locales y de implementación de ciertos asuntos (como predicación innovadora o implementación de acciones cristianas de socorro y ayuda, etc) para exponer ante el circuito dichos ejemplos motivadores. También las llamadas "resoluciones" de asuntos domésticos deberían ser expuestas públicamente en dichas asambleas para luego ser votadas en las congregaciones.  De esta forma, las asambleas serían más participativas. También serían ocasiones para verdadero intercambio de estímulo y motivación para animarse al amor y las obras excelentes.