sábado, 21 de septiembre de 2013

Pablo y su apostolado

Algo que refuerza lo que se analizó en el post anterior es el propio papel de Pablo como misionero en el primer siglo. Tal como lo relata el libro de Hechos 9, el propio Jesús se aparece directamente a Saulo. Luego el Señor designa a un discípulo de Damasco para que visite a Saulo. Y Pablo ahora convertido emprende su ministerio de predicación sin ninguna autorización proveniente de Jerusalén o los apóstoles. Ni siquiera Cristo envía a un apóstol para esa confirmación. Lo hace con un humilde y casi anónimo discípulo de Damasco llamado Ananías. (Hechos 9:3-20).

Ahora bien, Pablo mismo nos cuenta lo que hizo después de Damasco:

Pero cuando Dios, que me separó de la matriz de mi madre y [me] llamó por su bondad inmerecida, tuvo a bien  revelar a su Hijo con relación a mí, para que yo declarara las buenas nuevas acerca de él a las naciones, no me puse a conferenciar inmediatamente con carne y sangre. Tampoco subí a Jerusalén a los que eran apóstoles antes que yo, sino que me fui a Arabia, y volví de nuevo a Damasco. - Gálatas 1:15-17

Pablo defiende y aclara que su apostolado fue directamente autorizado por Cristo Jesús. Es más, dice que no se puso a "conferenciar inmediatamente con carne y sangre" en el sentido de que un grupo de hombres tuviera que validar su misión. Y recalca que tampoco subió a "Jerusalén a los que eran apóstoles" como si ellos tuviesen que confirmar su apostolado. Esto actualmente sería equiparable a si un cristiano actuara como misionero por su cuenta sin la autorización de ninguna sucursal o sede mundial. Claramente sería amonestado severamente como rebelde.

Entonces, tres años después subí a Jerusalén para visitar a Cefas, y me quedé con él quince días. Pero de los apóstoles no vi a ningún otro, sino solo a Santiago el hermano del Señor. Ahora bien, en cuanto a las cosas que les escribo, ¡miren!, a vista de Dios, no miento. - Gálatas 1:18-20

Notamos que pasaron tres años hasta que Pablo decidiera visitar Jerusalén. Y el único apóstol que Pablo encuentra es a Pedro (Cefas). Notamos con claridad que el resto no estaban asentados en Jerusalén como si esta fuera una sede mundial. Más bien, los otros apóstoles estaban esparcidos por el mundo como misioneros.

Ahora bien, pasan 14 años para que Pablo vuelva a Jerusalén y lo hace por mandato divino, no por que fuese llamado por una junta a rendir cuentas:

Entonces, después de catorce años, volví a subir a Jerusalén con Bernabé, llevando también conmigo a Tito. Pero subí como resultado de una revelación. - Gálatas 2:1,2

En esta visita Pablo se enfrenta con los cristianos judíos de Jerusalén que intentan utilizar su grado de superioridad al estar en Jerusalén para imponer la circuncisión. Pero Pablo dice:

Pero a causa de los falsos hermanos introducidos calladamente, que entraron a hurtadillas para espiar nuestra libertad que tenemos en unión con Cristo Jesús, a fin de esclavizarnos completamente...  a estos no cedimos a manera de sumisión, no, ni por una hora, para que la verdad de las buenas nuevas continuara con ustedes. - Gálatas 2:4,5

Como notamos, el ministerio de Pablo fue autorizado por la Divinidad. Y esto nos muestra que no existía una junta que expendiera autorizaciones.

Pero de parte de los que parecían ser algo —qué clase de hombres hayan sido en otro tiempo a mí no me importa... Dios no se rige por la apariencia exterior del hombre— a mí, de hecho, aquellos hombres sobresalientes no me impartieron nada nuevo. Pero, al contrario, cuando ellos vieron que yo tenía encomendadas a mí las buenas nuevas para los incircuncisos, así como Pedro [las tenía] para los circuncisos —porque El que dio a Pedro poderes necesarios para un apostolado a los circuncisos me dio poderes también a mí para los que son de las naciones—; sí, cuando llegaron a saber de la bondad inmerecida que me había sido dada, Santiago y Cefas y Juan, los que parecían ser columnas, nos dieron a mí y a Bernabé la mano derecha de la coparticipación: que nosotros fuéramos a las naciones, mas ellos a los circuncisos. Solamente que tuviéramos presentes a los pobres. Esta misma cosa también me he esforzado solícitamente por hacer. - Gálatas 2:6-10

El pasaje anterior suele utilizarse para dar a entender que Pablo recibió autorización para predicar a las naciones, pero aquello es desconocer el contexto y toda la narración. Ya habían pasado 17 años desde que Pablo recibiera poderes de EL como él llama a Cristo en su narración. Santiago, Juan y Pedro le dieron a Pablo y Bernabé "la mano derecha de la coparticipación" al destacar ante los judíos que ellos como apóstoles los apoyaban en su misión. No era para nombrarles ni darles ninguna autorización.  Además Pablo mismo también dice en los versículos siguientes que él  disciplinó a Pedro (Gálatas 2:11-14).  Por lo tanto, Pablo había dejado esto claro que tenía autoridad celestial desde mucho antes:

 
Pablo, apóstol, ni de parte de hombres ni mediante algún hombre, sino mediante Jesucristo y Dios el Padre, que lo levantó de entre los muertos, y todos los hermanos [que están] conmigo, a las congregaciones de Galacia. - Gálatas 1:1,2

Porque les hago saber, hermanos, que las buenas nuevas declaradas por mí como buenas nuevas no son cosa humana;  porque ni las recibí de ningún hombre, ni me fueron enseñadas, salvo mediante revelación por Jesucristo. - Gálatas 1:11,12

.
Los otros apóstoles

Existe la creencia que solamente los 12 apóstoles fueron los únicos apóstoles y que el único (aparte de Matías) que fue considerado apóstol también fue Pablo.

Pero la idea de los 12 apóstoles debe entenderse como los doce primeros y no como un cuerpo colegiado o junta directiva cerrada. En realidad, como iremos viendo, ser un apóstol no era un cargo de jefatura directiva piramidal, sino más bien era una de las tantas funciones paralelas de la Iglesia.

El apóstol Bernabé
Sin embargo, cuando los apóstoles Bernabé y Pablo oyeron de ello, se rasgaron las prendas de vestir exteriores y se lanzaron entre la muchedumbre, clamando. - Hechos 14:14

Los apóstoles Andrónico y Junias
Saluden a Andrónico y a Junias mis parientes y mis compañeros de cautiverio, los cuales son insignes entre los apóstoles, y que han estado en unión con Cristo más tiempo que yo. - Romanos 16:7

El apóstol Epafrodito
Sin embargo, considero necesario enviarles a Epafrodito, mi hermano y colaborador y compañero de armas, pero enviado ("apóstol". Gr.: a·pó·sto·lon ) y siervo personal de ustedes para mi necesidad. - Filipenses 2:25

Apolos el apóstol
Ahora pues, hermanos, estas cosas las he transferido de modo que nos apliquen a mí y a Apolos para el bien de ustedes (...)  Porque me parece que a nosotros los apóstoles Dios nos ha puesto últimos en exhibición como hombres designados para muerte. - 1 Corintios 4:6,9

Claramente la palabra apóstol significa "enviado".  a·po·stél·lō,  simplemente significa "despachar; enviar". Un apóstol es simplemente un misionero. Los doce primeros misioneros fueron los doce apóstoles de Jesús. Pero en las iglesias primitivas tal como lo hemos visto, existieron otros que tuvieron el llamado a ser misioneros o apóstoles para abrir camino o ser precursores del cristianismo en tierras vírgenes llevando el mensaje de Jesús. Ser un apóstol nunca significó una posición de autoridad jerárquica de señorío sobre las congregaciones como si hubiese sido una junta directiva.

La enseñanza
Y dio algunos como apóstoles, algunos como profetas, algunos como evangelizadores, algunos como pastores y maestros, con miras al reajuste de los santos, para obra ministerial, para la edificación del cuerpo del Cristo,  hasta que todos logremos alcanzar la unidad en la fe y en el conocimiento exacto del Hijo de Dios, a un hombre hecho, a la medida de estatura que pertenece a la plenitud del Cristo. - Efesios 4:11-13

Pablo nos habla de una variedad de dones en la Iglesia. Se nos muestra claramente la diferencia entre un apóstol con un maestro. Un apóstol era un misionero, mientras que un maestro era un profesor de la congregación local.

Algunos han sostenido que este pasaje designa un orden jerárquico, pero realmente no es así. El que los apóstoles aparezcan en primer lugar obedece a que ellos fueron los primeros en existir como cristianos. Más que un orden jerárquico es un orden de como se fue desarrollando la estructura de la Iglesia. Miremos la secuencia de los acontecimientos.

Después de Pentecostés los 12 permanecieron un tiempo en Jerusalén. Ellos serían los primeros instructores de las primeras iglesias de Jerusalén.

Por lo tanto, los que abrazaron su palabra de buena gana fueron bautizados, y en aquel día unas tres mil almas fueron añadidas.  Y continuaron dedicándose a la enseñanza de los apóstoles y a compartir [unos con otros], a tomar comidas y a oraciones. - Hechos 2:41,42

Notamos que tras Pentecostés muchos abrazan la verdad y los apóstoles lógicamente tienen que enseñarles. Pero esto no significaría en absoluto que los apóstoles se quedarían instalados para siempre en Jerusalén como un cuerpo colegiado instructor el cual fuese el único conducto del cual emanaba el alimento espiritual.

En Hechos 6:1-6 los apóstoles manifiestan la necesidad de "dedicarse al ministerio de la Palabra" y también se designan a otros para variadas funciones. Pero esto no significa que los apóstoles seguirían en Jerusalén mucho tiempo. Como hemos visto en Gálatas 1:18-20 solo Pedro queda en Jerusalén a los pocos años, con la visita intermitente de Juan.

Dedicarse al "ministerio de la Palabra" para los apóstoles significaba más bien salir en sus misiones apostólicas a establecer las buenas nuevas a otros territorios. Una vez que las buenas nuevas estaban sembradas y se establecían congregaciones, varones eran dejados para hacerse cargo de las mismas  o ayudar en problemas puntuales (como Felipe y Esteban), y de la misma congregación ya formada aparecían los profetas, pastores y maestros locales que seguían dando el alimento espiritual. También se ordenaba a un grupo de evangelizadores locales para  mantener la predicación en la zona.

Así que cuando se dice que los pocos apóstoles "alimentaban a muchos" como si fueran una sede del cual emanaban los temas doctrinales o fuesen el único conducto, no pinta realmente el cuadro histórico completo.

Los apóstoles (que actuaban separados entre ellos y viajando cada uno a distintos rincones) una vez que establecieron en sus misiones las muchas congregaciones, éstas por sí solas con autonomía continuaron floreciendo al seguir las enseñanzas del Hijo del Hombre que eran repasadas y preparadas como alimento por los maestros de las iglesias locales. Y después de esas misiones, los apóstoles ya habrían terminado su misión en la Tierra, sin dejar sucesores porque las congregaciones ya estarían establecidas. Y ahora ellas seguirían creciendo en Cristo internamente. Y este modelo funcionaría:

Pues por la bondad inmerecida que se me ha dado digo a cada uno que está allí entre ustedes que no piense más de sí mismo de lo que sea necesario pensar; sino que piense de tal modo que tenga juicio sano, cada uno según le haya distribuido Dios una medida de fe. Porque así como en un solo cuerpo tenemos muchos miembros, pero los miembros no tienen todos la misma función, así nosotros, aunque muchos, somos un solo cuerpo en unión con Cristo, pero miembros que pertenecemos individualmente unos a otros.  Entonces, puesto que tenemos dones que difieren según la bondad inmerecida que se nos ha dado, si es profecía, [profeticemos] según la proporción de fe que se [nos] haya dado;  o un ministerio, [ocupémonos] en este ministerio; o el que enseña, [ocúpese] en su enseñanza;  o el que exhorta, [ocúpese] en su exhortación; el que distribuye, [hágalo] con liberalidad; el que preside, [hágalo] con verdadera solicitud; el que muestra misericordia, [hágalo] con alegría. - Romanos 12:3-8

Cuando un apóstol llegaba a un poblado el predicaba por primera vez la verdad en torno al mensaje de Jesús y lo que aprendió de él, además de cualquier otra particularidad de su vida con Cristo o alguna manifestación sobrenatural.

Luego se establecían congregaciones con pastores, maestros, profetas, etc. Y ellos seguían recibiendo la comunicación celestial mediante esos dones guiando a la congregación local que había quedado con las primeras enseñanzas del apóstol y luego seguía obteniendo luz de su propio desarrollo mediante los maestros locales establecidos.

Y después los apóstoles se retiraban viajando por el mundo, entregando su vida en dicha expansión.


 
 

4 comentarios:

  1. He leído con detenimiento los dos ultimos temas y estan muy buenos. Yo sigo la lectura semanal de la congregacion y he notado que nos han dado muchos capitulos en una semana. Como si quisieran hacernos meditar poco en las cartas de pablo.

    ResponderEliminar
  2. Tarde o temprano surgirá otro Juan el Bautista más grande, que proclamará que «el reino de Dios está cerca» —significando un retorno del elevado concepto espiritual de Jesús, quien proclamó que el reino es la voluntad de su Padre celestial que domina y trasciende en el corazón del creyente —y haciéndolo así sin referirse de ninguna manera ni a la iglesia visible en la tierra ni al segundo advenimiento anticipado de Cristo.

    Es una especie de profecía que significa que en el futuro so proclamara la paternidad de Dios y la fraternidad entre los hombres sin asociar este mensaje con el regreso de Jesús y fin del mundo?

    ResponderEliminar
  3. Es una especie de "profecía" del Libro de Urantia que a veces he olvidado. Precisamente es el renacer del verdadero mensaje de Jesús.

    Gracias por recordarme dicho capítulo del Libro de Urantia.

    ResponderEliminar
  4. Frederick W. Franz no estaba de acuerdo con el concepto del Cuerpo Gobernante cuando se instituyo, en un discurso a los graduados de Galaad les explica las diferentes razones por las que no apoyaba ese arreglo. Ahora es interesante que la WT aprobo esta idea por mayoria de votos y no unanimidad, esto implica que algunos de sus miembros no estuvieron de acuerdo con la doctrina y seguro lo expresaron.

    El 7 de septiembre de 1975, en su charla en la graduación de la escuela Galaad, Fred Franz reveló sus sentimientos personales sobre lo que estaba debatiéndose y negociándose en ese entonces entre los diecisiete miembros del Cuerpo Gobernante, y haciendo esto, utilizó pasajes de las Escrituras para así desaprobar la existencia de cualquier “Cuerpo Gobernante” cristiano.

    Al respecto ¿podrías por favor publicar una entrada? Gracias.

    ResponderEliminar