martes, 24 de septiembre de 2013

”¿Quién es, verdaderamente, el esclavo fiel y discreto?"

El año 2011 publiqué en un post:

El Amo premia al Esclavo fiel al momento de su Parausía. No obstante, el esclavo no sabe en que día tiene que llegar. ¡Manténgase alertas! es la exhortación. Por lo tanto, el esclavo no es nombrado sobre todos sus bienes para 1914 u otra fecha posterior, ya que él Amo llega de sorpresa al final. Si los cristianos hubieran sabido que el Amo llega en 1914, no habría sido una sorpresa. La prueba la supera el esclavo bueno, y no la supera el esclavo o mayordomo malo quien no está alerta. El Amo recién nombrará sobre todos sus bienes al Esclavo bueno, cuando el Amo regrese. No lo nombra antes.

¡Feliz es aquel esclavo si su amo, al llegar, lo hallara haciéndolo así! En verdad les digo: Lo nombrará sobre todos sus bienes.
 
Claramente la última actualización de la Atalaya concuerda con éste punto de vista que es en el fondo lo que nos transmite el mismo relato. Ahora bien, es bueno analizar nuevamente la parábola y su contexto por un importante detalle:
 
Manténganse alerta, pues, porque no saben en qué día viene su Señor.43 ”Mas sepan una cosa, que si el amo de casa hubiera sabido en qué vigilia habría de venir el ladrón, se habría quedado despierto y no habría permitido que forzaran su casa. 44 Por este motivo, ustedes también demuestren estar listos, porque a una hora que no piensan que es, viene el Hijo del hombre.

45 ”¿Quién es, verdaderamente, el esclavo fiel y discreto a quien su amo nombró sobre sus domésticos, para darles su alimento al tiempo apropiado? 46 ¡Feliz es aquel esclavo si su amo, al llegar, lo hallara haciéndolo así! 47 En verdad les digo: Lo nombrará sobre todos sus bienes.48Mas si alguna vez aquel esclavo malo dijera en su corazón: ‘Mi amo se tarda’, 49 y comenzara a golpear a sus coesclavos, y comiera y bebiera con los borrachos inveterados, 50 vendrá el amo de aquel esclavo en un día que no espera y a una hora que no sabe, 51 y lo castigará con la mayor severidad y le asignará su parte con los hipócritas. Allí es donde será [su] llanto y el crujir de [sus] dientes".
 
Notemos que la expresión "esclavo fiel y discreto" no es una afirmación. Es una pregunta. La designación fiel y discreto es parte de una pregunta lanzada para ver quién obtendrá dicha designación.
 
Si el esclavo supera la prueba de la visita del Amo recién podría llamarse "fiel y discreto". Y si el mismo esclavo fracasa será llamado "esclavo malo". La Atalaya del 15 de julio de 2013 comenta correctamente que el texto griego ("si alguna vez aquel esclavo...") denota una idea de "condición o hipótesis". Pero esta misma hipótesis de posibilidad está implícita en toda la parábola. Por lo tanto, es inexacto afirmar que el esclavo actual sea "fiel y discreto" porque esa expresión es la respuesta a la pregunta tras la prueba. Así que solamente debería llamársele "esclavo". Pero la misma revista insiste en seguir llamándole "fiel y discreto", como si esa condición ya hubiese sido otorgada.

¿A quién representa?

Tal como lo he dicho antes, las parábolas no deberían  utilizarse como alegorías proféticas. Una parábola tiene como objeto entregar una enseñanza moral al lector, no para establecer profecía sistemática. En el mismo evangelio de Mateo en el mismo marco de circunstancias de Jesús con los apóstoles el Maestro sigue diciendo:

"Después de mucho tiempo vino el amo de aquellos esclavos y ajustó cuentas con ellos. 20 De modo que se presentó el que había recibido cinco talentos y trajo cinco talentos más, diciendo: ‘Amo, me encargaste cinco talentos; mira, gané otros cinco talentos’. 21 Su amo le dijo: ‘¡Bien hecho, esclavo bueno y fiel! Fuiste fiel sobre unas cuantas cosas. Te nombraré sobre muchas cosas. Entra en el gozo de tu amo. 22 En seguida se presentó el que había recibido los dos talentos, y dijo: ‘Amo, me encargaste dos talentos; mira, gané otros dos talentos’. 23 Su amo le dijo: ‘¡Bien hecho, esclavo bueno y fiel! Fuiste fiel sobre unas cuantas cosas. Te nombraré sobre muchas cosas. Entra en el gozo de tu amo’. (Mateo 25:19-23)
 
 Notamos como la siguiente parábola sigue la misma línea que la anterior, y se usan expresiones similares a la anterior. Además se habla de "esclavos" en plural y en esta ocasión se destaca lo importante que es ser un esclavo activo al negociar los talentos. Pero ni siquiera esta parábola ha sido calificada de "profética", sino que más bien tiene que ver con la actitud moral de cada esclavo. En el caso de la parábola del esclavo fiel, la lección moral está en la actitud del cristiano al ministrar a otros.

Tengamos presente la versión de Lucas sobre este particular (el esclavo fiel y discreto), y captemos su contexto:

35 ”Estén ceñidos sus lomos y encendidas sus lámparas, 36 y sean ustedes mismos como hombres que esperan a su amo cuando vuelve de las bodas, para que, al llegar él y tocar, le abran al instante. 37 ¡Felices son aquellos esclavos a quienes el amo al llegar halle vigilando! Verdaderamente les digo: Él se ceñirá y hará que se reclinen a la mesa, y vendrá a su lado y les servirá. 38 Y si llega en la segunda vigilia, sí, o en la tercera, y los halla así, ¡felices son ellos! 39 Mas sepan esto: que si el amo de casa hubiera sabido a qué hora vendría el ladrón, hubiera seguido vigilando y no hubiera dejado que forzaran su casa. 40 Ustedes también, manténganse listos, porque a una hora que menos piensen viene el Hijo del hombre”.41 Entonces dijo Pedro: “Señor, ¿nos dices esta ilustración a nosotros, o también a todos?”. 42 Y el Señor dijo: “¿Quién es verdaderamente el mayordomo fiel, el discreto, a quien su amo nombrará sobre su servidumbre para que siga dándoles su medida de víveres a su debido tiempo? 43 ¡Feliz es aquel esclavo, si al llegar su amo lo halla haciéndolo así! 44 Les digo en verdad: Lo nombrará sobre todos sus bienes. 45 Mas si aquel esclavo dijera alguna vez en su corazón: ‘Mi amo tarda en venir’, y comenzara a golpear a los criados y a las criadas, y a comer y beber y emborracharse, 46 vendrá el amo de aquel esclavo en un día en que este no [lo] espera y a una hora que no sabe, y lo castigará con la mayor severidad y le asignará una parte con los infieles. 47 Entonces aquel esclavo que entendió la voluntad de su amo, pero que no se alistó, ni hizo conforme a la voluntad de él, será golpeado con muchos golpes. 48 Pero el que no entendió y por eso hizo cosas que merecen golpes será golpeado con pocos. De hecho, a todo aquel a quien se dio mucho, mucho se le exigirá; y al que pusieron a cargo de mucho, le exigirán más de lo acostumbrado". (Lucas 12:35-48)
 
¿Por qué el relato paralelo de Lucas generalmente no se comenta en la aplicación profética?
 
“¿Quién es verdaderamente el mayordomo fiel, el discreto, a quien su amo nombrará sobre su servidumbre para que siga dándoles su medida de víveres a su debido tiempo? 43 ¡Feliz es aquel esclavo, si al llegar su amo lo halla haciéndolo así! 44 Les digo en verdad: Lo nombrará sobre todos sus bienes.

Notamos que Lucas nos da a entender que la servidumbre (o domésticos según Mateo) tiene que ver con los bienes del amo. En otras palabras la parábola nos muestra a un mayordomo que les da víveres a la servidumbre. Pero el amo solo le dará su nombramiento oficial que incluye a la servidumbre, solo tras la inspección final.
 
Un estudio de ésta  ilustración destruye las pretensiones para que un grupo se adjudique dicho honor, ¡puesto que solo al final se sabrá quién fue fiel discreto! En realidad alguien discreto difícilmente lo pregonaría o lo impondría como una tarjeta de presentación porque al hacer eso deja de ser discreto.
.
Al leer y releer bien todos los aspectos y textos que hablan del esclavo fiel o sus variantes, llegamos a la conclusión de que son distintas ilustraciones que hablan de la cualidad personal que cada cristiano debe desarrollar para estar despiertos ante la venida del Amo. Por lo tanto, una lectura clara nos muestra que Jesús da este mensaje sobre el esclavo fiel, a cada cristiano que afirme representarlo. Usted o yo puede ser el esclavo fiel de la ilustración, o el esclavo malo, dependiendo de su reacción al consejo sobre estar alertas. Solo al final se sabrá si fuímos fieles o discretos. 
.
"Fulguren con el espíritu. Sirvan a Jehová como esclavos. Regocíjense en la esperanza!" (Romanos 12:11-12)
.
Así también usted, en esta línea de ilustraciones sobre la Parausía, puede ser una virgen necia o sabia, el esclavo que trabaja el talento o lo guarda, una oveja o cabra. Cada ilustración del Cristo tiene por objeto a nivel personal hacernos reflexionar si estamos cumpliendo nuestra comisión propia. Cada ilustración muestra un ángulo distinto o profundiza en alguna variante, pero todas nos apuntan a la misma esencia. Así que la aplicación principal sobre el esclavo fiel y su pregunta es respondida por cada uno de nosotros. ¿Seremos fiel? ¿Seremos malos? ¿Seremos ovejas? ¿Seremos cabras? No tenemos base para creer, por lo tanto, que el esclavo sea un grupo selecto. Cada cristiano puede llegar a ser un esclavo discreto o un esclavo malo al tiempo de la venida del Amo. Es el Amo el que otorgará esa distinción.
 
Jesús enfatiza la responsabilidad del discípulo. Y lamentablemente transferir a un grupo dicha identidad le resta al cristiano individual su papel personal en dicha comisión.

El sentido principal de la ilustración del "Esclavo Fiel y Discreto" es darnos un mensaje sobre nuestra mayordomía a nivel personal en nuestro servicio en los grupos cristianos, sea como un padre de familia que educa espiritualmente a los suyos, un ministro en la congregación, etc. Todos tenemos encomendados servir al colectivo cristiano, comenzando por el hogar. En un aspecto más amplio, ésta ilustración podría representar a una colectividad que da alimento espiritual, aunque la interrogante sobre el esclavo es dirigida al cristiano individual, al lector. Debido a nuestra tendencia a evadir responsabilidades, a veces no queremos que se nos identifique como un mayordomo.
 
En los tiempos bíblicos, un mayordomo fue el administrador o el director de la familia o de los bienes de su señor. Muchas veces era un esclavo. No era el dueño, sino sólo el administrador de las cosas que dirigió. La mayordomía bíblica ha sido definida como el recibir y el compartir las dádivas generosas de Dios, dirigiéndolas para la mejor promoción de los propósitos de Dios y la extensión de su Reino. Así la mayordomía es el manejo de la vida y todos sus recursos para Dios y para el bien de todos. El mayordomo cristiano no querrá malgastar su tiempo, sus talentos, sus cosas, ni los recursos disponibles para el Reino.
 
Será requerido que demos cuenta por las maneras en que hemos o perfeccionado o malgastado nuestros bienes, dones, y metas en su servicio:
 
“Había un ... mayordomo, y éste fue acusado ante él como disipador de sus bienes. Entonces le llamó, y le dijo: ¿Qué es esto que oigo acerca de ti? Da cuenta de tu mayordomía, porque ya no podrás más ser mayordomo” (Lucas 16: 1, 2)
"Valórenos el hombre como quienes son subordinados de Cristo y mayordomos de los secretos sagrados de Dios. Además, en este caso, lo que se busca en los mayordomos es que al hombre se le halle fiel; Pues, ¿quién hace que tú difieras de otro? En realidad, ¿qué tienes tú que no hayas recibido? Entonces, si verdaderamente [lo] recibiste, ¿por qué te jactas como si no [lo] hubieras recibido? " (1 Corintios 4:1,2,7).
 
Claramente los humildes han recibido instrucción sobre muchas cosas que el mundo ignora (llamados secretos sagrados en relación al Cristo), aunque todo cristiano sincero puede entender estas verdades si las busca con corazón recto.
 
"Porque el superintendente tiene que estar libre de acusación como mayordomo de Dios, no [ser] voluntarioso, ni propenso a la ira, ni borracho pendenciero, ni golpeador, ni ávido de ganancia falta de honradez" (Tito 1:7)
 
"No sean holgazanes en sus quehaceres. Fulguren con el espíritu. Sirvan a Jehová como esclavos" (Romanos 12:11)
 
Cómo observamos, el ser Esclavo y Mayordomo claramente tiene que ver con el trabajo de ayuda espiritual y servicio en los llamados grupos cristianos, congregaciones, y familias individuales. Más que ver con privilegios, tiene que ver con una actitud de servicio fiel, como si viéramos a Aquel que es Invisible, trabajando de corazón en cualesquier asignación.
 
¿Quiénes son los "domésticos"?
En tiempos antiguos eran los criados que servían en  la casa (incluye a la servidumbre), personas a quienes el mayordomo tenía que servir. Podían incluir a los hijos pequeños del patrón u otra servidumbre.
 
"No es así entre ustedes; antes bien, el que quiera llegar a ser grande entre ustedes tiene que ser ministro de ustedes, y el que quiera ser el primero entre ustedes tiene que ser el esclavo de todos" (Marcos 10: 43,44).
 
Está claro que los domésticos son el resto de los hermanos y compañeros a quienes les servimos. Sobre todo a los débiles, a los pequeños, a los de edad avanzada, a los angustiados y a quienes necesitan ayuda espiritual y alimento para su corazón.
"Porque todo el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado" (Lucas 14:11)
 
¡Feliz es aquel esclavo si su amo, al llegar, lo hallara haciéndolo así! En verdad les digo: Lo nombrará sobre todos sus bienes (Mateo 24: 46,47)
 
¿Qué es el alimento que el Esclavo da?
Son verdades centradas en la Palabra de Dios, “Está escrito: ‘No de pan solamente debe vivir el hombre, sino de toda expresión que sale de la boca de Jehová’ (Mateo 4:4). Así que damos alimento espiritual al tiempo oportuno, cuando observamos la inanición espiritual de algunos y los ayudamos personalmente en su corazón. Tiene que ver con ministrarlos personalmente de acuerdo a sus necesidades, y no descuidarlos, al darle su alimento cuando ellos lo necesitan.
.
El Esclavo atiende el hambre de los suyos, pero no es según el tiempo apropiado de él, sino según el tiempo apropiado de los domésticos. El esclavo está para servir, no para dictar las reglas según el criterio de él a la hora de alimentar. Cuando el bebé de la casa tiene hambre y llora, el Esclavo hará lo posible por atenderlo. Esto es "al tiempo oportuno", él es diligente y presto para actuar rápidamente si los ve con hambre. Jamás un mayordomo fiel decidiría no alimentar o dar tarde los víveres a la servidumbre y esperar al día siguiente, aunque los niños estén llorando por hambre. El Esclavo atiende las necesidades que los domésticos necesitan, él no fija las pautas ni reglas, él está para solo servir. Él no es el Amo. El Amo y dueño de casa lo despedirá si descubre que no está atendiendo los clamores de los domésticos.
 
Un Esclavo en la Antiguedad realizaba un trabajo personal. No era un almacén de provisiones donde los criados iban a buscar lo que necesitaban. No, no es el concepto que Jesús quería darnos sobre el esclavo. Por lo tanto, aunque podemos aceptar y respetar la idea de un esclavo colectivo que provee alimento espiritual, el concepto actual se parece más al de un almacén de alimento y distribución, que al de un servidor personal. Curiosamente quienes usan el alimento preparado y ayudan a los miembros de su comunidad cristiana a nivel individual calzan mejor con el concepto de un esclavo que personas desconocidas y una colectividad.
 
"Yo soy el pan de vida; el que viene a mí, ya no tendrá más hambre, y el que cree en mí, jamás tendrá sed" (Juan 6:35). Al dirigir las personas a Cristo, les damos de "comer" la clave para la vida eterna.
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 

6 comentarios:

  1. Hola AJ. Gracias por tomarte el tiempo para estas entradas. La verdad no tiene por que ser dificil de entender, y a veces es tan facil de entender como la explicacion que haces, que uno no se habia dado cuenta que la tenia enfrente, y por si sola se explicaba dicha verdad.

    Eso me hace recordar una parte del libro El Alquimista, de Paulo Coelho, en la que el muchacho protagonista de la historia, Santiago, y el alquimista, son alcanzados por tres guerreros del desierto, estos ultimos les preguntan que estaban haciendo los dos alli, registran a los dos, y al encontrar que el Alquimista llevaba la Piedra Filosofal y el Elixir de la Larga Vida, los guardias le preguntan que cosas eran eso. El Alquimista les responde la verdad: El que tome este elixir nunca mas estara enfermo y un trocito de esta piedra puede transformar cualquier metal en oro. Aqui viene la parte interesante, los guardias se rieron hasta mas no poder, y los dejaron ir con todas las pertenencias. Aqui el Alquimista le ensena esta gran leccion al muchacho: "Cuando tenemos los grandes tesoros delante de nosotros, nunca nos damos cuenta. -Y sabes por que? Porque los hombres no creen en los tesoros"

    Disculpa que siga hablando de Paulo Coelho, pero en esta fabula del Alquimista note mucha sabiduria parecida a la del Libro de Urantia. Ademas, en la parte casi final del libro, el muchacho logra hablar con su corazon, y las conversaciones que hay entre los dos me dan a entender que en realidad estaba hablando con su Ajustador de Pensamiento. Claro hay cosas como hablar con el sol y con el viento que me parecen locas y de fabula, pero por lo demas, esta historia me gusto mucho. -Cual es tu opinion?
    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Es un libro excelente, al igual que la "quinta montaña", un relato basado en la historia de Elías. Maktub.

    Con respecto al E.F.D y tal como dices, la claridad del pasaje sobre el esclavo está frente a nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  3. Esta entrada es magnífica. Me siento conmovido.. muchas gracias!!

    ResponderEliminar
  4. Cuando alguien esta y fue lo suficientemente alimentado y esta fuerte, puede hacer el papel de mayordomo de sus hermanos..
    Todos podríamos encontrarnos en una función circunstancial de mayordomos...
    Al conocer mejor nosotros al Padre, podemos llevarles nuestra propia vivencia y experiencia a otros ..

    ResponderEliminar
  5. Perdon por salirme del tema, pero interesante es que haya agua en otro planeta.

    http://www.prensalibre.com/vida/ciencia/EEUU-ciencias-espacio-Marte-Curiosity_0_1000100199.html

    ResponderEliminar
  6. Carlos daniel dice.

    El auto nombrado esclavo que no es esclavo ni fiel y ni discreto a ocultado el amor de Cristo a millones de personas por ya muchos años. Ha privado a tantos del verdadero pan del cielo que es Cristo, escondiendo al hijo de Dios a todos sus adeptos. Que lamentable. Felicidades AJ por desenmascarar a un pseudoesclavo que no es ni fiel y ni discreto. He dicho.

    ResponderEliminar