martes, 1 de septiembre de 2015

Carta a los Congresistas de tu país

   Estimado Señor Congresista___________

    Somos un grupo de ciudadanos que deseamos que lea esta carta. Le pedimos por favor que mantenga la mente abierta al analizar este asunto, ya que muchas veces los muros mentales colectivos han retrasado considerablemente el progreso de la Humanidad. Lamentablemente hay quiénes se han apresurado a rechazar inmediatamente este concepto por nuestros paradigmas mentales previos que claman por nuestros “derechos intocables” aunque esto paradojalmente vulnera los derechos de otros. Nuevamente le rogamos que pueda leer esta carta con mente abierta.

    Actualmente la delincuencia y el daño al prójimo afectan a muchas personas. Los antisociales constantemente aparecen en las páginas de prensa. Es cierto que deseamos transformar el mundo con muchísimas medidas sobre los mismos problemas, pero parece perpetuarse la delincuencia, pobreza y marginalidad. Es como si pusiésemos una mano de pintura en una superficie agrietada. Parece que nuestro trabajo por el bienestar social y colectivo fuese interminable. ¿Cómo entonces abordar esta situación?

    Charles Montgomery  de la Universidad de Harvard ha realizado algunos comentarios para abordar este tema con madurez y sabiduría. Nos basaremos en algunos de sus apuntes. Todo indica que hay que crear un sistema sabio que regule socialmente este asunto, lo cual tendría repercusiones a largo plazo. La clave para solucionar esto, ni siquiera tiene que ver con la manipulación genética de forma clásica en un laboratorio, o la eugenesia tal como se le entiende. Tampoco significa dañar a ninguna persona. Y como veremos, estos sencillos pasos estarán al alcance de todas las personas que deseen lograrlo sin importar su condición social, racial o económica.

   Simplemente tiene que ver con ordenar y regular la reproducción sexual humana en el cual se mezcla un programa legislativo y educativo de forma positiva. En la sociedad humana se considera un derecho absoluto tener hijos. Sin embargo, es hora de reconocer abiertamente que algunas personas no son aptas para criar y tener hijos. Al respecto, Charles Montgomery comenta:

"Por lo tanto, para el diseño de un buen programa, todo lo que necesitamos hacer es examinar a los padres y evitar aquellos que no son aptos para ser padres y / o no aptos para ser miembros productivos de la sociedad de la reproducción.

Por lo tanto, un programa así debe centrarse en las cualidades de la persona, no el grupo étnico, racial o de color al que pertenece ese individuo, porque hacer lo contrario sería tanto no científico e injusto, y podría ser contraproducente”.

    Realmente esto no tiene nada de complicado ni discriminatorio, sino de sentido común. Nos centraremos en las cualidades humanas de los que deseen ser padres. Para conducir un automóvil se requieren ciertos cursos, capacitaciones y condiciones mínimas. Con mayor razón la Sociedad y Civilización Humana debería exigir legalmente ciertas garantías elementales pero trascendentales para traer un ser humano al mundo, porque los hijos repercuten en el futuro de la misma Civilización. Partimos con elementos en que todos posiblemente concordarán:

1 - Una edad mínima para tener hijos.

2-  Personas que no consuman drogas y alcohol, certificadas por pruebas.

3-  Responsabilidad financiera existente para criar y mantener al hijo.

    De esta forma se protege el derecho del niño que va a nacer, a existir en un hogar bien constituido, lo cual crearía  familias positivas, fuertes y comunidades  mejoradas, sin perpetuar a poblaciones con problemas permanentes de delincuencia, pobreza y drogas. Debemos entender que la verdadera indignidad humana está en mantener los círculos viciosos que rebajan y dañan a las personas y su entorno.

     Las personas pobres o con pocos recursos, o que vivan en estas comunidades con problemas y que deseen tener hijos, deberán esforzarse por lograr las 3 mínimas condiciones mencionadas para así calificar a poder engendrar hijos. Esto eliminaría los guetos y el desorden social en dónde familias mal constituidas y con problemas perpetúan los problemas, y así todos tendrían la posibilidad de una superación positiva.

     En realidad para tener hijos, ciertas condiciones mínimas deben estar presentes, incluyendo el ser querido, una madre y un padre adulto entrenado en crianza de los hijos, la capacidad financiera y la libertad de las drogas y las enfermedades. Y aquí es donde una adecuada comprensión de los Derechos Humanos juega un papel.

     La Declaración existente de los Derechos de los Niños exige éstas cosas mínimas. Pero tal asunto solo se transforma en demagogia y en la construcción de una sociedad cínica que tiene estas frases bonitas pero que no crea el marco previo para que esos derechos se cumplan realmente:

“Crecer sanos física, mental y espiritualmente. Todos los niños y niñas tienen derecho a vivir y a tener un desarrollo adecuado, etc”. - Unicef

Si todos los niños han de tener estos derechos, entonces, por el contrario, los derechos de algunos de los adultos deben ser reducidos, por lo que no pueden dar a luz a menos que estas condiciones estén presentes. La única forma de avanzar realmente en la protección de los derechos humanos, es esta dirección, porque a la larga esos niños con derechos protegidos también serán adultos con sus derechos cuidados.

    Hoy hablamos mucho de los derechos, pero rara vez pensamos en que el ser humano necesita un marco apropiado antes de nacer para que realmente se cumplan sus derechos, de lo contrario, el asunto es simplemente un slogan. La Sociedad puede intentar presumir en avanzar en que se cumplan esos derechos, pero todos estos intentos han demostrado que son similares a pintar sobre las grietas y cascaras de los problemas. La superficie debe pulirse para que se coloque una capa nueva y auténtica de pintura. De lo contrario, solo perpetuamos los problemas de fondo, ya que la solución no está en la represión policiaca, aumentar penas a los delincuentes y tampoco en la educación de todos, porque algunos efectivamente no desean ser educados porque ya poseen una firme mentalidad negativa y destructiva formada, lo cual perpetúa los problemas del narcotráfico y delincuencia.

     Actualmente damos a los padres el derecho a procrear libremente sin tener en cuenta el bienestar del niño. Y el desorden al respecto, tal como lo vemos en el caso de las adolescentes embarazadas ha sido desastroso en donde miles de niños vienen al mundo sin las bases sólidas de un medio ambiente adecuado.

     Para limitar este derecho se requerirá un cambio importante en las actitudes, y requerirá de algún mecanismo de implementación legal y jurídico para comenzar. Un método que se ha sugerido de vez en cuando es un sistema de licencias para ser padres.

     Los criterios de concesión de licencias reflejan los derechos del niño y son sencillos:

1. Ser querido.  Nacer como un no deseado es una terrible maldición. Los niños necesitan amor para prosperar. Ningún niño debe ser forzado a nacer en una situación en la que él o ella se resentirían. Tal situación lleva consigo la posibilidad de negligencia o abuso. Para evitar esa tragedia el control de la natalidad y métodos de esterilización momentánea o total pueden ser adoptados. Estas leyes de prevención harían incluso innecesarios los abortos, que son en realidad (de alguna forma) el fracaso de leyes y políticas educativas que deben prevenir que aparezcan niños no deseados. Es mejor evitar tener hijos bajo esas circunstancias, que luego decidir abortarlos.

Para esto el Permiso para Licencia de Padre  se entregaría en una representación Estatal que dejaría constancia sobre el Aceptar y Querer tener un hijo. Un trámite más sencillo que un contrato Matrimonial.

2. Una madre adulta y padre adulto. Los bebés no deben tener hijos. La gente necesita un cierto grado de madurez para la importante responsabilidad de criar a los hijos. Una edad de 13 años es seguramente demasiado joven. Incluso 18 es probablemente demasiado joven, pero que se requiera una edad mínima de 18 años sería un gran primer paso. Y tener dos padres involucrados es una tremenda ventaja para el niño, para los padres y para la sociedad. Recuerde que los niños necesitan padres y madres, y los padres necesitan esta experiencia los padres tanto como lo hacen las madres. En este sentido, un marco matrimonial o similar de sociedad,  para la aparición de los hijos puede otorgar cierta responsabilidad y compromiso para emprender a conciencia la crianza de los hijos. Sin embargo, aquí hemos de priorizar para comenzar con el cambio de paradigma, empezando con la mayoría de edad.

3. Capacitación de los padres. Tanto las madres como los padres deben ser obligados a participar en un curso de formación de los padres antes de que nazca su bebé, en el que aprenden los fundamentos del cuidado infantil, la nutrición, el desarrollo, la psicología y la manera positiva de la formación del comportamiento. Hasta que los Estados no decidan integrar estos esquemas que repercuten en la sociedad, en sus programas educativos, los padres han de tomar un curso previo de algunos meses en estos fundamentos.

Este punto es sumamente importante. Si los Estados terminan gastando enormes sumas de dinero e interviniendo para hacerse cargo de los hogares rotos y de la custodia de los hijos, ¿por qué no podrían de forma preventiva establecer la obligatoriedad de una capacitación para el matrimonio y la crianza de los hijos? En algunos países es obligatorio un curso antes de manejar un vehículo. La vida y existencia de un niño es más valioso que conducir un automóvil y también puede tener repercusiones sociales. Esto sin duda reduciría considerablemente la cantidad de problemas familiares.

4. Capacidad financiera. Es en el interés de la sociedad que se debe evitar la multiplicación de las personas que no trabajan. Y sin embargo, la mayor tasa de natalidad en muchos países se encuentra entre las madres que no trabajan o jovencitas de familias pobres y hogares mal constituidos.  Ninguna civilización puede sobrevivir si da la acogida para toda la vida de grandes grupos de desempleados. Con el tiempo, incluso el mejor de los ciudadanos se llega a distorsionar y a desmoralizar al aceptar siempre el apoyo del tesoro público. No es necesario poseer una renta tan alta, como a veces se pide en el caso de las adopciones, pero es esencial una capacidad financiera que implique educar y criar correctamente a un niño sin que pase ninguna necesidad.

5. Libertad de las drogas y las enfermedades. El tipo más triste y sin sentido de nacimiento implica el bebé que viene al mundo si ya está expuesto a sustancias tóxicas o adictivas, o ya infectados con una enfermedad grave. Se ha estimado que en algunos casos hay un costo para la sociedad de $ 1 millón de dólares por cada uno en la atención pública y el bienestar a través de todas sus vidas en el caso de arrastrar las graves enfermedades heredadas de los padres o haber nacido por daños debido a las drogas de los padres.

  Charles Montgomery comenta:

  "La determinación de quién se deberá reproducir no necesita basarse en un examen de material genético. Es suficiente y políticamente más seguro para examinar la disposición circunstancial de los futuros padres, mediante la aplicación de criterios tales como los cinco mencionados anteriormente.

  La gente actúa más fácilmente de acuerdo sobre la necesidad de proteger el derecho del niño a tener buenos padres en vez de la necesidad de recortar los derechos reproductivos de las personas no aptas para ser padres. Cualquier intento abierto para detectar genéticamente este asunto, traería en el clima actual, una oposición feroz. Por el momento, vamos a tener más éxito poniendo la genética en el armario,  y potenciar el diseño de las políticas sociales para garantizar mejores condiciones para el niño recién nacido".

  Si nos aseguramos que las cinco anteriores circunstancias estén presentes en cada niño que nace, el mundo sería un lugar diferente y maravilloso.

  Cada niño tendría madres y padres maduros y acogedores bien preparados y las capacidades para proveer las necesidades de la vida, y ambos crear un hogar sano y pacífico.

  Si combinamos la ausencia de los cinco casos, se obtiene el peor de los casos... un bebé que es adicto al crack y se infectó con el SIDA, con una madre adolescente negligente y abusiva en el bienestar, y sin padre a la vista. Esta imagen está en marcado contraste con el ideal.

   La vida en muchas poblaciones y comunidades está bajo el desorden actual, lo cual perpetúa a jóvenes en la delincuencia y las drogas, jovencitas embarazadas y una cantidad considerable de problemas de violencia. Esto solo genera una perpetuación de problemas por siglos y siglos.

  Se necesita valor y sabiduría para implementar estas medidas. Animamos a las futuras generaciones de Parlamentarios, Congresistas, Políticos, Abogados y Especialistas a analizar éstas sabias consideraciones para una humanidad mejor.

  El destino de la Humanidad depende de que abordemos este asunto. No hay futuro posible sin un cambio en estos paradigmas. Esto que es un asunto social para los Dirigentes del mundo, tiene efectos en la Civilización, ya que pueblos de la antigüedad se extinguieron al descuidar el pilar fundamental familiar de la sociedad humana.

  Montgomery comenta sobre el mecanismo de Licencias para padres que se otorgaría al cumplir con las cinco exigencias anteriores:

  “Se requiere formación y la obtención de licencias para conducir un coche, porque conducir es una responsabilidad importante, y la mala conducción puede tener graves repercusiones. Debemos exigir una formación adecuada y la concesión de licencias para criar a un niño por las mismas razones.

   La Crianza de los hijos es la responsabilidad suprema de la existencia humana y la mala crianza de los hijos puede tener graves repercusiones en la misma civilización. Si ahora se requiere que los padres adoptivos puedan tener licencia, ¿por qué no se hace para  todos los padres?

   Padres de licenciamiento puede ser el mejor método a largo plazo para asegurar un futuro correcto. El Profesor Jack Westman de la Universidad de Wisconsin, se ha convertido en un destacado defensor de las licencias parentales. Después de haber trabajado con los niños maltratados y abandonados por más de 30 años, se ve a las licencias como una manera de romper el ciclo de la mala crianza de los hijos y el maltrato infantil. El Psicólogo y escritor David Lykken también aboga licencias parentales. Bajo su propuesta, los hijos de padres sin licencia serían quitados de forma irreversible de sus padres y serían colocados en hogares adoptivos, además de las penalizaciones en dinero o graves sanciones sociales. "Los reincidentes podrían ser obligados a someterse a un implante de Norplant como una forma de evitar que tengan otro bebé durante cinco años", dice Lykken”.

   Quizás no sea necesario aplicar penas tan severas en los padres que violen esta Ley, sin embargo, si se les podría sancionar en la obtención de algunos beneficios estatales. A los reincidentes ya se les podría aplicar otras penalizaciones. Sin embargo, quienes deseen superarse y obtener los 5 requisitos podrían nuevamente hacerse cargo de un hogar.

   Evidentemente estas Licencias para Padres no tendrán los requisitos tan altos que algunas Licencias de adopción solicitan. Sin embargo, crear una Ley que pida los 5 requisitos sencillos sería un paso trascendental, y sin duda menos engorroso que el permiso para construir un edificio, pero tan importante o más que este.

   Hoy puede parecer chocante tocar estos asuntos ya que la humanidad se ha volcado al otro extremo de las libertades. Pero confiamos en que en algún momento los nuevos hombres en política, derecho, asistencia social y ciencia comenzarán a encontrar el balance, a encontrar el rumbo. Esto sin duda tendría repercusiones planetarias.

   Nosotros decidiremos como sociedad quién se llega a reproducir, a través de nuestros procesos democráticos, y a través de nuestros representantes electos y designados. Políticas de este tipo deben garantizar la igualdad de protección y observar el debido proceso. Empezamos modestamente, con las cosas en que la mayoría de nosotros podemos estar de acuerdo, como una edad mínima para tener hijos. Promulgamos estos requisitos en la ley, y el uso de nuestros tribunales de familia existentes y las agencias de protección infantil para administrarlos.

   Ya Jugamos a Dios de esta manera cuando nos otorgamos adopciones, o colocar a los niños en hogares de cuidado de crianza. Más tarde deberemos añadir pruebas de adicción a las drogas y la responsabilidad financiera.

   Creamos familias positivas y fuertes al negar a los que no cumplen los requisitos en estos asuntos el derecho a la paternidad. Poco a poco nos limitamos a los derechos de los futuros padres como protegemos los derechos del niño y los intereses de la sociedad. A medida que cambian las percepciones, la fuerza de la opinión pública y la presión de grupo se convertirán en un poderoso guardián. Esto no es necesario que sea draconiano. Puede y debe ser democrático, con igualdad de protección y el debido proceso garantizado.

   Realmente las cinco medidas no son complicadas, pero podrían generar cambios maravillosos en la Humanidad. Esto mismo forzaría una educación preventiva positiva en el futuro de nuestra Sociedad.



    Respetuosamente___________________


  Nota: Reenvía éste artículo a tus Congresistas y Parlamentarios de tu país. 


4 comentarios:

  1. Yo añadiría que lo padres sean un papá y es una mamá, y no dos papás o dos mamás. El que los padres homosexuales adopten a un niño, no creo que sea bueno para que el niño crezca psicológicamente en buenas condiciones.

    ResponderEliminar
  2. Aquí en Chile una noticia nos ha sacudido. Un niño abandonado amamantado por una perra. ¡Urge enviar esta carta!

    http://diariocorreo.pe/mundo/arica-policia-halla-a-menor-que-era-amamantado-por-perro-614909/

    ResponderEliminar
  3. Que cosa mas horrible, a veces veo noticias de cosas que hacen los humanos que pareciera que en vez de humanos fueran animales, y tambien ultimamente he visto videos bellisimos de animales ayudando a otros animales y tambien dando mucho amor a sus dueños como en el caso del perrro, de verdad que no se que esta pasando, si no nos avispamos los animales nos van a quitar el cielo, bendiciones

    ResponderEliminar
  4. La madre del niño tiene problemas de alcoholismo. El niño estaba condiciones deplorables de aseo, con pediculosis en el pelo y enfermedades cutáneas.

    Animamos a los lectores a que sean valientes y hagan llegar esta misiva a los congresistas de sus países. ¿Cuantos niños más están sufriendo así?

    ResponderEliminar