viernes, 11 de septiembre de 2015

Revelaciones abortadas o distorsionadas

Es interesante que los Documentos de Urantia afirman que han existido 4 revelaciones epocales antes de los Documentos:

1- Las enseñanzas del Séquito del Príncipe: Estas degeneraron con el paso del tiempo en los conocimientos de los Sumerios y los primeros pueblos.

2- Las enseñanzas de Adán y Eva: Estas degeneraron en los diversos pueblos que se mezclaron con los restos de las civilizaciones pasadas y se transformaron en el pueblo egipcio, griego, romano, inca, etc.

3- Las enseñanzas de Melquisedek: Estas se mezclaron con el paso de los siglos en varias religiones preexistentes dando origen a los futuros movimientos del budismo, sintoísmo e incluso el futuro islam. Las enseñanzas básicas (en sentido más íntegro) de Melquisedek solo perduraron en la nación monoteísta Israelita.

4- El mensaje de Jesús de Nazaret: Degeneró en la cristiandad y en sus múltiples facciones y sectas. Una pequeña parte hace muchos siglos se incorporó sutilmente en el islam.

Es interesante que en el
 intertanto de éstas cuatro grandes revelaciones siempre existieron mini revelaciones o profetas que expandieron, salvaron o adaptaron (con cierto grado de distorsión cultural) algunos de los conceptos de las 4 grandes revelaciones.

Por ejemplo, entre la época de Melquisedek y Jesús tenemos a
 Moisés que como caudillo y teólogo rescata muchas ideas de Melquisedek pero que las adapta a su situación histórica. Moisés al igual que Buda o el apóstol Pablo tenía un Ajustador del Pensamiento sobresaliente que integraba ciertos flashes de información revelada correcta, aunque fragmentada.

Estas figuras intermedias también dan origen a muchas religiones.


Con lo anterior tenemos claro que las cuatro primeras revelaciones trascendentales de época son los andamios de muchas religiones posteriores.

Otra revelaciones 

Los Documentos señalan que otras revelaciones (que no son de época o conocimiento trascendental amplio) han sido dadas a algunos individuos:

(1241.1)  Estos serafines asistentes han funcionado como asistentes espirituales del hombre mortal en todos los grandes acontecimientos del pasado y del presente. En muchas revelaciones «la palabra fue dicha por medio de los ángeles»; muchos de los mandatos del cielo han sido «recibidos por disposición de los ángeles».

Es posible que incluso los Reveladores hayan intentado en siglos pasados realizar dicho proceso, pero la época y los condicionamientos mentales e históricos provocaron el aborto o distorsión total de dichos mensajes. Algunas citas nos sugieren que eso ocurrió:

(1556 ) "Durante su exilio temporal en Patmos, Juan escribió el libro del Apocalipsis, que vosotros ahora tenéis en su forma muy resumida y distorsionada. Este libro del Apocalipsis contiene los fragmentos que quedaron de una gran revelaciónporque se perdieron grandes porciones, otras fueron eliminadas después de que Juan las escribiera. Se lo preserva tan sólo en forma fragmentaria y adulterada." 



Notamos la manipulación histórica en las ediciones posteriores al escritor. 

También la predisposición del sujeto receptor con sus creencias pre-establecidas oscurece las revelaciones:

(1.207)   Ustedes están tan desprovistos de decisiones valerosas y consagrados a la cooperación con su Ajustador interior lo encuentran cercano a lo imposible para comunicarse directamente con la mente humana. Aún cuando ellos hagan posible encontrarlo para encender un brillo de nueva verdad a la envolvente alma mortal, esta revelación espiritual a menudo enceguece a la criatura como para precipitarla a una convulsión de fanatismo o para iniciar algún otro violento cambio intelectual el cual resulta desastroso. Muchas de las nuevas religiones y extraños"ismos" han surgido de abortadas, imperfectas, mal entendidas y falsificadas comunicaciones del Ajustador del Pensamiento.

(1.099 - 1.100)  El gran peligro de estas especulaciones físicas es que las visiones y otras así llamadas experiencias místicas, junto con los sueños, pueden ser consideradas como comunicaciones divinas a la mente humana. En el pasado, seres divinos se han revelado a si mismos a ciertas personas conocedoras de Dios, no por sus trances místicos o mórbidas visiones, si no a pesar de todos estos fenómenos.

Estoy seguro que antes de los escritos de Urantia existieron intentos por transmitir información revelatoria mediante los Ajustadores e incluso Ángeles, pero las culturas e ideas preestablecidas en materia de religión de los receptores,  e incluso las inestabilidades piscológicas de dichos sujetos, contribuyó a que se detuviera una entrega más amplia. 

Es posible que Mahoma, y muchos místicos medievales católicos (como Francisco de Asís) y posteriormente José Smith, Ellen Withe y otros,  tuvieron ciertas experiencias o flashes de información abortada y distorsionada (por ángeles o comunicaciones interrumpidas con su Ajustador). Incluso he sospechado que hasta J.F. Rutherford tuvo acceso a cierta información que se distorsionó.

Por ejemplo, el Corán tiene algunas sentencias verdaderas en torno al origen extraplanetario de Adán y Eva, pero que se mezclan en una prosa compleja que raya en el poema.

 José Smith y sus seguidores hablan del planeta Kólob como un lugar cercano a la residencia de Dios (cerca del centro galáctico), lo cual es una afirmación abortada, distorsionada y resumida de la Sede del Superuniverso de Orvonton donde moran los Ancianos de los Días. 

Ellen Withe de los Adventistas afirma que en sus visiones vió a Enoc en otro mundo, lo cual hasta cierto punto es cierto ya que Enoc fué el primero en fusionarse con su Ajustador y ser transportado a los mundos moronciales, aunque Withe termina haciendo propaganda a su Iglesia sabatista. 

El Juez Rutherford afirma que los ángeles venían de las Pléyades lo cual es una referencia correcta a que en las Constelaciones de los universos físicos hay sedes en las que mora un Padre de la Constelación y varias órdenes de ángeles.

Mahoma y José Smith afirmaron recibir información de un ángel. Ellen Withe de ciertas visiones y Rutherford de cierta "inspiración" o guía indirecta angelical. 


Todos estaban en lo correcto hasta cierto grado, ya que hemos visto que mediante manifestaciones directas de ángeles, contactos con el Ajustador en el sueño, o cierta "dirección" de los "serafines de las iglesias" algunos conceptos cosmológicos han sido dados a los hombres. No obstante, dichos receptores se han erigido como canales únicos y exclusivos de revelación y han amoldado esos mensajes e información a sus creencias religiosas e ideas psicológicas pre-establecidas, creando nuevas religiones o modificando algunas antiguas.


El problema de la Revelación siempre parece ser el receptor imperfecto y limitado humano. Es interesante que hasta una carta escrita puede tener decenas de interpretaciones o inclinaciones de ángulo de acuerdo a los múltiples intereses. 


Ni siquiera las revelaciones más directas como las de Jesús de Nazaret han estado inmunes al paso del tiempo, y ya a la segunda generación de creyentes comenzamos a notar un proceso lento y gradual de desgaste o sincretismo con otras ideas religiosas (tal como el helenismo mezclado con el cristianismo).


Con mayor rapidez e incluso en la misma generación, frecuentemente
 en el mismo receptor o profeta, de las llamadas mini revelaciones ocurre que el mensaje  tiende a ser distorsionado ya que él pretende adaptarlo a sus circunstancias e intereses.

La Quinta Revelación de Urantia

De alguna forma, esto es lo que pretendieron detener los Reveladores en el caso de los Documentos de Urantia. Se usó una técnica de revelación inédita a las anteriores:

(1008.2) 92:4.9 5. Los documentos de Urantia. Los documentos, de los cuales éste es uno, constituyen la presentación más reciente de la verdad a los mortales de Urantia. Estos documentos difieren de todas las revelaciones previas, porque no son trabajo de una sola personalidad universal sino una combinación de presentaciones de muchos seres.

La diferencia con los mensajes a Francisco de Asís, Mahoma o José Smith, es que éstos son dados por una o dos entidades angelicales con sus puntos de vista, y que luego sufren la corrosión con las propias ideas personales del sujeto.

Sin embargo, los Documentos de Urantia son el proceso de un consejo de varios seres. Incluso la personalidad de contacto estaba ajena a la misma recepción del material revelado. De esta forma se evitó la contaminación de la información por parte de las ideas de la propia persona.

Pero ni siquiera los Documentos de Urantia o llamada Quinta Revelación se escaparán al proceso de desgaste del espacio-tiempo. Ya hemos visto como algunos autores (como J.J Benítez) han realizado ciertos sincretismos con sus ideas y no faltan los grupos que deificarán la revelación en contra de sus mismos preceptos. Otros alegan seguir recibiendo mensajes (como la Misión de Enseñanza). Pero estos casos parecen ser más bien degradaciones de los Documentos de Urantia. Los mismos Documentos sugieren que en mil años más quizás necesitemos otra dosis de revelación.

Y esa es la única solución. Hacer "mantenimiento" regular en la materia porque por la entropía material se tiende al desorden en ausencia de una Inteligencia Superior. 


Esto lo nota usted todos los días cuando su mente e inteligencia tiene que ordenar y mantener su casa debido al desgaste de los elementos, interacción de terceros, etc. Su mente debe
 cada cierto tiempo operar en la materia para generar momentáneamente el proceso inverso, y luego volverlo a realizar después de un tiempo. Así ocurre con la Divinidad y sus inteligencias celestiales que actúan dándonos la Revelación.

Las inyecciones de revelación paulatina y gradual
 siempre serán necesarias y serán dadas de acuerdo a la capacidad y época de recepción de los mortales. 

(1007.1) 92:4.1 La revelación es evolucionaria pero siempre progresista. A través de las edades de la historia de un mundo, las revelaciones de la religión son cada vez más amplias y sucesivamente más esclarecedoras. Es misión de la revelación ordenar y censurar las sucesivas religiones de evolución. Pero si la revelación exalta y eleva las religiones de evolución, estas visitaciones divinas deben ilustrar enseñanzas que no estén demasiado alejadas del pensamiento y las reacciones de la edad en la cual se presentan. Por eso la revelación debe siempre mantenerse en contacto con la evolución, y lo hace. Siempre la religión de revelación deberá limitarse por la capacidad del hombre para recibirla.

Así ha sido y así será por milenios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario