viernes, 2 de octubre de 2015

Crónicas de los Anditas - Parte III

En esta parte veremos como la raza andita llegó al Pacífico.

(873.4) 78:5.8  De este modo la cultura de Mesopotamia se propagó silenciosamente por Europa, la India, la China, África del norte y las Islas del Pacífico.

(873.2) 78:5.6 Gran parte de esta raza se trasladó a la China a través de Xinjiang así como el Tíbet y añadió cualidades deseables a la cepa china más reciente. De cuando en cuando pequeños grupos se abrieron camino hacia el Japón, Formosa, las Indias Occidentales y el sur de China, si bien muy pocos entraron en el sur de la China por la ruta costanera.

En Japón los anditas dejaron sus recuerdos. En las ruinas de Yonaguni vemos el paso de estos anditas por Japón. Pero algunos grupos de anditas navegaron por el Pacífico y llegaron a varias islas.

(873.3) 78:5.7  Atravesaron el Pacífico por etapas fáciles, quedándose en las múltiples islas que encontraban en el camino. Las islas del grupo polinesio eran más numerosas y más grandes que lo que son actualmente, y estos marineros anditas, junto con otros que les siguieron, de paso modificaron biológicamente a los grupos nativos. Como resultado de la penetración andita se desarrollaron muchos florecientes centros de civilización en estas tierras, hoy día sumergidas. La Isla de Pascua duró mucho tiempo a fuerza de centro religioso y administrativo de uno de estos grupos perdidos.

Los Documentos, aquí nos dan información interesante. Debido a los anditas aparecen centros avanzados de civilización y cultura en estas islas y tierras del Pacífico. Y solo Isla de Pascua es la capital sobreviviente de solo uno de esos grupos sumergidos. Las historias de la isla dicen que en los tiempos antiguos la tierra de Rapa Nui era muy grande y que varias zonas fueron sumergidas. De hecho, Hiva es el nombre de una mítica tierra o isla, de la cual habrían provenido los ancestros de los nativos de la isla de Pascua, según la mitología pascuense. 

Esta gran Isla de Hiva se habría hundido, lo cual concuerda con la información de los Documentos que nos hablan que “las islas del grupo polinesio eran más numerosas y más grandes que lo que son actualmente” y que "se desarrollaron muchos florecientes centros de civilización en estas tierras, hoy día sumergidas". Recordemos además que los adanitas “produjeron una especie de arquitectura que no fue superada durante miles de años”. (850.4) 76:3.8. Esto debe ser la causa de la aparición de grandes estructuras en piedra que producen estas civilizaciones creadas por la poderosa raza andita, y que era recordada como dioses gigantes.


Precisamente los Moais tienen en sus cabezas los llamados Pukao (una especie de tocado), de color rojo, una especie de moño que evoca los cabellos rojos de los primeros pioneros anditas gigantes que llegaron a la Isla, siendo venerados en el futuro como dioses. Según las mismas leyendas locales, los moais son la representación de los supervivientes de la primera raza del mundo: de color amarillo, muy altos, de brazos largos, tórax poderoso, enormes orejas pero sin lóbulo relajado, pelo rubio o rojo puro, cuerpo lampiño y brillante.

Es interesante que en los dibujos de la expedición de James Cook en 1774 a la Isla de Pascua, se retrate a los últimos descendientes de los "orejas largas" con rasgos claramente "europeos", tal como se puede observar en el grabado adjunto hecho por William Hodges en 1774. 

Según las últimas tradiciones, los "orejas largas" (que manipulaban sus orejas de forma artificial) eran la raza dominante que era la descendiente de los dioses llegados a la Isla. Esta casta gobernante dominó a los "orejas cortas", hasta que éstos últimos se rebelaron en una guerra civil, la cual aparentemente es la causa de que muchos moais hayan quedado abandonados o atacados y casi destruidos en la Isla.



2 comentarios: