sábado, 12 de marzo de 2016

Confusiones en torno a los Hijos de Dios

Los Documentos declaran que la gran Buena Nueva de Jesús es que todos los hombres son Hijos de Dios. Sin embargo, con el tiempo algunas confusiones del concepto han generado ciertas ideas imprecisas.

Aunque todos los seres humanos son Hijos de Dios, no todos lo saben desde el punto de vista experencial. Por esa razón, Jesús animó a "nacer otra vez" para descubrirlo. Esto creó la confusión en algunos que solo los que "nacían otra vez" eran Hijos de Dios. Sin embargo, debemos entender que eso equivale al descubrimiento de la filiación total con Dios al entregarse en sus manos. 

Pablo aludió a algo similar cuando habló de la "adopción". Esta expresión significa "colocación como hijo" y el contexto aludía a un hijo que descubría que era hijo de un amo. No tiene que ver con el concepto actual de adopción. 

Ahora bien, cuando las personas descubren su filiación con el Padre llegan a ser Hijos de Dios al darse cuenta mediante la Fe, que tienen un nexo con Dios. Ahora bien, quiénes desprecian su herencia celestial pueden perder su condición de Hijos de Dios, mediante el odio y la iniquidad, destruyendo el potencial de vida eterna en ellos, al perder el Espíritu de Dios (Ajustador) que les habita. Es a estas personas cuando Juan se refiere como "hijos de diablo" que odian a sus hermanos humanos.  Sin embargo, el Espíritu de Dios existe en la gran mayoría de los humanos, porque todos en grados diversos pueden producir una medida del fruto del Espíritu. De lo contrario, el Amor, la Paciencia o la Bondad solo serían cualidades exclusivas de un grupo selecto.

Ahora debo insistir en lo de experimentar a Dios. Conceptualmente algunas Iglesias hoy usan la frase "Hijos de Dios" para hablar a sus fieles. Sin embargo, para vivir en toda su dimensión esta realidad, la persona debe experimentar al Padre que le habita y dirige en su interior. Debe sentir a Dios. Cuando caemos en la cuenta de que estamos asociados con Dios y que El nos habita, todo comienza a cambiar. Comenzamos a ser guiados por El. Nuestra mente comienza ser ajustada de forma más consciente. Esta nueva realidad comprende que vivencialmente experimentamos la Paternidad de Dios y lo descubrimos en plenitud real. Solo un hijo al ser acariciado y abrazado por su Padre se siente hijo de ese Padre. Lo mismo ocurre cuando sentimos al Padre en nuestro ser. Con la Fe ahora ejercemos esa confianza en que Dios está con nosotros.

Esta realidad traída por Jesús puede cambiar nuestra vida y transformar el mundo entero, ya que constituye el verdadero dominio o Reino de Dios obrando mediante sus Hijos.

Ser Hijos de Dios implica que tenemos potencialidades y capacidades Divinas. Podemos mover montañas, y lograr cosas imposibles. Nos hacemos semejantes a Dios en nuestra área humana de acción. Y una sensación de fortaleza y seguridad nos hace transformarnos primero,  para luego iniciar el contagio transformador del mundo.

Cuando los Hijos de Dios conscientes de su estado se multipliquen como la levadura del Reino, iniciarán la transformación planetaria y el Paraíso terrestre será anclado definitivamente en la Tierra.


8 comentarios:

  1. Seria posible que leyeras esto e hicieras una entrada, es algo muy importante para ver que hay mucha gente que dice estar despierta y no lo esta, solo juegan con ellos: http://www.bibliotecapleyades.net/sociopolitica/esp_sociopol_zion28.htm#PROTOCOLO_I:__

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace muchos años leí los "Protocolos", pero te aseguro que tiene muchas medias verdades. No es totalmente confiable. Incluso Hitler los utilizó ampliamente como propaganda anti semita. De hecho, "los sabios de Sion" si hubiesen sido reales habrían usado su poder global para detener rápidamente a los nazis y evitar el Holocausto.

      Eliminar
    2. tienes razon tambien esta hecho para odiar a los judios

      Eliminar
    3. Las mismas teorías de conspiración pretender "crear un poder", un demonio en igualdad a Dios que nos reduce psicologicamente a estados pasivos de servidumbre. En la Edad Media era la creencia en que el Diablo estaba en todas partes, hasta había creado a los gatos.

      Pero los Documentos señalan que en última instancia el Mal es una irrealidad, una ilusión, una locura de la mente de Lucifer. No tiene poder real sobre los Hijos de Dios por la Fe. Y Jesús vino a liberar nuestra mente de esos miedos.

      La única forma de esclavitud es precisamente crear un monstruo, una especie de Mago de OZ que finalmente era un truco barato para esclavizar las mentes.

      La verdadera conspiración es crear el monstruo de la conspiración...

      Eliminar
  2. pero hermano te advierto que puede afectar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser pero lleva más de 100 años y pico circulando...

      Eliminar
  3. y parece un libro con esencia puramente Caligastiana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta cierto punto. Pero las conspiraciones son más bien locales que globales, y cuando se agrupan en facciones parecen globales, pero aún falta la mitad del mundo que mantiene otras ideas.

      http://estudiosdelasescrituras.blogspot.cl/2012/12/despertemos-del-influjo-de-las-teorias.html

      Eliminar