viernes, 11 de enero de 2013

"En los días de aquellos reyes el Dios del cielo establecerá un reino"

En la entrada anterior concluímos con esta frase:

La figura simbólica y dramatizada de que el Reino "triturará a todos los reinos" (Daniel 2:44) simboliza la conquista espiritual que el mensaje de la Paternidad de Dios y la hermandad entre los hombres (El Reino que crece) logrará en la Tierra.

La misma visión de Daniel 2 sugiere un cumplimiento espaciado desde la óptica de Dios. Cada parte de la imagen dura siglos. Por ejemplo, notemos el lenguaje empleado en el capítulo 2. Observemos lo que se dice del cuarto reino:

40”Y en cuanto al cuarto reino, resultará ser fuerte como el hierro. Puesto que el hierro tritura y muele todo lo demás, así, como el hierro que destroza, triturará y destrozará aun a todos estos. - Daniel 2:40

¿Nota usted que a simple vista se indica que el Imperio Romano aniquilaría a todos los demás reinos? Sin embargo, ahora sabemos que la destrucción y conquista que provocó el Imperio Romano fué un proceso largo y gradual que duró varios siglos. Nunca existió la situación en que el Imperio Romano derrocara súbitamente a todos los reinos circundantes.

Ahora observe la similitud del lenguaje empleado con el versículo 44:

44”Y en los días de aquellos reyes el Dios del cielo establecerá un reino que nunca será reducido a ruinas. Y el reino mismo no será pasado a ningún otro pueblo. Triturará y pondrá fin a todos estos reinos, y él mismo subsistirá hasta tiempos indefinidos;

¿Es el Reino de Dios la antítesis en la forma de la auténtica conquista espiritual versus la conquista material de los reinos? En entradas pasadas hemos analizado lo que es realmente el Reino de Dios según nos explicó Jesús. Véase entrada anterior: ¿Qué es el Reino de Dios?

.
La auténtica conquista
Si el Imperio Romano mediante un proceso gradual fué conquistando el mundo de su época, esto puede indicar que el Reino de Dios efectúa una conquista gradual mediante la fuerza espiritual en la humanidad. El Reino no viene a destruir literalmente las estructuras materiales de la civilización. En realidad viene a destruir el dominio humano en el sentido de colocar el dominio de Dios en el corazón de los hombres. Es puesto en contraste con los otros reinos, y efectua un proceso incluso cuando los otros reinos están en pie. Al respecto, el relato de Daniel 2 tiene algunos elementos que me llaman la atención:

.
.34Seguiste mirando hasta que una piedra fue cortada, no por manos, y dio contra la imagen en sus pies de hierro y de barro moldeado, y los trituró.35En aquel tiempo el hierro, el barro moldeado, el cobre, la plata y el oro fueron, todos juntos, triturados, y llegaron a ser como el tamo de la era del verano, y el viento se los llevó, de modo que no se halló ningún rastro de ellos. Y en cuanto a la piedra que dio contra la imagen, llegó a ser una gran montaña y llenó toda la tierra. - Daniel 2


¿Nota algo interesante? Se dice que todos los elementos de la imagen son aniquilados. Pero, ¿acaso ya no existen las potencias de Babilonia, Medopersia, Grecia y Roma? ¿Cómo pueden ser todos juntos triturados y llegan a ser como el tamo de la era del verano?
.
44”Y en los días de aquellos reyes el Dios del cielo establecerá un reino que nunca será reducido a ruinas. Y el reino mismo no será pasado a ningún otro pueblo. Triturará y pondrá fin a todos estos reinos, y él mismo subsistirá hasta tiempos indefinidos;45puesto que contemplaste que de la montaña una piedra fue cortada, no por manos, y [que] trituró el hierro, el cobre, el barro moldeado, la plata y el oro. El magnífico Dios mismo ha hecho saber al rey lo que ha de ocurrir después de esto. Y el sueño es confiable, y la interpretación de él es digna de confianza”. - Dan 2

Pueden existir explicaciones inverosímiles que intentan salvar la cuestión de por qué "el hierro, el cobre, el barro moldeado, la plata y el oro" son aniquilados cuando se supone que dichas partes de la imagen ya no existen como potencias. Aquí observamos la unidad visual del símbolo, y notamos que su significado trasciende al efecto visual automático de una destrucción inmediata. Eso es lo que el símbolo describe, pero por esa misma razón, puesto que es simbólica toda la unidad visual, la misma destrucción ¡también es simbólica!

La única solución a ésto es que el Reino de Dios es un proceso de dominación espiritual largo que incluso empieza a operar desde los días de Daniel, cuando Babilonia era la potencia dominante. Por esa razón la profecía dice con respecto a la imagen "en los días de aquellos reyes el Dios del cielo establecerá un reino". Si usted lee bien la profecía, "aquellos reyes" son las partes de la imagen de Daniel. Esto significa que el Reino de Dios comienza a operar gradualmente como influencia espiritual desde la época misma del funcionamiento de aquellos reyes. El Reino de Dios es la dominación espiritual basada con amor que existia como potencialidad en los hombres antes que Jesús viniera a la Tierra, y que fué activada y empujada cuando Jesús vino a la Tierra. Por eso ahora podemos entender plenamente lo que Jesús y Pablo decían:

Mat 4:17: " Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado".

Aquí Jesús no dice que el reino será establecido, sino que se ha acercado como influencia a los hombres.

Lucas 17:21: " Miren!, el reino de Dios está en medio de ustedes”

Aquí Jesús declara que el reino ya existe.

Heb 12:28: "Por lo cual ya que recibimos un reino que es inconmovible, seamos agradecidos"

Pablo declara que ya recibimos el reino en sus días.

Colosenses 1:13 “Él nos libró de la autoridad de la oscuridad y nos transfirió al reino del Hijo de su amor”

Los cristianos del siglo I ya podían ingresar al reino.

La piedra que viene de la montaña y se hace montaña

Efectivamente el relato de Daniel narra que la piedra es cortada de una montaña, y posteriormente ésta piedra crece hasta llegar a ser una gran montaña que llena toda la tierra. Esta imagen simbólica del Reino es muy similar a dos ilustraciones de Jesús sobre el Reino en términos de crecimiento:

Otra parábola les propuso, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que tomándolo alguno lo sembró en su campo: El cual á la verdad es la más pequeña de todas las simientes; mas cuando ha crecido, es la mayor de las hortalizas, y se hace árbol, que vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas. Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante á la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo quedó leudo. - Mateo 13:31-33

Sabemos que para que la piedra se transforme en montaña o la semilla en árbol existe un largo proceso de crecimiento.

.
La Piedra después de impactar a la estatua en los pies, no rebota al cielo sino que se queda y el "viento" hace desaparecer los vestigios de la estatua, tomando posesión gradual de toda la tierra. Esto es similar a cuando el viento gradualmente se lleva la paja o rastrojo con el paso de lo días: "y llegaron a ser como el tamo de la era del verano, y el viento se los llevó, de modo que no se halló ningún rastro de ellos".

Una de las razones por las que Daniel dice que en "los días de aquellos reyes" incluyendo a Babilonia es que justamente el profeta resalta la aparición de un  nuevo concepto del Reino.

Recordemos que fué Babilonia la que eliminó una manifestación nacional del reino israelita en la Tierra cuando la misma Babilonia destruyó a los reyes judíos. Entonces Daniel revela que la antítesis del gobierno material y visible de los caudillos humanos israelitas ahora emerge como esperanza ante los desterrados, no como un ideal político y físico, sino como una manifestación espiritual que comienza a operar en los días de Nabucodonosor.  Nunca olvidemos que el arreglo de una monarquía literal no era lo que Dios quería para su pueblo:
 
4 Por eso se reunieron los *ancianos de Israel y fueron a Ramá para hablar con Samuel. 5 Le dijeron: «Tú has envejecido ya, y tus hijos no siguen tu ejemplo. Mejor danos un rey que nos gobierne, como lo tienen todas las naciones


 
6 Cuando le dijeron que querían tener un rey, Samuel se disgustó. Entonces se puso a orar a Jehová, 7 pero Jehová le dijo: «Considera seriamente todo lo que el pueblo te diga. En realidad, no te han rechazado a ti, sino a mí, pues no quieren que yo reine sobre ellos. 8 Te están tratando del mismo modo que me han tratado a mí desde el día en que los saqué de Egipto hasta hoy. Me han abandonado para servir a otros dioses. 9 Así que hazles caso, pero adviérteles claramente del poder que el rey va a ejercer sobre ellos.» - 1 Samuel 8

 
La nación de Israel era atípica de los pueblos ya que podía haber existido como un pueblo con una visión espiritual elevada sobre lo que es realmente el Reino de Dios, su esfera de influencia sobre los hombres basada en el amor. Pero insistieron en desear una experiencia carnal. Esto les llevó a varias tragedias nacionales, y a ver derrumbados sus sueños nacionales.
 
Es precisamente en esos tiempos inmediatamente posteriores cuando Nabucodonosor es humillado (en "los días de aquellos reyes") cuando el Reino de Dios se manifiesta como lo que es realmente y no mediante un restablecimiento material o legal de una básica monarquía. Notemos como todo el libro de Daniel destaca que el Reino de Dios ya domina sobre los otros reinos, principalmente desde los días de Daniel en Babilonia (la cabeza de oro). Fué justamente cuando los israelitas no tenían rey visible cuando es que tienen que volverse con el corazón hacia el Rey Espiritual.

"y de entre los hombres te arrojarán, y con las bestias del campo será tu habitación, y como a los bueyes te apacentarán; y siete tiempos pasarán sobre ti, hasta que reconozcas que el Altísimo tiene el dominio en el reino de los hombres, y lo da a quien él quiere" - Daniel 4:32 .

"Y te echarán de entre los hombres, y con las bestias del campo tu morada llegará a ser, y la vegetación es lo que te darán aun a ti a comer tal como a toros; y con el rocío de los cielos tú mismo estarás mojándote, y siete tiempos mismos pasarán sobre ti, hasta que sepas que el Altísimo es Gobernante en el reino de la humanidad, y que a quien él quiere [darlo] lo da." - Daniel 4:25

"Mientras la palabra todavía estaba en la boca del rey, hubo una voz que cayó de los cielos: “A ti se te dice, oh Nabucodonosor el rey: ‘El reino mismo se ha ido de ti,y de la humanidad te echan, sí, y con las bestias del campo tu morada será. Vegetación te darán aun a ti para comer tal como a toros, y siete tiempos mismos pasarán sobre ti, hasta que sepas que el Altísimo es Gobernante en el reino de la humanidad, y que a quien él quiere [darlo] lo da’”. - Daniel 4:31,32

“Y al fin de los días yo, Nabucodonosor, alcé a los cielos los ojos, y mi propio entendimiento empezó a volverme; y bendije al Altísimo mismo, y a Aquel que vive hasta tiempo indefinido alabé y glorifiqué, porque su gobernación es una gobernación hasta tiempo indefinido, y su reino es para generación tras generación".- Daniel 4:34

”Ahora yo, Nabucodonosor, alabo y ensalzo y glorifico al Rey de los cielos, porque todas sus obras son verdad y sus caminos son justicia, y porque a los que andan con orgullo él los puede humillar.” - Daniel 4:37

La conclusión es poderosa. El Reino de Dios existe desde tiempos inmemoriales y es manifestado de forma especial en la profecía simbólica justo cuando los israelitas ya no ven a un humano carnal gobernando.
El auténtico concepto del Reino es más elevado que toda forma de gobernación humana. Esta filiación con Dios y los hombres (despreciada por los Israelitas), la trae reforzada Jesús de Nazaret predicando que este Reino se ha acercado.
Lamentablemente muchos siguieron interpretando de forma literal y física la afirmación del Reino, de esta verdadera expansión espiritual. Y las religiones de los siglos posteriores volvieron a caer en el simplismo judío y de vista carnal.
 

8 comentarios:


  1. Jesús sanaba a todos, y les encargaba rigurosamente que no le descubriesen”. Magnífico ejemplo de la vida de Jesús. Jesús jamás gustó de la honra en público ni en privado por parte de nadie; eso se demuestra cuando el efectuó sus milagros. No quería que nadie lo supiera. Los hechos de sus milagros se sabían gracias al que se beneficiaba y mediante la divulgación de las muchedumbres, no porque él iba con el pregón de sus obras. JESUS FUE UNA PERSONA ENTERAMENTE HUMILDE.
    Debemos buscar la guía del espíritu para y pedir a Abba en oración para cultivar la bella cualidad de la humildad en todo ámbito de nuestra vida. No busquemos gloria ni fama. No divulguemos cualquier logro material temporal de época que podamos lograr. Seremos más humildes cuando veamos a los demás como lo ve Dios, cuando nos consegremos al amor y la ayuda por nuestro semejante. Que nuestro estilo de vida o forma de vida demuestre que nuestra prioridad en la vida es el hacer la voluntad divina y servir a los demás libre de todo interés.
    Jesús se interesó por todas las personas sin hacer excepción alguna de ningún tipo. Él sabía que había sembrado la semilla del evangelio que iría en expansión, pero su hora de partida estaba llegando. La conversación que tuvo con Pedro momentos antes de ascender demuestra el interés qué él tenía en que sus discípulos se trataran con afectos los unos a los otros; hacer esfuerzo de ayuda por los hermanos en la fe. Tres veces le preguntó a pedro: Pedro, ¿verdaderamente me amas?
    A pesar de la resequedad del amor que atreviese el mundo hoy, los discípulos de Jesús pueden crecer en amor mediante la guía del espíritu y viendo como Jesús trató a los demás. Recordemos el mensaje del evangelio de Jesús-la paternidad de Dios y la fraternidad entre los hombres; si, los discípulos verdaderos de Jesús se aman unos a otros con verdadero amor fraternal.
    Jesús solamente tuvo una misión y esa fue enseñar el evangelio verdadero de la paternidad de Dios y la fraternidad de los hombres, enseñó a los hombres la buena nueva de que pueden lograr la experiencia personal de una estrecha relación con Abba en el hacer su voluntad por fe, “el reino de Dios está entre vosotros”. No dejó que nada lo sacara de ese objetivo espiritual. Nos mescló su objetivo con nada material. Cuando quisieron hacerlo rey cuando le dio, por un milagro comida a 5000 personas, se negó.
    Las personas estaban confundidas en cuanto a la naturaleza del mesías prometido y de la naturaleza verdadera del Reino de Dios. En este aspecto imitemos al maestro cuando nos invadan los deseos egoístas de ser importante y triunfar en este mundo, RECHASEMOSLO. Jesús no solamente triunfo en dejarnos el gran legado del evangelio y de la fe sino que enseñó como a la misma vez demostró con su vida que el verdadero logro consiste en la conquista de los niveles espirituales sobre la carne-ser perfectos como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto-la compresión de lo espiritual.


    ResponderEliminar
  2. Me encanta este blog.
    Creo que es la única página en el mundo que está analizando el reconsiderar la Biblia y sus profecías simbólicas, lo cual armoniza con el sentido común de la realidad.
    Y ver que incluso que esto armoniza con otras fuentes como el Libro de Urantia o los mismos cambios históricos me emociona.

    ¡Me gustaría que esta página tuviera difusión mundial!

    Podríamos ayudar a millones de cristianos atrapados en teologias gastadas.

    ResponderEliminar
  3. No solo eso sino que. He oido predicar a pastores de estudios expuestos por AJ. En los estados unidos y algunos otros lugares.

    ResponderEliminar
  4. Me he quedado pensando: el mesías es referenciado en las escrituras como una roca, una "piedra angular".
    Así, su mensaje, su evangelio y por supuesto, -su entrega- deberían representar un verdadero impacto en los pies romanos...
    Es posible comprenderlo de esta forma?

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Claro que sí.

    Es muy acertado lo que dices.

    La Fe de Jesús, su gran mensaje, transformó el mundo y lo seguirá transformando.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Quisiera cerrar un concepto en mi mente que hilvana con el anterior:

    La profecía bíblica de Génesis 3:15 también debiera ser en un mismo acto, es decir, una mordedura en el talón cuando cae el pie con toda su fuerza, en la misma escena, en el mismo tiempo, y representando la entrega del Hijo y su mensaje finalmente entregado al hombre.

    La piedra golpeando la imagen y el pie golpeando la cabeza de la serpiente dos representaciones simbólicas que muy posiblemente ya han ocurrido..

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar