martes, 8 de abril de 2014

Progreso necesario - parte II

Estas entradas recogen las inquietudes de lectores JW que me han pedido que enumere algunos cambios que debe realizar la organización W.T en un sentido positivo y no de crítica. A continuación seguiremos comentando dichas recomendaciones:

Programa de Enseñanza

Reuniones
Algunos han comentado que la reunión llamada "La Escuela del Ministerio Teocrático" debe suprimir los llamados Puntos Sobresalientes de la Biblia (la mayoría afirma no alcanzar a leer todos los capítulos de la Biblia en la semana, y puede ser más positivo estudiar la Biblia desde sus enseñanzas más primordiales que establecer un ritual de leerla completa o a la rápida sin un mayor beneficio). 


Para esto algunos sugieren centrarse más en un análisis más sistemático del libro de texto llamado Beneficiése, mientras tras las tres intervenciones hay un mayor espacio para el análisis positivo de éstas basado en dicho texto que habla de los aspectos de la oratoria, y esto podría ser con participación del auditorio, no para evaluar al discursante, sino para resaltar la materia del libro. 

También que la llamada "Reunión de Servicio" toque solo un breve tema de anuncios locales de 5 minutos, y un solo tema de servicio para toda la reunión. 

Algunos JW comentan que las reuniones tienen muchos elementos diversos y que cuesta cada vez más prepararse para ellas, por lo tanto para la llamada reunión de semana, éstos cambios sugieren:

1- Estudio Bíblico de Congregación con una publicación práctica.
2- Escuela del Ministerio Teocrático solo con los tres discursos estudiantiles, pero con mayor espacio de tiempo para el análisis con la congregación de los aspectos de la oratoria, en base a preguntas y respuestas tras los discursos.
3- Reunión de servicio con anuncios locales y lectura de cartas solo de 5 minutos, y luego siempre un solo tema de 20 o 25 minutos para obtener un mayor beneficio (ese tema puede incluir demostraciones).

Esta simplificación permitiría mayor aprendizaje y retención de lo aprendido, más que un desfile de muchos temas que a la semana siguiente son generalmente olvidados. También facilitaría la preparación para dichas reuniones.

También el llamado "Repaso Oral" estaría centrado en los aspectos del Libro de la Escuela, lo que verdaderamente la haría ver como tal en la práctica.


Con respecto al fin de semana, y el llamado estudio de la Torre del Vigía (Atalaya), éste análisis debería incluir aún menos párrafos con más substancia para reflexión y meditación, mientras que el estudio podría mantener dicha hora de duración.

El llamado discurso público (o conferencia) debería ser transformado en una reunión posterior a la Atalaya en forma de una escuela de tres meses dirigida a un público segmentado en: Jóvenes en edad adolescente, esposos y esposas, padres con niños pequeños, como cuidar a los padres envejecidos y enfermos,  etc. Cada escuela podría durar entre tres y cuatro meses y contener material audiovisual complementario a los diversos libros que tocan dichas temáticas.

Algunos testigos me han comentado que falta un espacio de integración  o capacitación especial para los jóvenes. Sabemos que muy pocos JW hacen la llamada "noche de adoración en familia" y sería positivo que a los muchachos se les diera una instrucción especial como "escuela" en cuestiones de noviazgo, familia, matrimonio y deberes (educación financiera), piensen o no en casarse. 

La sociedad humana carece de una capacitación y es menester una "escuela" de tres a cuatro meses todos los fines de semana, dónde los jóvenes puedan ser educados de igual forma en estos asuntos. Esto ahorraría a las congregaciones de muchos problemas y la energía juvenil se podría canalizar de forma positiva y casta,  a dicha capacitación e incluso combinarlo con cuidado a los envejecidos. 

Es posible que algunos objeten a este asunto aludiendo que es un deber de los padres cristianos. Esto es cierto, no obstante, de igual forma al día de hoy terminan interviniendo los ancianos cristianos en cuestiones de disciplina a los jóvenes. Sería más sensato entonces la existencia de una educación preventiva más que una educación disciplinaria y penalista.

El compromiso para "inscribirse" en esas escuelas puede ser más atractivo que pasivas y etéreas reuniones y discursos públicos en dónde muy superficialmente se tocan dichos asuntos. Así los jóvenes, niños, matrimonios y hermanos que deseen aprender algunas aptitudes como cuidados a los envejecidos pueden tener un impacto más significativo en sus vidas que un mero asistir a escuchar sin un compromiso y deseo de aprender y mejorar en la vida cristiana. Anualmente puede existir este programa para reuniones de 30 minutos tras el estudio de la Torre del Vigía (que tocaría temas más espirituales y para toda la congregación):

- tres meses (12 fines de semana) para los jóvenes.

- tres meses (12 fines de semana) para los niños.

- tres meses (12 fines de semana) para los matrimonios.

 - tres meses (12 fines de semana) para aprender cuidados a tercera edad y primeros auxilios, socorro, etc.

Quiénes no se inscriban en estos cursos, por que por ejemplo no son jóvenes, (y tampoco padres), podrían asistir solo al estudio de la Torre del Vigía, y participar (si desean) en cualquiera de los otros tres dentro del año.

Esto cambiaría sensiblemente la capacitación dentro de los JW y reduciría muchos problemas que surgen por descuido de potenciales valiosos que no son cubiertos. Además el que fuese solo media hora los fines de semana y sin añadir otros horarios daría más posibilidades de éxito y participación.

Es digno de reconocimiento que la Iglesia Mormona y Adventista tienen programas semejantes de atención a los jóvenes.

Ahora bien, con respecto a las Asambleas es apropiado la eliminación de los dos días de asamblea por uno solo. Es más, las asambleas deberían solo durar media jornada con temas más concretos y concentrados sin un desfile de temas dispersos. Las asambleas en las tardes de 4 horas pueden ser suficientes. Esto simplifica el tema de los almuerzos, etc. Es interesante que muchos JW no recuerdan la cantidad interminable de discursos ni logran retener la atención durante todas las jornadas por cansancio, etc. Es común ver a muchos en los pasillos, etc. También sería apropiado que en la ausencia de locales cercanos a los habitantes de determinada ciudad las asambleas regionales (llamadas antiguamente de distrito) desaparezcan puesto que muchas familias se sacrifican físicamente y están agotadas tras los viajes diarios. Al respecto es más importante la retención del llamado alimento espiritual que una muestra de sacrificio físico tipo peregrinación que demuestre una supuesta abnegación de santidad al estilo de las caminatas católicas. 

En este sentido, y tal como se ha hecho con la última Reunión Anual de la W.T, una conexión vía Internet puede ser suficiente para de igual forma entregar la información sin la necesidad de sacrificar innecesariamente a las personas haciéndoles viajar largas distancias para luego dormitar durante el programa y olvidar todo a los pocos días.

También un lector me ha comentado que en las llamadas asambleas de circuito o de ciudades debería existir un espacio para que un representante de cada congregación en un tema de 5 minutos narre experiencias locales y de implementación de ciertos asuntos (como predicación innovadora o implementación de acciones cristianas de socorro y ayuda, etc) para exponer ante el circuito dichos ejemplos motivadores. También las llamadas "resoluciones" de asuntos domésticos deberían ser expuestas públicamente en dichas asambleas para luego ser votadas en las congregaciones.  De esta forma, las asambleas serían más participativas. También serían ocasiones para verdadero intercambio de estímulo y motivación para animarse al amor y las obras excelentes.

5 comentarios:

  1. podrian reinventar sus reuniones los TJ, pero hasta que no incluyan a Cristo, siempre seran vacias y huecas, faltas de Dios

    ResponderEliminar
  2. "Como los originales"
    Estimado A.J:

    En el asunto de las reuniones me parece que se tiene que hacer un cambio a profundidad. Propondría lo siguiente:

    Estudio de Libro de Congregación: Eliminarlo. En su lugar estudiar,desde la plataforma, la Lectura Semanal de la Biblia, que ya se habría leido en la semana. Si no dió tiempo de leerla, esta es la oportunidad para leerla completamente.

    Escuela del Ministerio:
    Cuando se esté leyendo la Lectura Semanal, hacer una pausa para que el asignado al Discurso 1 lea la parte que le corresponde. Posteriormente el lector continua la lectura.
    Despues de la Lectura Semanal podrían ser 20 minutos de comentarios de Puntos Sobresalientes de lo que se acaba de leer. Digo 20 minutos para que se hagan sin prisas.
    Se da consejo al Discursante 1, que ya hizo su lectura.
    Inicia Discurso 2, puede tomarse una parte de la MISMA Lectura Semanal como tema a desarrollar. Por ejemplo, si se leyó Juan cap. 1 a 3 podría hablar de porqué Jehová y Jesús son diferentes personas... que palabra griega se usa para "El Verbo"... que parentesco tenía con Juan...
    Se dá consejo a Discursante 2.
    Inicia Discurso 3, que tambien se saca el tema de la misma Lectura Semanal.
    Se dá consejo a Discursante 3.

    Reunión de Servicio:
    20 Minutos: Se hace UNA lectura de algun pasaje COMPLETO del ministerio de Jesús, los Apóstoles o de alguna carta. Se analizan las cualidades mostradas y como los podemos imitar. No incluir demostraciones.
    20 Minutos: Dar algunos anuncios y analizar algunas cuestiones mecanicas dentro de la congregación.

    Reunión Publica:
    Discurso: Dar un tema sencillo. Recordemos que hay muchos nuevos en esta reunión y no podría entender un tema profundo, como de profecias. Tocar temas como de la familia, conducta apropiada, mostrar amor, etc.

    Estudio de La Atalaya:
    Concuerdo contigo: Reducirlo a la mitad de los parrafos y más analisis a profundidad de algunos textos.

    Para todas las reuniones:
    TODOS pueden usar ayudas visuales. Tener un proyector. Por ejemplo, si en La Atalaya se habla de la maravilla que es la formación de un bebé en el vientre de su madre, proyectar un vídeo del tema. En Internet hay muchos y muy buenos

    La idea es que las reuniones dejen de ser aburridas. Así los jóvenes y adultos se sentiran motivados a asistir a las reuniones y se quedarán a reforzar sus lazos con sus hermanos al final de la reunión. Las personas se sienten felices cuando están aprendiendo.

    Sin duda otros tendrán excelentes ideas... podriamos hacer una "reunión" de prueba para ver cuales sugerencias funcionan mejor...

    Espero la proxima entrada del tema...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy interesante lo que propones de que los discursos de la Escuela estén vinculados a la lectura semanal (si es que hubiese que dejarla). De esta forma se profundiza con más tranquilidad en lo que se lee en vez de un desfile de diferentes ideas y temas que no calan hondo y en nada. Lo de las ayudas visuales también debe ser incorporado.

      Eliminar
  3. Si el CG nos estuviese leyendo.... Ojalá escucharán más al testigo de a pie. Lo menciono porque somos muchos los testigos que echamos en falta reuniones menos frías y más útiles. L desaparición del estudio de libro en los hogares fue un mazazo. La reunión de servicio muchas veces parece una escuela de marketing. Los puntos sobresalientes te desanimes de comentar porque si te pasas de 30 segundos te miran mal y los hermanos al final no profundizan y comentan algo leído. (querrán esto precisamente). Los estudios de atalaya se pierde mucho tiempo en generalidades al principio y cuando viene lo importante se trata por encima porque se nos va el tiempo. Muchas reuniones llego a casa y le pregunto a la familia que punto destacaron y me hablan más bien de los rumores de fulano o los problemas de mengano. Del programa poca cosa. Y hay días que ves un montón de hermanos en la terraza charlando y tomando el aire. Te has preguntado porqué?

    ResponderEliminar
  4. antes las reuniones eran distintas, hoy dia se enseñan a ser personas religiosas. mas bien que adorar en espiritu y en verdad, todo es mecanizado, es mas se habla mas del "esclavo" fiel y discreto que de Cristo.

    ResponderEliminar