miércoles, 19 de noviembre de 2014

Capítulo 8: Procedimientos en el cristianismo: El ministerio público de predicación en las congregaciones

Es interesante que Jesús y los apóstoles no predicaban con rollos portátiles o dependían de la impresión de literatura escrita para hacer su labor. Jesús mismo evitó dejar escritos de puño y letra.

"¿Poseía alguna persona del siglo primero rollos de las Santas Escrituras? Es obvio que el eunuco etíope de la corte de la reina Candace tenía uno, pues estaba “sentado en su carro y leía en voz alta al profeta Isaías” cuando el discípulo Felipe lo encontró en el camino a Gaza (Hechos 8:26-30). El apóstol Pablo le pidió a Timoteo que trajera “los rollos, especialmente los pergaminos” (2 Timoteo 4:13). Aunque Pablo no especificó cuáles eran los rollos, es muy posible que se tratara de partes de las Escrituras Hebreas.

Según Alan Millard, profesor de lenguas semíticas, es probable que en la sociedad judía solo poseyeran rollos de las Escrituras “los varones privilegiados de Palestina, los que se consideraban cultos, y algunos fariseos y maestros como Nicodemo”. Esto se debía, en parte, a su costo. Millard calcula que “una copia de Isaías valía de seis a diez denarios”, y afirma que una Biblia completa en hebreo “ocuparía de quince a veinte rollos”, es decir, que podría costar cerca de la mitad del salario de un año.

La Biblia no indica si Jesús o sus discípulos poseían rollos de las Escrituras. No obstante, sin duda Jesús las conocía bien y era capaz de hacer referencia a ellas o recitarlas de memoria (Mateo 4:4, 7, 10; 19:4, 5)" - Atalaya 2007 diciembre. 

Aunque Jesús posiblemente tuvo acceso a ciertas bibliotecas en las cuales leyó de las Escrituras, él creó un nuevo paradigma sobre la transmisión del mensaje de Dios:

 Jesús centra su atención en ésto como fuente de la proclamación de la verdad:

"A cualquiera que beba del agua que yo le daré de ningún modo le dará sed jamás, sino que el agua que yo le daré se hará en él una fuente de agua que brotará para impartir vida eterna” - Juan 4:14
¿Es posible proclamar la verdad de Dios
 sin literatura?

Aquí notamos que el Maestro dice que las personas vivientes se vuelven los transmisores de la gran verdad.

”Ustedes escudriñan las Escrituras, porque piensan que por medio de ellas tendrán la vida eterna; y estas son las mismas que dan testimonio acerca de mí. Y con todo, ustedes no quieren venir a mí para que tengan vida". -Juan 5:39,40

¿Eran las Escrituras o la persona viviente de Cristo mismo la fuente de la vida eterna y verdad?

Realmente el que se use literatura religiosa es sumamente positivo y aquí no se cuestiona que internamente se utilice dicha literatura para enseñanza e instrucción. 

El problema puede ser la dependencia generada para predicar con literatura, sin cultivar una capacidad interna de transmitir una verdad que debe brotar del corazón. Esto puede transformar a los predicadores en realidad en repartidores de literatura (como antes se les conocía a los publicadores de la W.T), más que proclamadores de un mensaje viviente.

Ahora bien, notemos las circunstancias en las cuales Jesús y sus apóstoles dieron testimonio, veamos las formas variadas de Jesús al predicar y sus distintos métodos:
  
Mateo 3:1-6........Actividad de Juan...............En el desierto, la gente iba a él ....................................................(Mar.1:4-8; Lucas 3:3-18; Juan 1:19-35)

4:17...................Comienzos de Jesús..............No se especifica (Mar. 1:14,15)

4:18-22.......Llama primero a sus discípulos.......A lo largo del mar de Galilea ............................................................................(Mar.1:16-20)

2:26-25..............Viaje por Galilea...............No se describe ningún método; ............................................................"Grandes muchedumbres le siguen."

5:1-7:29........Sermón en la montaña........Habla a muchedumbres en la montaña .........................................................................(Lucas 6:12-42)

8:1-4.........Al leproso......................El registro dice "muchedumbres le siguieron" ......................................................y el leproso vino a el (Luc.5:12-16)

8:5-10......Al oficial del ejército.........El oficial vino a el, "los que le ........................................................seguían (a Jesús)" también escucharon.

8:14-17.....Respecto a curaciones...........En la casa de Pedro; "la gente le trajo" a ............................................................a los que necesitaban curación
............................................................(Marcos 1:29-34; Lucas 4:38-41)

8:18-22.....Al escriba..........................."muchedumbres al lado de el" cuando ..........................................................Jesús iba a subir a una barca, ..........................................................se le acercó un escriba.

8:28-34 Al hombre poseido por demonio..........En las afueras de la ciudad, ....................................................................la gente vuelve a encontrarse .....................................................................con Jesús (Mar.5:1-20; .....................................................................Lucas 8:26-39)

9:2-8... Al hombre paralítico...................En Capernaum, la gente le trajo ............................................................el hombre paralítico (Lucas 5:17-26)

9:9.............Llama a Mateo................Donde se sentaba Mateo en la oficina de ........................................................recaudación de impuestos. (Mar.2:14; .........................................................Lucas 5:27-32)

9:10-13.Recaudadores de impuestos y pecadores...Estando reclinado en la mesa en ..........................................................................la casa de (Mateo), la gente ..........................................................................vino hasta allí. (Mar.2:15-17)

9:14-17........Respecto al ayuno..............Los discípulos de Juan "vinieron a él" ..................................................................(Mar.2:18; Lucas 5:33-35).

9:18-26...La hija del gobernante y mujer enferma.......El gobernante "se acercó," ..............................................................................la mujer vino a él; .......................................................................... entró en la casa del gobernante ...........................................................................(Mar. 5:21-43; Lucas 8:40-56)

9:27-31........Dos hombres ciegos..............Le siguieron hasta dentro de la casa ......................................................(evidentemente la casa donde se alojaba en .......................................................Capernaúm) Compare Marcos 2:1,2.

9:32-34........Respecto al hombre mudo...........La gente le trajo el hombre ...................................................................a la misma casa.

9:35-38........Viaje..........................Sinagogas; el registro habla de ......................................................muchedumbres; no se indican otros métodos ......................................................(Marcos 6:6,12,13)

10:1-42........Envía a los doce...............No se especifícan métodos prescritos; ...........................................................da instrucciones respecto a cuidar las ...........................................................necesidades tales como comida, ropa, ...........................................................dinero y hospedaje, mostrando cómo ...........................................................encontrar alojamiento apropiado desde ...........................................................donde llevar a cabo actividad; habla de ..........................................................."predicar desde las azoteas" pero evi- ...........................................................dentemente en sentido figurativo. ...........................................................(Mar.3:13-15;6:7-12,30; Lucas 9:1-6; ...........................................................Compare Lucas 9:51-56;10:5,6; ...........................................................Hechos 16:15; 17:6,7; 21:4,7,8,16,28) 

 Hay decenas de casos así con variedad de ocasiones para dar testimonio. Algunos han contado 150 incidentes diferentes de "testificar" en diversas situaciones.


Notamos que la predicación realmente se manifestaba en cada actividad humana cotidiana. No habían "momentos especiales", ni "horas" separadas para tal actividad. Podríamos definir esto como algo similar a lo que algunos llaman "predicación informal", lo que sin embargo, era el único sistema de predicación.

Ahora bien, ¿predicaban de "casa en casa" los cristianos?


La acción sobre el testificar de casa en casa se basa completamente en textos tales como Hechos 5:42 y 20:20. En la Traducción del Nuevo Mundo de la Sociedad Watch Tower estos textos dicen: 

“Y todos los días en el templo, y de casa en casa, continuaban sin cesar enseñando y declarando las buenas nuevas acerca del Cristo, Jesús”. 

“Mientras (yo Pablo) no me retraje de decirles ninguna de las cosas que fueran de provecho, ni de enseñarles públicamente y de casa en casa”.

Se hace la deducción de que "de casa en casa" indica actividad de puerta en puerta o vivienda tras vivienda (casa) en un orden, el ir de manera consecutiva de una puerta a la siguiente, una puerta tras otra, de una propiedad a otra en forma consecutiva,  el visitar a la gente sin invitación previa y generalmente sin previo conocimiento. ¿Es necesariamente correcta esa deducción? 

Cuando se publicó por primera vez la Traducción del Nuevo Mundo, la Sociedad Watch Tower enfocó considerable atención sobre la expresión original en griego (kat'oikon) de la cual venía la traducción "de casa en casa". Se enfatizó que la preposición kata (que literalmente significa "según") se usa aquí en sentido distributivo. Así es que se dijo, que la frase "de casa en casa" tenía el mismo sentido que "de puerta en puerta", es decir, el ir de una puerta a la siguiente a lo largo de la calle. 

La afirmación no se sostiene si se reflexiona y se examina. En primer lugar, distributivo no es lo mismo que consecutivo. Una persona puede ir de "casa en casa" por medio de ir desde un hogar en cierta zona a otro hogar en otra zona, tal y como un médico efectúa sus "visitas" de un hogar a otro. No requiere en absoluto la idea de visitar de puerta en puerta de manera consecutiva. 

La Traducción del Nuevo Mundo misma, desacredita cualquier alegación de que el uso de la preposición kata en el sentido distributivo requiera que se traduzca "de casa en casa" para que sea correcta y exacta. 

Pocos Testigos se dan cuenta de que la idéntica expresión (kat'oikon), traducida "de casa en casa" en la Traducción del Nuevo Mundo en Hechos, capítulo 5, versículo 42, también aparece en el capítulo 2, versículo 46. Notemos como se traduce en la misma Traducción del Nuevo Mundo Hechos 2:46:

“Y día tras día asistían constantemente y de común acuerdo al templo, y tomaban sus comidas en hogares particulares y participaban del alimento con gran regocijo y sinceridad de corazón”.

Abajo se presentan esos versículos tal y como aparecen en el Kingdom Interlinear Translation de la Sociedad Watch Tower, la cual contiene la Traducción del Nuevo Mundo en su columna derecha: 

Hechos 2:46 
46 according to...day.......and........persevering like-mindedly ... in .. the .. temple,.....breaking.......and
.................kat'..........oikov
.................according to....house (en hogares  privados)
..bread,...they were partaking ...........of food.....in.......exultation........and..........simplicity ...........of heart, 47 praising the God and having 

Hechos 5:42 
because ... they were counted worthy ... over the name .....to be dishonored; ..... 42 all ..... and day .... in the temple and
................................kat'........ oikov
................................according to house (de casa en casa)
not they were ceasing ..........teaching .............and declaring good news about the Christ Jesus. 

Como muestra la parte interlinear, aparece la misma expresión en ambos textos con el mismo sentido distributivo de kata. Sin embargo, en Hechos 2:46, la traducción no es "de casa en casa" sino "en hogares privados". ¿Por qué? 

Porque es ilógico pensar que cuando los discípulos tomaban comidas, lo hacían yendo de una casa a la otra a lo largo de la calle, y puesto que la Sociedad Watch Tower quiere unir ese significado específico a la expresión "de casa en casa " (para apoyar su actividad de puerta en puerta), no desea que surjan ciertas preguntas por usar aquí la traducción "de casa en casa". Como se dijo antes, la mayoría de los Testigos no se dan cuenta de este cambio de traducciones y la Sociedad Watch Tower prefiere no llamar la atención en cuanto a ello o tratarlo abiertamente. 

La expresión aparece de nuevo en Hechos 20:20, aunque la palabra para "casa" u "hogares" está aquí en plural (kat'oikous): 

plots ...... of .. the ...... Jews; 20 as nothing I drew back ... of the ........ (things) bearing together of the not to recount to you and to teach you to public (place) ....... and
...........kat'.....oikous
............according to house (de casa en casa)

De nuevo es solo la decisión del traductor, cómo se traducirá esta expresión griega. Que el principal traductor de la Traducción del Nuevo Mundo, Fred Franz, reconoció esto, se muestra en la nota al pie de la página para este versículo en la edición de letra grande de la Traducción del Nuevo Mundo.

La nota de la Biblia con Referencias T.N.M reconoce y dice:
# O, “y en casas particulares

"Os he predicado y enseñado tanto en público como en vuestros hogares"
Hechos 20:20, Biblia de Jerusalén. O en "y en casas privadas"

Cómo notamos, la traducción literal más apropiada sería en los “hogares privados”.  Sin embargo, el asunto no es que sea incorrecto el traducir kat' oicon (o kat'oikous) como "de casa en casa". Es una traducción perfectamente apropiada y se encuentra en muchas diferentes traducciones de la Biblia, incluso en Hechos 2:46. El que se viertan estos textos como "de casa en casa" o "en hogares privados", solo depende de la elección del traductor. Lo que es incorrecto es intentar hacer que la expresión conlleve un significado que realmente no tiene. 

Está claro que los apóstoles y otros cristianos primitivos visitaban a la gente en sus hogares privados. Lo que no está claro es que participaran en la actividad de puerta en puerta como lo hacen hoy día los Testigos de Jehová. Aunque se afirme eso, es una afirmación que no tiene ninguna prueba que la apoye en absoluto.  Ahí está la diferencia. Un Médico puede ir de “casa en casa”,  pero eso no significa que sus visitas sean puerta a puerta a lo largo de una calle. ¿Lo nota?

Veamos  Mateo 10:11-14 que se usa generalmente para apoyar la idea de predicar de casa en casa de forma consecutiva.  Aquí Jesús dio estas instrucciones al enviar a sus apóstoles a predicar:

 "11 ”En cualquier ciudad o aldea que entren, busquen hasta descubrir quién en ella es merecedor, y quédense allí hasta que salgan. 12 Al entrar en la casa, salúdenla; 13 y si la casa lo merece, venga sobre ella la paz que le desean; pero si no lo merece, vuelva sobre ustedes la paz de ustedes. 14 Dondequiera que alguien no los reciba ni escuche sus palabras, al salir de aquella casa o de aquella ciudad, sacúdanse el polvo de los pies" - Mateo 10:11-14.

En algunas publicaciones W.T  se coloca el énfasis apropiadamente sobre la expresión "Busquen hasta descubrir quién en ella (la ciudad o pueblo) es merecedor." Entonces, se da a entender que esto significa ir de puerta en puerta para encontrar personas receptivas a las buenas nuevas. No se dirige la atención a las palabras que se encuentran en el contexto (versículo 11) y que dicen: "Quédense allí hasta que salgan." Estas palabras casi nunca se han considerado en las publicaciones de la Watch Tower porque hacen evidente que Jesús estaba hablando aquí, no de testificar de puerta en puerta, sino de obtener alojamiento.

 Que Cristo Jesús, sus apóstoles y discípulos habían visitado a la gente en sus hogares, era del mismo modo claramente evidente e innegable. Pero no se indicaba en ningún lugar de las Escrituras que hubieran ido de puerta en puerta al hacer eso.  Todos estamos para alabar a Dios. Lo que es vital es el hacerlo, no cómo hacerlo. Si los primeros cristianos no iban de casa en casa, eso no significa que nosotros no debemos hacerlo así. Si ellos iban, no significa que nosotros tengamos que hacerlo. Ellos iban a las sinagogas, nosotros no vamos a las iglesias. ¿O sí? Hoy millones tienen asambleas internacionales, no hay indicación de que ellos las tuvieran.... ¿Por qué forzar un requerimiento en una sola dirección? ¿Por qué hacer de la obra ¨de casa en casa" una piedra de toque? El asunto es llegar hasta la gente. El cómo no es lo importante, no tanto como lo es el amar y el ayudar a la gente a la que se testifica. Sin embargo muchas veces el cómo se transforma en un asunto mecanicista que olvida la razón principal que hay atrás.

De hecho, el relato similar de Lucas sobre las instrucciones para predicar habla de algo clave. Sí, un texto clave que la gran mayoría de los testigos de Jehová desconocen. Un texto asombroso que aparece incluso en la Traducción del Nuevo Mundo:

"Después de estas cosas el Señor designó a otros setenta y los envió de dos en dos delante de sí a toda ciudad y lugar adonde él mismo iba a ir. 2 Entonces empezó a decirles: “La mies, en realidad, es mucha, pero los obreros son pocos. Por lo tanto, rueguen al Amo de la mies que envíe obreros a su mies. 3 Vayan. ¡Miren! Los envío como a corderos en medio de lobos. 4 No lleven bolsa, ni alforja, ni sandalias, y no abracen a nadie en saludo por el camino. 5 Dondequiera que entren en una casa, digan primero: ‘Tenga paz esta casa’. 6 Y si hay allí un amigo de la paz, la paz de ustedes descansará sobre él. Pero si no lo hay, se volverá a ustedes. 7 De modo que quédense en aquella casa, comiendo y bebiendo las cosas que les suministren, porque el obrero es digno de su salario. No anden transfiriéndose de casa en casa.

8 ”También, dondequiera que entren en una ciudad y los reciban, coman las cosas que pongan delante de ustedes, 9 y curen a los enfermos en ella, y sigan diciéndoles: ‘El reino de Dios se ha acercado a ustedes’. 10 Pero dondequiera que entren en una ciudad y no los reciban, salgan a sus caminos anchos y digan: 11 ‘Hasta el polvo de su ciudad que se nos pegó a los pies nos lo limpiamos contra ustedes. No obstante, tengan presente esto, que el reino de Dios se ha acercado’. 12 Les digo que a Sodoma le será más soportable en aquel día que a aquella ciudad" - Lucas 10:1-12.

¡Ay! ¿Lo notó? En el versículo 7 Jesús dice algo que hoy jamás se considera cuando se analiza este relato. ¿Lo pudo descubrir?

7 De modo que quédense en aquella casa, comiendo y bebiendo las cosas que les suministren, porque el obrero es digno de su salario. No anden transfiriéndose de casa en casa.

Sí aceptamos solo una parte de estas instrucciones para apoyar la idea una predicación consecutiva puerta a puerta, ésto nos llevaría a contradecir las palabras de Jesús de "no anden transfiriéndose de casa en casa".

 Pero en realidad aquí Jesús está hablando de conseguir alojamiento en visitas guiadas por el Espíritu de Dios y la Providencia Divina. No habla de una predicación de puerta en puerta por una calle. Por lo tanto, tenemos que aceptar todo el contexto y no ciertas partes aplicables o "recortables".

Todo esto demuestra que cualesquier método para predicar es el correcto. No hay ninguna superioridad de uno sobre otro. Un testigo puede predicar puerta a puerta, y eso sería correcto, también un Mormón al visitar algunas casas (como cuando el testigo hace revisitas). Pero el punto es que no hay ninguna evidencia de superioridad de ese método sobre otro, o para probar que ese es el rasgo distintivo de la predicación de los cristianos verdaderos.  

Cómo hemos visto, las palabras actualmente tienen sentidos muy diferentes a lo que culturalmente se pensaba hace 2000 años. No es que de “casa en casa” sea una traducción incorrecta. En realidad la verdadera cuestión es, ¿qué significaba  de "casa en casa"? ¿Era sinónimo de "puerta en puerta" tal y como lo usan los Testigos? ¿O tenía simplemente el mismo sentido que "en hogares privados", tal y como vierte la Traducción del Nuevo Mundo la frase idéntica en Hechos 2:46? La misma Traducción del Nuevo Mundo , usa ésta misma frase griega (kat'oikon) cuatro veces para referirse al lugar de reunión de creyentes cristianos en ciertos hogares de discípulos. (Véa The Kingdom Interlinear Translation en Romanos 16:5; 1ª Corintios 16:19; Colosenses 4:15; y Filemón versículo 2.) En estos versículos se traduce la frase griega como "en sus casas," "en la casa de ella," y "en su casa." Todo esto ilustra que la frase se usó en referencia a hogares privados de discípulos.

Esto demuestra que  el principal método de testificación cristiana tal como se entiende hoy no es tal. Lo que Jesús señaló en Lucas  y Mateo  exigiría que fueran a los hogares de la gente, donde personas 'merecedoras' prestarían atención a las "buenas nuevas". De este modo, aquellos discípulos también hallarían alojamiento para la noche. Y de alguna forma esta testificación estaría vinculada a una persecución ya que los enviaba como “ovejas en medio de lobos”.  Al parecer el hecho de hacer caso a la advertencia de evitar “transferirse de casa en casa” (Lucas 10:3,7) en un sector o lugar era un método para actuar como serpientes pero a la vez siendo inocentes como palomas. Ciertamente era una forma sagaz de dar testimonio pensado en las persecuciones futuras.

“41 Estos, por lo tanto, se fueron de delante del Sanedrín, regocijándose porque se les había considerado dignos de sufrir deshonra a favor del nombre de él. 42 Y todos los días en el templo, y de casa en casa, continuaban sin cesar enseñando y declarando las buenas nuevas acerca del Cristo, Jesús” – Hechos 5:42.

Notamos como el dar testimonio en las casas u “hogares privados” era una actividad paralela a predicar en el templo. Nunca se quiso mostrar que existía una superioridad o más trascendencia espiritual de una forma sobre otra. Cómo hemos señalado Jesús dio testimonio en decenas de circunstancias DIFERENTES y los apóstoles hicieron lo mismo. No hay razón para establecer que “en los hogares privados” fueran la piedra de toque o el sello distintivo de los cristianos. Y aún así, todo indica que “en los hogares privados” estaba relacionado con las instrucciones registradas en Lucas y Mateo al predicar en un hogar, enseñar en este, y recibir alojamiento.

“Sin embargo, desde Mileto envió a Éfeso y mandó llamar a los ancianos de la congregación. 18 Cuando llegaron a él, les dijo: “Bien saben ustedes cómo desde el primer día que puse pie en el [distrito de] Asia estuve con ustedes todo el tiempo, 19 sirviendo como esclavo al Señor con la mayor humildad mental y con lágrimas y con las pruebas que me sobrevinieron por los complots de los judíos;20 mientras no me retraje de decirles ninguna de las cosas que fueran de provecho, ni de enseñarles públicamente y de casa en casa.21 Antes bien, di testimonio cabalmente, tanto a judíos como a griegos, acerca del arrepentimiento para con Dios y de la fe en nuestro Señor Jesús”- Hechos 20:17-21.

Pablo mismo habla de enseñar a esos hombres primero "públicamente" y después les enseñó de "casa en casa." En realidad, en el capítulo que precede al ya citado (es decir, el capítulo diecinueve de Hechos) la Biblia misma nos habla acerca de la verdadera actividad de Pablo en Efeso. ¿Qué muestra el propio relato de Lucas (como el escritor del libro de Hechos) en cuanto a cómo y dónde dio Pablo "testimonio cabalmente tanto a judíos como a griegos" acerca del arrepentimiento y fe en Cristo?

Hechos capítulo diecinueve muestra que, cuando llegó a Efeso, Pablo "encontró a algunos discípulos, “unos doce, que no sabían nada acerca de recibir el don del Espíritu o acerca de ser bautizados en el nombre de Cristo, y que habían sido bautizados en el bautismo de Juan”. Pablo los bautizó en el nombre de Jesús. Pero debe notarse que esos hombres ya eran "creyentes," "discípulos," cuando los encontró. El les enseñó, no como a extraños que no estuvieran informados, sino como a hombres que ya eran discípulos. 

El caso de ellos se puede comparar con el de Apolos, que se describe en el capítulo que le precede como que "solo conocía el bautismo de Juan" cuando Aquila y Priscila vinieron a conocerle. (Hechos 18:24-26) A pesar de todo, aún antes de que ellos "le expusieran con mayor exactitud el camino de Dios," Apolos ya había estado "hablando y enseñando con corrección las cosas acerca de Jesús" en la sinagoga. Aunque estaba incompleto en su entendimiento, él era ya sin duda un cristiano cuando Aquila y Priscila lo encontraron. Además, no lo encontraron yendo de puerta en puerta, sino mientras ellos mismos asistían a la sinagoga. No hay suficiente razón para ver a los doce hombres de Efeso de manera diferente. Después de describir el bautismo de esos hombres por Pablo, el registro en hechos capítulo diecinueve pasa a decir: 

 “8 Entrando en la sinagoga, él habló con denuedo por tres meses, pronunciando discursos y usando persuasión respecto al reino de Dios. 9 Pero cuando algunos persistieron en endurecerse y en no creer, y hablaban perjudicialmente acerca del Camino delante de la multitud, se retiró de ellos y separó de ellos a los discípulos, y pronunciaba discursos diariamente en [la sala de conferencias de] la escuela de Tirano” – Hechos 19:8-9.

Esto es lo que relata el testigo presencial Lucas en cuanto al ministerio de Pablo en Éfeso. Muestra que algunos de los que escuchaban los discursos de Pablo en la sinagoga durante aquellos tres meses, o ya eran discípulos o con el tiempo llegaban a serlo. No dice que los que aceptaban el Cristianismo por medio de esos o de cualesquier otros, fuese como resultado de “actividad de predicar de casa en casa” como se entiende hoy. Toda la evidencia bíblica que hay indica que lo más probable es que fuera como resultado de escuchar los discursos públicos de Pablo en la sinagoga. Considere esa evidencia tal y como se presenta en el relato de Lucas:

A través del libro de Hechos hay ejemplo tras ejemplo de personas que llegan a ser creyentes como resultado de discursos dados en lugares públicos o de manera pública. Los 3.000 en el Pentecostés estaban reunidos públicamente para oír a Pedro y a los otros discípulos hablar, y que cada día se arrepentían y llegaban a ser creyentes. No respondían a la llamada de alguien en las puertas de sus casas. (Hechos 2:1-41) Aunque es cierto que Cornelio y sus asociados oyeron el mensaje del arrepentimiento y de la fe en Cristo en su propia casa, la visita de Pedro allí no estaba relacionada con alguna "actividad de predicar de casa en casa" sino que era una visita específica a solo aquel hogar. (Hechos 10:24-48) En Antioquía de Pisidia, como resultado de que Pablo hablara en la sinagoga a ciertas personas, judíos y prosélitos, "siguieron a Pablo y a Bernabé" para oir más. (Hechos 13:14-16, 38-43) Si estaba envuelta alguna casa, era lo más probable la casa donde Pablo y Bernabé estaban alojados, con esas personas interesadas visitándoles en esa casa, lo contrario de que fueran visitados en sus puertas por Pablo y Bernabé. (Compare una situación similar en el ministerio de Jesús en Juan 1:35-39.) El sábado siguiente, "todos los que estaban correctamente dispuestos para la vida eterna llegaron a ser creyentes"-en la sinagoga según todas las indicaciones. (Hechos 13:44-48) En Iconio, el relato dice que Pablo y Bernabé hablaron otra vez en la sinagoga y que "una gran multitud tanto de judíos como de griegos llegaron a ser creyentes." Ellos 'se arrepintieron y pusieron fe en Cristo' como resultado de la enseñanza pública en la sinagoga y sin ninguna mención a alguna "actividad de casa en casa". (Hechos 14:1) En Filipos, Lidia 'abrió su corazón y respondió al mensaje de Pablo,' pero fue junto a un río y solo después de eso Pablo entró en su casa como su huésped. (Esta situación ilustra de manera muy clara, cual pudo haber sido el caso de los discípulos de Jesús en sus viajes de predicación y de cómo aplicaron su instrucción acerca de permanecer en los hogares de personas 'merecedoras.') El carcelero filipense que más tarde se convirtió, llegó a conocer a Pablo cuando éste era su prisionero en su cárcel y el que Pablo entrara en su casa se debió a que el carcelero quiso saber más, no a una visita en su puerta sin haberlo solicitado. (Hechos 16:12-15, 25-34) En Tesalónica, el resultado del razonamiento de Pablo con la gente en la sinagoga durante tres sábados fue que "algunos de ellos llegaron a ser creyentes y ellos mismos se asociaron con Pablo y Silas , y una gran multitud de entre los griegos que adoraban a Dios" también lo hicieron - de nuevo, enseñanza pública en la sinagoga sin mención alguna a actividad de predicar "de casa en casa". (Hechos 17:1-4) En Berea, cuando llegaron, "entraron en la sinagoga de los judíos" y “muchos de ellos llegaron a ser creyentes, y también no pocas de las mujeres griegas estimables y no pocos de los varones” (Hechos 17:10-12). 

En Atenas, después de que Pablo hubiese hablado públicamente en la sinagoga, en el mercado y en el Areópago, todos lugares públicos, algunos "se juntaron a él y llegaron a ser creyentes." (Hechos 17:16-34) En Corinto, mientras Pablo estaba alojado en el hogar de Aquila y Priscila, "todos los sábados pronunciaba un discurso en la sinagoga y persuadía a judíos y a griegos." Cuando la oposición lo obligó a que saliera de la sinagoga, se fue a la puerta contigua, el hogar de Tito Justo y usó esa casa como lugar de enseñanza, y el relato dice, "Pero Crispo, el presidente de la sinagoga se hizo creyente en el Señor, y también toda su casa. Y muchos de los corintios que oyeron empezaron a creer y a bautizarse." (Hechos 18:1-8) Crispo y su familia habían oído inicialmente las buenas nuevas en la sinagoga y más tarde solo en su hogar cuando se usó como lugar de reuniones, y no estuvo envuelta ninguna visita de puerta en puerta. 

Todos estos relatos son anteriores al relato de la actividad de Pablo en Éfeso. Según todos esos relatos, ¿exactamente dónde había hecho eso Pablo? ¿Lo hizo con alguna clase de actividad de puerta en puerta? ¿O en lugar de eso, lo hizo en lugares públicos, principalmente sinagogas? Cuando sí estaban envueltos hogares, ¿había ido el apóstol hasta allí en la actividad de puerta en puerta o había sido invitado en cada caso a aquel hogar específico? La gente, "judíos y griegos", ¿se había arrepentido y llegaba a ser cristiana a través de la enseñanza pública en las sinagogas? Claramente, así fue. Delante de toda esta evidencia de las Escrituras mismas y de las palabras de Lucas como testigo ocular llegamos a la conclusión correcta.

Pablo dice que él enseño a personas en Éfeso "públicamente y de casa en casa." Si el primer método es público, el segundo, razonablemente, es privado. Cuando observamos todo el libro de Hechos de un modo amplio y detallado (como un todo), lo que ocurrió en Éfeso claramente pudo haber sido, que Pablo encontrara creyentes como resultado de hablar en la sinagoga y más tarde en la escuela de Tirano, y que después de eso fuera a los hogares de tales creyentes, de un hogar a otro, dándoles, no instrucción pública, sino privada, instrucción personalizada. Una argumentación honesta, por lo menos reconocería esto como una posibilidad, y si se da importancia a todos los ejemplos bíblicos anteriores, el reconocer esto es la explicación más razonable. 

Cuando meditamos en Jesús que al caminar por la playa realiza su ministerio, o al detenerse en pozo para beber, que Felipe predica al subirse a un carro, y que hay un serie de circunstancias diferentes en cada actividad humana, notamos que la predicación de las buenas nuevas debe existir en cada esfera de acciones de la vida misma. 

El ministerio entonces combina lo que hacemos con lo que decimos. Cuando amamos al Padre Universal, cuando le conocemos y sabemos de la hermandad entre los hombres gracias al mensaje de Jesús, nuestro corazón arde espontáneamente y deseamos ser comunicadores de éstas cosas. Y lo hacemos en cada acción que realizamos, y finalmente con lo que decimos.

4 comentarios:

  1. "Como los originales"

    Estimado Alef (A.J):

    Excelente entrada. Realmente no existe una base contundente para enfatizar como se hace la predicación de "casa en casa".

    Como bien comentas la manera de predicar es en cualquier momento que el cristiano desee y pueda hablar con las personas.

    Me parece que por forzar de alguna manera que lo correcto es de "casa en casa" crea más dificultades que ventajas. Al predicar de "casa en casa" se llega a "cansar" a los amos de casa, evitando cualquier contacto en el futuro; también se crea presentaciones forzadas para dejar literatura. El amo de casa por lo general los domingos se encuentra descansando y siente que se le "invade" con visitas y literatura que no desea en ese momento.

    En cambio al hablar de nuestra fe en algún otro momento oportuno las personas están más relajadas y dispuestas a escuchar... que es precisamente lo que deseamos, que escuchen lo que tenemos que decir.

    Si las personas observan que somos diferentes a las demás personas, incluidas las llamadas "cristianas", las mismas personas se sentirán impulsadas a preguntar e iniciar una conversación sobre nuestra fe y creencias, sin necesidad de forzarlos.

    Los "carritos de literatura" tienen la ventaja de que el interesado toma la iniciativa de acercarse y preguntar, pero tiene la desventaja de solo ofrecer literatura, cuando lo ideal sería leer algún pasaje de los Evangelios, invitando a la reflexión de lo que se leyó.

    He tenido la oportunidad de considerar la Biblia con algunas personas y la diferencia entre considerar un "libro de estudio" y la Biblia se siente de inmediato.

    Esperemos que en poco tiempo "se apruebe" testificar más libremente y dirigir estudios bíblicos solamente con la Biblia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las religiones han de evolucionar por muchas presiones de las eras. Y es inevitable esa evolución. Lo de los carritos es un ejemplo.

      Y te diré algo más: Tampoco necesitas la Biblia para respaldarte en una fuente de autoridad. Jesús no andaba con rollos al predicar:

      "A cualquiera que beba del agua que yo le daré de ningún modo le dará sed jamás, sino que el agua que yo le daré se hará en él una fuente de agua que brotará para impartir vida eterna” - Juan 4:14

      "Mas el ayudante, el espíritu santo, que el Padre enviará en mi nombre, ese les enseñará todas las cosas y les hará recordar todas las cosas que les he dicho." - Juan 14:26

      Es el Espíritu Santo que te posee, el cual hace brotar de tu misma personas los dichos de Jesús. Te enseña y te hace recordar. No te dice que te hace "leer".

      Saludos y gracias amigo.

      Eliminar
  2. En pocas palabras, no es necesario cargar La Biblia para enseñar verdades, con tan solo razonar con las personas con algún pasaje y apelando al sentido común, puedes lograr mucho.
    Coincido en parte con el anónimo, la gente ya se cansó de que los testigos los visiten a sus casas, tan así que muchos ya no abren, otros los escuchan por respeto, otros simplemente los consideran vendedores de literatura y los despiden pidiendo las revistas y dando las donaciones por ellas y bye bye...soy testigo desde hace casi 20años y yo en lo personal eh analizado las reacciones de la gente ala forma en que predicamos, muchas personas ni siquiera leen los tratados que les damos y los tiran inmediatamente, me a tocado ver tratados, invitaciones, revistas etc, tiradas en las calles como simples volantes publicitarios.
    Lo del carrito es una "novedad" para supuestamente llegar a más persona, pero... eh visto en muchas ocasiones que las personas muy pocas veces se acercan, los hermanos pasan horas sin que tengan contacto verbal con personas, me pregunto: ¿eso es proclamar el evangelio?
    Por eso eh llegado a la conclusión que la WT o JW está dando mas enfasis a que las personas visiten JW.Org, sin descuidar por supuesto la predicación de casa en casa sello que nos caracteriza.
    Creo tambien que llegaron tarde a esto y ademas dejaron la radio como medios para expandir la verdad, asi como la TV, que por cierto ahora estan promoviendo con JW Broadcasting.
    Esa es mi opinión, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es correcta tu apreciación.

      Es interesante que la Evangelización de Jesús y los primeros cristianos es sumamente sencilla. Representaba una novedad en la humanidad, el énfasis está en la interacción con otro ser humano y lo que eso logra.

      Antes de la llegada de Jesús la humanidad estaba excesivamente estratificada en clases sociales y clases humanas: Habían esclavos, gente de la tierra, plebeyos, mujeres, niños, etc. Algunos pueblos incluso consideraban a las mujeres como seres que no eran humanos, y en Esparta los niños débiles eran arrojados a los perros. La lucha y batalla era la interacción más normal en los pueblos.

      El cristianismo rompe con todas las separaciones del género humano y nos recuerda que todos somos hermanos.

      Esa fascinante sencillez y novedad llevaba implícito la acción de "predicar". Tu al predicar tienes el contacto sagrado con otro ser humano. La predicación en realidad es fraternizar. La clave está en el cariño y amor en la interacción humana para hablar del Padre y la hermandad, más que la literatura o libros sagrados.

      Algún día se recobrará el rumbo del ideal de Jesús de Nazaret. La evolución se puede retrasar, pero no se puede detener.

      Eliminar