sábado, 14 de febrero de 2015

Hacer la voluntad de Dios

Durante siglos las Iglesias han intentado definir “hacer la voluntad de Dios” como una acción religiosa circunscrita a las actividades de dicha comunidad. Por ejemplo, se suele señalar que hacer la voluntad de Dios es predicar o servir a los pobres, dependiendo de la institución.

Los Documentos señalan que hacer la voluntad de Dios es la clave para la vida eterna, y es comentada muchísimas veces como algo fundamental. En esta entrada, trataremos de aportar con algunas de esas citas y las comentaremos. De alguna forma, el trabajo por transformar el mundo parte con el trabajo de transformarnos a nosotros. Para eso, es vital comprender plenamente que es la voluntad de Dios.

(1431.2) 130:2.7 Fue ésta una conversación que duró hasta bien entrada la noche, en el curso de la cual, el joven le pidió a Jesús que le explicara la diferencia entre la voluntad de Dios y ese acto mental humano de elección que también se llama voluntad. En substancia Jesús dijo: la voluntad de Dios es el camino de Dios, el asociarse con la elección de Dios frente a cualquier alternativa potencial. Hacer la voluntad de Dios, por lo tanto, es la experiencia progresiva de llegar a parecerse cada vez más a Dios, y Dios es el origen y el destino de todo lo que es bueno y bello y verdadero. La voluntad del hombre es el camino del hombre, la suma y substancia de lo que el mortal elige ser y hacer. La voluntad es la deliberada elección de un ser autoconsciente que lleva a una decisión conducta basada en una reflexión inteligente.

Notamos que: 

"la voluntad de Dios es el camino de Dios, el asociarse con la elección de Dios frente a cualquier alternativa potencial. Hacer la voluntad de Dios, por lo tanto, es la experiencia progresiva de llegar a parecerse cada vez más a Dios, y Dios es el origen y el destino de todo lo que es bueno y bello y verdadero". 

Pero, ¿involucra esa asociación con Dios solo circunstancias difíciles y situaciones "sagradas"? Jesús dice en los Documentos:

(1732.4) 155:6.11 No olvidéis jamás que hay tan sólo una aventura que es más satisfactoria y emocionante que el intento de descubrir la voluntad del Dios vivo, y ésa es la experiencia suprema de tratar honestamente de hacer la voluntad divina. No dejéis de recordar que la voluntad de Dios puede cumplirse en cualquier ocupación terrenal. No hay unas vocaciones que sean santas y otras que sean seculares. Todas las cosas son sagradas en la vida de los que son conducidos por el espíritu; o sea, subordinados a la verdad, ennoblecidos por el amor, dominados por la misericordia, y controlados por la ecuanimidad —la justicia. El espíritu que mi Padre y yo enviaremos al mundo es no solamente el Espíritu de la Verdad, sino también el espíritu de la belleza idealista.

Hacer la voluntad de Dios impregna cada área de la vida. Incluso cuando cocinamos, trabajamos y nos alimentamos. Cada actividad humana puede tonarse consciente de que en ellas Dios quiere operar y que manifestemos el fruto del Espíritu de cualidades superlativas.

 "No dejéis de recordar que la voluntad de Dios puede cumplirse en cualquier ocupación terrenal. No hay unas vocaciones que sean santas y otras que sean seculares. Todas las cosas son sagradas en la vida de los que son conducidos por el espíritu; o sea, subordinados a la verdad, ennoblecidos por el amor, dominados por la misericordia, y controlados por la ecuanimidad —la justicia".

¿Cómo podemos vivir esta enseñanza del Maestro? ¿Cómo la podemos experimentar? Un saludable ejercicio es:

1- Estar conscientes del acto que realizamos en ese momento presente. Ya sea planchar, caminar, conversar con otro ser humano, etc; tomemos conciencia de esa acción.

2- Enfocarnos y absorbernos en ese momento presente (no dar cabida a pensamientos turbulentos sobre preocupaciones, miedo, etc). 

3- Impregnar con el deseo de Dios, su voluntad, esa actividad. Dios quiere que esos actos estén "conducidos por el espíritu, subordinados a la verdad, ennoblecidos por el amor, dominados por la misericordia, y controlados por la ecuanimidad —la justicia".


Notamos que esta forma de vivir la vida la llena de significado, felicidad y realización. Sin embargo, implica estar conscientes de nuestros pensamientos en todo momento, y  que nuestra voluntad elija voluntariamente la guía de la voluntad Divina. Esta es la "religión verdadera" de Jesús de Nazaret, la más ardua y difícil de todas, porque a diferencia de las religiones humanas evolutivas de la autoridad, esta no diferencia actividades sagradas y otras profanas. No provoca, por lo tanto, la hipocresía religiosa y la doble vida.

Como la voluntad humana entra en línea con la Voluntad de Dios

(1216.5) 111:1.4 La evolución material te ha proveído con una máquina vital, tu cuerpo; el Padre mismo te ha dotado de la realidad espiritual más pura conocida en el universo, tu Ajustador del Pensamiento. Pero en tus manos, sujeta a tu libre albedrío, se te ha dado la mente, y es por la mente por la que vives o mueres. Es dentro de la mente y con la mente que tomas esas decisiones morales que te permiten alcanzar semejanza con el Ajustador, que es semejanza con Dios.

(1217.4) 111:1.9 La mente es tu buque, el Ajustador es tu piloto, la voluntad humana es el capitán. El dueño del barco mortal debería tener la sabiduría de confiar en el piloto divino para guiar a su alma ascendente a los puertos morontiales de la supervivencia eterna. Sólo mediante el egoísmo, la pereza y el pecado puede la voluntad del hombre rechazar la guía de un piloto tan amante y finalmente naufragar su carrera mortal en los acantilados malignos de la misericordia rechazada y contra las rocas del pecado aceptado. Con tu consentimiento, este piloto fiel te conducirá con seguridad a través de las barreras del tiempo y de los obstaculos del espacio a la fuente misma de la mente divina y aun más allá, aun hasta el Padre Paradisiaco de los Ajustadores.

(1221.2) 111:5.1 Hacer la voluntad de Dios es ni más ni menos que una exhibición de la disposición de la criatura a compartir la vida interior con Dios —con el mismo Dios que ha hecho posible esa vida de valor y significado interior para la criatura. Compartir es semejante a Dios —es divino. Dios comparte todo con el Hijo Eterno y el Espíritu Infinito, y ellos a su vez comparten todas las cosas con los Hijos divinos y las Hijas espíritu de los universos.

(1221.3) 111:5.2 La imitación de Dios es la clave para la perfección; hacer su voluntad es el secreto de la sobrevivencia y de la perfección en la supervivencia.

(1221.4) 111:5.3 Los mortales viven en Dios, y así Dios ha querido vivir en los mortales. Así como los hombres se confían en él, del mismo modo él, y en primer término, ha confiado una porción de sí mismo para que esté con los hombres; ha consentido en vivir en los hombres y residir en los hombres sujeto a la voluntad humana.

(1221.5) 111:5.4 La paz en esta vida, la supervivencia en la muerte, la perfección en la vida próxima, el servicio en la eternidad —todos éstos se logran (en el espíritu) ahora cuando la personalidad de la criatura consiente —elige— someter la voluntad de la criatura a la voluntad del Padre. Y el Padre ya ha elegido hacer que un fragmento de sí mismo esté sujeto a la voluntad de la personalidad de la criatura.

(1221.6) 111:5.5 Esta elección de la criatura no es un rendimiento de la voluntad. Es una consagración de la voluntad, una expansión de la voluntad, una glorificación de la voluntad, un perfeccionamiento de la voluntad; tal elección eleva la voluntad de la criatura del nivel de significado temporal a ese estado tanto más elevado en el que la personalidad del hijo criatura comulga con la personalidad del Padre espíritu.

(1221.7) 111:5.6 Esta elección de la voluntad del Padre es el hallazgo espiritual del Padre espíritu por el hombre mortal, aunque deba pasar una edad antes de que el hijo criatura pueda verdaderamente encontrarse de hecho ante la presencia de Dios en el Paraíso. Esta elección no consiste tanto en la negación de la voluntad de la criatura: «Que se haga no mi voluntad sino la tuya»; sino que consiste en la afirmación positiva de la criatura: «Es mi voluntad que se haga tu voluntad». Y si se hace esta elección, tarde o temprano el hijo que eligió a Dios hallará una unión interior (fusión) con el fragmento residente de Dios, mientras que este mismo hijo en perfeccionamiento encontrará suprema satisfacción de la personalidad en la comunión adoradora de la personalidad del hombre y la personalidad de su Hacedor, dos personalidades cuyos atributos creativos se unen eternamente y autovolitivamente en una mutualidad de expresión —el nacimiento de otra unión eterna de la voluntad del hombre y la voluntad de Dios.

Cuando en la carne percibimos a Dios, y al hacer su voluntad dejamos que el gobierne amorosamente nuestro ser, Algo maravilloso sucede. Ocurre una transformación en que Dios y el hombre se hacen socios, y toda la creación está al servicio de ese Hijo liberado. Esa mujer u hombre se convierte en un gigante. Algo difícil de explicar, pero que es tan real como el Amor.

Y nada se vuelve imposible para ese Hijo de Dios nacido del Espíritu. ¡Descubre que ahora es capaz de modificar la realidad de su entorno al entrar en comunión con el Todopoderoso!

(1467.5) 132:7.9 Así fue, y así es, por siempre. Lo que una imaginación humana esclarecida y reflexiva, que ha recibido la enseñanza y la guía espirituales, quiere sincera y altruísticamente ser y hacer, se torna mediblemente creativo según el grado de dedicación del mortal a la ejecución divina de la voluntad del Padre. Cuando el hombre se asocia con Dios, pueden ocurrir, y ocurren, realmente cosas grandiosas.


22 comentarios:

  1. gracias hermano por el tema tan importante.

    ResponderEliminar
  2. si me ayudas,crees que los judios su dios de Israel (pasado y presente) les haya entregado tecnologia para dominar las masas? gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, para nada. Eso es ficción conspirativa. Pero tampoco ellos fueron un pueblo "especial" en el sentido que fueran superiores espiritualmente.

      Eliminar
  3. Hermoso tema, aj me encantan estas entradas, Bendiciones

    ResponderEliminar
  4. "Como los [mensajes] originales"

    Estimado Aleph:

    Excelente entrada. Mencionaste tres pasos muy prácticos para verdaderamente vivir. Queda nuevamente demostrado que toda actividad en la vida puede ser un servicio a Dios.

    Las piezas del rompecabezas se empieza a armar...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo con la entrada, es cierto q podemos adorar a Dios "santificando" cada cosa q hacemos, es decir, no importa nuestra ocupación; siempre podemos tomar buenas elecciones y hacer el bien así seamos abogados, ingenieros, economistas o lo q sea...

    Sin embargo, pienso q sí hay ocupaciones un poco más "santas" q otras. Pablo dijo en 1 Corintios 14:

    "Busquen el amor y aspiren a los dones espirituales, especialmente al don de profecía...el profeta edifica a la Iglesia...Me alegraría que todos ustedes hablaran en lenguas, pero más me gustaría que todos fueran profetas".

    De todas las ocupaciones no creo q ninguna agrade más a Dios q la de edificar su iglesia (el Reino)... y la labor de edificar la iglesia es una ocupación a tiempo completo. La historia de los santos lo demuestra. Llevar una vida "normal" haciendo todo el bien q podamos en cada situación, está bien ante los ojos de Dios; pero si realmente queremos ser santos, ser uno con el Padre, tenemos q renunciar a los asuntos mundanos, incluso a nosotros mismos y hacer de Dios el centro de nuestra atención.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese último punto no estás diciendo algo correcto. No hay asuntos "mundanos" para Dios. Haces de Dios el centro de tu atención en esas cosas. La Iglesia Católica cometió durante siglos ese error. Y ahora vemos los frutos. Realmente te cuesta entender este asunto. Pablo habló de su propia experiencia, nada más. El error más grande de la religión es separar lo sagrado de lo cotidiano. ¿Por que te cuesta tanto entenderlo?



      Eliminar
    2. (1100.6) 100:6.4 El yo ha cedido al fascinante impulso de una motivación que todo lo abarca, que impone una mayor autodisciplina, disminuye el conflicto emocional y hace que la vida mortal valga realmente la pena vivir. El reconocimiento morboso de las limitaciones humanas se transforma en la conciencia natural de las limitaciones mortales, asociadas con la determinación moral y la aspiración espiritual de lograr los fines universales y superuniversales más elevados. Y esta intensa lucha por el logro de los ideales supermortales está siempre caracterizada por una mayor paciencia, fuerza y tolerancia.

      (1100.7) 100:6.5 Pero la verdadera religión es amor vivo, una vida de servicio. La separación del religionista de mucho de lo que es puramente temporal y trivial no conduce nunca al aislamiento social y no debería destruir jamás el sentido del humor. La religión genuina no quita nada de la existencia humana, sino que agrega nuevos significados a la vida entera; genera nuevos tipos de entusiasmo, fervor y valentía. Aun es posible que engendre el espíritu del cruzado, que es más que peligroso si no está controlado por la visión espiritual y la devoción leal a las obligaciones sociales comunes de las lealtades humanas.

      Eliminar
    3. (1114.2) 101:7.4 La gran diferencia entre una filosofía religiosa y una no religiosa del vivir consiste en la naturaleza y nivel de los valores reconocidos y en el objeto de las lealtades. Hay cuatro fases en la evolución de la filosofía religiosa: Dicha experiencia puede volverse meramente conformante, resignada a someterse a la tradición y a la autoridad. O puede satisfacerse con ligeros logros, lo suficiente para estabilizar la vida diaria, y por lo tanto queda detenida precozmente en este nivel adventicio. Estos mortales creen en mantener el status quo. Un tercer grupo progresa al nivel de la intelectualidad lógica, pero allí se estanca como consecuencia de la esclavitud cultural. Es verdaderamente penoso contemplar intelectos grandiosos mantenidos tan firmemente dentro del cruel abrazo de la esclavitud cultural. Es igualmente patético observar a aquellos que intercambian su esclavitud cultural por las cadenas materialistas de una ciencia, falsamente llamada así. El cuarto nivel de la filosofía obtiene la liberación de todas las dificultades convencionales y tradicionales y se atreve a pensar, a actuar y a vivir honesta, leal, valiente y sinceramente.

      (1114.3) 101:7.5 La prueba máxima de toda filosofía religiosa consiste en si ésta distingue entre las realidades del mundo material y de los mundos espirituales, reconociendo al mismo tiempo su unificación en el alcance intelectual y en el servicio social. Una filosofía religiosa sólida no confunde las cosas de Dios con las cosas del César. Tampoco reconoce el culto estético de la pura admiración como sustituto de la religión.

      Eliminar
    4. (1732.4) 155:6.11 No olvidéis jamás que hay tan sólo una aventura que es más satisfactoria y emocionante que el intento de descubrir la voluntad del Dios vivo, y ésa es la experiencia suprema de tratar honestamente de hacer la voluntad divina. No dejéis de recordar que la voluntad de Dios puede cumplirse en cualquier ocupación terrenal. No hay unas vocaciones que sean santas y otras que sean seculares. Todas las cosas son sagradas en la vida de los que son conducidos por el espíritu; o sea, subordinados a la verdad, ennoblecidos por el amor, dominados por la misericordia, y controlados por la ecuanimidad —la justicia. El espíritu que mi Padre y yo enviaremos al mundo es no solamente el Espíritu de la Verdad, sino también el espíritu de la belleza idealista.

      (1733.3) 155:6.15 1. Los frutos del espíritu de Dios que se muestran en vuestra vida rutinaria diaria.

      Eliminar
  6. a lo q me refiero esq si nos remitimos al consejo de los 24 (por poner un ejemplo): Elías, Juan bautista, Mansant, Onagar, etc eran profetas o maestros espirituales en la tierra; a lo largo de la historia no hay evidencias de un economista trasladado de entre los vivos, o un abogado estigmatizado, o una ama de casa con bilocación...¿me explico?

    Cuando el Ajustador de Jesús dijo "este es mi hijo amado" no lo dijo cuando era carpintero, o cuando estaba de viaje con Ganid, etc; lo dijo una vez q Jesús tomó la decisión de avocarse por completo al ministerio...cuando haces del servicio altruista un trabajo full-time, a lo Teresa de Calcuta...no puedes hacer eso si estás ocupado trabajando todo el día en un banco, o metido en una oficina, o refundido en una mina...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que estás confundiendo términos y experiencias. Ser un maestro espiritual no indica ser un religionista. Un hombre de negocios puede ser mas espiritual que un Clérigo. El mundo ha progresado gracias a muchos de estos hombres anónimos y que no aparecen en páginas de la historia.

      El mismo sujeto anónimo que fué el vehículo de la quinta revelación era un hombre de negocios, posiblemente miembro reservista.

      La experiencia y decisión de Jesús fué exclusivamente de él y sus apóstoles. Es válido tomar una decisión personal, pero lo que no corresponde es hacerlo para huir de los problemas y luchas del día a día.

      Eliminar
    2. sinceramente quiero creer q un "wall street" puede ser más espiritual q un cura. Es sólo q no me explico cómo...el problema es q no hay ejemplos históricos.

      Lo q sí está claro es q ser espiritual no significa ser un anacoreta. Para el crecimiento espiritual es crucial el factor social -a quién vas a servir si estás aislado?- pero da la impresión q los trabajos "laicos" obstaculizan la espiritualidad plena.

      Eliminar
    3. No hay historia escrita, porque el trabajo se asocia con lo visible. Y la espiritualidad plena aún no se ha expresado sinceramente en el mundo. Por eso hay muchas cáscaras todavía.

      Eliminar
    4. si el ascetismo está desechado en el nuevo evangelio, ¿por qué los ascetas evidencian fenómenos religioso-paranormales como los estigmas, levitación, bilocacion, etc...? Da la impresión q la providencia "premiara" esas prácticas...

      Eliminar
    5. No está desechado, pero no es funcional para la propagación.

      Los fenómenos paranormales muchas veces son causados por la mente. Dios no tiene nada que ver. Hace algunos años yo pasé por una serie de episodios de estrés y me aparecieron marcas en la piel.

      Somos muy complejos y podemos crear muchas cosas nosotros mismos.

      Eliminar
    6. ok eso puede explicar los estigmas (aunque francisco de asis verdaderamente tenia llagas en manos y pies). Pero no explica la bilocación por ejemplo. En esos casos son varias las personas q aseguran haber visto al santo en distintos lugares a la vez...

      Tienes alguna entrada sobre el ascetismo? quizas seria bueno analizar sus pros y contras.

      Eliminar
    7. Las "proyecciones" a distancia tienen explicación, incluso por la física cuántica.

      No recuerdo una entrada de los ascetas, pero algo trataré de realizar.

      Eliminar
  7. este párrafo es sugerente...podrías desarrollarlo por favor?

    (1209.4) 110:6.4 Es en la mente perfectamente equilibrada, en un CUERPO DE HÁBITOS LIMPIOS, energías neurales estabilizadas y función química equilibrada —cuando los poderes físicos, mentales y espirituales están en triuna armonía de desarrollo— en la que se puede impartir un máximo de luz y verdad.

    ¿El ascetismo tendría algo q ver con esto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que muchos ascetas no son equilibrados. El ser "asceta" ya es un desequilibrio.... Es antinatural.

      Sin embargo, eso no implica que algunos hayan tenido repentinas visiones, aunque los mismos Documentos hablan de los desórdenes mentales de los místicos.

      Eliminar
    2. pero a qué se refieren con "cuerpo de hábitos limpios"?

      Eliminar
    3. Creo que a quiénes evitan hábitos sucios como fumar, las drogas, glotonería, etc. En otra parte mencionan cuán cruel es manchar el cuerpo humano, tabernáculo para el Ajustador.

      Eliminar