martes, 11 de agosto de 2015

Kopet Dagh: La Prueba de la Revelación

Montañas Kopet Dagh
El Libro de Urantia de pronto realiza declaraciones desafiantes. Es como si los Reveladores hubiesen dejado pistas más o menos precisas para que los hombres del futuro las contrastasen con la Revelación. Son lugares "imposibles" perdidos en zonas nunca exploradas,  que desafían al futuro y al tiempo. Lo hemos visto con "la cueva de Jesús" y la "barca de Jesús" tratado en algunas entradas pasadas. Lo hemos visto con los últimos descubrimientos de la astronomía, la materia oscura y el "Gran Atractor", y más recientemente con el asunto del genoma de los protohumanos.

Hay un pasaje de Urantia que es muy preciso y desafiante. Analizar esto y los descubrimientos arqueológicos en su tiempo me provocó un estremecimiento. Pero vamos por partes. El Libro dice:

(862.4) 77:5.10 Este centro de civilización estaba situado en las regiones al este del extremo meridional del Mar Caspio, cerca del Kopet Dagh. A poca altura, en las estribaciones de Turquestán, se encuentran los vestigios de lo que una vez fue la sede adansonita de la raza violeta. En estos parajes altos, situados en una antigua franja fértil que yace en las estribaciones más bajas de la cordillera Kopet, lograron surgir en distintos períodos cuatro culturas diversas, que fueron fomentadas respectivamente por cuatro grupos diferentes de los descendientes de Adán. El segundo de estos grupos emigró hacia el oeste a Grecia y las islas del Mediterráneo. Los restos de los descendientes de Adansón emigraron hacia el norte y oeste entrando en Europa con la cepa combinada de la última ola andita que surgió de la Mesopotamia, y también figuraron entre los invasores andita-arios de la India.

El pasaje citado nos habla del primer hijo de Adán que después de retirarse del segundo Jardín se asentó en el Turquestán, concretamente en Kopet Dagh.

Urantia dice:

Este centro de civilización estaba situado en las regiones al este del extremo meridional del Mar Caspio, cerca del Kopet DaghA poca altura, en las estribaciones de Turquestán, se encuentran los vestigios de lo que una vez fue la sede adansonita de la raza violeta. En estos parajes altos, situados en una antigua franja fértil que yace en las estribaciones más bajas de la cordillera Kopet, lograron surgir en distintos períodos cuatro culturas diversas, que fueron fomentadas respectivamente por cuatro grupos diferentes de los descendientes de Adán.

No fue fácil encontrar la información que sigue a continuación, aunque fué publicada el 2006 sin mucha "atención occidental". La revista Discover declara:



La civilización perdida de Asia Central

El descubrimiento de una civilización de 4.000 años de edad, pone en entredicho las ideas convencionales sobre la antigua cultura, el comercio y la religión.

Por Andrew Lawler | Jueves, 30 de noviembre 2006
Viktor Sarianidi, descalzo en la madrugada, examina el paisaje sin árboles desde una silla de césped maltrecho en el  Kara-Kum  desierto de Turkmenistán. "Las mañanas son preciosas", dice, señalando majestuosamente con su bastón, su blanco pelo salvaje de su sueño. "Sin esposa, sin hijos, sólo el silencio, Dios, y las ruinas."
Donde otros ven sólo arena y matorrales, Sarianidi ha aparecido los restos de una ciudad rica protegido por altos muros y almenas. Este lugar estéril, un sitio llamado Gonur, que una vez fue el centro de un vasto archipiélago de asentamientos que se extendía a través de 1.000 kilómetros cuadrados de llanuras de Asia Central. Aunque desconocido para la mayoría de los estudiosos occidentales, esta antigua civilización se remonta a 4000 años, a la época en que las primeras grandes sociedades a lo largo del Nilo, del Tigris y el Eufrates, Indo y el río Amarillo estaban floreciendo.
Miles de personas vivían en ciudades como Gonur con calles cuidadosamente diseñados, los desagües, templos y casas.Para regar sus huertos y campos, cavaron largos canales para canalizar los ríos alimentados por glaciares que eran impermeables a la sequía. Ellos comerciaban con ciudades distantes de marfil, oro y plata, la creación de lo que pudo haber sido el primer enlace comercial entre el Oriente y el Occidente. Enterraron a sus muertos en tumbas elaboradas llenas de joyería fina, carritos con ruedas, y los sacrificios de animales. Luego, dentro de un par de siglos, se desvanecieron.
Noticias de esta civilización perdida comenzó a filtrar en la década de 1970, cuando los arqueólogos llegaron a excavar en el extremo sur de la Unión Soviética y en Afganistán. Sus hallazgos, que fueron publicados sólo en revistas en idioma ruso oscuros, describen una cultura con el nombre trabalenguas Bactria-Margiana Complejo Arqueológico. Bactria es el antiguo nombre griego para el norte de Afganistán y la esquina noreste de Irán, mientras Margiana está más al norte, en lo que hoy es Turkmenistán y Uzbekistán. A través de la región corre el río Amu Daria, que se conoce en la historia griega como el río Oxus. Estudiosos occidentales utilizaron posteriormente que marca a copiar la cultura recién encontrado la civilización Oxus.
El goteo inicial de información se secó en 1979, cuando la revolución en Irán y la guerra en Afganistán bajo llave la mitad sur del Oxus. Más tarde, con la caída en 1990 de la Unión Soviética, muchos arqueólogos rusos se retiraron de Asia Central. Sin inmutarse, Sarianidi y un puñado de otros arqueólogos siguieron adelante, desenterrando las estructuras y los artefactos elaborados adicionales.Debido a lo que han encontrado, los estudiosos ya no pueden considerar a la antigua Asia Central como un páramo notable principalmente por ser el origen de los nómadas como Genghis Khan. En opinión de Sarianidi, esta dura tierra de desierto, pantano, y la estepa puede en lugar de haber servido como centro de una amplia red las primeras operaciones, el eje de una rueda de conectar los bienes, ideas y tecnologías entre los primeros habitantes de las ciudades.

Cortesía de Kenneth Garrett
La Universidad de Harvard arqueólogo Carl Lamberg-Karlovsky cree que la excavación en Gonur es "un acontecimiento importante de finales del siglo 20", agregando que Sarianidi merece el crédito por el descubrimiento de la cultura Oxus perdida y por sus "30 años consecutivos de excavaciones infatigables." Para algunos otros investigadores, sin embargo, parece más Sarianidi desierto excéntrica que estudioso desapasionado. Para empezar, sus técnicas golpean muchos colegas como brutal y pasada de moda. En estos días los arqueólogos occidentales suelen desenterrar los sitios con instrumentos dentales y pantallas de malla, meticulosamente tamizar el suelo en busca de rastros de polen, semillas y cerámica. Sarianidi usa bulldozers para exponer cimientos antiguos, ignora en gran medida hallazgos botánicos, y publica algunos detalles de las capas, cerámica, y otros pilares de la arqueología moderna.
Su personalidad abrasiva no ha ayudado a su causa, ya sea. "Todo el mundo en mi contra, porque yo solo he encontrado estos artefactos", truena durante una pausa del mediodía. "Nadie creía que nadie vivió aquí hasta que me encontré!" Golpea la mesa con su bastón para dar énfasis.
Sarianidi está acostumbrado al papel de outsider. Como griega crecía en Tashkent, Uzbekistán, bajo el gobierno estalinista, se le negó la formación en derecho y se volvió a la historia en su lugar. En última instancia, resultó ser demasiado lleno de pensamiento de grupo para su gusto, por lo que optó por la arqueología. "Era más libre porque era más antigua," dice. Durante la década de 1950 que derivó, temporadas de gasto entre excavaciones desempleados. Se negó a unirse al Partido Comunista, a pesar de las formas en que podría haber ayudado a su carrera.Finalmente, en 1959, su habilidad y tenacidad le valió un puesto codiciado en el Instituto de Arqueología en Moscú, pero fue años antes de que se le permitió dirigir una excavación.
Debajo de las arenas

La antigua cultura Oxus puede haber surgido en sitios como Anau, un asentamiento en la base de las montañasKopet-Dag, que se remonta a 6500 aC Más tarde, los asentamientos como Gonur, aproximadamente 4.000 años, pudo haber sido fundada por gente del Kopet- culturas DAG.

Un sitio de entierro real aparente a Gonur contiene artículos de lujo, un carrito con ruedas de bronce, con cubierta, y los restos de un camello.

Un equipo de Estados Unidos trabaja en Anau, en las estribaciones de las montañas Kopet-Dag.
Mapa cortesía de la NASA, las fotos son cortesía de Kenneth Garrett
Ver artículo completo y enlace oficial: 
Conclusión
Es precisamente este tipo de cosas que me sigue sorprendiendo, lo que me convence de que nos encontramos ante una auténtica Revelación que merece ser estudiada por las generaciones futuras.

Lo siento, pero este tipo de evidencia es demoledora. Muy poco antes de la década del 70 se sabía de éstos parajes. Aunque habían existido algunas expediciones, no había mucha trascendencia en occidente. Solo después de 1979 comienza a saberse gradualmente (de forma muy vaga y solo en oscuros círculos rusos) sobre este desconocido lugar perdido en el Turquestán. La Revelación de Urantia apareció en 1955 al público.

La mayoría de los círculos de "contactados" o místicos señalan inmediatamente a las Pirámides de Egipto como el icono de la presencia de una primera gran civilización superior. Lo han hecho incluso desde antes de los años 50. Hasta C.T. Russell  sucumbió al encanto egipcio y creyó que los descendientes de Adán habían creado las Pirámides. Y otros siguen enfocados en Egipto como Robert Bauval y Adrian Gilbert. Todos hasta el día de hoy siguen deslumbrados con Egipto, excepto los Documentos que señalan un lugar que nadie conoce...

Por eso, es digno de notar, que a diferencia de todas las creencias populares de moda, una publicación mencione a una ubicación casi desconocida en occidente, un lugar "imposible".

Las recientes excavaciones nos hablan de un enlace entre oriente y occidente. El Libro de Urantia precisamente nos muestra que de este lugar emigraron los adanitas hacia Europa para fundar la futura Grecia. Y otros fueron hacia la India.

Quiénes han criticado a la Obra de Urantia como un Libro ingenioso de ficción deberían replantearse en su fuero interno la posibilidad de la Revelación, aunque esto signifique una demolición temporal de los esquemas mentales.

6 comentarios:

  1. con la misma honestidad de reconocer que la rebelion espiritual ha sido testigo de muchos eventos que la cultura humana actual no conoce, por lo que tambien ha podido colocar en papel sus propios puntos de vista, anclandolos a sucesos del pasado, coaccionando una logica mental desde un argumento tendenciado hacia un final distintivo para la causa opositora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso supondría tener éxito si el asunto se conociera a nivel mundial. Sería una gran estrategia publicitaria. Pero el hecho de casi nadie conozca al Libro de Urantia e incluso tenga poca difusión, supondría una pésima estrategia de los malignos.

      Recuerdo en una ocasión un personaje T.J que declaró que si en Marte se encontrara vida, sería obra de Satanás...

      Un argumento acorralado y sin sentido.

      Eliminar
  2. a propósito de Adansón - adanita de pura cepa- es extraño que L.U declare q su descendencia posteriormente fundaría Grecia, pero en los documentos sobre las enseñanzas de melquisedek en occidente señalan q los griegos fueron un "fracaso espiritual"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ser bello y hermoso no significa automaticamente poseer una religión avanzada. Adán y Eva mismo fracasaron a la hora de hacer la voluntad del Padre.

      Ante la ausencia de apropiados maestros, la religión puede involucionar, a pesar de los recipientes cerebrales más propicios, el niño humano necesita ser enseñado.

      La explicación la da el mismo Libro:

      1077:5 98:1.1 Los misioneros salemitas podrían haber construido una gran estructura religiosa entre los griegos si no hubiese sido por la interpretación estricta de su juramento de ordenación, una promesa impuesta por Maquiventa que prohibía la organización de congregaciones exclusivas para la adoración, y que exaltaba el compromiso promesa de cada maestro de no funcionar jamás como sacerdote, de no recibir jamás pago por sus servicios religiosos, tan sólo alimento, vestimenta y techo. Cuando los maestros Melquisedec penetraron en la Grecia prehelénica, hallaron un pueblo que aún fomentaba las tradiciones de Adansón y las de los días de los anditas, pero estas enseñanzas se habían vuelto altamente adulteradas con las nociones y creencias de las hordas de esclavos inferiores que habían sido traídos a las orillas griegas en números cada vez mayores. Esta adulteración produjo una reversión a un animismo burdo con ritos sangrientos, llegando las clases inferiores hasta convertir en ceremonia la ejecución de los criminales condenados a muerte.

      Eliminar
    2. 1077:6 98:1.2 La influencia anterior de los maestros salemitas fue casi destruida por la así llamada invasión aria desde el sur de Europa y el este. Estos invasores helénicos trajeron consigo conceptos antropomórficos de Dios, similares a los que sus semejantes arios habían llevado a India. Esta importación inauguró la proliferación de la familia griega de dioses y diosas. Esta nueva religión se basó parcialmente en los cultos de los bárbaros helénicos que ingresaban, pero también compartió en los mitos de los habitantes más antiguos de Grecia.

      1078:1 98:1.3 Los griegos helénicos encontraron el mundo mediterráneo mayormente dominado por el culto a la madre, e impusieron sobre estos pueblos su hombre-dios, Dyaus-Zeus, que ya se había vuelto, como Yahvé entre los henoteístas semitas, la cabeza de un completo panteón griego de dioses subordinados. Los griegos finalmente habrían llegado a un monoteísmo auténtico en el concepto de Zeus si no hubiesen retenido la idea del supercontrol de los Hados. Un dios de valor final debe, en sí mismo, ser el árbitro de los hados y el creador del destino.

      1078:2 98:1.4 Como consecuencia de estos factores en la evolución religiosa, pronto se desarrolló la creencia popular en los dioses felices del Monte Olimpo, dioses más humanos que divinos, y dioses que los griegos inteligentes nunca consideraron muy seriamente. Ni amaron grandemente ni temieron grandemente a estas divinidades de su propia creación. Tenían sentimientos patrióticos y raciales hacia Zeus y su familia de medio hombres y medio dioses, pero es casi verdad que no reverenciaban ni adoraban a ninguno de ellos.
      1078:3 98:1.5 Los helenos tanto se impregnaron de las doctrinas anticlericales de los primeros maestros salemitas que jamás surgió en Grecia un sacerdocio de importancia. Aún el fabricar imágenes de los dioses se volvió más un trabajo de arte que de adoración.

      1078:4 98:1.6 Los dioses olímpicos ilustran el antropomorfismo típicamente humano, pero la mitología griega era más estética que ética. La religión griega fue útil en cuanto ilustró un universo gobernado por un grupo de deidades. Pero la moralidad griega, la ética y la filosofía finalmente avanzaron mucho más allá de su concepto de dios, y este desequilibrio entre el crecimiento intelectual y el crecimiento espiritual fue tan peligroso para Grecia como lo había sido para la India.

      Eliminar