lunes, 14 de diciembre de 2015

El significado del Bautismo

Antes del bautismo de Jesús el rito de la inmersión tenía un significado puramente ceremonial. Generalmente se conocía como “bajar al agua” y se relacionaba con la purificación ritual.

 ¿Por qué Jesús admitió para sí mismo la ceremonia de «bajar al agua»? ¿De qué tenía que purificarse? ¿Qué sentido tuvo su «bautismo»?

Durante siglos hemos desviado el verdadero motivo tras el bautismo de Jesús, y dicha acción íntima de Jesús se ha mecanizado de forma burda. Durante la Edad Media miles eran “bautizados” sin ninguna comprensión interior.

Al sumergirse en las aguas, el Hijo del Hombre llevó a cabo un ritual personal —e insistimos en lo de «personal»—, y se consagró a la voluntad de Ab-ba, el Padre Celestial. Fue un «regalo» del Hijo del Hombre, mucho más simbólico de lo que podamos imaginar.

El quiso inaugurar el principio de su ministerio con lo más sagrado de que era capaz: «regalar» su voluntad al que lo había enviado... El «bautismo», por tanto, fue un gesto más santo, y delicado, de lo que siempre se ha creído.

Y los cielos se abrieron, como no podía ser menos, ante el «regalo» de un Dios hacia otro Dios...(Del Hijo al Supremo).

Además, sirvió de ejemplo e inspiración a sus hermanos.

¿Regalar a Dios?

La ceremonia de «bajar al agua» fue un «regalo» de Jesús hacia el Padre. El  Maestro había hablado en numerosas oportunidades de ese «ejercicio», casi ignorado por la mayor parte  de la humanidad: hacer la voluntad de Ab-ba.  ¿Cuál es el mejor regalo que podéis hacerle a Dios?...

El más exquisito, el más singular y acertado obsequio que la criatura humana puede presentar al Padre de los universos es hacer su voluntad. Nada le conmueve más. Nada resulta más rentable...

Y hacer su voluntad significa "ponerse en sus manos". Qué él dirija, cuide y sostenga en la vida... Es una rendición de nuestra voluntad a su guía. No significa renuncia a nuestras decisiones. En realidad significa confianza, cada día. Significa que él nos envuelve y lo sentimos a cada instante.

Esa práctica con altibajos de “ponerse en la manos de Dios” cada vez debe estabilizarse más. Es un ejercicio y “gimnasia” espiritual que parte con los “músculos tensos”.  Luego llega un punto en que la Voluntad de Dios, su Ajustador que nos guía, comienza a hacerse más constante y permanente. Su Espíritu siempre nos acompaña y estabiliza nuestros pensamientos.

Pues bien, llega un momento en el que la criatura humana, experta ya en esa «gimnasia» de entregarse a la voluntad del Padre, toma la decisión de consagrarse «para siempre». Y lo hace tranquila y serenamente, y elige para ello el instante que estima oportuno. Se trata de un momento de auténtica elevación espiritual, en el que el hombre, o la mujer, sencillamente, se entregan al Padre. Es un rito íntimo, el mejor «regalo» que podamos imaginar...

Jesús eligió el Jordán y sus aguas. Fue la culminación de lo que sabía y practicaba...

Le dio otro sentido personal totalmente diferente.  Y jamás quiso crear una práctica mecánica estandarizada.

El Maestro nos animó que los siguiéramos. Pero ese regalo, ese acto voluntario tiene que nacer del corazón. Tiene que ser una decisión espiritual químicamente pura.

Cristo escogió las aguas y la inmersión, y nunca se opuso a que otros lo hicieran de esa forma. Muchos se bautizaron en agua. Sin embargo, es bueno entender que para que Jesús el significado tras la acción de las aguas era lo importante.

“Yo, por mi parte, los bautizo con agua a causa de su arrepentimiento; pero el que viene después de mí es más fuerte que yo, y no soy digno de quitarle las sandalias. Ese los bautizará con espíritu santo y con fuego” – Mateo 3:11

Notamos el contraste que hace el bautista al señalar que Jesús introduciría un nuevo bautismo. Romanos 6:3 habla precisamente de ese “bautismo en Cristo”. La palabra Baptizo en Romanos seis significa "la introducción o colocación de una persona o cosa en un nuevo entorno o en unión con algo más con el fin de modificar su condición o su relación con su entorno anterior o condición".

Hay quiénes han escogido un momento íntimo, singular y especial que solo ellos y el Padre conocen. Un momento de Consagración e “inmersión” en Dios.

Hay quienes han afirmado su consagración al Padre bajo una cascada (saltando el agua sobre sus rostros), con una suave lluvia,  al atardecer, o bajo la alfombra de las estrellas.

Más importante que un efecto físico es la conciencia de la criatura tras ese acto. Esa "inmersión" puede ser incluso de carácter espiritual. Jesús pretendía esa profundidad, ya que el resto solo es la envoltura de ese regalo.

Lo importante en la Religión de Jesús, en la Religión de la experiencia interna de Dios, que cuando estés listo en esa “gimnasia” del Espíritu, puedas hacer tu Consagración. Entonces “nacerás otra vez”.

23 comentarios:

  1. Muy cierto,porque de nada sirve sumergirte en las aguas del bautismo si no hay una conversión real de espiritu.

    ResponderEliminar
  2. El bautismo de inmersión total o parcial en el agua o solo utilizándola sobre una parte del cuerpo no tiene un origen cristiano ni contemporáneo a Jesus o a Juan el bautista,este ritual lo practicaban otras culturas muy antiguas como la egipcia por mencionar solo una.
    ¿porque siguió Jesus un ritual que otros seres humanos pertenecientes a epocas y culturas antiquísimas y que se proclamaban dioses ya practicaron?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La razón no está tanto en el rito de la cultura, el cual era una "envoltura". Te aseguro que hoy Jesús habría elegido otra situación personal quizás prendiendo una vela, o contemplando el atardecer a una hora especial, en un arco-iris, etc.

      Eliminar
  3. Conecten directamente con la Fuente. Nunca han necesitado de un intermediario para hacer esto por ustedes. Eso sólo les separan, y así se rompió su propia conexión directa. Hablen con la Fuente como lo harían con tu amigo más querido, ya que es exactamente lo que están haciendo. Ustedes están más cerca de Fuente en la naturaleza que en cualquier otro lugar en la Tierra. Las iglesias no fueron diseñadas para acercarte a nadie. Fueron diseñadas específicamente para separarte de La Fuente, así como para controlarlos a ustedes y sacarlos de su verdadero camino. Es necesario ahora que ustedes tomen el control de sus propias vidas; sean responsable y tomen sus propias decisiones. Todos ustedes están bajo ataque, y los ataques vienen en todas las formas.

    ResponderEliminar
  4. Utilicen esta temporada de vacaciones para conectarse con amigos y familiares. Compartan su deseo de un mundo mejor para todos. Vean toda la manipulación como lo que es: matar y destruir la infraestructura de todos los países, robándoles los poco recursos que tienen. Es el más despreciable de los crímenes. No deben apoyarlo.
    Ustede experimentará muchos eventos más de falsos ataques. Ellos necesitan que ustedes vivan con MIEDO, de modo que ustedes accedan a lo que ellos piden. Quieren controlar cada uno de sus movimientos.
    Mediten siempre que sea posible, para elevarse a sí mismos fuera de la oscuridad que hay a tu alrededor. Esto les vuelve a conectar con sus seres superiores. Y se puede utilizar para difundir la luz.
    Inglaterra apoyó con fuerza para ir a la guerra, ya que necesitaban una excusa para poner más controles sobre las personas. Esperen que más eventos de bandera falsa van a aparecer por todas partes, pero nunca en su puerta. Es siempre la misma fórmula. Siempre funciona: crear el miedo y la mayoría de la gente a continuación va a estar de acuerdo con medidas más restrictivas

    ResponderEliminar
  5. Ayuden a las personas que trabajan en nombre de la verdad, siempre que sea posible, ya que se han tomado en una pesada carga. Dejen de ser sólo como las masas, dirigido como ovejas a la masacre. Cada uno de ustedes posee un alma eterna. Ustedes están en la Tierra para vivir este momento en relación con toda la existencia de su alma. Usted eligió experimentar el final del control Oscuro y su retirada de la Tierra. Cuando se restablezca la paz (y así será) a continuación tendrán la oportunidad de establecer un mundo mejor para todos. Esa es tu misión.

    ResponderEliminar
  6. Si esto es así, no me he "bautizado" realmente. Mi acción fue para pertenecer a un grupo, pero no para rendir mi voluntad a la de Dios en sentido auténtico. Y reconozco que aún no consigo la estabilidad, tengo muchas luchas, pero cada día siento la voz de Dios que armoniza mis pensamientos. Entonces estaré lista y podré consagrarme con un acto solemne hacia mi Padre.

    Gracias por tan magnífica entrada.

    ResponderEliminar
  7. Angela el costo de formar parte de una institución religiosa es algo que debes sopesar bien, sobretodo si es Testigos de Jehová pués todo cambiará en el momento que te hayas bautizado. Se acabará las lisonjas y comenzarán a presionarte para hacer más horas de predicación convenciéndote que de ello depende tu salvación. Tendrás que acatar las reglas del juego aunque para el Padre sólo baste que lo ames a él y al prójimo. Te librarás de juzgar, discriminar y alejarte de la sociedad, de tus familiares. Esa actitud sólo genera intolerancia, desadaptación y problemas psicológicos. Tu dedicación debe ser hacia el Padre no hacia instituciones humanas que se autoproclaman ser mediadoras, sólo Jesús es el medio y él no pide dinero.
    Si decides ser parte de ellos espero no te salgas, pués te aseguro que ninguno sale con la cabeza en alto, te tildarán de apóstata, inicua, endemoniada, te fuiste al mundo, expulsada, fría espirituálmente, etc. Inventarán cualquier cosa para protejer su imagen de ser la única religión que tiene la verdad. Curioso todas las religiones dicen lo mismo.

    ResponderEliminar
  8. Creo que no me has entendido Esperanza. Yo me bauticé hace muchos años y ahora estoy experimentado poco a poco la religión del espíritu. Como explica Aleph el verdadero "bautismo" es la consagración a la voluntad del Padre, cuando mi mente se estabiliza con el espíritu de Dios en forma más regular. Entonces ese día me consagraré de verdad de otra forma más íntima. Quizás plante un árbol en mi jardín, el cual simbolizará mi regalo a Dios.

    ResponderEliminar
  9. En realidad lo que explica Angela es la clave. Jesús nunca se opuso al bautismo y los apóstoles lo usaron libremente. Sin embargo, nunca ha sido el símbolo externo el requisito para la salvación. Lamentablemente se estandarizó y se asoció con pertenecer a una Iglesia, algo así como lo que ocurrió con la misma circuncisión y los judíos. Por esa razón Pablo enfatizó que la misma era desde “el corazón” y que el bautismo verdadero era en “el Espíritu”.

    Jesús en su caso solo usó un símbolo apropiado de sus días.

    Ya que durante una vida entera hemos vivido conociendo la religión de la autoridad, ahondar en esto puede que nos cueste, porque es la religión interior del Espíritu, la religión verdadera.

    Entonces la consagración es un acto libre, uno decide que envoltura externa le da a ese regalo que puede ser en lo secreto e intimidad. Incluso, hay quiénes deciden no usar ningún signo o pacto externo con el Padre.

    Pero hay quiénes pactan en un momento de belleza especial que escogen. Ahora bien, la consagración no es un simple "me pongo en las manos de Dios" como una frase al aire. La mente ya lleva un buen entrenamiento ejercitando precisamente ponerse en la manos de Dios para que el espiritualice el pensamiento. Es una especie de "cortejo" o "galanteo" con el Ajustador, en palabras de los Documentos. Es un periodo también de altibajos.

    Ahora bien, después de un arduo entrenamiento interior que ya produce frutos externos de bondad al semejante y auténtica comunión divina, el hombre y mujer se bautizan o "sumergen" en la voluntad plena de Abba. Pactan con Dios y utilizan algún emblema íntimo si lo desean.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Como los [mensajes] originales"

      Estimado Aleph:

      Que bien que mencionas que en el camino a "nacer otra vez" hay altibajos... me parece que estoy en uno de ellos... espero "subir" nuevamente en poco tiempo...

      Gracias por la excelente entrada...

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Perdone estimado Aleph no deseo empezar a hablar en contra de lo que escribes porque he leido algunos de sus temas y son muy Buenos, además la manera como escribes me gusta, pero talvez no pueda ver el bautizmo como un regalo de nosotros para Dios, primero porque no hay ningún sitio en la escritura que lo diga, Es cierto que el bautizmo debe ser por medio de la fé y no como un ritual simplemente. La escritura dice NADIE PUEDE VENIR A MI A MENOS QUE EL PADRE LO ATRAIGA, la pregunta es quien realmente dá el regalo somos nosotros o es nuestro Padre celestial que nos atrae a Èl y nos dá como regalo su Hijo para que así podamos obtener vida eterna, entonces el creyente por medio de la fé decide aceptar ese regalo y se bautiza..... El mismo Jesús dijo claramente cuando subió al Cielo que Èl nos iba a mandar un Consolador que estaría con nosotro para siempre y nos abriría las escrituras, por está razón todo las obras que nosotros hagamos no provienen de nuestros propios esfuerzos ni tampoco creó que sea de un regalo de nosotros para Èl , más bien creó lo contrario que es un regalo de nuestro Padre para nosotros porque toda dádiva buena proviene desde lo más alto de los Cielos.

      He malentendido su articulo estimado Aleph?

      Martha

      Eliminar
    4. Posiblemente, ya que lo anterior implicaría que todos los miembros de las organizaciones religiosas han sido atraídas por el mismo Dios a su religión. ¿Puedes creer eso?

      El Padre ha donado su Espíritu Ajustador en nosotros. El atrae al hombre a lo espiritual, a pensar en Dios, pero es el hombre SIEMPRE en su Libre Albedrío el que finalmente DECIDE o no Hacer la Voluntad de Dios, o desechar la sobrevivencia eterna. Siempre se debe ELEGIR.

      Por eso Jesús dijo con respecto a nosotros quera un elección:

      Ustedes DEBEN NACER OTRA VEZ si quieren entrar al Reino. El DEBEN es una dirección de acción a la criatura. El nuevo nacimiento no es una imposición de Dios, tal como erróneamente ha enseñado la Watch Tower. Quizás en una entrada posterior me explaye en eso.

      Bendiciones.

      Eliminar
    5. No estimado Aleph, yo no creó que Dios atrae a todas las personas a diferentes religiones, yo lo que creó es que Dios atrae a las personas a su Hijo para que le sigan, el hecho que las personas digan que tienen a Dios esto no es una prueba, solo podemos saberlo si las personas se mantienen en la palabra de Dios, pero al mismo tiempo no podemos estar seguros porque no podemos leer el corazón de nadie y solo Dios lo sabe.


      Mi estimado Aleph yo no creo que el nuevo nacimiento sea una elección que el hombre hace primeramente, yo creó que el nuevo nacimiento Dios lo dá como un regalo y el hombre decide seguir los dictados del Espíritu Santo o no seguirlos, ahí tiene el hombre la elección.

      Gracias mi estimado Aleph por su respuesta
      Saludos
      martha

      Eliminar
    6. Si fuera así estarías sujeta a la voluntad de la carne y el pecado. Pero él que ha nacido otra vez no comete pecado. Tu lo sabes.

      "Jesús contestó: “Muy verdaderamente te digo: A menos que uno nazca del agua y del espíritu, no puede entrar en el reino de Dios".

      "No te maravilles a causa de que te dije: Ustedes tienen que nacer otra vez".

      "Pero desde los días de Juan el Bautista hasta ahora el reino de los cielos es la meta hacia la cual se adelantan con ardor los hombres, y los que se adelantan con ardor se asen de él"

      La elección del Hombre es ponerse en la manos de Abba, hacer su voluntad. Entonces Dios provoca algo magnífico. Provoca un nuevo nacimiento.

      El nuevo nacimiento es otorgado por Dios, pero solo el hombre tiene la capacidad de elegir ponerse en las manos del Padre, hacer su voluntad, sincronizarse con la misma, y entonces ser renacido del Espíritu.

      Eliminar
  10. Es un REGALO a Dios.

    El único que realmente podemos dar.

    ResponderEliminar
  11. Disculpa Angela, debido a la premura de mi tiempo, debo confesar que leí rápido tú mensaje. Me doy cuenta, que dices que estás bautizada, pero no sientes valedero ese bautismo, por haberlo realizado con otro propósito, y esperas desarrollar una condición tal, que te permita ésta vez, estar consciente del paso que vas a dar. Te deseo lo mejor en ésta nueva faceta de tu vida,y por lo que puedo ver, vas muy bien encaminada.

    ResponderEliminar
  12. interesante. Se echaban de menos notas espirituales.

    A proposito de significado, una consulta aparte: ¿por que la Biblia muestra periodos de 7 años o 7 tiempos? (no me interesa el tema de 1914 sino que el significado del tiempo especifico = 7 años por ejemplo). Se muestra en el caso de José, la semana genesica, el rey de baiblonia, los 70 años y otros mas. ¿Por que se eligio ese tiempo de 7 y no un tiempo de 15 por ejemplo? ¿genericamente que significa tambien cuando se cumple algo en ese periodo de 7? (independiente del cumplimiento especifico de algo, sino el entendimiento origen de que se deba cumplir ese tiempo especifico de 7)

    gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es solo la Biblia, sino toda la realidad.

      Tiene que ver con los llamados Arquitectos Maestros del Universo. Los universos son matemáticos, así como orgánicos y personales. Los Documentos explican que la organización de un simple superuniverso, por ejemplo, sigue el sistema decimal sin ninguna desviación. Sus divisiones y subdivisiones son todas múltiplos de diez (167.9-15) 15:2.18-24 Ciertos números parecen ser inherentes a la naturaleza de las cosas.

      El número siete es de importancia capital en todas las creaciones pos-Havona. Los Siete Espíritus Maestros son de origen posterior a Havona y de naturaleza experiencial. Están activos a lo largo de la historia posterior a Havona (y experiencial) del universo maestro, que comienza con los "tiempos cercanos a la eternidad" y los "albores del tiempo" en el comienzo de la Segunda Era. Los superuniversos son siete porque hay Siete Espíritus Maestros 16:0.11 Todos los planes para el gran universo y los segmentos relacionados de los universos exteriores reflejan y están condicionados por el hecho de que hay Siete Espíritus Maestros.

      Consideremos el patrón numérico que parece revelarse en la narrativa de los Documentos. Se nos informa de que "…el universo… está planeado por la mente, construido por la mente y administrador por la mente" 42:11.2 Si esto es así, entonces deberíamos esperar encontrar algún tipo de patrón matemático, alguna relación significativa entre ciertos números y los planes para el universo maestro. Lo que estamos buscando es un sistema. En un sistema, las partes interrelacionadas están dispuestas, organizadas, tienen un valor de posición con sentido 112:1.19

      El siete es una expansión funcional del tres. La aparición del Espíritu Infinito completa la personalización existencial de la Deidad 10:2.7 Cuando el Espíritu dió expresión a sus personalidades primarias, estas eran experienciales en naturaleza y siete en número.

      Los Documentos dicen que la personalización de las tres Deidades del Paraíso (y su unión en la Trinidad) es la inevitabilidad absoluta, y que la creación de los Siete Espíritus Maestros es la inevitabilidad subabsoluta 16:1.1 No hay nada arbitrario en esta expansión funcional de tres en siete. Si los Espíritus Maestros van a expresar las funciones sencillas y plurales de las Deidades del Paraíso, entonces solo puede haber siete, porque las tres Deidades del Paraíso tienen solo siete combinaciones posibles de expresiones simples y plurales: Padre, Hijo, Espíritu, Padre-Hijo, Padre-Espíritu, Hijo-Espíritu y Padre-Hijo-Espíritu (184.1-9) 16:0.1-9 No hay ningún número mayor o menor matemáticamente posible que no sea el siete.

      Eliminar
    2. En lo anterior no hay ningún significado místico y numerológico. Más bien es una cuestión de asociación y combinación posible de las tres personalidades primordiales que se expanden y combinan en múltiples manifestaciones fuera de Havona, en el espacio y tiempo.

      Por eso todas las cosas "Divinas" tienden a la organización espontánea del siete.

      La Biblia evidentemente recoge algunas de estas manifestaciones, pero también hay siete mundos primarios de estancia, Jesús tuvo siete auto-otorgamientos, y hay siete superuniversos en el tiempo y espacio, etc.

      Es la combinación de la interacción de las Tres Primeras Entidades (Trinidad del Paraíso): Padre, Hijo, Espíritu, Padre-Hijo, Padre-Espíritu, Hijo-Espíritu y Padre-Hijo-Espíritu (184.1-9) 16:0.1-9 No hay ningún número mayor o menor matemáticamente posible que no sea el siete.

      Eliminar
    3. Gracias por tu gentileza en responder. Es esclarecedor.

      Solo un detalle: en cuanto a los 7 años (dobles) de Jacob por Raquel y Lea, ¿por que fueron 7 años entendiendo que el acuerdo fue humano y no 'Divino'? (tenía algun significado especial ese doble periodo de 7 años por el caso del amor de Jacob?)

      Eliminar
    4. Hay muchos asuntos que "gotearon" desde los cielos a la Tierra mediante profetas y mensajeros. Los hombres han recibido esa información y la han asociado a sus creencias, incluso volviéndolas superstición.

      El hombre después de Melquisedek algo sabía del 7. Lo veían como algo morboso y casi místico. Algo parecido a lo que hicieron con el YHWH.

      Se volvió en una especie de pacto aprobado por la Deidad aplicar cabalisticamente los números a acuerdos humanos. Pero eso es puramente una invención humana.

      Eliminar