jueves, 31 de marzo de 2016

La "voz de Dios" a los profetas

Es posible que la generación actual de lectores de los Documentos razone que los relatos bíblicos en dónde Dios les hablaba a los profetas como Moisés y Elías eran invenciones de los escritores posteriores, y que la formulación de éstas llamadas “comunicaciones” eran creaciones de los mismos personajes.

(1057.3) 96:4.7 Moisés hizo un esfuerzo heroico por elevar a Yahvé a la dignidad de una Deidad suprema cuando lo presentó como el «Dios de la verdad y sin ninguna iniquidad, justo y recto en todas sus maneras».

(1057.6) 96:5.1 Moisés era una extraordinaria combinación de líder militar, organizador social y maestro religioso. Fue el maestro y líder individual más importante del mundo entre los tiempos de Maquiventa y los de Jesús. Moisés intentó introducir muchas reformas en Israel de las que no queda registro. En el espacio de vida de un solo hombre condujo a las huestes políglotas de los así llamados hebreos fuera de la esclavitud y de la actuación incivilizada mientras preparaba los cimientos para el nacimiento subsiguiente de una nación y la perpetuación de una raza.

Sin embargo, hay algo que no debemos olvidar y que desde cierta perspectiva se unió a la sabia coordinación de las enseñazas redactadas por Moisés (quién conocía también las enseñanzas de Melquisedek). Moisés y Elías  deben haber “hablado” realmente con Dios. Por lo general en los relatos bíblicos nos imaginamos una voz “audible” externa de Dios que la pueden escuchar varias personas (como por razones evidentes así tiene que ser mostrado en las películas bíblicas). 

No obstante, profundizando en este asunto, nos damos cuenta que en general el profeta “escucha” a Dios en un lugar apartado y en solitario (no hay otros testigos) lo cual indica que esa “voz” más que provenir como “ondas sonoras” desde el cielo o el aire, es una “voz” que el hombre escucha fuerte y claro desde su interior (aunque el profeta puede estar en una postura de adoración hacia el cielo), sobre todo al haber logrado un avance significativo en su “círculo psíquico”:

(1213.4) 110:7.9 Aunque la voz del Ajustador está siempre dentro de vosotros, la mayoría de vosotros rara vez la oiréis durante la vida mortal. Los seres humanos por debajo del tercero y segundo círculo de logro raramente oyen la voz directa del Ajustador excepto en los momentos de deseo supremo, en una situación suprema y después de una decisión suprema.

Sin embargo, esto cambia y se hace más frecuente si un hombre llega al “primer círculo”. El diálogo se vuelve fluido y constante:

(1210.10) 110:6.15 El primer círculo. El Ajustador no puede ordinariamente hablar directa e inmediatamente contigo hasta que llegues al primero y final círculo de logro mortal progresivo. Este nivel representa la realización más alta posible de la relación mente—Ajustador en la experiencia humana previamente a la liberación del alma morontial evolutiva de las cadenas del cuerpo material. En cuanto a la mente, las emociones y el discernimiento cósmico, este logro del primer círculo psíquico es el acercamiento más último posible de la mente material y del Ajustador espiritual en la experiencia humana.

Y podríamos asegurar que algunos de los grandes profetas que tenían contacto con Dios y luego guiaban al pueblo estaban a punto de lograr la fusión. Y tenemos esa seguridad porque Elías experimentó la fusión con su Ajustador en la carne, lo cual indica que él ya para ese momento tenía contacto fluido y frecuente con su Ajustador del Pensamiento:

(1212.3) 110:7.2 Esta fusión durante la vida física consume instantáneamente al cuerpo material; los seres humanos que pudieran presenciar tal espectáculo tan sólo observarían al mortal que está siendo trasladado, desaparecer «en carros de fuego».

(514.5) 45:4.15 13. Elías, un alma trasladada de brillante logro espiritual durante la edad post-Hijo Material.

Aunque Moisés no alcanzó la fusión, debe haber estado muy cerca de lograrla como lo hizo Elías (y también Enoc).

En estos casos, el punto de inflexión lo notamos cuando las almas de estos hombres son sometidas al crisol de la soledad del desierto. Moisés, en un trabajo en soledad por muchos años como pastor de Jetro, comienza a desarrollar gradualmente un "diálogo" que finalmente llega al punto de crecer y encenderse un día repentinamente como si fuera un arbusto ardiente, un fuego en su interior que lo ilumina, pero que no le quema. Quizás si hubo un fenómeno especial que Moisés vio que también era el reflejo de su alma ("Las llamaradas de un fuego, la llama de Jah").  Ese día, en la montaña, Moisés logra el contacto más pleno con su Ajustador. 

En un tiempo ancestral y lejano donde era muy raro que los hombres se comunicaran así con su Ajustador, la tradición histórica lo escribió y destacó hasta nuestros días como diálogos con la Divinidad, lo cual verdaderamente era cierto en estos retiros de éstos profetas, cuando su alma logró el punto de contacto pleno, aunque quizás muchas de las transcripciones de las conversaciones en el texto bíblico no son exclusivamente las líneas que el Ajustador textualmente decía al profeta, sino que es una variada mezcla con las formulaciones de las ideas propias del profeta, los redactores y compiladores posteriores como Esdras.

En resumen, éstos hombres si conversaron realmente con Dios. 

Sin embargo, esa exclusividad era aparente por esa época de antaño en donde pocos humanos incluso poseían Ajustador. Hoy, la posibilidad de hablar con Dios también está ampliamente presente en muchos de sus conocedores de él, que gradualmente están teniendo "diálogo" esporádico y creciente con su Padre Celestial.

¡Que privilegio como Hijos de Dios podemos obtener!

6 comentarios:

  1. Los que nacen de nuevo en que circulo mental se encuentran?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En términos generales lo entendemos cuando llegamos al "tercer círculo":

      (1210.9) 110:6.14 El tercer círculo. El trabajo del Ajustador es mucho más eficaz una vez que el humano ascendiente llega al tercer círculo y recibe un guardián seráfico personal del destino. Aunque no exista aparentemente una concordancia de esfuerzo entre el Ajustador y el guardián seráfico, sin embargo se puede observar un mejoramiento claro en todas las fases de logro cósmico y desarrollo espiritual posteriormente a la asignación del ayudante seráfico personal. Cuando se llega al tercer círculo, el Ajustador intenta morontializar la mente del hombre durante el resto de la vida mortal, para llegar a los círculos restantes y lograr la etapa final de la asociación divino-humana antes de que la muerte natural disuelva esta asociación singular.

      Eliminar
  2. Aj,que bueno que desarrollarás este tema de Moises,porque yo siempre me cuestione las llamadas "voz" de Dios.
    Lo primero es que solo moisés la oía.
    También es cuestionable las"mandatos" que según moisés Dios le hacía.(eso de matar pueblos enteros,con el simple pretexto de "la tierra prometida")
    Aunque moisés elevo a yahve ,también creó esta imagen de un Dios vengativo, selectivo e iracundo.que hoy por hoy permanece en la idealización de Dios.muy distante al padre de amor y misericordia.
    Recuerdo una vez leyendo la biblia ,la parte en donde "la voz de Dios" daba las instrucciones específicas del diseño del tabernáculo y de las vestiduras de los sacerdotes,y recuerdo como ahora quedar ,con esa sensación de incredulidad, porque eran cosas para desvanecer "ojos de hombre" y yo me decía para que Dios quería todo eso.

    También eso de sacrificio de animales (para que Dios quería ese acto tan grotesco,con que finalidad.)
    La misma historia de la salida del pueblo israelí de Egipto, lo de las plagas y de que supuesta mente Dios provocó la muerte de los primogenitos, (que Dios es ese),todo eso era mas que cuestionable para mi.

    Aj,que crees tu que pasaba cuando supuesta mente moisés estaba en presencia de Dios,y su rostro resplandecia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en la entrada se explicaba que el relato del texto final tal como ha llegado a nosotros es parte de un largo proceso en dónde muchas mentes y manos intervinieron. Moisés evidentemente se comunicó con el Padre y quiso liberar espiritualmente al pueblo hebreo, pero él como hombre tuvo que hacer adaptaciones muy humanas para crear un rostro ritual de Yaveh entendible a los primitivos hebreos. Luego, vienen todas las añadiduras de la época de Esdras y la traducción al griego.

      Yo creo que el rostro de Moisés tenía un brillo especial que se irradia cuando una persona ha entrado en profunda comunicación con su Ajustador. Jesús mismo transmitía ese brillo, esa iluminación que con los ojos interiores apropiados captamos cuando estamos envueltos en la Unión Divina.

      Eliminar
  3. (1024.5) 93:10.3 Maquiventa Melquisedek continuó siguiendo con gran interés los asuntos de los descendientes de aquellos hombres que habían creído en sus enseñanzas cuando estaba en la carne. Pero la progenie de Abraham a través de Isaac, vinculada por matrimonios con los ceneos, fue el único linaje que continuó largamente alimentando un concepto claro de las enseñanzas de Salem.

    (1024.6) 93:10.4 Este mismo Melquisedek siguió colaborando a lo largo de los diecinueve siglos sucesivos con los muchos profetas y videntes, tratando de este modo de mantener vivas las verdades de Salem hasta la plenitud del tiempo para la aparición de Micael en la tierra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.

      De alguna forma, algunas manifestaciones de la Deidad pueden haber sido "inspiraciones" guiadas de Melquisedek o ángeles bajo su dirección (aparte de la guía de los Ajustadores):

      (1241.1) 113:0.1 Estos serafines asistentes han funcionado como asistentes espirituales del hombre mortal en todos los grandes acontecimientos del pasado y del presente. En muchas revelaciones «la palabra fue dicha por medio de los ángeles»; muchos de los mandatos del cielo han sido «recibidos por disposición de los ángeles».

      Eliminar