miércoles, 14 de diciembre de 2016

¿Existe la Predestinación?

Los Documentos de Urantia declaran muchas veces que el Libre Albedrío es sagrado y universal en sentido relativo. Este mismo asunto es discutido en varios Documentos que aluden a la Rebelión de Lucifer y al hecho que las inteligencias angelicales y humanas han tenido la oportunidad de escoger.

No obstante, en un sentido más profundo, hay un nivel de la Deidad que escapa al espacio-tiempo, a los universos materiales, y existe en la realidad de la Isla del Paraíso. Es en esa realidad que todo sucede simultáneamente (nuestra mente no puede comprender este concepto).

Pero volviendo a los universos del tiempo y el espacio. ¿Hay algo relacionado con la predestinación? Notemos una afirmación:

110:2.1 (1204.5) Vosotros estáis todos sujetos a la predestinación, pero no está preordenado que debáis aceptar esta predestinación divina; tenéis plena libertad para rechazar cualquier porción del programa de los Ajustadores del Pensamiento o todo el programa.

Esto es muy interesante y significativo. Quiere decir que Dios tiene un propósito especial para cada uno de nosotros, un propósito y plan predestinado. En la mente de Dios, hay un propósito para cada uno de sus hijos. Pero depende de nosotros con nuestro libre albedrío si lo aceptamos o no.

110:2.1 (1204.5) Cuando los Ajustadores del Pensamiento moran en la mente humana, traen con ellos las carreras modelo, las vidas ideales, tal como determinadas y preordenadas por ellos mismos y por los Ajustadores Personalizados en Divinington, que han sido certificados por el Ajustador Personalizado de Urantia. Así empiezan su tarea con un plan definido y predeterminado para el desarrollo intelectual y espiritual de sus sujetos humanos, pero no incumbe a ningún ser humano aceptar este plan.

Podríamos compararlo burdamente a un plan de estudio, a ingresar a una clase de capacitación con las materias listas. Tenemos la absoluta libertad para postergar, dilatar, eludir, posponer, aceptar o rechazar ese programa de estudio. Existe plenamente nuestro libre albedrío. Pueden pasar años para tomar esa decisión. Pero si algún día decidimos ingresar a esa clase, estaremos bajo un programa preordenado de guía y capacitación.

110:2.1 (1204.5) Vosotros estáis todos sujetos a la predestinación, pero no está preordenado que debáis aceptar esta predestinación divina; tenéis plena libertad para rechazar cualquier porción del programa de los Ajustadores del Pensamiento o todo el programa. Es su misión efectuar en la mente aquellos cambios y hacer aquellos ajustes espirituales que vosotros autoricéis voluntaria e inteligentemente, para el fin de ganar más influencia sobre la direccionalización de la personalidad; pero bajo ninguna circunstancia se aprovechan estos divinos Monitores de vosotros ni influyen arbitrariamente en vuestras elecciones y decisiones. Los Ajustadores respetan vuestra soberanía de la personalidad; siempre están sometidos a vuestra voluntad.

Cuando aceptamos la Predestinación de Dios para nosotros, Algo Maravilloso ocurre en nuestro ser y entorno. La vida cambia, todo cambia, nacemos otra vez. Sin embargo, muy pocas personas en la Tierra han elegido el programa de Dios para ellas. ¿La razón? El miedo. Los Documentos dicen:

195:9.6 (2083.2) Los hombres y mujeres modernos e inteligentes evaden la religión de Jesús, porque temen lo que les hará a ellos —y con ellos. Todos estos temores son bien fundados. La religión de Jesús en efecto domina y transforma a sus creyentes, exigiendo que los hombres dediquen la vida a buscar el conocimiento de la voluntad del Padre en el cielo y que las energías del vivir se consagren al servicio altruista de la hermandad del hombre.

Te llenas de miedo y pospones esta elección porque el Padre te puede transformar en un gigante, en luz y sal del mundo. Demasiada responsabilidad, Demasiada Maravilla.  ¿Renunciar a mis hábitos y sueños que he acariciado para este mundo? ¿Renunciar a la pasividad del temor religioso paralizante? A veces deseamos seguir anclados al temor paralizante, a pensar y seguir siendo víctimas en vez de renacer como Hijos liberados de Dios.

Quizás esta sea la prueba más grande del hombre. Se requiere un “salto de Fe” interno del alma, una prueba de confianza “químicamente pura” interna para entregarlo todo y ponerse en las manos del Padre, para dejar que Él te guíe en el resto de tu vida.

Pero quiénes han hecho ese salto, y han nacido otra vez, saben que el Padre les otorga una vida nueva, una vida llena de significado y maravillosa. Los Documentos hablan de esta vida predestinada como “carreras modelo, las vidas ideales”. Una vida llena de acontecimientos magníficos, en dónde la mano de Dios se ve a cada instante. Es como si toda la Creación se pusiera de parte de ese Hijo de Dios, toda coopera para él y para el Padre que le habita. Cosas maravillosas suceden. La persona se siente en las manos de Dios, un sentimiento de seguridad y fortaleza le acompaña el resto de su vida en la carne, y la persona manifiesta a plenitud el gozo y el resto del fruto del Espíritu.

Solo se necesita soltar, entregarse y confiar.

El hecho, de que el mundo esté estancado es que muy pocas mujeres y hombres han hecho esa confrontación y exploración en su alma. Muy pocos se han consagrado al Dios que les tiene un propósito y plan personal. Muy pocos se dejan llevar por Dios, como el barco que al soltar amarras es llevado en la aventura eterna.

Este es un asunto íntimo y complejo del alma que cada persona debe resolver. Si realmente deseas prosperar en sentido auténtico y espiritual, si realmente quieres darle sentido a tu vida, debes abordar este tema sin esquivarlo. De lo contrario, tu vida se volverá una espiral asfixiante en donde los acontecimientos y circunstancias dirigen tu realidad.

Cuando más y más nazcan del Espíritu y acepten el Plan de Dios para ellos (que parte en la Tierra y se extiende hasta el Paraíso), el mundo será finalmente transformado.


Sí, el Libre Albedrío existe, y una Predestinación también, pero ésta es otorgada para aquellos que la eligen.

6 comentarios:

  1. Cuando uno lee el LU, se da cuenta que los Ajustadores son quienes firman el contrato y escogen una persona, una vida...

    Pero....112:5.2 (1232.3) Lo que proviene del Padre es como el Padre, eterno, y esto es igualmente cierto de la personalidad, que Dios otorga por su propia elección libre, como ocurre con el Ajustador del Pensamiento, un fragmento real de Dios. La personalidad del hombre es eterna, pero en cuanto a la identidad es una realidad eterna condicionada. Habiendo aparecido en respuesta a la voluntad del Padre, la personalidad alcanzará el destino de Deidad, pero el hombre debe elegir si estará o no presente en el momento del logro de tal destino. Si no se realiza dicha elección, la personalidad alcanza la Deidad experiencial directamente, volviéndose parte del Ser Supremo. El ciclo está predestinado, pero la participación del hombre en él es facultativo, personal y experiencial.

    ResponderEliminar
  2. Este tema es el que me ha dado muchas noches sin dormir. ¿Cómo saber cuál es mi propósito o destino en esta vida? Trato de conversar con mi Ajustador, pero el único pensamiento que me viene es que no me faltará nada, pero que tengo que confiar más en El (eso me hace recordar Mateo 6:33).
    Le sigo preguntando a mi ajustador por qué tengo tantos problemas, y "escucho" (no sé cómo explicar esa parte en la que se logra escuchar) cuando me dice precisamente eso: «tus problemas son debido a que andas contra la corriente». En otras palabras, no me dejo llevar por el plan de destino.
    En ocasiones le pregunto y sólo me viene a la mente (le "escucho" decirme) que mi vida puede ser tan grande como la de Moisés; y que si Jesús logró tanto en tan pocos años, yo también puedo lograr cosas grandiosas, pero tengo que dejarme llevar por el plan cada día a la vez.
    Le pregunto cuál es mi destino (y en verdad es algo que me intriga saber) y se limita a decirme que no necesito saberlo, «sólo disfruta del camino, disfruta de la vida un día a la vez».
    Siendo honesto, he postergado mi decisión por miedo. Siento ese temor del que hablas AJ. Pero de algo que me doy cuenta es que mi ajustador no se rinde, y repetidas veces me recuerda que tengo que empezar mi viaje.
    Como quisiera escuchar con fluidez a mi ajustador, pero en mis momentos de angustia es cuando he escuchado esas porciones de las que les hablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te comprendo plenamente y he experimentado lo mismo. Una de las cosas que he llegado a comprender (y que los Documentos lo comentan, pero no recuerdo exactamente la cita), es que el Plan de Dios para cada uno no se manifiesta como un bosquejo anticipado que desfila ante nosotros. No, no es así, incluso hecha la Consagración.

      El Padre nos Guía en su voluntad día a día. Cada día él desea establecer "contacto" y "comunión" con nosotros para espiritualizar nuestras acciones y llenarlas de verdad, belleza y bondad. Comenzamos a disfrutar de su presencia y comunicación cada vez más intensa y clara (que tal como tú dices no se escucha como una voz, solo él que lo experimenta lo entiende).

      Y es en la suma de esos días (experiencias diarias con él) en que luego al mirar atrás vas entendiendo el Propósito, luego al Consagrarte, entregarte definitivamente lo comprendes.

      La vida en la carne del jóven Jesús es un proceso similar. De las tinieblas en el diario vivir fué percibiendo al Padre, y esa revelación se fué ampliando hasta que tuvo claridad (Por eso es bueno leer la parte IV sobre la vida en crudo de Jesús de Nazaret).

      Los Documentos definen esta etapa previa como un "galanteo" o "cortejo" con el Ajustador. Pero cuando finalmente entramos en la consagración y en esas vidas de unidad, se nos revela el propósito (o parte de este, ya que está predestinado para extenderse hasta el Paraíso).

      Vivir la vida así cada día es algo maravilloso, pero implica derrotar nuestros miedos, pasar por la prueba del desierto interno, del espejo, etc. Es el camino de la iniciación, del heróe como decía el escritor Campbell (el camino de Moisés, de Jesús, de Frodo, el Rey arturo, de Luke Skywalker, etc). Todos tenemos que derrotar a nuestro Yo Sombra que nos paraliza para la Iniciación y Consagración Interna, para encontrar el Grial.

      Eliminar
  3. Yo siento que el miedo es porque tememos renunciar al camino "facil" al camino de las decisiones egoistas.
    Uno sabe que después de entregarse a la voluntad del padre está destinado a Amar mas, ( eso suena fácil ,pero es realmente dificil) implica Muchas cosas.
    Cuando decides amar al prójimo tal como Dios lo haría como un padre,(créeme es mucho),lidiar con eso es mucho,es mas fácil sólo pensar en ti ,en tus necesidades en tus sentimientos,no se si me entiendes?
    Someterte a la voluntad del padre quiere decir que el te hará ver con claridad "lo bueno y lo malo" y después no hay excusas para volver actuar con egoismo.ya no.ya sabes.no hay vuelta atras.
    Hacer el bien es desgastante (no me mal intrepretes) lidiar con personas en el día a día en dificil.
    Si alguien quiere discutir ,lo mas fácil sería descargar tu irá y frustración con esa persona,pero sabes que no es lo correcto (respiras profundo jajaja)y piensa como Dios quiere que manejes esa situación, buscas su guia.a la larga sabes que actuar como Dios quiere es la mejor opción.

    ResponderEliminar