domingo, 18 de diciembre de 2016

"Protección"













Hay miles de casos en el mundo en que excursionistas perdidos recibieron la ayuda de un “tercer hombre”, una especie de ángel guardían que les salvó, ya sea como una presencia que les acompañó o también se les apareció. En los casos de tragedias como la caída de las Torres Gemelas, o los desastres naturales, también hay casos similares. Sin embargo, la inmensa mayoría ha fallecido sin tener ninguna “protección especial”. ¿Qué hace la diferencia? ¿Tiene Dios preferidos?

Los Documentos enseñan que cada Personalidad es creada por el mismo Padre Universal, es un Hijo sin duplicado, único e irrepetible en toda la Eternidad. Dios ama a cada hijo y no tiene preferidos en su expresión del Amor al dar la existencia:

12:7.9 (138.4) El amor del Padre individualiza absolutamente cada personalidad como un hijo único del Padre Universal, un hijo sin duplicado en el infinito, una criatura volitiva irremplazable en toda la eternidad.

Sin embargo, otra cosa es la tarea que es asignada al individuo, y aquí mucho tienen que ver las Inteligencias superiores en las que Dios ha delegado. Nos referimos a las Altas Jerarquías que gobiernan la creación en Nombre del Padre y se ocupan de los asuntos más “administrativos”.  En esta Administración Cósmica, ciertas tareas que ejecutan algunos individuos son vitales:

118:10.5 (1304.7) Dios ama a cada criatura como a un hijo, y ese amor acompaña a cada criatura a lo largo de todo el tiempo y de la eternidad. La providencia funciona respecto al total y trata de la función de cualquier criatura en cuanto tal función esté relacionada con el total. La intervención providencial respecto de un ser específico es indicativa de la importancia de la función de ese ser en cuanto al crecimiento evolucionario de algún total; dicho total puede ser la raza total, la nación total, el planeta total o aun un total más elevado. Es la importancia de la función de la criatura la que ocasiona la intervención providencial, no la importancia de la criatura como persona.

Esto es la explicación de la “protección” de algunas personas. No es porque sean más valiosas que otras ante Dios, sino porque están ejecutando alguna función importante para un total más amplio, por determinado tiempo.

El Documento “Los Guardianes Seráficos del Destino” narra éstas observaciones sobre los Serafines Guardianes:

(1246.3) 113:5.4 En la vida en la carne, la inteligencia de los ángeles no está a la disposición directa de los hombres mortales. No son ni jefes supremos ni directores; son simplemente guardianes. Los serafines os protegen; no tratan de influiros directamente; debéis trazar vuestros propios derroteros, y estos ángeles actúan entonces para hacer el mejor uso posible del camino que habéis elegido. No intervienen (generalmente) de manera arbitraria en los asuntos rutinarios de la vida humana. Pero cuando reciben instrucciones de sus superiores para ejecutar alguna proeza inhabitual, podéis estar seguros de que estos guardianes encontrarán alguna manera de llevar a cabo esos mandatos. Por consiguiente, no se entrometen en la representación del drama humano excepto en casos de urgencia, y entonces lo hacen generalmente por orden directa de sus superiores. Son los seres que os van a seguir durante muchas épocas, y están recibiendo así una introducción a su trabajo futuro y a su asociación de personalidad.

(1246.4) 113:5.5 En ciertas circunstancias, los serafines pueden ejercer sus funciones como ministros materiales para los seres humanos, pero su actividad en esta calidad es muy rara. Con la ayuda de las criaturas intermedias y de los controladores físicos, pueden ejercer una gran variedad de actividades a favor de los seres humanos, e incluso ponerse en contacto real con la humanidad, pero estos acontecimientos son muy poco frecuentes. En la mayoría de los casos, las circunstancias del reino material se desarrollan sin ser alteradas por la acción seráfica, aunque han surgido ocasiones en las que los eslabones vitales de la cadena de la evolución humana corrían peligro, y entonces los guardianes seráficos han actuado, y adecuadamente, por su propia iniciativa.

Notamos que los serafines protegen el "destino espiritual" de la criatura, contemplan la vida cósmica ampliada, no solo esta breve etapa en la carne. Y cuando actúan en el ámbito físico para proteger la tarea de sus custodios humanos, es porque un "eslabón vital" de estas tareas cruciales corrían peligro, y entonces han actuado. Ahora bien, determinar que es valioso cósmicamente es complejo, porque ciertas tareas son juzgadas con nuestra visión miope. Me atrevo a aventurar que aquellas personas que cargan con una tarea que es de valor espiritual y cósmico, social benéfico y perdurable para la raza humana, sea un grupo humano, o nación, es custodiado por los serafines, porque desde la perspectiva cósmica, es lo realmente valioso y real. 

Sobre el "cuerpo de reserva del destino" planetario se nos dice:

114:7.2 (1257.2) Cuando se eligen seres humanos como protectores del destino planetario, cuando éstos se vuelven individuos clave en los planes que los administradores del mundo están persiguiendo, en ese momento el jefe planetario de los serafines confirma su relación temporal con el cuerpo seráfico y nombra guardianes personales del destino para que sirvan a estos reservistas mortales.

Estas personas son "eslabones vitales" en sus tareas. Cierto estudioso de los Documentos califica que son protegidos porque los Serafines y Seres Intermedios están "pagando un seguro" planetario con ellos. Por eso, les protegen, protegen su "inversión" para la raza humana. Sin embargo, no debemos juzgar con los ojos de la carne la importancia de una tarea. Muchas de éstas acciones y tareas de peso espiritual o social no son discernibles tal como las evaluamos.

114:7.9 (1258.1) Los hombres y mujeres de estos cuerpos de reservistas tienen así distintos grados de contacto con sus Ajustadores a través del ministerio interpósito de los seres intermedios; pero estos mismos mortales son poco conocidos por sus semejantes excepto en aquellas raras urgencias sociales y exigencias espirituales en las cuales estas personalidades reservistas funcionan para la prevención de la interrupción de la cultura evolucionaria o de la extinción de la luz de la verdad viva. En Urantia estos reservistas del destino raramente se engalanan en las páginas de la historia humana.

Ahora bien, es importante destacar que muy en relación con la entrada anterior, cuando una persona se coloca en las manos del Padre, nace otra vez, y comprende su verdadero destino, los serafines guardianes son asignados a esa persona, y por esa razón apropiadamente también se les llamaría "guardianes seráficos del destino".

110:6.14 (1210.9) El tercer círculo. El trabajo del Ajustador es mucho más eficaz una vez que el humano ascendiente llega al tercer círculo y recibe un guardián seráfico personal del destino.

Cuando progresas internamente, cuando comienzas a tener un mejor contacto con tu Ajustador y vislumbras tu real destino, esto tiene una retribución: Se te asigna un ángel guardián para ayudar a cumplir tu verdadero destino. Si tu creces, el Padre también te compensa de forma maravillosa. Tendrás el cuidado amante y protector de un Serafín personal.


9 comentarios:

  1. Excelente articulo. Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. AJ, una pregunta: ya que citaste las torres gemelas. Yo si he leído de casos extraños alrededor del WTC. Desde personas que ese día se levantaron con una sensación de miedo extraña hasta extrañas apariciones después del suceso. Pero todo me parece falso. Tienes algún caso que te parezca confiable acerca de ayuda confiable sobrenatural? Me puedes dar la fuente? Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin emitir ningún juicio ni calificarlo de "protegido" o no, investiga el caso de Ron DiFrancesco, el último superviviente de la Torre Sur del World Trade Center.

      Eliminar
    2. Tambien los casos de Fidel Castro, Pinochet y muchos mas quienes, quienes llegaron a edades longevas y se salvaron de asesinatos.
      Tambien los casos de aquellos niños de la 2a guerra mundial que no llegaron ni a los 5 años.

      Eliminar
    3. Que tontería dices anónimo. Ni buenos ni malos tienen ventaja ante el suceso imprevisto. Dios ni el diablo tienen que ver con esos asuntos. Acaso no has leído Eclesiastés ?

      Eliminar
  3. Muy peculiar la historia de Ron DiFrancesco, pero creo que en el WTC hubo otros en similares circunstancias o peores, sobre todo lo que tuvieron por arriba del impacto en la torre norte.

    ResponderEliminar
  4. Yo fui consciente de estos guardianes seraficos de niño, y estaban presentes, eran invisibles pero los percibía, no me hablaban pero los sentía e intuía, tenia receptividad a los 7 años y fíjate les puse los nombres de Bif y Baf al referirme a ellos. Ya notaba una seguridad interior como que estaba acompañado, era una confianza alta, no un espejismo, me dejaba llevar, pero sentía que estaba cuidado, protegido, custodiado. No imponían, ni se interponían en mi crecimiento solo estaban ahí, hasta que a los 14 años se fueron. Había empezado a desarrollarme más interiormente ya que años atrás tuve diálogos interiores no con la chispa sino conmigo mismo. Tenía equilibrio interior cosa que hoy en día he progresado muchísimo y da la casualidad que me encuentro aquí y ahora compartiendo está vital experiencia.

    ResponderEliminar
  5. Hasta de niño creí interiormente en ese Dios Padre y diseñe o compuse una breve una canción cuando estuve en catequesis católica para hacer esa comunión o ceremonia materialista de moda para nuestros padres, pero unos años más tarde me reincorporé al camino del primer grado interior espiritual de niveles altos de conciencia (progreso/preparación) en silencio hacia mí mismo.

    Dios es Amor, la Biblia lo dice....
    Dios es Amor, San Pablo lo repite...
    Dios es Amor...

    Búscalo y verás....

    En el capítulo IV, versículo 8, primero de Juan...

    Bonito es, pero ya sabéis nada comparable al progreso interior espiritual que desperté años posteriores y avance en el logro por los círculos interiores.

    No se en que circuló estaré pero si tengo diálogos interiores, receptividad del alma y percepción espiritual, hablo sin voz sino voz intuitiva o pensamientos en la conciencia. Algunas veces he notado a esa silenciona presencia que no habla sino que la percibes y sientes de otra manera. Adoro, hablo en plural, tengo una Confianza elevada, tomó decisiones y elecciones sinceras, muchas cosas... no sé si estaré en el sexto o séptimo círculo. Eso sí que cuente alguien sus experiencias interiores y así se como se logra esa fusión o simbiosis comunión con esa chispa divina. Sé que tengo como una supermente o súper conciencia. No es ser más inteligente o ser superior, no es esto. Es como pensar como pensaría Dios es decir en conjunto, no mediático. Sino unicidad o percibir que todo es parte de mi.

    ResponderEliminar