martes, 21 de febrero de 2017

Los Saurios - parte III

Se ha comentado en algunas páginas "urantianas" precipitadamente que el Libro declara que fueron los volcanes los que acabaron con los dinosaurios. Muchos hemos pecado al volver a comentar esa información sin verificarla bien. De hecho, yo mismo he escrito algunos post que aluden a que los dinosaurios fueron acabados por los volcanes.

Esta teoría era común en los años treinta, y los críticos se valen de ésto para atacar a los Documentos declarandolos "ciencia obsoleta de los años treinta". No obstante, en ninguna parte se dice que los volcanes acabaron con los dinosaurios.

La confusión proviene que se declara que en esas épocas hubo gran actividad volcánica, pero en ningún párrafo se dice que esa fue la muerte directa de los dinosaurios. Ahora bien, para nada se insinúa sobre algún asteroide, que es la creencia científica actual. Sorprendentemente se dice de ellos:

60:2.3 (687.4) Estas macizas criaturas se hicieron menos activas y fuertes a medida que crecían en tamaño; pero requerían una cantidad tan desmesurada de alimentos y la tierra estaba tan atestada de ellos que, literalmente, se murieron de hambre y se extinguieron —pues carecían de la inteligencia para sobrellevar la situación.


Así que ni meteoros ni volcanes. Quizás éstos últimos si contribuyeron a privarlos de la cadena vegetal alimenticia. Es posible que las cenizas volcánicas hubiesen perjudicado los alimentos y una mortandad por hambre fué la causa principal junto a la sobrepoblación. El hecho de que los fósiles estén concentrados en grandes poblaciones como comentamos en el post anterior da prueba de aquello.

60:2.14 (688.6) Hace cien millones de años la edad de los reptiles se fue acercando a su fin. A los dinosaurios, a despecho de su enorme masa, les faltaba poco para ser, en efecto, animales sin cerebro; carecían de la inteligencia necesaria para conseguir comida suficiente para alimentar un cuerpo de semejante tamaño. Y así perecieron estos lerdos reptiles terrestres en cantidades cada vez mayores. De este momento en adelante, a la evolución le seguirá el desarrollo de los cerebros, no el tamaño físico, y el desarrollo de los cerebros caracterizará cada época sucesiva de la evolución animal y del progreso planetario.

Se menciona en los Documentos que los dinosaurios al tener cerebros pequeños en relación a su enorme masa corporal, no tuvieron la inteligencia para adaptarse a los cambios. También eran lentos y pesados de movimiento. Lo anterior difiere de lo que el Cine nos ha vendido al señalar que los dinosaurios eran veloces y astutos como lo muestran películas tipo Jurassic Park.

Una nueva generación de investigadores está volviendo a considerar que estos animales no eran como los vende el Cine. Basta que observes a los dragones de Komodo y cocodrilos. Un sitio de investigación admite sobre la famosa escena del Tiranosaurio Rex en Jurassic Park:

"Las estimaciones de velocidad de muchos dinosaurios han llegado a extremos exagerados, tanto por lo conservador como por lo disparatado de lo biomecánicamente imposible, por ejemplo, en el Tyrannosaurus rex se han llegado a estimar de los 11 km/h a casi 72 km/h como velocidades máximas".

Cerebro de Dinosaurio
Durante años, los científicos han demostrado que los dinosaurios tenían cerebros relativamente pequeños en torno a su cuerpo, y ahora se sabe que tenían aire en muchas de sus cavidades. En la mayoría de los casos, eran “cabezas huecas”. No eran unos completos idiotas ni mucho menos, pero carecían del nivel de inteligencia que involucra la adaptación a situaciones peligrosas. Esto les precipitó a la extinción, dado que no fueron capaces de buscar otras fuentes de alimento, y de poder desplazarse a otras zonas, quizás también debido a la incidencia indirecta de los cambios volcánicos y geológicos de la tierra. Esto explica que murieron en grandes poblaciones, y los yacimientos tengan esa concentración de fósiles. #

# Nota: Cuando en Etiopia ocurrió una gran hambruna, más de un millón de personas fallecieron en pocos años en poblaciones enteras. Si en el caso de los seres humanos las hambrunas han acabado con millones, imaginemos lo devastador en el caso de estos animales con una inferior capacidad de adaptación.

Personalmente creo que los dinosaurios no sobrevivirían tampoco en nuestra época. Eran criaturas para esa Era geológica terrestre. La atmósfera, el aire, los gases, las plantas y hasta la gravedad eran diferentes a los elementos actuales. Los terremotos eran más frecuentes y colosales. De ahí, su apropiado gran tamaño de saurios era fundamental para sobrellevar esa vida. Representaban una forma de vida diseñada para esa Era terrestre en particular. Vivieron millones de años, más que lo que lleva la actual especie humana. Cumplieron su ciclo al establecer una cadena de la vida, la cual ahora es más amable en proporción a la Era terrestre actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario