domingo, 2 de abril de 2017

Definiciones y Términos en los Documentos

A menudo hay quiénes han tropezado con ciertas definiciones en los Documentos que no han podido "calzar" con las definiciones de la Ciencia o la Religión. Para los nuevos lectores del Libro esto a veces causa confusión porque uno intenta asociar la "definición"  que hace la Ciencia Humana basada en sus juicios y clasificaciones, con la Definición que hacen los Reveladores por sí mismos, la cual necesariamente no es la misma. No solo en cuestiones científicas las definiciones no son las mismas, sino que también en cuestiones religiosas, pero en este caso nos centraremos en las científicas.

Antes de comenzar, he detectado que la principal diferencia en torno a este asunto es la Función y la Forma o Estructura. 

La Ciencia humana cataloga muchos de sus términos basándose en la forma o en la estructura, mientras que los Documentos se centran más en la Función o Comportamiento:

1 - Universo y Super Universo. La ciencia humana engloba el término de universo a toda la realidad espacial compuesta por millones y millones de galaxias. En cambio los Documentos se centran en su función Administrativa. Un Universo Local es un sector de miles de estrellas que administrativamente está separado de otro, y ámbos pueden convivir perfectamente dentro de una galaxia astronómica. Los Super Universos son agrupaciones Administrativas de varios universos locales. Por esa razón es difícil crear relaciones visuales entre las descripciones administrativas de los Documentos y las observaciones astronómicas. Esto sería semejante a la clasificación que la Geología puede hacer de un Territorio: Tiene dunas, valles, montañas, lagos, mares y ríos. Mientras que la clasificación de su Función política lo describirá como Estado, Provincia, Región, Distrito, Comuna, etc. Ciertamente en algunos casos habrán correspondencias o puntos de referencia como por ejemplo, "un Parlamento situado al lado de un río". Algo así también ocurre en los Documentos. Se nos dan en ocasiones ciertas referencias astronómicas para una orientación.

2- Galaxia. En la astronomía una galaxia es una agrupación de estrellas que giran en torno a un centro gravitacional. Por ejemplo, la Vía Láctea es considerada por nosotros nuestra galaxia local en un sentido astronómico. Sin embargo, los Documentos clasifican generalmente a "Galaxia" de una forma más abarcativa. Por ejemplo, a las varias agrupaciones que componen a nuestro Superuniverso local de Orvonton (incluyendo al Centro de la Vía Láctea) se les denomina la Séptima Galaxia como un equivalente del Séptimo Superuniverso. Esto es porque Administrativamente y Funcionalmente son una agrupación de creaciones que tienen un Centro de Administración. Cósmicamente es una Galaxia en un sentido más amplio y funcional, aunque en el aspecto estructural hayan varias galaxias astronómicas implicadas.  Esta palabra galaxia de hecho, a veces la hemos usado para referirnos a un colectivo, sin implicar una estructura definida. Por ejemplo, podemos decir: "una galaxia variada de personas ha venido al partido a disfrutar de él".


3- Nebulosa. En la astronomía se les denomina a aquellas agrupaciones de polvo y gases interestelares que generalmente tienen formas irregulares y que están al interior de las galaxias astronómicas. En los Documentos esto también se incluye pero más que estén afuera o dentro de una galaxia astronómica (def. humana), sean grandes o pequeñas, el asunto se centra principalmente en su función de creadoras de estrellas. Por esa razón Andrómeda es catalogada así, ya que su función principal ha sido generar soles, la cual los produce y arroja en un giro espiral dándole la forma que observamos. Por esta razón en la que nosotros la visualizamos como una agrupación estructural de soles alrededor de un núcleo, Andrómeda es catalogada por nuestros científicos como una galaxia, mientras que los Documentos que se centran en su función (fábrica de estrellas)  la denominan Nebulosa.

4- El Cerebro Humano. Todos sabemos que la Ciencia nos cataloga como poseedores de un cerebro. En cambio sorprendentemente los Documentos nos catalogan como seres de dos cerebros. Para quiénes han criticado a los Documentos tachándolos de Ciencia de los años treinta, esto sería un absurdo, ya que nunca nuestra ciencia nos ha llamado seres de dos cerebros. La razón de que los Documentos nos tachen así es que funcionalmente trabajamos con los dos hemisferios cerebrales como si fuesen dos cerebros interconectados. Los Documentos ofrecen su propia definición nuevamente en base a la función.




5- Las Bacterias y Hongos. La ciencia humana ciertamente clasifica como diferentes a estos microorganismos porque se centra en su estructura física. Claramente poseen formas estructurales diferenciadas.  Sin embargo, el comportamiento y función de ámbos es muy similar y esto es algo comentado en los Documentos.  Ambos infestan ambientes y comienzan una desenfrenada reproducción que afecta y generalmente enferma a sus huéspedes. Tanto los hongos como bacterias forman colonias. Los hongos tienen alimentación heterótrofa, puesto que no pueden realizar la fotosíntesis porque no tienen clorofila. Tienen digestión externa, pues vierten al exterior enzimas digestivas, sustancias proteicas que actúan sobre los alimentos dividiéndolos en moléculas sencillas, que atacan a los alimentos. Los hongos absorben los alimentos después de digerirlos. Notamos que el comportamiento es similar al de bacterias y virus cuando atacan a las células.

Todos los anteriores ejemplos representan una mínima porción de términos que generalmente nos pueden causar un tropiezo y quebradura de cabeza al leer Los Documentos. Me imagino que los Reveladores tuvieron que usar términos equivalentes (aún a riesgo de una inicial confusión o crítica tal como lo mencionan en varias partes), ya que necesitamos ciertas referencias de lo ya conocido en el ámbito científico para entender un tema. Con el tiempo ciertamente en esta etapa de preparación de Maestros aprenderíamos a separar y entender los términos que ellos aplican.

Y esto no se limita al campo científico. Expresiones como "Espíritu Santo" son totalmente distintas a como las entendemos. Incluso la expresión "Ángel" es claramente diferenciada y no generalizada. De hecho, éste termino prefieren no utilizarlo masivamente para describir a las numerosas personalidades celestiales, salvo que esa criatura tenga realmente esa función. 

¿La razón? La palabra Angel significa Mensajero, y no todos los seres que ministran en el Universo  tienen la función de mensajería. Por esa razón, el que Lucifer o Caligastia no hayan sido técnicamente ángeles es verdad, puesto que eran más bien una especie de seres administradores o gobernantes: Los Lanonadeks. 

Así que con éstas puntualizaciones los lectores nuevos deben comenzar la lectura de los mismos, con paciencia y regularidad, incluso el mismo Modelador o Ajustador Interior nos va guiando en su comprensión al ser sinceros en buscar la verdad.

3 comentarios: