jueves, 23 de mayo de 2013

pecado, maldad, iniquidad

La falsa creencia del Dualismo
“Hay muchas maneras de considerar el pecado; pero desde el punto de vista filosófico del universo, el pecado es la actitud de una personalidad que deliberadamente resiste la realidad cósmica. Se puede considerar el error como un concepto erróneo o una deformación de la realidad. La maldad es una realización parcial de las realidades del universo o una falta de adaptación a ellas. Pero el pecado es una resistencia intencional a la realidad divina —el optar conscientemente oponerse al progreso espiritual— en tanto que la iniquidad consiste en desafiar abierta y persistentemente la realidad reconocida y supone tal grado de desintegración de la personalidad que raya en la locura cósmica.” (754.5) 67:1.4

El Universo se fundamenta en la Realidad sustentada por el Padre Universal. La luz, la paz, el amor y la armonía gobierna la creación de los universos. El mal no es la otra cara de la moneda o una fuerza opuesta en equilibrio como declaran algunos místicos. Muchas religiones enseñaron el Ying Yang (Taoísmo) o el Dualismo Persa que ha penetrado en el mundo occidental hasta en curiosas producciones de Cine como "La Guerra de las Galaxias", en la cual se habla de una "Fuerza" que tiene dos lados. Según éstas falsas creencias el bien y el mal son necesarios para un equilibrio.

 Al contrario de estas ideas falsas, el Libro de Urantia nos dice que el mal es una deformación de la realidad y que trata de resistirla.

1-  "El error es un concepto erróneo o una deformación de la realidad"

2- "El pecado es una resistencia intencional a la realidad divina"

3-  "la iniquidad consiste en desafiar abierta y persistentemente la realidad reconocida y supone tal grado de desintegración de la personalidad que raya en la locura cósmica"

En otra parte de los documentos, Jesús vuelve a decir:
“«El mal es la transgresión inconsciente o sin intención de la ley divina, la voluntad del Padre. El mal es, del mismo modo, la medida de la imperfección de la obediencia a la voluntad del Padre.
“«El pecado es la transgresión consciente, conocedora y deliberada de la ley divina, la voluntad del Padre. El pecado es la medida de la renuencia a la guía divina y a la dirección espiritual.
“«La iniquidad es la transgresión voluntaria, decidida y persistente de la ley divina, la voluntad del Padre. La iniquidad es la medida del rechazo constante del plan amante del Padre para la supervivencia de la personalidad y del ministerio misericordioso de los Hijos para la salvación.” (1660.2) 148:4.3
La senda del mal puede llevar a que alguien en cadena vaya progresando desde el mal, pasando por el pecado,  hasta la iniquidad.

Toda realidad fuera del Padre Universal (fuera del Paraíso) es incompleta y en desarrollo. El Libre Albedrio coloca ante el hombre la posibilidad de escoger. Por lo tanto, el mal jamás puede ser obra de Dios.

“El problema del pecado no es autoexistente en el mundo finito. El hecho de la finitez no es malo ni pecaminoso. Un Creador infinito hizo al mundo finito —es la obra de sus Hijos divinos— y por lo tanto debe ser bueno. Es el mal uso, la distorsión y la perversión de lo finito lo que da origen al mal y al pecado.” (1222.2) 111:6.3

“Los Dioses no crean el mal ni permiten el pecado y la rebelión. El potencial del mal es temporo-existente en un universo que comprende niveles diferenciales de sentidos y valores de perfección. El pecado es potencial en todos los reinos en los que los seres imperfectos tienen la dote de saber elegir entre el bien y el mal. La presencia conflictiva misma de la verdad y la no verdad, el hecho y la falsedad, constituye la potencialidad del error. La elección deliberada del mal constituye el pecado; el rechazo volitivo de la verdad es error; la búsqueda persistente del pecado y del error es iniquidad.” (613.2) 54:0.2

Por lo tanto, Dios y sus Hijos Altísimos no crean el mal ni el pecado.

“‘No es extraño que hagas estas preguntas, puesto que estás comenzando a conocer al Padre así como yo lo conozco, y no como los profetas hebreos tan nebulosamente le veían. Bien sabes que nuestros antepasados estaban dispuestos a ver a Dios en casi todas las cosas que sucedían. Buscaban la mano de Dios en todas los acontecimientos naturales y en cada episodio poco común de la experiencia humana. Relacionaban a Dios tanto con el bien como con el mal. Pensaban que había ablandado el corazón de Moisés y endurecido el corazón del faraón. Si el hombre sentía un fuerte impulso por hacer algo, bueno o malo que fuera, tenía por costumbre considerar estas emociones inusitadas diciendo: `el Señor me habló y me dijo, haz esto y aquello, o ve aquí o allí'. Así pues, ya que los hombres tan a menudo y tan violentamente caen en la tentación, se tornó costumbre de nuestros antepasados creer que Dios los conducía a la tentación para probarlos, castigarlos o fortalecerlos. Pero ya sabes que no es así. Sabes que los hombres demasiado frecuentemente son conducidos a la tentación por el ímpetu de su propio egoísmo y los impulsos de su naturaleza animal". (1738.3) 156:5.4

Desde cierta Perspectiva Cósmica el Mal es una irrealidad al compararlo con la realidad, porque el mal crea una auto ilusión desastrosa que puede ser ejecutada de forma ignorante o tornarse deliberada según el grado de desviación.

“Dios ama al pecador y odia el pecado: esta declaración es filosóficamente cierta, pero Dios es una personalidad trascendente, y las personas tan sólo pueden amar y odiar a otras personas. El pecado no es una persona. Dios ama al pecador porque es una realidad de personalidad (potencialmente eterna), mientras que hacia el pecado Dios no asume ninguna actitud personal, porque el pecado no es una realidad espiritual; no es personal; por lo tanto sólo la justicia de Dios toma conocimiento de su existencia. El amor de Dios salva al pecador; la ley de Dios destruye el pecado. Esta actitud de la naturaleza divina aparentemente cambiaría si el pecador se identificara final y plenamente con el pecado, así como esta misma mente mortal puede identificarse plenamente con el Ajustador espiritual residente. Ese mortal identificado con el pecado se volvería entonces completamente carente de espiritualidad en su naturaleza (y por tanto personalmente irreal) y experimentaría eventual extinción del ser. La irrealidad, incluso el hecho de que la naturaleza de las criaturas es incompleta, no puede existir eternamente en un universo progresivamente real y crecientemente espiritual.” (41.6) 2:6.8

Estas declaraciones son muy ciertas y profundas. Lo único real y que realmente existe es el bien y el amor. Los universos evolutivos son como una enorme corriente de agua llena del bien que progresa mediante la Realidad establecida por Dios. El mal equivale a remar individualmente (de forma pequeña y aislada) contra esa corriente.

Lo podría ejemplificar también con una película. Una cinta de cine de esas antiguas siempre se va moviendo. Imaginemos que recortáramos un personaje de la cinta. Entonces el flujo y el movimiento de dirección de la cinta lo haría "desaparecer" al proyectarla.

Los inicuos desde la perspectiva cósmica son irreales. Son personas que van en contra de la realidad progresiva, contra los valores y realidades universales. Abrazar el mal y pecado ("hacerse uno con la maldad")  logra que uno se vuelva también "irreal".

Los inicuos en medio del inmenso Cosmos se vuelven un elemento estancado y retrógrado. Universalmente son una pequeña anomalía.  Esto finalmente los destruye porque quedan atrás de la evolución.  El tiempo los aniquila y los hará desaparecer de nuestra perspectiva. Es como dice el Salmo, son como "la hierba que desaparece":

No te impacientes a causa de los malignos,
Ni tengas envidia de los que hacen iniquidad.

Porque como hierba serán pronto cortados,
Y como la hierba verde se secarán.  - Salmo 37

“Cuando esta sentencia se confirma finalmente, el ser identificado con el pecado instantáneamente se vuelve como si no hubiera sido. No hay ninguna resurrección de este destino; es perdurable y sempiterno. Los factores de identidad de la energía viviente se resuelven mediante las transformaciones del tiempo y las metamorfosis del espacio en los potenciales cósmicos de los cuales emergieron anteriormente. En cuanto a la personalidad del inicuo, se la priva de un vehículo continuado de existencia vital debido al fracaso de la criatura de hacer esas elecciones y decisiones finales que le habrían asegurado la vida eterna. Cuando el abrazo continuado del pecado por la mente asociada culmina en la identificación completa del ser con la iniquidad, entonces, en el momento de la cesación de la vida, en el momento de la disolución cósmica, esa personalidad aislada es absorbida en la superalma de la creación, haciéndose parte de la experiencia evolutiva del Ser Supremo. Nunca más aparece como personalidad; es como si su identidad nunca hubiera sido. En el caso de una personalidad que albergue a un Ajustador, los valores espirituales experienciales sobreviven en la realidad del Ajustador que sigue existiendo.” (37.2) 2:3.4

Lo único que queda de un inicuo exterminado son los "materiales" que como el polvo son absorbidos en la totalidad. Pero dicha identidad desaparece. Y el Ajustador se aleja de esa criatura extinguida, y regresa a Dios.

La única posibilidad de supervivencia que nosotros tenemos es progresar integrándonos en la realidad establecida del universo, partiendo desde esta esfera hasta continuar avanzando a la máxima realidad llegando al mismo Paraíso.

Si cultivamos una relación con Dios, si progresamos hacia los más altos ideales, más nos integraremos al amor y  a la verdadera realidad. Este es el único salvoconducto para la vida eterna.

19 comentarios:

  1. cual era la luz inicial que iluminaba la Tierra. Antes del Sol habia otra luz? (Dia 1 contra dia 4 del genesis)

    ResponderEliminar
  2. La luz del mismo sol pero cubierta por los gases, lo cual hacia que el Sol no se viera con claridad, como en un día nublado. El génesis está escrito desde la perspectiva de un observador humano. Cuando aparece en escena el sol, es que se hizo visible desde la perspectiva de un hipotético observador terrestre.

    Pero, ¿Qué relación guarda esto con la entrada publicada?

    ResponderEliminar
  3. “‘No es extraño que hagas estas preguntas, puesto que estás comenzando a conocer al Padre así como yo lo conozco, y no como los profetas hebreos tan nebulosamente le veían. Bien sabes que nuestros antepasados estaban dispuestos a ver a Dios en casi todas las cosas que sucedían. Buscaban la mano de Dios en todas los acontecimientos naturales y en cada episodio poco común de la experiencia humana. Relacionaban a Dios tanto con el bien como con el mal. Pensaban que había ablandado el corazón de Moisés y endurecido el corazón del faraón. Si el hombre sentía un fuerte impulso por hacer algo, bueno o malo que fuera, tenía por costumbre considerar estas emociones inusitadas diciendo: `el Señor me habló y me dijo, haz esto y aquello, o ve aquí o allí'. Así pues, ya que los hombres tan a menudo y tan violentamente caen en la tentación, se tornó costumbre de nuestros antepasados creer que Dios los conducía a la tentación para probarlos, castigarlos o fortalecerlos. Pero ya sabes que no es así. Sabes que los hombres demasiado frecuentemente son conducidos a la tentación por el ímpetu de su propio egoísmo y los impulsos de su naturaleza animal". (1738.3) 156:5.4

    Genial esta explicacion del propio Jesus en cuando a las supersticiones de los antiguos hebreos y al origen de la tentacion y el pecado. Otro texto corto pero muy explicativo es el que aparece en Genesis 4:6,7:

    6Por lo cual Jehová dijo a Caín: “¿Por qué estás enardecido de cólera, y por qué se te ha decaído el semblante?7Si te diriges a hacer lo bueno, ¿no habrá ensalzamiento? Pero si no te diriges a hacer lo bueno, hay pecado agazapado a la entrada, y su deseo vehemente es por ti; y tú, por tu parte, ¿lograrás el dominio sobre él?”. (no habia ningun demonio detras del pecado posterior de Cain, fue el llevar a cabo Su PROPIO DESEO lo que lo hizo pecar)


    La supersticion de los antiguos hebreos ha trascendido hasta nuestros tiempos; cada vez que ocurre una catastrofe o algun hermano hace algo indebido o es expulsado, es bastante comun escuchar "el Diablo esta acabando" o "los demonios estan sueltos". Tambien he escuchado que Dios es el "causante" del reciente desastre del tornado de Oklahoma, dicen que esta fue una "advertencia" de Dios; Lo mismo dijeron del huracan Katrina. AJ te felicito, este ha sido un excelente tema.
    Bendiciones.

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente Javier

    También en el A.T aparece ésta expresión:

    “El Espíritu de Jehová se apartó de Saúl, y le atormentaba un espíritu malo de parte de Jehová” - 1 Samuel

    Evidentemente las organizaciones religiosas actuales buscan una explicación para esa frase, pero lo escrito está escrito. Es más, hay serias dificultades en explicar éstos pasajes.

    19 Y él pasó a decir: “Por lo tanto, oye la palabra de Jehová: Ciertamente veo a Jehová sentado sobre su trono, y a todo el ejército de los cielos de pie junto a él, a su derecha y a su izquierda. 20 Y Jehová procedió a decir: ‘¿Quién engañará a Acab, para que suba y caiga en Ramot-galaad?’. Y este empezó a decir así, mientras que aquel decía asá. 21 Finalmente salió un espíritu y se paró delante de Jehová y dijo: ‘Yo mismo lo engañaré’. Ante esto, Jehová le dijo: ‘¿De qué manera?’. 22 A esto él dijo: ‘Saldré, y ciertamente llegaré a ser un espíritu engañoso en la boca de todos sus profetas’. De modo que él dijo: ‘Lo engañarás, y, lo que es más, saldrás ganador. Sal y hazlo así’. 23 Y ahora sucede que Jehová ha puesto un espíritu engañoso en la boca de todos estos profetas tuyos; pero Jehová mismo ha hablado calamidad tocante a ti”. - 1 Re 22

    ResponderEliminar
  5. "Al respecto diremos, que en el Talmud se menciona la existencia de los “She'dim” (demonios) los cuales son un intermedio entre los humanos y los ángeles. (tratado de Jaguigá 16)" - Aharón David ben Israel

    También las fuentes judaicas nos hablan que los demonios eran considerados agentes de la ira de Dios. Algunos textos hablaron de "El destructor" (Éxodo 12:23) como un demonio maligno, cuyo efecto sobre las casas de los israelitas había de ser rechazado por la sangre del sacrificio pascual rociada en el dintel de la puerta y la puerta posterior (un correspondiente talismán pagano se menciona en Isaías 57:8). En 2 Samuel 24:16 y 2 Crónicas 21:15 el demonio que esparce la pestilencia es llamado "El ángel exterminador" (comparar "el ángel del Señor" en 2 Reyes 19:35; Isaías 37:36), porque, a pesar de que son demonios, estos "mensajeros del mal" (Salmos 78:49 y A. V. "ángeles del mal") no siguen sólo las órdenes de Dios, son los agentes de su ira divina.

    Aunque hay indicios de que la mitología hebrea popular atribuye a los demonios de una cierta independencia, se dice que en algunos casos eran usados por Dios para el castigo.

    Los terremotos y desastres naturales eran atribuidos a estos agentes castigadores.

    A ellos se atribuyen las diversas enfermedades, sobre todo, como afectan el cerebro y las partes internas. Por lo tanto, existía el temor de "Shabriri" (literalmente, "el resplandor deslumbrante"), el demonio de la ceguera, que descansa sobre el agua descubierta en la noche y afecta a las personas con ceguera que beben de la misma. También se mencionó el espíritu de la catalepsia y el espíritu del dolor de cabeza, el demonio de la epilepsia, y el espíritu de la pesadilla.

    Así que claramente los hebreos de los días de Jesús entendían las cosas de ésta forma, e incluso creían en fantasmas.

    25Mas á la cuarta vela de la noche, Jesús fue á ellos andando sobre la mar. 26Y los discípulos, viéndole andar sobre la mar, se turbaron, diciendo: Fantasma es. Y dieron voces de miedo.

    ResponderEliminar
  6. Respecto al conocimiento nebuloso Pablo también dijo: “Porque tenemos conocimiento parcial y profetizamos parcialmente; 10 pero cuando llegue lo que es completo, lo que es parcial será eliminado”.

    A.J. Crees que el tiempo de conocimiento mas completo a llegado?

    ResponderEliminar

  7. Es posible que esté llegando.

    ResponderEliminar
  8. Mi reflexión personal sobre el mal y el pecado: Entiendo que muy seguido el pecado es inicialmente un error de decisión (sin tener forzosamente mala intención) en la búsqueda de algún bien. El problema es cuando, después de esta primera equivocación, y a sabiendas que estamos mal, seguimos en aquel camino. Y tenemos todo tipo de tribulaciones: enfermedades, malas relaciones, destrucción de nuestra casa en caso de desastre natural.... que no son castigos de Dios sino consecuencias naturales o lógicas de esta mala elección... de nosotros o de otros seres humanos que tomaron la decisión por nosotros (pecado social que puede conducir a la desgracia de millones de hombres por las decisiones egoístas de gobernantes o multinacionales por ejemplo...)
    El árbol del bien y del mal es una manera simbólica muy antigua de explicar que el ser humano, a cierto momento de la evolución, fue capaz de entender que tenía cierta libertad para escoger entre seguir sus instintos naturales egocéntricos o renunciar a ello por un bien mayor (para Caín hubiera sido renunciar a matar a Abel -la competencia! - y seguir buscando una convivencia un poco más armónica!...).

    Al estar en oración real (o sea Comunicación con el Dios Vivo y Presente hoy y aquí en mi vida, que me ama y me conoce más que yo misma, y no solo repetir mecánicamente tales o tales cosas impuestos por otras tradiciones, personas, gurús o Cía.) me abro a los criterios de Dios Amor y Justicia, y busco como actuar conforme a lo que me aconseja mi conciencia... y a veces me equivocaré, voy a caer, o me va muy mal con los que están a mi lado…!! El chiste es de levantarme después de cada caída y empezar otra vez, para intentar ser transparencia de Dios y de su Amor para los que me rodean y contribuir así, aunque sea con mi granito de sal o de levadura, para que tengamos un mundo mejor. Y Jesús que fue a la vez el Hombre enteramente abierto al Padre, y enteramente abierto a los hombres, me muestra un camino muy certero para encontrar la verdadera Felicidad, que no esta exenta de sufrimientos y tristezas, golpes de la vida… pero conduce a la Verdadera Paz.
    Monique

    ResponderEliminar
  9. Bien, ya sabemos diferenciar entre error, pecado e iniquidad. Pero, una vez que hemos pecado...¿cómo lo enmendamos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos varios mecanismos. Uno de ellos es la conciencia moral y el arrepentimiento. También hay otros. Lo importante es no entrar en un curso de acostumbramiento al mal, lo cual nos lleva a la iniquidad.

      Eliminar
    2. pues sí, está muy bien lo de la conciencia y el arrepentimiento, pero se requiere de humildad y un mínimo de educación cultural y en valores para hacer un "mea culpa" como se debe.

      Eliminar
  10. pero qué está bien y qué esta mal? qué implica hacer la voluntad del padre y qué no? Matar a un ser humano está mal, pero matar a un animal que es un ser vivo tambien, está bien? tenemos algun tipo de "código"? nos ceñimos a los 10 mandamientos...?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sentido común y conciencia interna, la Guía del Ajustador. Todo lo que se aleje de la bondad, belleza y verdad.

      Matar a un animal en épocas primitivas por hambre es parte de una necesidad moral y ética de alimentar a una familia. Pero matar por deporte o hacer sufrir a los animales sin necesidad de comerlos, es otra cosa, que se aleja del semáforo interno que todos poseemos.

      Eliminar
  11. Aleph: hay una pregunta recurrente y compleja que incluso los religiosos encuentran difícil de responder. Yo, en el fondo, sé que tiene un "porqué" muy lógico, pero no sé cómo explicarlo certeramente (desde un punto de vista urantiano):

    ¿por qué les pasa cosas malas a la gente buena?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, el mal le sucede a ámbos por igual. La diferencia es que realmente hay más personas buenas de las que creemos (o nos han enseñado), y por esa razón parece que fueran los más afectados, pero es un error de percepción.

      Los problemas son inherentes a una realidad incompleta e imperfecta. Y la bondad y amor de forma magnífica pueden brillar como un Sol en medio de las adversidades.

      La vida de Jesús es el mayor ejemplo:

      https://www.youtube.com/watch?v=GiY-64yqvEI

      Eliminar
    2. buen video! gracias Aleph :)

      Eliminar
  12. 1.- "El pecado es una resistencia intencional a la realidad divina". En el caso de un psicópata o un esquizofrénico que asesina a muchas personas, ¿podríamos calificarlo como pecado? Desde el punto de vista cósmico, la enfermedad mental podría considerarse un atenuante, y por consiguiente, no calificaría como acto deliberado...

    2.- La voluntad de Dios es que amemos, y el amor es el deseo de hacer el bien a los demás. En el caso de la eutanasia, qué estaría bien? optar por la vida (q es un derecho natural), u optar por la muerte (q supone el cese del sufrimiento de una persona?

    ResponderEliminar
  13. que hay del catolicismo? una religion que mezcla fuerzas humanas con fuerzas divinas. ¿Es maligno o no?

    ResponderEliminar