miércoles, 8 de julio de 2015

Lo fascinante de una Revelación

MAPA DEL MUNDO DE LA ANTIGUA
EDAD MEDIA
El Conocimiento humano es ganado a pulso con trabajo, ensayo, error y esfuerzo. En determinado momento, lo aceptado es dogmatizado por años, para décadas después ser derribado por una nueva construcción que arroja más "luz". No hay nada que lo ilustre mejor como la evolución de los mapas y cartografía.

Los mapas de la Edad Media parecen infantiles, pero eran el reflejo de la autoridad científica de sus días. En cambio, una "fotografía" real de la Tierra desde el espacio equivaldría a una "revelación" que presenta hechos que algún día la ciencia trabajosa con su "método científico" encontrará.

Y esto es lo fascinante de los Documentos de Urantia, y que los hacen únicos. Nos muestran que en todo campo, el científico, filosófico y religioso, el conocimiento humano ha sido ganado evolutivamente como los mapas de la Edad Media, a pulso, con ensayo y error.

A diferencia de los Libros del New Age y autores que intentan hacer un sincretismo como si todas las vertientes tuvieran razón, los Documentos señalan con franqueza que poseemos un conocimiento  limitado e incompleto al igual que los mapas de antaño, y que es un error idealizar esa información aunque parezca exótica a una cultura moderna.

Por ejemplo, la creencia en la Reencarnación parece ser algo novedozo para las mentes occidentales y a menudo creemos que por que una creencia viene de oriente es más espiritual o verdadera. Pero esto claramente es un prejuicio y moda del hombre occidental con su complejo de materialismo en sus hombros. Los Documentos nos señalan que las creencias aunque sean orientales y estén vestidas bajo el aspecto místico, no son más espirituales que las occidentales. La misma Reencarnación es una interpretación errónea de la transferencia de información de un Ajustador a otro, que ocurre en algunos casos, y también una descripción distorsionada oral de alguien que pudo acceder al conocimiento de que hay varios cuerpos morontiales ascendentes en otras moradas. Esto fue distorsionado con el tiempo, luego dogmatizado y adaptado a la limitada visión humana de ésta existencia formando una religión.

La creencia en el Big Bang también es una interpretación errónea que debido a la falta de información el hombre fabrica. Los Documentos no critican esto, al contrario, comentan que el conocimiento ganado a pulso es merecido. Lo único condenable es que se dogmatice a costa de eliminar vidas humanas en la hoguera o la superstición de la autoridad de turno.

¿Por qué los Reveladores nos amplían inmensamente el horizonte en algunos puntos y en otros no? Parece ser que solo entregan información adicional relacionada con la carrera ascendente humana tras la muerte y la evolución grupal de la humanidad en la Tierra. Sin embargo, evitan entrar en explicar todos los detalles o misterios. Prefieren no ahogar la imaginación humana. Ya nos han dado generosamente algunos andamios y soportes que nos liberan del temor y superstición y amplían el horizonte, pero nos toca a nosotros obtener algunas conclusiones durante los próximos mil años:

“La revelación es una técnica mediante la cual se le ahorran eras y eras de tiempo en el trabajo necesario de selección y para separar los errores de la evolución de las verdades de adquisición espiritual”. L.U 101:5.1

“No es posible formular clasificaciones completas y enteramente uniformes de las personalidades del gran universo porque no todos los grupos son revelados. Se requerirían numerosos documentos adicionales para cubrir la revelación ulterior necesaria para clasificar sistemáticamente todos los grupos. Dicha expansión conceptual difícilmente sería deseable porque privaría a los mortales pensantes durante los próximos mil años de ese estímulo por la especulación creadora que proporcionan estos conceptos parcialmente revelados. Es mejor que el hombre no reciba una revelación demasiado amplia; eso ahogaría la imaginación”. L.U 30:0.2

Citaré algunos ejemplos en los que se manifiestan los párrafos anteriores. Los Documentos nos arrojan luz y comentan taxativamente que los difuntos no regresan a la Tierra a comunicarse con nosotros. También indican que los Intermedios rebeldes fingieron ser difuntos antes de Pentecostés, pero desde esa fecha han estado arrestados. Esto es un alivio que nos libera del temor ancestral supersticioso y nos transmite la fuerza de los Hijos de Dios. Pero, ¿cómo explicamos entonces los casos de difuntos aparecidos? Los Documentos no lo explican. Dejan las cosas en este límite para nuestra imaginación creativa y que con cierta información repartida en algunos documentos podamos crear una especulación que quizás con el tiempo sea demostrada. Por ejemplo, una solución sería el ajuste espacio temporal que aún tiene la tierra y que provoca algunos "saltos espacio temporales". Otro caso sería el acceso mediante nuestro Ajustador a la información del Serafín custodio de las almas adormecidas de grupo, etc. Algo similar ocurre con los OVNIS, y otros asuntos técnicos y científicos que los humanos han de resolver. 

(735.2) 65:4.3 Muchas características de la vida humana ofrecen abundantes pruebas de que el fenómeno de la existencia mortal se planeó con inteligencia, y de que la evolución orgánica no es una mera casualidad cósmica. Cuando una célula viviente se daña, dispone de la capacidad de elaborar ciertas sustancias químicas que están facultadas para estimular y activar las células normales adyacentes de tal modo que éstas comienzan inmediatamente la secreción de ciertas sustancias que facilitan los procesos curativos en la lesión; a la par, estas células normales no lesionadas comienzan a proliferar —de hecho emprenden la creación de nuevas células para reemplazar toda célula compañera que pudiese haber sido destruida por este daño.

(735.3) 65:4.4 Esta acción y reacción química implicada en sanar la herida y reproducir las células es el resultado de haber optado los Portadores de Vida por una fórmula que engloba más de cien mil fases y características de reacciones químicas y repercusiones biológicas posibles. Sobrepasan medio millón los experimentos específicos realizados por los Portadores de Vida en sus laboratorios antes de acordar en esta fórmula para el experimento de la vida en Urantia.

(735.4) 65:4.5 El día que sepan más acerca de estos químicos curativos los científicos de Urantia, llegarán a ser más eficientes en el tratamiento de las lesiones, e indirectamente sabrán más acerca del control de ciertas enfermedades graves.

Los Documentos solo señalan la plataforma y la dirección. Pero declaran que no es admisible entregar esa información específica sobre esos químicos que poseen nuestras células para sanar las enfermedades. Pero quizás pronto los mismos humanos lo descubran. Solo dicen: ¡busquen en ese lado! Por ahí está la clave.

La Revelación inspira y muestra un camino, pero aún así el hombre debe ingresar experencialmente por el mismo.




3 comentarios:

  1. "Como los [mensajes] originales"

    Una entrada muy interesante... Dios no nos "responde" todo, sino que espera que nosotros mismos lleguemos a una conclusión... podemos ver nuevamente la libertad de pensamiento, experimentación e imaginación con la que Dios nos ha dotado.

    Quizás ha llegado el momento de empezar a usar esa libertad para el progreso personal y de los demás...

    ResponderEliminar
  2. dejan entrever q ahí está el secreto para curar el cáncer... ¿crees q eviten ahondar más en lo de las células por mero respeto a la "especulación creadora", o crees q haya otro motivo como por ejemplo la regulación de la densidad poblacional (las enfermedades diezman las especies, ya q somos muchos)? Yo me atrevería a decir q la cura del cáncer se postergará hasta q hayamos implementado la regulación reproductiva, como en el planeta vecino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Puesto que vuestro mundo ignora generalmente el origen de las cosas, incluso de las cosas físicas, ha parecido sabio proporcionarle de vez en cuando conocimientos de cosmología. Esto siempre ha causado problemas para el futuro. Las leyes de la revelación nos obstaculizan enormemente porque prohíben comunicar conocimientos inmerecidos o prematuros".

      "La humanidad debería comprender que nosotros, que participamos en la revelación de la verdad, estamos muy rigurosamente limitados por las instrucciones de nuestros superiores. No tenemos libertad para anticipar los descubrimientos científicos que se producirán en mil años. Los reveladores deben actuar con arreglo a las instrucciones que forman parte del mandato de revelar. No vemos ninguna manera de salvar esta dificultad, ni ahora ni en ningún momento del futuro".

      "Estos nuevos desarrollos los prevemos incluso desde ahora, pero se nos prohíbe incluir en nuestros escritos revelatorios esos hechos aún no descubiertos por la humanidad. Que quede muy claro que las revelaciones no son necesariamente inspiradas. La cosmología que figura en estas revelaciones no es inspirada. Está limitada por el permiso que nos han concedido para coordinar y clasificar el conocimiento de hoy en día. Aunque la perspicacia divina o espiritual sea un don, la sabiduría humana tiene que evolucionar".

      "La verdad siempre es una revelación: es una autorrevelación cuando emerge como resultado del trabajo del Ajustador interior, y es una revelación que hace época cuando es presentada mediante la actuación de algún otro agente, grupo o personalidad celestial". Páginas 101:4.1

      Eliminar