lunes, 13 de julio de 2015

Llegando a Plutón

Mañana la sonda Nuevo Horizonte de la NASA llegará al misterioso y lejano "planeta enano" Plutón. Aunque la discusión si Plutón es un planetoide o planeta está servida, lo importante es que Caronte (una de sus lunas) le orbita, y éste a su vez, orbita alrededor de nuestro Sol, lo cual técnicamente lo transforma en planeta, independiente de su tamaño. Estaremos expectantes ante las imágenes más cercanas al planeta.

Al respecto he recordado lo de los 12 planetas:

(656.3) 57:5.7 Esta gran columna de gases solares que de este modo se separó del sol posteriormente evolucionó para convertirse en los doce planetas del sistema solar. Los gases expulsados repercusionalmente del lado opuesto del sol en una compatibilidad mareomotriz con la extrusión de este gigantesco antepasado del sistema solar, se han condensado desde entonces para formar los meteoros y el polvo espacial del sistema solar; si bien buena parte de esta materia fue recobrada posteriormente por la grave-dad solar a medida que el sistema Angona retrocedía al espacio remoto.

Se nos declara que el Sol "robó" material a un sistema vecino llamado Angona. Esto causaría las extras órbitas de algunos de los planetas.

(656.6) 57:5.10 Júpiter y Saturno, siendo derivados del mismo centro de la enorme columna de gases solares sobrecalentados, contenían tanto material solar altamente recalentado que relucían con luz brillante y emitían enormes volúmenes de calor; fueron en realidad, por un corto plazo tras su formación como cuerpos espaciales separados, soles secundarios. Estos dos, los más grandes de los planetas del sistema solar, hasta la fecha siguen siendo en gran parte gaseosos, no habiendo llegado siquiera a enfriarse aún hasta el punto de la condensación o solidificación totales.

(656.7) 57:5.11 Los núcleos gaseosos en contracción de los otros diez planetas pronto alcanzaron la etapa de solidificación y así empezaron a atraer hacia sí cantidades cada vez mayores de materia meteórica que circulaba por el espacio cercano. Los mundos del sistema solar, por ende, tuvieron un origen doble: núcleos de condensación de gases, incrementados más adelante por la captura de enormes cantidades de meteoros. De hecho, aún continúan capturando meteoros, pero en cantidades mucho menores.

Cuando muchos habían cuestionado estas declaraciones de los años treinta, parece que ya hemos encontrado el resto de los planetas del sistema solar. Las características básicas son que orbiten en torno al Sol y no en torno a un planeta (como las Lunas de Júpiter). 

A parte del lejano Plutón, también tenemos a:

Eris, descubierto el año 2005, tiene una luna llamada Dysnomia y es similar al tamaño de Plutón (un 27% más grande). Eris es más lejano que Plutón. También se ha descubierto a Ceres,  Makemake (descubierto el 2005). También Sedna (descubierto el 2003) podría integrarse a la lista. Quizás esta clasificación sea modificada y no sea definitiva debido en relación a la forma casi esférica, lunas, etc, (algunos podrían ser considerados hasta asteroides), la cual finalmente es una categoría y clasificación humana, pero los recientes descubrimientos nos acercan al número de 12 planetas orbitando al Sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario