lunes, 13 de junio de 2016

¿Elementos "sagrados"?

Solo para mentes maduras. En más de una ocasión me pregunté porque la nación de Israel tenía ciertos elementos indicados directamente por Dios, que en realidad parecían verdaderos adminículos casi paganos.

Por ejemplo, se nos habla de las misteriosas piedras Urim y Tumim, que eran muy similares a las runas de otros pueblos. De las ocasiones que se registran en las Escrituras en las que se consultó a Jehová por medio del Urim y el Tumim, parece deducirse que la pregunta estaba formulada de tal manera que bastaba un “sí” o un “no” como respuesta, o, a lo más, una respuesta muy breve y directa. Esto me parece una especie de Quija casi “prehistórica”. Las piedras se arrojaban, y si coincidían las dos caras blancas boca arriba, significaba “sí”; si las dos eran negras, “no”, y si una era negra y otra blanca, no había respuesta. Varios comentaristas bíblicos creen que el Urim y el Tumim eran “suertes sagradas”.

Y esto de “echar suertes” era una costumbre frecuente indicada por el propio Dios de Israel. En la Biblia la costumbre de echar suertes se menciona con relación a la selección de los machos cabríos para Jehová y para Azazel en el Día de Expiación. Se echaron suertes para determinar el orden en que rendirían servicio en el templo las 24 divisiones sacerdotales. El secretario de los levitas escribió los nombres de los cabezas de las casas paternas, y mediante las suertes se iban seleccionando los nombres de acuerdo a un orden establecido. También se asignó de esta manera a los levitas que rendirían servicio en el templo como cantores, porteros, tesoreros, etc.  Después de regresar del exilio, se echaron suertes respecto al suministro de leña para el servicio del templo, así como para designar quién se trasladaría a Jerusalén.

El Dios de Israel mandó que la división de la Tierra Prometida entre las doce tribus se llevase a cabo por sorteo. (Nú 26:55, 56.) El libro de Josué contiene una consideración detallada de la división, y la palabra “suerte(s)” aparece más de veinte veces en los capítulos 14–21. Se echaron suertes delante de Jehová junto a la tienda de reunión, en Siló, y bajo la supervisión de Josué y del sumo sacerdote Eleazar.  Las ciudades levitas también se seleccionaron por sorteo. Hasta la Obra Perspicacia admite  que “Jehová hizo caer la suerte de manera que encajase con su profecía previa sobre la ubicación general de las tribus. (Gé 49.)”.

¿Caer suerte? ¿Por qué el Dios Verdadero si ya tenía profetas u hombres de visiones como conductos tendría que recurrir al supuesto azar para indicar sus propósitos en asuntos tan importantes? ¿Acaso no es condenado el Azar como un asunto negativo? Hasta los apóstoles persisten en esa costumbre tradicional de todo oriente en relación al azar y la suerte. ¿No le parece sorprendente que una aparente religión revelada tuviese aún anclado esos conceptos de supuesta manifestación Divina? Las piedras videntes, las runas y este tipo de elementos de consulta es idéntico en muchas culturas llamadas paganas.

(967.4) 88:1.2 Los primeros fetiches fueron pedregullos con marcas peculiares, y desde entonces el hombre ha buscado las «piedras sagradas»; un hilo de cuentas fue antiguamente un hilo de piedras sagradas, una serie de amuletos.

Otro caso interesante es el asunto del Arca de la Alianza y los Querubines. Los israelitas no fueron los primeros en establecer el prototipo de los ángeles y seres alados. Los sumerios, egipcios y asirios ya tenían con mucha anterioridad imágenes casi idénticas a los querubines.

(969.3) 88:2.5 Moisés, al agregar el segundo mandamiento al antiguo código moral de Dalamatia, hizo un esfuerzo para controlar la adoración de los fetiches entre los hebreos. Indicó cuidadosamente que no se debían hacer imágenes que pudieran ser consagradas como fetiches. Lo expresó claramente: «No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra ni en las aguas de la tierra». Aunque este mandamiento retrasó mucho el arte entre los judíos, también disminuyó la adoración a los fetiches. Pero Moisés era demasiado sabio como para intentar desplazar en forma repentina a los antiguos fetiches, por consiguiente, consintió en colocar ciertas reliquias junto a la ley en el altar combinado de guerra y santuario religioso que fue el arca.

Una lectura cuidadosa de las Escrituras que la humanidad considera sagradas, nos revela que es improbable que el mismo y excelso Dios supremo hubiese mantenido tanto contrasentido al permitir algunos restos de paganismo infiltrados en su sistema religioso. 

Más bien nos damos cuenta que ese sistema religioso llamado religión hebrea fue un sincretismo del genial Moisés quién elaboró muchos de los contenidos atribuidos a Dios, con el fin de hacer una transición a un concepto mejor. Pero esto es la prueba de la religión evolutiva y con algunos tintes de revelación.


Con las épocas posteriores la Humanidad aún no se libera de algunos de éstos elementos, millones persisten en ellos, creyendo en el azar o en las reliquias sagradas. Nosotros tratemos de dejar atrás todos estos elementos primitivos e infantiles de las eras fetichistas de la humanidad. Nuestra meta es la religión revelada interior que nos une al Padre viviente, y no a intermediarios, portavoces, sean éstos hombres, piedras místicas o artefactos sagrados.

10 comentarios:

  1. TERAFÍN
    Estatuillas de dioses domésticos y que no representaban una deidad particular. Eran de diferentes tamaños (Genesis 31:19 , 30, 34; 1 Samuel : . 19:13), y es probable que fueran considerados como amuletos de buena suerte; se les hacían preguntas (Ezequiel 21:26 ; Zacarias 10:2 ). El nombre está en plural, pero tiene en ocasiones el significado de un singular (1 Samuel : . 19:13).
    Los babilonios tenían terafines (Ezequiel 21:26 ). Raquel se llevó los de Labán (Genesis 31:19 , 34) sin saberlo Jacob (Genesis 31:32 ). Después de la matanza de Siquem, el patriarca hizo eliminar todos los dioses extraños que tenían los miembros de su clan, y los enterró (Genesis 35:2 4). En la época de los Jueces, un hombre llamado Micaía poseía un santuario privado con sacerdote, efod, terafín (Jueces 17:5 ) y también ídolos de metal (Jueces 17:4 ; 18:14). Unos hombres de la tribu de Dan los tomaron para su propio uso (Jueces 17:20 ). Samuel asimiló el culto a los terafines con la hechicería (1 Samuel : . 15:23). Mical, esposa de David, parece que lo practicaba (1 Samuel : . 19:13). También lo practicaban los israelitas del reino del norte (Oseas 3:4 ). El rey Josías destruyó los terafines y los otros ídolos (2 Reyes 23:24 ). Después del exilio, había israelitas que aún consultaban a los terafines (Zacarias 10:2 ).

    ResponderEliminar
  2. Porque el Libro de Urantia dice: ni abajo en la tierra ni en las aguas de la tierra».
    Dicen las biblias: ni en las aguas debajo de la tierra.

    Sera que corrige ese texto puesto que no se podia hacer imagenes de agua que no podian ver.

    ResponderEliminar
  3. en ingles dice el LU: or in the waters of the earth.”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente:

      La Biblia de las Américas
      No te harás ídolo, ni semejanza alguna de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.

      La Nueva Biblia de los Hispanos
      "No te harás ningún ídolo (imagen tallada), ni semejanza alguna de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.

      Reina Valera Gómez
      No te harás imagen, ni ninguna semejanza de cosa que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.

      Traducción del Nuevo Mundo
      ”No debes hacerte una imagen tallada ni una forma parecida a cosa alguna que esté en los cielos arriba o que esté en la tierra debajo o que esté en las aguas debajo de la tierra.

      El Libro corrige varias expresiones bíblicas que posiblemente son el producto de las "manos humanas" que intervienen en el proceso.

      Eliminar
    2. Lo anterior es un golpe en la nariz a aquellos que sin estudios han argumentado que el Libro de Urantia citaba textualmente de la Biblia.

      (606.2) 53:5.6 «Había guerra en los cielos; el comandante de Micael y sus ángeles lucharon contra el dragón (Lucifer, Satanás y los príncipes apóstatas); y el dragón y sus ángeles rebeldes lucharon pero no prevalecieron».

      En las Biblias aparece "Miguel y sus ángeles". Aquí explica que era realmente el "Comandante de Miguel"....

      Hay muchos casos más.

      Eliminar
  4. prefiero al portavoz que es Cristo.

    El analisis es muy vago como para hacer equivaler ciertas situaciones con el paganismo.
    Para muestra un boton: si aun asi ni siquiera hubiese existido ni querubines, ni turim ni umin, etc, se podria decir que el Dios de Israel habria escogido a los mismos seres humanos que contenian carne, similar a los seres que adoraban dioses paganos, por lo cual sería "lo mismo", ya que el Dios del Cielo y la Tierra es un Espiritu.

    El hecho de que la Biblia narre la tremenda diferencia de juicio entre acoger el becerro de oro respecto del arca con querubines, muestra mucho la diferencia de criterio de parte de Dios generando evidencia que no se basa en equivalencias formalistas.

    La matanza desarrollada por Elias a los 120 profetas falsos son las mismas caracterisiticas de las matanzas que hacian las naciones ¿y por eso se podría decir que Elias acogió el paganismo? ¿por las formas?, pero no dudais en exponer que Elias tuvo una relacion tan cercana con su ajustador que fue tomado como alto desarrollo y por eso fue tomado de la Tierra y no como a cualquier ser humano.

    Lo mismo se puede decir cuando tomás la evolución porque la Biblia dice que en Genesis 'el agua engendro': CASUALMENTE en ese instante es la Biblia la que informa con autoridad la situacion y no es un intencionalismo del escritor humano por querer mostrar una exhaltacion de las cualidades de la tierra. Pero no dudaís en exponer ciertas peculiaridades de lo que pensaba el escritor humano del libro, siendo que no tenemos antecedentes fidedignos ni podemos preguntarles que era lo que estaba pensando.

    No. No cuadra el criterio con razonamiento. Solo con argumentacion.

    Es solo tratar de cambiar las cosas para tendenciar la logica con el objetivo de cambiar la historia basandose en las creencias que establece un libro externo. Y eso en cualquier tribunal humano sería tomado como calumnia.

    Siendo asi, quien sabe, quizas en 15 mil años mas una nueva revelacion indique que el pecado era lo correcto, pero el sistema evolutivo humano tenia que entenderlo paso a paso...
    No terminamos nunca, ya que una evolucion estaría cambiando para siempre la forma de la verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece sumamente engorrosa tu argumentación. Es irse por las ramas para intentar explicar lo obvio y que es muy claro.

      A propósito, los carácteres hebreos más primitivos del Nombre YHWH están asociados a un Becerro, pero no podrías soportar esta información.

      Eliminar
    2. Y eso que no hemos analizado la relación de Jehová y los Baales. Jehová Baal.

      Eliminar
  5. "Como los [mensajes] originales"

    Concuerdo totalmente contigo: Tener una relación personal con el Padre sin fetiches, objetos sagrados... y sin intermediarios...

    ResponderEliminar