miércoles, 1 de junio de 2016

La Fundación Urantia

El viejo edificio de la Fundación Urantia en Chicago
Pocas veces en este sitio he realizado comentarios sobre la Fundación Urantia, la custodia del texto original de los Documentos de Urantia. 

En un mundo donde proliferan las religiones y grupos sectarios, habría sido peligroso para la misma integridad textual y conceptual de Libro, que éste no fuera preservado con rigurosidad. Fue vital la existencia de la Fundación. En su Declaración de Fideicomiso, ésta Fundación declaró:

“Será el deber principal de los fideicomisarios de preservar intacto en perpetuidad el texto de El libro de Urantia, y los fideicomisarios emplearán los medios, métodos y facilidades, y aplicarán y gastarán la proporción del patrimonio del fideicomiso que a juicio de los fideicomisarios sea necesaria, propia, o apropiada, para la preservación y custodia de copias del texto original de El libro de Urantia, debidamente autenticadas por los fideicomisarios”.

También la Fundación ha emprendido el vasto trabajo de comenzar a traducir el Libro de Urantia a más idiomas. Como iremos analizando, es una tarea monumental, ya que los miembros de la Fundación son relativamente pocos.

Con una Revelación de tal calibre y magnitud, cuan fácil habría sido caer en la tentación de formar una Organización religiosa, cuan fácil habría sido empezar a formar corporaciones y una intricada red de funcionarios y trabajadores. Cuan tentador habría sido crear entidades legales para adquirir varios edificios, iglesias, salones del reino, templos y construir decenas de Sucursales asumiendo un poder inmobiliario en ciernes, tal como ocurre con la Sociedad Watchtower de los testigos de Jehová y otras religiones como la Iglesia Mormona, Adventistas, Cientología, etc. Todas las cuales adquieren poder y riquezas, y que se han vuelto multinacionales. Incluso evitando la actitud de aquellos cultos OVNIS más excéntricos como los Raelianos. Aún teniendo un material para hacer todo aquello y mucho más, la Fundación Urantia lo ha evitado de forma ejemplar y única.

Es digno de comentar que la Fundación Urantia aún mantiene el viejo edificio de principios del siglo XX en Chicago, un edificio con más de 100 años, creando un paisaje atípico en el 533 W Diversey Pkwy de Chicago, en medio de la modernidad e inmensos edificios que alrededor de la Fundación se construyen. Y aún así la Fundación no ha emprendido ninguna obra de construir edificios modernos argumentando necesidades tal como lo suelen hacer otras organizaciones.



Los miembros de la Fundación Urantia

¿Y qué podemos decir de los miembros de la Fundación? Podrían haberse fácilmente erigidos los líderes de una Nueva Religión, un “cuerpo gobernante”,  el único canal de Dios en la Tierra, podrían haber sido mantenidos materialmente por otros, haber argumentado que tenían que vivir para la obra de Dios y recibir donaciones para vivir a “cuerpo de rey”, y sin embargo, son personas comunes y corrientes de varios antecedentes que tienen sus propias vidas, sus propios trabajos, y que jamás han intentado crear un “Credo Urantiano”, una Organización que dicte pautas e instrucciones para gobernar la vida de las personas, con la tentación de alzarse sobre otros.

Veamos algunos antecedentes de algunos miembros de la Fundación:

Judy Van Cleave es miembro de la Fundación y fideicomisaria. Judy vive en Boise (Idaho, EEUU), donde ella, su marido y su familia trabajan juntos en un negocio de instalación de calefacción y aire acondicionado, que crearon en 1976. Mientras cuidaba de su familia, Judy sirvió como voluntaria y como miembro de junta en varias organizaciones locales relacionadas con las actividades de los niños.

Mo Siegel tiene 59 años de edad y se ha dedicado la mayor parte de su vida a la industria alimentaria. Es  fideicomisario. 

También tenemos a Georges Michelson-Dupont que nació en París (Francia) en 1947. Se casó con Marlène, lectora de El libro de Urantia, en 1971, y tiene dos hijas mayores. Es ingeniero metalúrgico. Georges y Marlène son dueños de una compañía que manufactura elementos de iluminación y muebles. El está encargado de la traducción a otras lenguas.

Marilynn Kulieke también es miembro de la Fundación y ha tenido grandes responsabilidades. Marilynn vive en Lincolnshire (Illinois, EEUU), con su esposo y varios perros y gatos. Profesionalmente tiene un doctorado en Psicología de Investigación Educativa y trabaja para el GAINS Education, que ofrece inspecciones, investigación y servicios de evaluación a escuelas y distritos escolares.

Guy Perron es profesor-facilitador. Es padre de dos mujeres jóvenes de 27 y 25 años. Guy vive en Montreal (Canadá), donde obtuvo su grado en comunicaciones y de MBA ejecutivo. El  trabaja  para promover la buena nueva del reino en sus interacciones diarias y en grupos de estudio, seminarios y conferencias.

Line St-Pierre s es canadiense francófona y vive en la localidad de Ste-Sophie (Quebec). Está casada, es madre de dos hijos y abuela de dos nietas. Ha trabajado en una compañía de telecomunicaciones como representante de servicios y vendedora.

Lleva leyendo El libro de Urantia desde 1996, día en que sintió a Dios dentro de su alma, transformándola y dándole un significado y propósito profundo a su vida. El servicio fue la palabra clave, y ahí comenzó su viaje consciente. Ha estado implicada en la diseminación del Libro de Urantia desde 2001 y ha viajado con su marido, Gaétan Charland, a muchos países de todo el mundo dando servicio a la Revelación Urantia. Line es miembro del consejo de representantes de la Asociación Urantia Internacional, y es vicepresidenta de la Asociación Urantia de Canadá.

Ha organizado seminarios y conferencias espirituales, ha facilitado talleres y coorganizado un grupo de estudio con su marido durante los últimos 13 años. Line también trabaja como voluntaria en su comunidad local, con un grupo de personas que sufren ataques de ansiedad y pánico.

Todos los días aprende que es más importante amar que tener razón.

Marta Elders es fideicomisaria de la Fundación Urantia. Marta lleva estudiando El libro de Urantia desde 1970 y se ha comprometido a vivir y diseminar sus enseñanzas desde entonces. Marta es psicóloga acreditada de orientación psicopedagógica y ejerce en Connecticut y Nueva York, donde trabaja con individuos, parejas y grupos.

Ralph Zehr es médico. El libro de Urantia y sus enseñanzas profundas y avanzadas se convirtieron en parte de la vida de Ralph y de su esposa Betty en otoño de 1967, mientras ejercían como médicos en Ghana. Su impacto fue inmediato y sigue creciendo después de más de 40 años. Ralph es un radiólogo retirado a finales de 2009, tras 45 años de práctica médica. Además de esta práctica, su experiencia profesional incluye la de director de Programa de Residencia de Radiología, nombramiento como profesor clínico adjunto, miembro del Comité de Educación, jefe del Departamento de Radiología, miembro de la Junta de Fideicomisarios de la Guthrie Healthcare System, director jefe de la revista Guthrie Journal, secretario, vicepresidente y presidente del equipo médico de más de 200 médicos internos.

Betty y Ralph han acogido grupos de estudio en su casa durante muchos años y han tenido vidas dedicadas ayudar a otros a conocer la Revelación.

Richard Jernigan descubrió El libro de Urantia en 1977. Criado en una familia religiosa, El libro de Urantia le ofreció respuestas inteligentes y plausibles a las preguntas sobre Dios, la ciencia, la historia bíblica y el propósito de la vida. “Me inspira todos los días y forma completamente mi visión del mundo,” dice. “Lo llamo la gran explicación.”

El fue empleado de manera continua en la industria audiovisual desde 1982, y aprovecha de emplear activamente sus habilidades para promover El libro de Urantia. Su documental basado en El libro de Urantia, donde visita los lugares de Israel y los territorios de Palestina donde Jesús vivió y enseñó.

Víctor García-Bory descubrió El libro de Urantia en 1993. Ha estado implicado en proyectos patrocinados por la Fundación Urantia desde mediados de los 90. De 2001 a 2004 estuvo sirviendo como encargado de la sección española de la Fundación Urantia. Nacido y criado en Ciudad de México, Víctor vive ahora en Nueva York con su esposa Ying y su hijo Miguel. Ha pasado la mayor parte de su carrera profesional dedicado a la mercadotecnia multicultural para organizaciones de primera clase en Latinoamérica, Europa y los EEUU. Víctor es miembro de varias organizaciones profesionales, culturales, educativas y comerciales.

Todas éstas personas de distintos antecedentes como dueñas de casa, madres, vendedores, profesionales y voluntarios en distintas organizaciones humanitarias y de ayuda a su comunidad son miembros de la Fundación Urantia. Tienen sus propias vidas y trabajos, se costean sus viajes para la promoción del Libro. 

Ellos  han resistido la tentación de fundar una religión. Tampoco dictan reglas a los grupos en el mundo que autónomamente deseen expresar sus sentimientos libres hacia los Documentos de Urantia.


Encuentro de lectores de los Documentos


Estos miembros tienen vidas verdaderamente inspiradoras, disfrutan de la libertad religiosa que llena y da gozo al alma, aman el servicio a otros seres humanos, son personas autorealizadas y contribuyen con una Revelación que tiene el potencial de transformar el mundo.

Y la expansión no invasiva del Libro lentamente ha progresado con éxito. De forma paciente y firme han avanzado en estos 60 años.  Hoy trabajan en una traducción al chino y más idiomas. Se está llegando a muchos países en el mundo. Y no han necesitado realizar un ruido estridente para hacerlo.

El libro se ha traducido hasta ahora al alemán, coreano, español, estonio, finés, francés, holandés, húngaro, italiano, lituano, polaco, portugués, ruso y sueco, y se ha distribuido en los países donde se hablan estos idiomas. Están en marcha las traducciones al chino, japonés y parsi (persa), y hay otras traducciones hechas por lectores como trabajo desinteresado que están bajo revisión y que la Fundación Urantia podría publicar en el futuro 
Una vez se imprime una traducción, comienza el trabajo de revisión y corrección. Una traducción no termina jamás; siempre hay lugar para mejoras. Equipos de revisores trabajan con el responsable de Traducciones para mejorar las traducciones ya publicadas. Actualmente hay equipos que trabajan con el texto en español, francés, portugués, ruso y coreano.
 ¡Qué ejemplo y que inspiración!


10 comentarios:

  1. Anhelo esa libertad espiritual. Nada de vigilancias, temores, miedos y controles que nos dañan emocionalmente, y que las religiones nos provocan.

    ResponderEliminar
  2. Wooooow siiii que inspiración, de hecho siento que no estoy haciendo nada por difundir las buenas nuevas, aj tú crees que pueda empesar a recomendar el libro de urantia.....? bendiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las Buenas Nuevas realmente no tienen que ver necesariamente con el Libro de Urantia. Te recomiendo que empieces hablando de la hermandad entre los hombres y paternidad de Dios. Eso es realmente hablar del Reino. Los otros son los Mensajeros, ya sea Jesús o Urantia.

      Pero cuando hablamos del mensajero en exceso, muchas veces terminamos desviando el mensaje hacia el mensajero y no el mensaje.

      Por favor lee este post:

      http://estudiosdelasescrituras.blogspot.cl/2015/02/como-abordar-los-problemas-humanos-como.html

      Eliminar
    2. La Fundación Urantia es importante por el propósito de proteger al mensajero. Pero notad que ellos en sus propias vidas personales realmente proclaman el Reino al espiritualizar cada ámbito, sea laboral, comunitario y personal.

      Te recomiendo trabajar en una comunidad, y allí espiritualizar con tu nueva visión e impregnar con la hermandad y Paternidad de Dios.

      Eliminar
  3. He vivido estos últimos cuatro años re-ordenando mi espiritualidad gracias a una pregunta realizada en momentos de duda y aflicción humana a la idea que concebia de Dios. Desde entonces ese genuino deseo de hallarle me ha cambiado en muchos aspectos para bien, y aunque por mi formación cristiana tenía bases, lo más importante ha sido poder servir a mi prójimo y mis hermanos espirituales desde el lugar, las condiciones de vida que tengo y el mundo que conozco.
    Si a modo de ejemplo lo colocara pudiese relacionarlo a un trasteo; En una empresa de mudanzas realizaría por el salario el servicio, en el caso de una persona necesitada por ayuda y sin medios lo realizaría por extender una mano en momentos como aquella mudanza. Pero a dónde la revelación del libro de Urantia me ha llevado es tal como si aquel amigo necesitado de ayuda en su mudanza me llama y sin pensarlo voy en su ayuda y con afecto amistoso estoy alli.
    Aunque los tres son servicio la diferencia radica en la apreciación de ellos. Hoy procuro hacer mi trabajo con poco de los tres, mi ayuda de la misma forma y mi amistad también. Pero esa apreciación no surgió tan fácil sino a través del servicio. Mi trabajo es ser artesano del metal y por ese medio mi servicio ha sido probado en 20 años y mejorado últimamente gracias a la lectura constante del Libro de Urantia.

    ResponderEliminar
  4. He vivido estos últimos cuatro años re-ordenando mi espiritualidad gracias a una pregunta realizada en momentos de duda y aflicción humana a la idea que concebia de Dios. Desde entonces ese genuino deseo de hallarle me ha cambiado en muchos aspectos para bien, y aunque por mi formación cristiana tenía bases, lo más importante ha sido poder servir a mi prójimo y mis hermanos espirituales desde el lugar, las condiciones de vida que tengo y el mundo que conozco.
    Si a modo de ejemplo lo colocara pudiese relacionarlo a un trasteo; En una empresa de mudanzas realizaría por el salario el servicio, en el caso de una persona necesitada por ayuda y sin medios lo realizaría por extender una mano en momentos como aquella mudanza. Pero a dónde la revelación del libro de Urantia me ha llevado es tal como si aquel amigo necesitado de ayuda en su mudanza me llama y sin pensarlo voy en su ayuda y con afecto amistoso estoy alli.
    Aunque los tres son servicio la diferencia radica en la apreciación de ellos. Hoy procuro hacer mi trabajo con poco de los tres, mi ayuda de la misma forma y mi amistad también. Pero esa apreciación no surgió tan fácil sino a través del servicio. Mi trabajo es ser artesano del metal y por ese medio mi servicio ha sido probado en 20 años y mejorado últimamente gracias a la lectura constante del Libro de Urantia.

    ResponderEliminar
  5. Gracias amigo AJ. Bendiciones

    ResponderEliminar
  6. Solicitan contribución voluntaria como la WT

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también puedo pedir aportes voluntarios.

      El problema es como los usan, hay quienes "viven a cuerpo de rey" con los donativos de otros y juegan a la industria inmobiliaria como lo hace la WT con su ventas de edificios en 1000 millones de dólares.

      ¿Puedes comparar eso con el pequeño edificio que usa la Fundación desde hace 100 años?

      http://www.brooklyneagle.com/articles/2016/5/16/jehovahs-witnesses-put-69-adams-st-dumbo-sale

      Eliminar
  7. "Como los [mensajes] originales"

    Verdaderamente inspirador... y como dice el primer comentario: Que gran ejemplo de lo que se puede lograr viviendo en libertad espiritual...

    Adicionalmente, has resumido muy bien el mensaje del Reino: Hablar con otros de la Paternidad de Dios y la hermandad entre los seres humanos...

    ¡Excelente!...

    ResponderEliminar