domingo, 17 de julio de 2016

La maldad y su verdadero castigo

“Hay muchas maneras de considerar el pecado; pero desde el punto de vista filosófico del universo, el pecado es la actitud de una personalidad que deliberadamente resiste la realidad cósmica. Se puede considerar el error como un concepto erróneo o una deformación de la realidad. La maldad es una realización parcial de las realidades del universo o una falta de adaptación a ellas. Pero el pecado es una resistencia intencional a la realidad divina —el optar conscientemente oponerse al progreso espiritual— en tanto que la iniquidad consiste en desafiar abierta y persistentemente la realidad reconocida y supone tal grado de desintegración de la personalidad que raya en la locura cósmica.” (754.5) 67:1.4

El destino para estos pecadores impenitentes es la disolución de la personalidad y la no resurrección. Esta identidad no entra en la dinámica de la verdadera realidad cósmica. 

Pero Dios no necesita un garrote para arreglar su creación. Estos individuos simplemente no resucitarán. De la misma forma como los genocidas nazis alemanes que mataron a millones no recibieron una descarga de un rayo divino, así los inicuos como "la hierba verde dejarán de ser". 

El Padre Universal es tan sabio que ha diseñado mecanismos tan perfectos que no necesita "intervenir" externamente en la naturaleza o en los hechos del mundo físico para penalizar asuntos que son originados en el mundo interior del hombre, en su alma. 

10 comentarios:

  1. Los pecadores impenitente son por lo tanto inicuos? Y los que optan conscientemente al progreso espiritual? Van camino a la iniquidad?
    Puedes explicar mas al respecto? Ejemplos bíblicos puedes poner de unos y de otros? Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1- "El error es un concepto erróneo o una deformación de la realidad"

      2- "El pecado es una resistencia intencional a la realidad divina"

      3- "la iniquidad consiste en desafiar abierta y persistentemente la realidad reconocida y supone tal grado de desintegración de la personalidad que raya en la locura cósmica"

      Eliminar
    2. “‘No es extraño que hagas estas preguntas, puesto que estás comenzando a conocer al Padre así como yo lo conozco, y no como los profetas hebreos tan nebulosamente le veían. Bien sabes que nuestros antepasados estaban dispuestos a ver a Dios en casi todas las cosas que sucedían. Buscaban la mano de Dios en todas los acontecimientos naturales y en cada episodio poco común de la experiencia humana. Relacionaban a Dios tanto con el bien como con el mal. Pensaban que había ablandado el corazón de Moisés y endurecido el corazón del faraón. Si el hombre sentía un fuerte impulso por hacer algo, bueno o malo que fuera, tenía por costumbre considerar estas emociones inusitadas diciendo: `el Señor me habló y me dijo, haz esto y aquello, o ve aquí o allí'. Así pues, ya que los hombres tan a menudo y tan violentamente caen en la tentación, se tornó costumbre de nuestros antepasados creer que Dios los conducía a la tentación para probarlos, castigarlos o fortalecerlos. Pero ya sabes que no es así. Sabes que los hombres demasiado frecuentemente son conducidos a la tentación por el ímpetu de su propio egoísmo y los impulsos de su naturaleza animal". (1738.3) 156:5.4

      Eliminar
    3. “«El mal es la transgresión inconsciente o sin intención de la ley divina, la voluntad del Padre. El mal es, del mismo modo, la medida de la imperfección de la obediencia a la voluntad del Padre.

      “«El pecado es la transgresión consciente, conocedora y deliberada de la ley divina, la voluntad del Padre. El pecado es la medida de la renuencia a la guía divina y a la dirección espiritual.

      “«La iniquidad es la transgresión voluntaria, decidida y persistente de la ley divina, la voluntad del Padre. La iniquidad es la medida del rechazo constante del plan amante del Padre para la supervivencia de la personalidad y del ministerio misericordioso de los Hijos para la salvación.” (1660.2) 148:4.3

      Eliminar
  2. No se por que ,desde hace un tiempo ,me a dado con pensar que Todos vamos a resucitar,por lo menos de esta primera muerte.
    Pienso que Dios les va a dar a Todos la oportunidad de conocer a plenitud cual es el camino y el destino final de la humanidad , (que para mi es fusionarnos con Dios mismos)Es lo que creo con todo mi corazon.
    No creo que este sea un mundo "justo" como para definir o desintegrar con solo esta experiencia de vida,nuestra personalidad.
    Solo creo que para algunos el camino será más largo,le tomará más tiempo,pero Todos llegaremos;se que esto es asumir que Todos queremos lo mismo.
    Yo veo la vida como un continuo crecimiento,y sino quieres crecer más, simplemente te mueres.
    Veo al pecado como esa resistencia a crecer.
    El otro día estaba pensando "porque creer e Dios" en esta personalidad que es la fuente de todo. Entonces vino a mi está voz y me dijo que él era el "destino final" entonces para que recorrer el camino si no crees en el destino. Poe ejemplo nadie emprende el camino a un país que no cree que exista,si crees, podrás desviarte,retrasarte pero al final llegaras, si eso es lo que quieres.
    El principio es creer en Dios y después recorrer el camino.

    ResponderEliminar
  3. Sera que Judas no resucito luego de mil años.

    ResponderEliminar
  4. Mateo 12:31 ”Por este motivo les digo: Toda suerte de pecado y blasfemia será perdonada a los hombres, pero la blasfemia contra el espíritu no será perdonada.

    Tiene alguna relación con este estudio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el hombre da una patada al Ajustador que le habita....

      Eliminar
    2. Alguien puede dar una patada al ajustador en cierta situación y luego arrepentirse?
      O que el ajustador vuelva? Es decir, con tan solo un acto de iniquidad estas perdido?

      Eliminar
    3. Por favor lee ésta entrada:

      ¿Existen las personas sin Alma?

      http://estudiosdelasescrituras.blogspot.cl/2015/08/existen-las-personas-sin-alma.html

      Eliminar