jueves, 16 de febrero de 2017

Agente de cambio en tu organización

Pregunta Anónimo  23 de enero de 2017:
¿Como puede ser un agente de cambio, en su organización, un Testigo de Jehová que estudia el Libro Urantia?

Respuesta: Anteriormente he contestado esta pregunta y la respuesta es la misma. Haz lo mismo que hizo Jesús en su vida al vivir bajo el sistema Hebreo. Solo exalta aquellas verdades sobre el Padre Celestial.

Otra ilustración les habló: "El reino de los cielos es semejante a la levadura, que una mujer tomó y escondió en tres grandes medidas de harina, hasta que toda la masa quedó fermentada". - Mat. 13:33
.
Nuevamente se nos dice que el reino es algo que crece gradualmente. Aquí se enfatiza que está escondido en la masa, pero que tiene tal poder transformador, tal potencial,  que logra la fermentación de toda la masa. Y he aquí que el reino está en aquellos practicantes vivientes del mensaje de Jesús, aquellos que lo han encontrado,  repartidos silenciosamente como levadura en toda la masa de la humanidad. Estos hombres y mujeres son la  clave para la activación de la venidera y gloriosa transformación de la humanidad por venir. ¿Eres tú uno de ellos?

Si aún vives en el área de la religión organizada debes usar las mismas herramientas que tienes a tu mano para embellecer y potenciar el mensaje de Jesús.  

Cristo mismo nos dejó ese ejemplo. El hábilmente potenció y escogió lo mejor de las Escrituras Hebreas para resaltar al Padre Celestial. El supo separar la paja del trigo, y exaltar la verdad sobre el error.

(1767.4) 159:4.2 Aunque contienen los mejores pensamientos y los anhelos más elevados del pueblo judío, también contienen mucho que está lejos de ser representativo del carácter y de las enseñanzas del Padre en el cielo; por lo tanto, yo debo elegir, entre las mejores enseñanzas, aquellas verdades que han de recogerse para el evangelio del reino.

(1770.1) 159:5.9 Jesús no vaciló en apropiarse de la mejor mitad de las Escrituras, repudiando al mismo tiempo las porciones menos valiosas. Su gran exhortación, «ama a tu prójimo como a ti mismo», la tomó de las Escrituras en donde dice: «No te vengarás contra los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo». Jesús se apropió de la porción positiva de esta escritura, rechazando, al mismo tiempo, la porción negativa. Aun se oponía a la no-resistencia negativa o puramente pasiva. Dijo: «Cuando un enemigo te bofetea, no reacciones pasiva y tontamente, sino vuelve la otra mejilla en actitud positiva; o sea, haz lo mejor posible para alejar activamente a tu hermano errado de los caminos del mal y conducirlo hacia los caminos mejores de la vida recta». Jesús exigía que sus seguidores reaccionaran positiva y enérgicamente en toda situación de la vida. El acto de volver la otra mejilla, o lo que esa acción pudiera tipificar, exige iniciativa, requiere una expresión vigorosa, activa y valiente de la personalidad del creyente.

Cómo vivir la lección

Si eres un JW puedes hacer lo mismo que el Maestro. Por ejemplo al predicar de casa en casa o en las calles (incluso al conversar con otros miembros JW ) puedes enfatizar el carácter amoroso de Dios como Padre de nosotros, algo que de alguna forma sale mencionado en las mismas publicaciones (aunque de forma vaga), y sin entrar en controversias más directas doctrinales sobre “Los hijos de Dios”, “Los ungidos”, etc.

Pues bien, tú mismo potencia algunas  declaraciones escritas que tangencialmente tocan el asunto de la Paternidad de Dios. Siembra la semilla, sin combatir otras declaraciones ni entrar en tecnicismos:

1) El tratado "¿Dejaremos de sufrir algún día?" dice en el segundo punto de la página 3:


"A Dios le importa cada persona".
¡Pues resalta y enfatiza eso!

-------------------------------------------------
2) El folleto "Escuche a Dios" dice en su segunda página:


"Dios nos quiere como un padre". Dale más énfasis y realza esa frase.


-----------------------------------------------------------------------------------


3) El libro "¿Qué enseña realmente la Biblia?" 
dice en la página 16 párrafo 21:

"Poco a poco irá entendiendo por qué nos anima la Biblia a verlo como nuestro Padre (Mateo 6:9). No solo nos dio la vida, sino que desea que la vivamos del mejor modo posible, lo mismo que todo buen padre quiere para sus hijos (Salmo 36:9)". ¡Pues resalta y enfatiza eso!

--------------------------------------------------------------------------------------


4) El libro "Acerquémonos a Jehová" dice en la página 10, párrafo 11:

"Jehová también es un Padre amoroso. Dentro del marco de sus normas perfectas, no hay nada que no pueda llegar a ser a fin de brindar los mejores cuidados a sus hijos terrestres. Así pues, su nombre nos invita a verlo como el Padre ideal (Santiago 1:17)".

Puedes comentar lo anterior para enfatizar el entendimiento sobre el Nombre de Dios, incluso en conversaciones con testigos.

Y en la página 15, párrafo 21 y 23 se dice:

"¿Ha visto alguna vez a un niño señalar a su padre y, con toda inocencia, al tiempo que lleno de orgullo y alegría, decir a sus amigos: “Ese es mi papá” ? Los adoradores de Jehová tienen innumerables razones para sentirse así respecto a él. La Biblia predice que llegará el día en que los fieles exclamarán: “¡Miren! Este es nuestro Dios” (Isaías 25:8, 9). Cuanto más conozcamos sus cualidades, más seguros estaremos de tener el mejor Padre de todo el universo".

"Nuestro Padre quiere que estemos cerca de él. Su Palabra nos insta a ‘buscarlo a tientas y verdaderamente hallarlo, aunque, de hecho, no está muy lejos de cada uno de nosotros’ (Hechos 17:27)". 


------------------------------------------------------------------------------------


5 ) Y la Atalaya 
del 1 de abril del año 2010 dice en la página 7, párrafo 1:

"Padre celestial. Como vimos, Jesús es el Hijo unigénito de Dios. Por eso, no es de extrañar que en la mayoría de las ocasiones utilizara el título “Padre” para referirse a él. De hecho, las primeras palabras de Jesús registradas en la Biblia corresponden a una ocasión en que —estando en el templo, con solo 12 años de edad— lo llama “mi Padre” (Lucas 2:49). En los Evangelios se le aplica este título unas ciento noventa veces. Jesús lo utilizó con mucha frecuencia en expresiones como “Padre de ustedes”, “Padre nuestro” y “mi Padre” (Mateo 5:16; 6:9; 7:21). Así indicó que hasta seres humanos pecadores e imperfectos pueden forjar una relación muy estrecha y afectuosa con Jehová".

Aunque los testigos creen que en sentido pleno o estricto, los miembros de las “otras ovejas” no son “hijos de Dios”, puedes imprimir ese párrafo para comentar a tus compañeros (cuando se de el caso), que igualmente podemos llamarnos en cierto modo Hijos de Dios (hablando en la perspectiva interna del testigo, pues sabes que efectivamente sí lo somos).

Como notamos, puedes exaltar y resaltar estas frases o citas semejantes al conversar con tus hermanos de credo, o con las personas en tu territorio. De esta forma, utilizas la misma autoridad del autodenominado "esclavo" para resaltar la belleza del concepto de la Paternidad de Dios. De la misma forma como Jesús de forma sagaz supo separar la verdad del error y usar las mismas palabras de aquellos que se sentaban en la "cátedra de Moisés" (Mateo 23:2) para enseñar la gran verdad.

Hagamos lo mismo. Sembremos la verdadera semilla del Reino estemos donde estemos y de esa forma, la levadura en su proceso paciente logrará transformar el mundo.


Sin embargo, no olvides que la mejor forma es hablar sin palabras, y predicar con tu forma de vivir. Que tu asociación con Dios y frutos espirituales sean tan atrayentes que las personas se sientan impulsadas a que les des esa orientación, y entonces podrás revelarle la verdad sobre el Padre Celestial. 

Por eso, no olvides primero en ti, experimentar como realidad esa Paternidad de Dios.

Bendiciones en tu labor.

1 comentario:

  1. "Como los [mensajes] originales"

    Estimado Aleph:

    Excelentes consejos... la entrada fue directo al punto...

    Se puede hacer mucho desde dentro...

    Gracias

    ResponderEliminar