sábado, 25 de marzo de 2017

¿Existe un "purgatorio" cósmico?

Quizás el titulo de la entrada no sea el más apropiado, pero surge a raíz de algunas consultas en torno a la indolencia y la resurrección. Puesto que una aparente actitud consumista e indolente,  algo egoísta sin hacer un bien activo y comprometido con el Evangelio del Reino podría otorgar quizás la oportunidad de una resurrección milenial, algunos preguntan que sentido tiene ser abnegado y un trabajador consciente no perezoso y decidido por multiplicar los talentos espirituales.

Tengamos presente que una gran cantidad de seres humanos viven de ésta forma, y estos párrafos parecen esclarecer esto:

48:5.8 (551.3) Uno de los propósitos de la carrera morontial es efectuar la erradicación permanente de los vestigios animales en los sobrevivientes mortales, tales como la postergación, la ambigüedad, la falta de sinceridad, el evitar los problemas, la injusticia, y la búsqueda de lo fácil. La vida en los mundos de estancia enseña muy pronto a los jóvenes pupilos morontiales que posponer no significa en ningún sentido evitar. Después de la vida en la carne, ya no se dispone del tiempo como técnica para evitar situaciones o evadir obligaciones desagradables.

A pesar que el ambiente morontial es maravilloso e ideal, este permitirá confrontarnos con nuestro ser interior. Si hemos sido indolentes e insinceros, la vida morontial nos hará enfrentarnos a eso. No haremos “trampas” al evadir asuntos u obligaciones, porque el “tiempo” comienza a perder gradualmente su sentido y no puede usarse como técnica para dilatar las tareas importantes. Las acciones serán más automáticas y inevitables, estaremos “desnudos” ante la creación.

Esto será posible porque en la vida morontial hay mucho trabajo y habrá que hacer muchas elecciones. Esta vida no es un “descanso” tal como lo creemos hoy. La vida en el cielo no significa  "estar descansando". Los resucitados tienen una y mil actividades que hacer.

Ciertamente “descansamos” de dolor y sufrimiento de un mundo primitivo, pero debemos “purgarnos” a nosotros mismos en un ambiente perfecto. El medio ambiente y circunstancias no serán excusas para progresar. ¿Cómo se lograría eso? Hay una vasta capacitación morontial.

48:5.7 (551.2) Aquellas cosas que podrías haber aprendido en la tierra pero no aprendiste, deben ser adquiridas bajo el tutelaje de estos maestros fieles y pacientes. No existen caminos reales, atajos ni senderos fáciles al Paraíso. Sean cuales fueren las variaciones de cada itinerario, debes aprender las lecciones de una esfera antes de proceder a la siguiente; por lo menos esto es así, una vez que abandonas el mundo de tu natividad.

Una serie de Maestros y Compañeros Moronciales nos ayudarán en este régimen escolar:

48:6.34 (555.2) 7. Reservas Ministrantes. En el primer mundo de estancia se encuentra un amplio cuerpo de todas las órdenes de los serafines de transición. Aparte de los guardianes del destino, estos ministros de transición son los más cercanos a los humanos de todas las órdenes de los serafines, y vosotros transcurriréis con ellos muchos de vuestros momentos de esparcimiento. Los ángeles se deleitan en el servicio y, cuando no son asignados, a menudo ofrecen voluntariamente ministerio. El alma de muchos ascendentes mortales se ha entibiado por primera vez con el fuego divino de la voluntad de servir a través de una amistad personal con los servidores voluntarios de las reservas seráficas.

Notamos que muchas personas que eran frías se “entibiaron” ya que aprenderás que la norma del universo es el Servicio. La “voluntad de servir” puede que aparezca gracias a la amistad con estos seres.

Los siguientes párrafos te indican que tendrás muchos trabajos y asignaciones de servicio. Incluso tendrás grandes desafíos en la carrera moroncial:

48:6.35 (555.3) De ellos aprenderás a dejar que la presión se canalice en estabilidad y certidumbre; aprenderás a ser fiel y sincero y, al mismo tiempo, alegre; a aceptar los desafíos sin quejas y a enfrentar las dificultades e incertidumbres sin temor. Ellos preguntarán: si fracasas, ¿te levantarás indomitablemente para probar de nuevo? Si triunfas, ¿mantendrás una actitud bien equilibrada —una actitud estabilizada y espiritualizada— a través de todo esfuerzo en la larga lucha por romper las cadenas de la inercia material, por lograr la libertad de la existencia espiritual?

48:6.36 (555.4) Así como los mortales, estos ángeles también han engendrado muchas desilusiones, y te harán notar que a veces tus desencantos más desilusionantes se transformaron en tus mayores bendiciones. A veces la semilla plantada necesita morir, la muerte de tus esperanzas más apreciadas, antes de poder renacer para dar los frutos de nueva vida y nueva oportunidad. De ellos aprenderás a sufrir menos penas y desencantos, primero, haciendo menos planes personales relacionados con otras personalidades, y luego, aceptando tu destino después de haber cumplido fielmente tu deber.

Esto indica que podrás encariñarte con algunos de estos seres (no sexualmente), y también tendrás que aceptar las separaciones, las desilusiones,  cambios de asignaciones, etc. Todo eso te hará madurar brutalmente y desarrollaras de forma cruda y directa aquellas cualidades que ahora quieres evitar desarrollar en la Tierra.

Si evitas deliberadamente el crecimiento de tu Alma, te enfrentarás en la otra vida a ese “purgatorio”. Los cien de Caligastia eran resucitados moronciales que seguramente no habían experimentado el servicio por una gran causa colectiva de la Humanidad. Aunque fueron voluntarios, es posible que fueran seres indolentes en sus planetas natales y se les animó al servicio.  Estuvieron 200.000 años terrestres “amarrados” a un planeta más primitivo como la Tierra. No podían seguir avanzando en la carrera de ascensión. Lamentablemente fracasaron y es posible que no vuelvan a la vida. Eso posiblemente te podría ocurrir si adoptas una actitud actual tremendamente egoísta e indolente. Podrías ser penalizado a servir en un planeta material primitivo por miles de años.

Tu entonces tienes la alternativa. Esta corta vida puedes usarla para servir con altruismo en favor de la Humanidad. Si aprendes estas lecciones aquí, no se te pedirá aprenderlas en la vida morontial.

Pero no se te pide que aquí en la Tierra hagas cosas espectaculares o llamativas como ir al África o ser un presidente de una nación. Tu propia vida corriente al ser enfocada de otra forma puede ser revestida de una motivación superior. En las personas que nos rodean, la oportunidad de servir está en las pequeñas - grandes cosas:

48:6.7 (552.5) Estos evángeles seráficos están dedicados a la proclamación del evangelio de la progresión eterna, el triunfo del logro de la perfección. En los mundos de estancia proclaman la gran ley de la conservación y dominio de la bondad: Ninguna acción de bondad se pierde totalmente; puede ser frustrada durante mucho tiempo pero no se anula totalmente jamás, y es eternamente poderosa en proporción con la divinidad de su motivación.

“Ninguna acción de bondad que hagamos se pierde”. Es literalmente un “tesoro en los cielos”. Los Documentos te exhortan a que ahora aproveches esta vida, para que de esa forma tu peregrinaje al Paraíso sea fluido y fascinante:

48:6.32 (554.6) Estos ángeles están todos dentro de la cadena de registradores que se extiende desde los custodios más bajos hasta los más elevados de los hechos del tiempo y de las verdades de la eternidad. Algún día te enseñarán a buscar la verdad así como también los hechos, a expandir tu alma así como también tu mente. Aún ahora deberías aprender a regar el jardín de tu corazón así como también a buscar las tierras áridas del conocimiento.

48:6.37 (555.5) Aprenderás que acrecientas tus cargas y disminuyes la posibilidad del triunfo si te tomas demasiado seriamente. Nada puede tomar precedencia sobre la tarea de la esfera de tu estado —de este mundo o el siguiente. La tarea de preparación para la próxima esfera es muy importante, pero nada iguala la importancia de la tarea del mundo en el cual estás viviendo actualmente. Pero aunque la tarea es importante, el yo no lo es. Cuando te sientes importante, pierdes energía a través del desgaste de la dignidad del ego, de manera que queda poca energía para realizar la tarea. La autoimportancia en lugar de la importancia de la tarea, agota a las criaturas inmaduras; es el elemento del ego el que agota, y no el esfuerzo del logro. Puedes realizar una labor importante si no te vuelves autoimportante; podrás cumplir varias tareas tan fácilmente como una sola, si prescindes de tu ego. La variedad descansa; la monotonía es la que cansa y agota. Todos los días son iguales —vida, o la alternativa de la muerte.

Los Documentos nos animan a vivir cada día como una vida entera. Tenemos la posibilidad de VIVIR con mayúsculas cuando lo hacemos integrando el servicio amoroso en cada acción diaria, o tenemos la posibilidad de morir, en la cual tendremos que optar por aprender o no esas lecciones en la Eternidad.

48:8.3 (558.1) El plan de supervivencia mortal tiene un objetivo práctico y útil; no sois los receptores de toda esta labor divina y capacitación cuidadosa tan sólo para que podáis sobrevivir y disfrutar de la beatitud sin fin y de la facilidad eterna. Existe un objetivo de servicio trascendental que se oculta más allá del horizonte de la presente edad del universo. Si los Dioses hubiesen decidido meramente llevaros a través de una larga y eterna excursión de deleite, con certeza no hubiesen transformado el universo entero hasta tal punto en una vasta y complicada escuela de capacitación práctica, solicitando una parte sustancial de la creación celestial como maestros e instructores, y luego pasar edades tras edades dirigiéndoos uno por uno, a través de esta gigantesca escuela universal de capacitación experiencial. El adelanto del esquema de la progresión mortal parece ser una de las ocupaciones principales del universo organizado presente, y la mayoría de las innumerables órdenes de inteligencias creadas están ocupadas directa o indirectamente en el avance de alguna fase de este plan progresivo de perfección.

Integrar ahora el Servicio y el Crecimiento Interior te permitirá avanzar con constancia y firmeza al Paraíso. No tendrás que aprender lecciones que ya estás aprendiendo.


9 comentarios:

  1. Y en esos mundos moronciales... Habrá un reencuentro con nuestros seres queridos ya fallecidos???
    Cómo será ese reencuentro???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Hay un "registro" que puedes consultar (como una computadora¿?) en el primer mundo de estancia para saber donde se encuentran. En el caso de estar en clases más avanzadas en los otros mundos moronciales, se coordinan encuentros y visitas entre ambos.

      Eliminar
  2. Verdaderamente tienes un gran don y una mente equilibrada que ayuda mucho a entender los documentos de esta maravillosa Revelación..., gracias una vez más!

    ResponderEliminar
  3. Me interesaría saber tu opinión, si tienes a bien, sobre las experiencias cercanas a la muerte, como te escribí antes. Es el ajustador el que trae esa visión de familiares? Pero, cómo si lo más probable es que estén "descansando " ? En teoría no se pueden comunicar...., y el túnel? En fin, me gustaría saber qué piensas, sin sobrecargarte y cuando puedas.
    Mil gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un fenómeno llamado "reflectividad" que involucra a la mente humana y al Ajustador. Apenas pueda volveré a tocar ese tema.

      Muchas gracias.

      Eliminar
  4. Muy buen artículo,y me gusta la imagen tomada de la película "Nosso Lar", una de mis favoritas, y aunque pienso que está en desacuerdo con LU en temas como el limbo y la reencarnación, ayuda bastante a entender como sería el proceso de vivir, aprender y de dejar atrás emociones terrenales que retrasan la evolución espiritual, Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosso Lar, muy buena película aunque con dos elementos erróneos que ya has referido. Pero representa muy bien con similitud a la vida moroncial en los primeros estados, los edificios, la flora, el aspecto avanzado de una verdadera civilización, etc.

      Eliminar
  5. "aprenderás a ser fiel y sincero y, al mismo tiempo, alegre; a aceptar los desafíos sin quejas y a enfrentar las dificultades e incertidumbres sin temor"

    eso me suena a escuela militar. yo soy partidario de la justicia y la bondad pero no me parece bien que te obliguen a pasar "cursos y pruebas"...como si uno no tuviera ya bastante con este "valle de lagrimas".

    ResponderEliminar
  6. Lee la última entrada de este sitio:

    http://estudiosdelasescrituras.blogspot.cl/2017/05/sobre-el-juicio-tras-la-muerte.html

    ResponderEliminar