martes, 23 de mayo de 2017

Reflexiones en torno a las mezclas raciales y los genes adanitas

Qué pasará en el futuro para la raza humana? el destino es mezclarnos todos genéticamente? Eso será bueno o malo? habrá evolución o involución? si es lo segundo estamos jodidos, por que los pocos genes adanitas que supuestamente nos quedan se verán absorbidos y no alcanzaremos ese nivel superior anhelado de conciencia. - Diego Mirra

Respuesta: Para entender plenamente este asunto, es bueno comprender algunos conceptos.

En primer lugar, las razas son productos inherentes propios de la curva ascendente humana. Después de la aparición de Andón y Fonta la especie humana ya constituida era plenamente humana y mantenía correctamente su curva ascendente de progreso. En este punto, algunos grupos de andonitas mantuvieron su integridad evolutiva ascendente, mientras otros andonitas cayeron en cruzarse con razas menos avanzadas y casi simiescas, dando origen a muchos híbridos (algunos de sus restos los cuales han sido descubiertos hoy y han sido llamados de varios nombres).

Los que mantuvieron mayor integridad como andonitas comenzaron a experimentar tendencias bélicas que por lo general aparecen en sociedades muy cerradas. Por esta y otras razones se proyecta que de esta familia aparezcan las razas de color, las cuales se reagrupan y separan para evitar la aniquilación en esa temprana era de supervivencia más salvaje.

Posteriormente a la separación de las razas, después de milenios, estas gradualmente comienzan a mezclarse entre sí, y ésto es provechoso:

82:6.6 (920.4) La mezcla de razas contribuye grandemente a la aparición repentina de características nuevas, y si tal hibridación es la unión de cepas superiores, entonces esas nuevas características serán también rasgos superiores.

Así ocurre con la mezcla de razas azul, roja, naranja y amarilla que hace surgir las prodigiosas civilizaciones mesoamericanas. Sin embargo, para fortalecer a dichas razas y estabilizarlas pacíficamente se necesita a la raza violeta.

51:5.1 (585.5) Cuando un Adán y una Eva Planetarios llegan a un mundo habitado, sus superiores les han instruido completamente sobre la mejor manera de efectuar el mejoramiento de las razas existentes de seres inteligentes.

Cómo dicen otros Documentos, la llegada de la raza violeta no significa que ésta deba suprimir a las razas de color existentes. Al contrario, las potencia y eleva.

51:4.4 (584.6) Estas modificaciones son beneficiosas para el progreso de la humanidad como un todo, a condición de que sean posteriormente mejoradas por la raza adánica importada, es decir, la raza violeta.

82:6.11 (921.1) Después de todo, el verdadero peligro para la especie humana ha de encontrarse en la multiplicación sin restricciones de las cepas inferiores y degeneradas de los varios pueblos civilizados más bien que un supuesto peligro inherente a la mezcla interracial.

Y ese es el punto del asunto. Cuando un grupo de andonitas (antes de la aparición de las razas de color ) se desvío del grupo principal que daría origen a las razas primarias de color se mezcló con pueblos de rasgos simiescos, trajo algunos problemas. Por ejemplo, el pueblo Heilderberg, Foxhall y Neandertal surgió de esta mezcla en diversos grados, y posteriormente parte de su genética se insertó en la mezcla de la raza azul y en los adanitas. Esto causa que los Europeos nórdicos tengan en mayor proporción sangre adanita y azul, pero también la genética deteriorada simiesca. Esto explica la propensión a la guerra de algunos de ellos como los Vikingos y otros pueblos nórdicos bélicos, aunque también han pasado épocas de relativa paz y han logrado grandes progresos como sociedades.

La clave no está en la mezcla racial, sino en la mezcla de aquellos que tienen evidentes características de una genética con elementos aún muy animalescos y deteriorados que los vuelve antisociales y peligros en la civilización. Hay una clara discusión que podría derivarse de ese asunto en torno al medio ambiente, pero lo cierto es que debe analizarse con un juicio de sabiduría aún no desarrollado por los líderes mundiales.

Todos tenemos genes adanitas en mayor o menor grado, y parece que la clave está es potenciarlos y activarlos, y quizás hasta multiplicarlos. Los Documentos enseñan que mediante la vía científica aquello se puede lograr, pero principalmente es a través de la proclamación del verdadero mensaje de Jesús, el cual puede lograr poderosos cambios interiores, e incluso modificar nuestra naturaleza material.


2 comentarios:

  1. La sangre adanita se diluyó con el tiempo, lo que queda ahora es nada o casi nada. Sin embargo, eso no significa que nuestros genes sean totalmente inservibles. La raza humana hoy en día, con la genética que tiene, es perfectamente capaz de salir adelante y lograr un estado superior de civilización, sólo que ante la falta de sangre adanita, el proceso será mas lento y con una serie de dificultades.

    Lo único en lo que discrepo un poco, es que el mensaje de Jesús no mejorará necesariamente nuestra sociedad a nivel genético; sólo ayuda al acercamiento espiritual. La mejora de nuestra raza implica una serie de medidas legales que tienen que ser impulsadas e implementadas por personas muy inteligentes y entendidas en la materia. Y esa "calidad de pensamiento" no va necesariamente de la mano con el renacer espiritual...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si uno mira los asuntos de forma separada pareciera que no tienen que ver. Pero los Documentos nos hablan de los asuntos como un todo, y en una conclusión final al integrar todos los temas, ciertamente se aprecia esa relación. Evidentemente la modificación de la especie es a lago plazo, los descendientes cosechan los beneficios de una buena espiritualidad, e incluso los Estados liderados por personas renacidas del Espíritu implementarán los mecanismos adecuados.

      Eliminar